Archivo de la etiqueta: Reagan

Fauci como Simón: la derecha extrema les ataca

Erin Schaff:The New York Times

El New York Times publica un artículo sobre los ataques que está recibiendo el Dr. Anthony Fauci desde la derecha extrema estadounidense. No he podido evitar pensar en el evidente paralelismo con nuestro Fernando Simón.

Fauci es desde 1984 el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos. Y cada día, en las ruedas de prensa de Trump, le toca bailar con la más fea. Es admirable comprobar su cintura para corregir delicadamente las incorrecciones y exageraciones del presidente de EEUU.

Una de las características de las derechas extremas del mundo son las teorías de la conspiración. A Fauci le han colocado en el centro de una para tumbar a Trump. El NYT reporta que el primer post en redes sociales que trató el tema fue compartido miles de veces, llegando a una audiencia estimada de 1,5 millones de personas. A esto siguió el #FauciFraud. A Simón le ha sucedido algo parecido en España, con una diferencia: a Simón no le señalan como topo para tumbar a Pedro Sánchez. Porque Sánchez es el enemigo y entonces eso convertiría a Simón en amigo. Por tanto Simón debe ser presentado como complice del presidente de gobierno, el objetivo a batir.

Ya comenté en su momento que la (incuestionable) valía de Simón viene avalada por su trayectoria: fue contratado por Aznar, promovido por Rajoy y mantenido por Sánchez. Tres presidentes de gobierno, dos del PP y uno del PSOE. En esto también hay un paralelismo con Fauci: ha sobrevivido, desde Reagan, a seis presidentes de EEUU. Cuatro del Partido Republicano y dos del Demócrata.

También he manifestado anteriormente que prefiero el error de un experto al de un ignorante. A un científico sobre un cuñao.

1 comentario

Archivado bajo CDI, General, Política

¡18 años después Exxon sigue sin pagar las multas!

8 de noviembre de 2007

exxon-spill.jpg

CDI: ALASKA

(Crónicas Del Imperio)

 

Cordova es un pueblo pesquero del Prince William Sound en Alaska. Hace 18 años (1989) su puerto estaba en el Top 10 del Billboard de puertos marinos. Hoy ocupa el puesto 53. Fue hace 18 años cuando el Exxon Valdez golpeó duro. Muy duro. Más de 38 millones de litros de petróleo vertidos al mar. El impacto fue catastrófico en toda la zona. Al desastre medio ambiental se le añadieron las lógicas consecuencias económicas. Tres de las cinco procesadoras de Cordova fueron a la bancarrota. Entre ellas estaba la planta propiedad de la cooperativa de pescadores. El colapso de las poblaciones de salmón y arenques, en 1992 y 1993, fue otro golpe heredado del Exxon Valdez. Al salmón se le ha recuperado. El arenque desapareció para siempre.

El Congreso USA reaccionó endureciendo las normas de seguridad para petroleros y cargueros. El paquete de medidas incluía sanciones económicas para las petroleras. A las que se consideraba responsables legales de los vertidos y por tanto tenían que cubrir los costes de limpieza. En 1994 la sentencia inicial fijó una cantidad total de 5.000 millones de dólares. Que en sucesivas apelaciones bajó. Finalmente la cuenta para Exxon ascendió a 2.500 millones de dólares para la rehabilitación y 1.000 millones en multas. La peor parte se la llevaron las compañías aseguradoras de Exxon.

Riki Ott, activista de la comunidad, sostiene que al final fueron los contribuyentes los que pagaron “la fiesta”. Ott, Doctora de Grado (PhD) en Toxicología Marina, con un master en vertidos petrolíferos, publicó un libro esclarecedor al respecto: Sound Truth and Corporate Myth$: The Legacy of the Exxon Valdez Oil Spill. En donde sostiene que la primera victima del vertido fue la verdad.

Esta semana Riki Ott y los habitantes de Cordova y demás pueblos Nativos del Prince William Sound tienen nuevos motivos de preocupación. El Supremo ha rechazado escuchar sus alegaciones. En las que solicitaban volver a la cantidad inicial de 5 mil millones. Al tiempo que accedía a las pretensiones de Exxon ¡para oírles justificar porque no tienen que pagar los 2.500 millones pendientes!

Las voces críticas en el Imperio llevan tiempo advirtiendo del rumbo que ésta tomando la justicia en su país. Cada vez más en manos de las grandes empresas (el titulo del libro de RO va por ahí). Es el Old Money. El que sustenta económicamente al Partido Republicano.

No ésta de más recordar que el Tribunal Supremo es el único en EE.UU. que se establece desde la Constitución. El resto de tribunales federales del país se crean desde el Congreso. Los miembros del Tribunal Supremo son a titulo vitalicio. Las bajas se producen por fallecimiento o renuncia (causas de salud principalmente). Aunque el último cese voluntario es del año pasado, no suele ser frecuente. El despido puede ser otro motivo de baja. La impugnación debe ser votada en el Congreso. Solo ha ocurrido una vez, a principios del siglo XIX, y fue posteriormente tumbada en el Senado.

Lo que la Constitución no específica es el número de miembros que compone el US Supreme Court. Es el Congreso quien tiene la llave sobre el número de jueces que deben formarlo. El primero tuvo 7 miembros. El máximo han sido 10. Hoy en día son 9 jueces. A esto le añadimos que en los últimos 30 años, salvo dos mandatos de Clinton, el Partido Republicano ha tenido 3 Presidentes: Reagan, Bush I y Bush II. Con el resultado que salvo 2 jueces de la época Clinton, los otros 7 jueces pertenecen a nombramientos de Presidentes del Partido Republicano. Es el Presidente quien nomina a los jueces del Supremo. Que son ratificados por el Senado.

 ¿Hay alguna similitud entre los mecanismos de los neocons USA (los originales) y los de aquí para dominar el Poder Judicial ?   

3 comentarios

Archivado bajo CDI, Política