Archivo de la etiqueta: Riki

Cristianismo en Coruña

KAKA

Entre lesiones, sanciones y rotaciones Mourinho presentó el siguiente once: Diego López, Arbeloa, Pepe, Carvalho, Marcelo, Essien, Modric, Di María, Kaká, Callejón e Higuaín. En el banquillo se quedaron Cristiano Ronaldo, Khedira, Özil, Adán, Coentrão, Albiol y Morata. Varane fue baja de última hora ya en Coruña. Sintoma preocupante porque el francés no parece aguantar más de dos partidos seguidos.

La primera parte del Real Madrid fue plana. Sin brillo ni pegada. Apenas dos remates: el primero del Fideo, en un saque de falta, y el segundo al filo del descanso en una gran oportunidad -la única de este periodo- que desperdició Callejón.

Diego López se tragó el gol de Riki en el 35, tras un gran quiebro a Pepe. Y realizó dos grandes paradas. Por lo demás estuvo en su sitio, transmitió tranquilidad y acertó en los balones aéreos. Fue superado en otra ocasión por Riki, el mejor del Depor, pero Marcelo salvó bajo los palos. Fue la acción más destacable del brasileño en su vuelta al equipo. Estuvo despistado en los minutos iniciales, se fue haciendo con el puesto a medida que avanzaba el encuentro. Cumplió en labores defensivas pero no apareció en ataque. No fue ese jugador desequilibrante que rompía al adversario. Fue sustituido en la segunda parte. Formó parte del triple cambio del minuto 57 que hizo Mou para dinamizar el encuentro y darle la vuelta al 1-0 en contra. Entraron Cr7, Özil y Khedira por el mencionado Marcelo, Essien y Modric. La salida de los dos medios centros es reflejo de su pobre desempeño. Callejón bajó al lateral izquierdo.

Los puntas locales, Riki y Pizzi, fueron una fuente constante de preocupación para la defensa blanca. Nuestro ex, aparte de marcar, siempre se vacía cuando se enfrenta al Madrid. Bien apoyados por los destellos de Valerón (y sus dotes de mando), Abel Aguilar y Bruno Gama quienes superaban en empuje y ganas a nuestros centrocampistas. Solo se salvaba la brega de Callejón y el Pipita más algunas acciones aisladas de Kaká y Di María.

La aparición en el campo de Ronaldo revolucionó el partido. Los alemanes también contribuyeron. Se hicieron con el medio campo y emergió la figura de Kaká. Un gran disparo suyo desde fuera del área supuso el empate a uno (min. 73). A ver si el muy cristiano Ricardo Izecson dos Santos Leite es nuestro fichaje de invierno. Oajalá. Buena falta nos hace.

Un robo de balón de Carvalho, quien se anticipó en las inmediaciones del círculo central, es el principio de la jugada del segundo gol. Le pasa a Kaká y este habilita a Cristiano por la banda izquierda. Su internada en el área es prodigiosa, se va por velocidad y regate. Su pase de la muerte lo remacha Higuaín a puerta vacía. 1-2 en el 87.

Una doble estupidez de Ángel di María en el descuento provoca su expulsión por dos amarillas seguidas. Era a tres minutos del final. Quizás el árbitro se excedió con la segunda tarjeta, pero la tontuna del argentino es evidente (se pierde el clásico liguero del próximo fin de semana, pero no el de Copa del martes). Hubo otras jugadas proclives de polémica. Se anularon dos goles al Madrid por fuera de juego (acertadamente en mi opinión). Y se reclamaron hasta cuatro manos en el área de los gallegos. Creo que dos fueron involuntarias, otra fue penalti claro (en la jugada que se lesionó su Kaká, el defensa central), y la última no nos la repitieron.

Los tres que salieron en la segunda mitad estaban frescos. Y muy conscientes de lo que se esperaba de ellos. No defraudaron. Ahora nos espera el Barça el martes en el Camp Nou.

9 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Mateu Lahoz impide que el Atleti sea líder

En esta Liga 2012/13, de la que se han disputado apenas 6 jornadas, hemos visto como un árbitro empuja a un jugador rival del Barça, le impide controlar un balón en el círculo central; los culés se hacen con el esférico, organizan el contraataque y marcan. A continuación el trencilla, Muñiz, expulsó a Puñal, el jugador a quien perjudicó con su errónea colocación (contradiciendo las circulares al respecto). Pero lo de Mateu Lahoz el sábado en Sevilla supera todo lo imaginable. Con 2-1 perdonó la roja directa a Sergio Busquets por una entrada terrorífica (solo vio la amarilla). En cambio luego se la mostró a Medel y dejó al Sevilla en 10. La jugada debió saldarse con una amarilla para el sevillista y para Cesc Fábregas, por provocar. Y si me apuran doble amarilla: provocación y simulación (porque a Cesc nadie le golpeó, el actuó). Además en la primera parte Rakitic vio una amarilla por mano, y condicionó su actuación posterior (Michel terminó sustituyendo al jugador). En una acción similar Thiago, delante de Mateu, no ve la tarjeta. Tampoco pitó falta. La jugada continua y termina en gol. El 2-2. Y el colmo llegó en la rueda de prensa posterior cuando Vilanova se quejó del arbitraje. Les regalan 3 puntos, se mantienen imbatidos y líderes, perjudicando al Atlético de Madrid que se queda segundo a dos puntos de la cabeza, y aun lloran. Debe ser lo propio de ese pequeño país del norte (según definición del filósofo San Pep).

En el Bernabéu en un muy buen partido el Real Madrid le endosó un 5-1 al Depor. Mourinho presentó varios cambios en el once titular. Sergio Ramos volvió al lateral derecho por Arbeloa. Varane ocupó su sitio junto a Pepe. Modric entró en lugar de Xabi AlonsoMesut Özil y Khedira le acompañaron en el medio campo. Además Ángel Di María tras unos minutos cambió de banda y se pasó a la izquierda, y Cristiano Ronaldo se alternaba con Higuaín por la derecha y el centro del ataque blanco.

Quisiera incidir en varios aspectos individuales. Primero en el sensacional encuentro de Khedira. En defensa -siempre atento, tanto al corte como apoyando al compañero en dificultades con la salida del balón- y ataque. Dos pases suyos en profundidad a CR7 pudieron ser el primer tanto del luso. El primero fue con 0-0 y el segundo con 0-1. Porque los de La Coruña se adelantaron en el marcador, en el minuto 15. Fue una buen aproximación que culminó Riki, un canterano del Madrid. Varane colaboró con su pasividad. Le faltó aplaudir. Lo bueno es que no se achantó. Aunque luego cometió un clamoroso penalti, que afortunadamente no se pitó porque se había señalado fuera de juego. Posteriormente se anticipó con velocidad y decisión -lo que le faltó en la jugada del gol deportivista- desbaratando una contra. Y se llevó una ovación.

Siguiendo con las actuaciones individuales la primera parte del Fideo fue de enmarcar. El primer penalti se lo hicieron a él. Anotó Ronaldo y empató a uno. El 2-1 fue suyo. Un excelente pase de Modric con el exterior, a lo Guti, lo aprovechó. Remató, rechazó Aranzubia pero la pelota se estrelló en el poste. El argentino siguió la trayectoria y cabeceó a la red. En el 3-1 su cambio de orientación fue decisivo. Desde la banda izquierda encuentra a Ramos por la derecha, libre de marca. El remate del andaluz es salvado por el portero, la pelota sale despedida hacía el otro palo y Cristiano salta y cabecea picando hacía abajo.

Alonso apareció en la segunda parte. Su salida al campo supuso un torbellino. Se hizo con un balón en el área de Iker Casillas, y lanzó al equipo hacia arriba. La jugada terminó con un excelente remate suyo, muy bien detenido por el meta del Depor (Aranzubia a pesar de los 5 goles encajados salvó a los suyos de una goleada mayor, y me atrevería a decir que se erigió en el mejor jugador de los visitantes). Poco después llegó gol de Pepe, a balón parado en un falta sacada por Xabi.

Tristiano cuajó un buen partido, y logró un hat-trick (transformó dos penas máximas). Estuvo involucrado en todo momento, se permitió un par de lujos, recibió la pelota y la jugó buscando siempre al mejor colocado. Quiso ayudar a Kaká cuando salió, y sobre todo a Higuaín primero (¿qué le pasa al Pipita últimamente?) y luego a Benzema.

El 5-1 es un buen rearme moral de cara al partido de Champions en Amsterdam y la visita el día 7 al Camp Nou.

16 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol