Archivo de la etiqueta: Rock & Roll

Jimmy Iovine también vende todo sus derechos

Jimmy Iovine se apunta a la tendencia de vender y se desprende de todas sus regalías como productor, tanto de los 259 discos como de las dos películas que financió (una con Eminem, “8 Mile High“, y la otra era de 50 Cent, “Get Rich Or Die Tryin’“) y el documental sobre LeBron James. La de Eminem recaudó 240 millones de dólares y su banda sonora vendió 15 millones (cuatro de ellos en Estados Unidos). La de 50 Cent vendió tres millones de copias y la taquilla de la cinta alcanzó los 46,5 millones de dólares (30,9 en EEUU).

Iovine (Brooklyn, NY, 1953) se inició en el mundo de la música en los estudios de grabación. Desde el chico de los recados hasta ingeniero de sonido. Su labor tanto de ingeniero como de mezclador viene avalado por una larga lista de nombres y éxitos de primera fila de los 70: “Bat Out Of Hell” de Meatloaf (producido por Todd Rundgren), John Lennon (“Walls & Bridges” y “Rock & Roll“), Bruce Springsteen (“Born To Run” y “Darkness On The Edge Of Town“) como más destacados. En los trabajos de Meatloaf y Springsteen era ya fijo del plantel de ingenieros del estudio The Record Plant de Nueva York. Su primer impacto como productor fue en 1978 con Patti Smith, el álbum “Easter” y el pelotazo “Because The Night“, compuesta por el Boss (en la foto al final del post les vemos a los tres). A continuación produjo en 1979 el “Damn The Torpedoes” de Tom Petty and The Heartbreakers, Dire Straits (“Making Movies“), el debut en solitario de Stevie Nicks, U2 (“Under a Blood Red Sky” y “Rattle And Hum“), The Pretenders (“Get Close“, donde estaba “Don’t Get Me Wrong“), Simple Minds (“Once Upon A Time” con el hitAlive And Kicking“), etc.

En 1990 junto a Ted Field fundó en Los Ángeles Interscope Records, donde además de fichar a Tupac Shakur y a Enrique Iglesias (varias veces n.º 1 en EEUU), lanzó Death Row Records, el sello de Suge Knight, Dr. Dre, D.O.C. y Dick Griffey, que se convirtió en el sello de rap más importante del mercado (con Dr. Dre, Snoop Dogg y luego Tupac Shakur como los raperos más destacados). En 2008 con Dr. Dre fundaron Beats By Dr. Dre, para vender auriculares (llegaron a tener el 20% del mercado), que luego se transformó en Beats Electronics, al expandir su catalogo de productos al ambito digital. En 2014 vendieron la compañía a Apple for tres mil millones de dólares e Iovine entró en Apple para montar Apple Music, desvinculándose de Interscope/Geffen/A&M, la division de Universal que presidia.

Hipgnosis Song Fund es la compradora de todas las regalias de Jimmy Iovine. Hasta ahora Hipgnosis y su líder, Merck Mercuriadis, se habían distinguido por sus adquisiciones de copyrights. Es decir, operaban en el mercado de los derechos de autor. ¿Esto representa un cambio de dirección o es profundizar en la misma vía? Se puede entender como más de lo mismo, gestionar y adquirir derechos, pero conlleva un riesgo. Similar al de comprar masters de grabaciones. ¿Por que? Porque la venta física está en franca decadencia. Los masters al menos tienen salida en el planeta del streaming. ¿Pero los royalties de los productores, cuyos porcentajes son menores que los de los artistas y autores, que atractivo pueden tener?

Iovine comentó respecto a esta operación que iba a usar los fondos de la venta para construir un instituto en South LA, que será parte de la Iovine Young Academy de la Universidad del Sur de California (USC). Mercuriadis por su parte agregó que era un honor poder formar parte de esta iniciativa y haber encontrado la formula económica para hacerla posible.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Felices 87 años Chuck

Chuck Berry

Chuck Berry cumple hoy 87 años. Se dice pronto, 87 otoños. Sin duda es el más grande compositor de Rock & Roll. Su influencia llega a nuestros días. No se puede entender la explosión del Pop y el Rock de los 60, 70 y décadas sucesivas sin su presencia. Desde Beatles, Rolling Stones hasta AC/DC o Jimi Hendrix por mencionar tan solo 4 ejemplos. ¿Quién no ha tocado una canción suya”.

Hace unos años viendo uno de esos excelentes documentales de las teles anglosajonas sobre los inicios del R&R me llamó la atención un comentario de su colega Carl Perkins, autor entre otras del clásico “Blue Suede Shoes“. Venía a decir que al escuchar su primer disco “Maybelline” (1955) lo vio claro: era algo nuevo porque incorporaba elementos del Country al Rythm & Blues eléctrico (marca de la casa Chess, su discográfica). “This black cat knew his Country & Western”. Esta frase de Perkins define claramente lo que era la nueva música que iba a cambiar el panorama sonoro del planeta. No digo que Berry inventase el género, pero es uno de los pioneros y quien mejor supo integrar dos mundos aparentemente dispares pasando por encima de barreras raciales y prejuicios.

Maybelline” de hecho era una adaptación de “Idle Red” de Bob Wills, un grande del C&W.

En la historia de las canciones inmortales de la música popular hay varias composiciones suyas como “Rock & Roll Music“, “Roll Over Beethoven“, “Johnny B. Goode” y “Sweet Little Sixteen“.

La admiración que sienten por él otros músicos es palpable en esta foto del año pasado: a Paul Simon, Leonard Cohen y Keith Richards. ilustres veteranos, se les ve encantados y radiantes en su presencia. Seguro que el maestro de St. Louis les había contado algún chascarrillo.

Simon, Cohen, Richards, Berry

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Un siglo de canciones 51: “Johnny B. Goode”

4 de enero de 2010


Otro de los grandes ausentes en este primer año de “Un siglo de canciones” es Chuck Berry. No se puede entender el Rock & Roll sin sus composiciones. Ni la música posterior de las gloriosas décadas de los 60 y los 70. En mi opinión Berry es el gran poeta del R&R. Pero no sólo son sus canciones: también son sus movimientos. Que han perdurado en el tiempo, reviviendo en figuras del relieve de Jimi Hendrix (la guitarra como símbolo fálico) o AC/DC (el paso del pato).

¿Por qué he elegido “Johnny B. Goode” entre todos sus clásicos? Personalmente es la que más me llega (y no sé cual es el motivo). Es también su tema más versionado. Desde los Beatles hasta una adaptación reggae de Peter Tosh, el protegido de los Stones que capitaneó los Wailers junto a Bob Marley, pasando por Grateful Dead, Elvis Presley, Jimi Hendirx, etc. En la Wiki hay una lista completa de todas las grabaciones. En la película Regreso al Futuro el protagonista, Michael J. Fox, la interpreta en el baile del instituto donde se supone que sus padres intimarán.

La enorme figura de Chuck Berry tuvo una influencia decisiva en su país y en UK, que aún perdura. No se concibe la historia del rock sin sus riffs de guitarra, especialmente el de “Johnny B. Goode” (de entrada gente como AC/DC no existirían tal y como los conocemos). Un ejemplo podría ser el “Surfin USA”, el primer éxito de los Beach Boys: originalmente apareció como composición de Brian Wilson y posteriormente se reconoció la autoría de Berry (era una copia de su “Sweet Little Sixteen”).

Decía Carl Perkins (creador entre otras joyas del “Blue Suede Shoes”) que la primera vez que le vio y escuchó pensó que ahí había un músico negro que conocía el Country. Es difícil decidir sobre quien inventó el Rock & Roll. Pero se sabe que fue él quien mezcló el Rythm & Blues y el Hillbilly (como se conocía entonces al Country). En sus actuaciones -y con su música- se empezaron a romper barreras raciales.

Por su parte John Lennon declaró: “si quisieras darle otro nombre al R&R podrías llamarlo Chuck Berry”.

Johnny B. Goode” se editó en 1958 y el siguiente clip es una actuación de entonces. Hay unos insertos en los que aparecen Johnny Rivers, Dickey Betts y Gregg Allman (Allman Bros. Band) y Keith Richards, quien comenta que es la canción que cambió su vida. La que le hizo tener claro que eso era exactamente lo que quería hacer.

Desde 1953 tocaba con el trío del pianista Johnnie Johnson. Johnson, quien posteriormente demandó a Chuck Berry reclamando la autoria de varias canciones (su pretensión fue rechazada por el juez), es el Johnny en el que está basada nuestra canción de hoy. Sus problemas con la bebida son el origen del titulo de la canción (el “Juanito pórtate bien”/“Johnnie be good”, se transformó en “Johnny B. Goode” y es un claro antecedente de la gramática negra de los 80). Asimismo Berry modificó la letra, escrita en 1955, convirtiendo al protagonista de “colored boy” (chico de color) en “country boy” (campesino). Evitaba conflictos raciales.

Mire como se mire “Johnny B. Goode” es la visión rockera del sueño americano. Alguien que a base de esfuerzo y talento sale de la nada para convertirse en un triunfador.

Where lived a country boy named Johnny B. Goode
Who never ever learned to read or write so well
But he could play the guitar just like a ringing a bell

(Donde vivía un campesino llamado Johnny B. Goode/ Que nunca aprendió bien a leer y escribir/ Pero tocaba la guitarra como si repicase una campana)

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

6 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones