Archivo de la etiqueta: Raúl García

La esperanza es lo último que se pierde (Athletic Bilbao 0 Real Madrid 1)

JM Serrano Getty AS

Zidane alineó frente al Athletic de Bilbao la defensa que debió haber presentado en Londres: Odriozola, Nacho, Militao y Miguel Gutiérrez. Cuatro defensas jugando en sus posiciones naturales y dejando los experimentos para otras ocasiones menos decisivas y no forzando reapariciones prematuras (que se saldaron con nuevas recaídas de Sergio Ramos y Mendy). En el medio campo repitió con Casemiro, Modric (ambos a una tarjeta de la suspensión) y Fede Valverde por Kroos (ahora con problemas por contacto con un positivo). Arriba Rodrygo, Benzema y Vinicius, que tan buen resultado dieron en la primera parte en Granada.

Pitaba Mateu Lahoz, designado como árbitro de la final de Champions. En el VAR Iglesias Villanueva., descendido a Segunda al final de la temporada 2018/19 y que tuvo que abandonar el arbitraje por superar la edad tope fijada para la división de plata.

A Iago Herrerín le hubiese gustado que su homenaje fuese con un San Mamés con público. Pero es lo que tocaba.

A las primeras de cambio pudimos observar la vigilancia especial sobre Rodrygo y Vinicius. Dos jugadores por banda cerraban el paso de los brasileños. Una vez supiéramos leer esto Modric y Valverde podrían hacer mucho daño aprovechando los espacios que dejaban esos marcadores.

En los primeros 10 minutos lo mejor del Madrid surgió de las botas de Miguel Gutiérrez. Respondió a la presión alta del Athletic cambiando el balón de banda a banda. Culminó esta misma jugada entrando en el área por el vértice izquierdo tras superar a dos rivales. La jugada no tuvo final feliz porque VIni no acertó en el control.

Cometimos un par de faltas laterales innecesarias. Ellos a balón parado son peligrosos.

Berenguer vio la primera amarilla en el 13 por agarrón sobre Vinicius, cuando se escapaba. Paró la contra pero igual el precio a pagar no compensaba.

Un robo de Modric en el 20, en la posición de Benzema, dio paso a una buena internada de Vini. Nuevamente la finalización de la jugada no fue buena. Su pase al centro del área, donde Benzema estaba rodeado no fue la elección adecuada. Modric se hartó de gesticular con los brazos (y supongo que gritando) para llamar la atención del brasileño. Entraba solo al área por el centro.

Mediada la primera parte Vinicius y Rodrygo se cambiaron de banda.

En el 27 Morcillo la da con el codo y el brazo. El VAR no consideró que ese brazo que desvió la dirección de la trayectoria del balón era merecedora de falta y no avisaron al árbitro. Si llega a ser uno del Madrid hubiesen pitado penalti. Tres minutos después Yeray resbala y se lleva por delante a Benzema. Tampoco pitaron penalti. El VAR ni intervino.

En los últimos minutos hubo varios correcalles por parte de ambos. La precipitación frustraba la creación de ocasiones. Hasta que en el 41 otra falta innecesaria, de Case sobre Iñaki Williams, originó la mejor ocasión local. La falta lanzada por Berenguer se fue fuera por poco.

Al descanso se llegaba con el 0-0 inicial, igual que en el Wanda Metropolitano. El Barça 1-1 contra el Celta. Nos quedaban 45 minutos para meterle más ritmo al partido, crear ocasiones, tirar entre los palos y sacar los tres puntos.

Para la segunda mitad salieron los mismos 22. ¿Se habría percatado Mateu Lahoz de sus errores en los penaltis? Al menos el primero de ellos.

Mientras se sacaba de centro vimos a Marco Asensio calentar en la banda. Marcelino también movía su banquillo.

El Madrid salió dominador, pero solo tuvo una oportunidad: Militao cabeceó alto un córner. Mientras, el Athletic tuvo dos seguidas entre el 49 y el 50. En la primera Courtois salvó un duro disparo de Morcillo y luego Iñigo Martínez, desde la frontal, la pateó ligeramente alta.

Vinicius en el 54 estuvo a punto de armarla. Sus regates terminaron en córner. EL balón le llegó de Valverde, quien se la cruzó desde la otra banda.

Unai SImón le sacó un buen disparo lejano a Modric en el 56.

Marco Asensio salió por Vinicius en el 59. Y al Atleti le anularon un gol en Madrid.

Estar a punto de alcanzar la hora de juego y que Benzema no hubiese rematado era un signo fatal.

Case cabeceaba al larguero un saque de esquina.

Estábamos volcados y el Athletic lanzaba contras rápidas, bien resueltas por nuestra defensa.

Marcelino efectuaba un triple cambio en el 64. Con Raúl García en el campo su peligro a balón parado aumentaba.

Al Atleti le anularon un segundo gol en el 66.

Al filo del 68 ¡el Real Madrid se ponía líder! Fue un saque de esquina en corto de Modric y Asensio.  El balear se la ponía a Rodrygo y la pasa a la izquierda a Casemiro. Este centra al área pequeña. Benzema se abre de piernas y la deja pasar. La pelota golpea en Nacho y se cuela en la portería. 0-1.

Marcelino con su doble cambio del 72 agotó sus cinco. Y veíamos a Hazard en la banda.

El Athletic se lanzó a por el empate. Villalibre lo tuvo en su bota en el 75.

Hazard entraba por Rodrygo en el 76. El belga va ganado minutos de cara a la Eurocopa. Le vamos a dejar a punto. SImultáneamente Osasuna se ponía 0-1 en el Wanda Metropolitano. La noticia reanimó al Madrid.

Raúl García e Iñigo Martínez veían la amarilla en el 78 por protestar.

Los taquicárdicos 10 minutos finales eran de pasar de un canal a otro. Al Madrid no le valía el empate aunque el Atleti perdiese. En el 83 los rojiblancos empataron, Nacho veía una amarilla y Vesga, uno de los cinco cambios de Marcelino, estuvo a punto de empatar. ¡Más emoción imposible!

El Madrid renunciaba a las transiciones rápidas. Buscaba posesiones largas, jugando con el reloj. Entre el 85 y el 86 buscó dos vece a Courtois con balones atrás.

Raúl García vio la roja directa en el 88. Debió ser por algo que dijo. Y el Atleti volteaba el marcador a su favor (2-1). Recuperaron el liderato. 20 minutos le duró al Madrid.

El descuento fue de tres minutos. En el primero Valverde recibió la amarilla.

El encuentro terminó 0-1. Al Atleti le quedaban dos minutos de juego. Ganaron 2-1.

Queda una jornada para terminar esta Liga 2020/21. Los rojiblancos viajan a Valladolid y nosotros recibimos al Villarreal. El Atleti tiene el título en el bote, pero debe ganar para asegurarlo. Porque la única opción del Madrid pasa por ganar los tres puntos.

P.D.: Barça 1 Celta 2

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Athletic de Bilbao y Raúl García tumban al Real Madrid

Zidane repitió el once de Pamplona. ¿Premio o castigo? ¿Al mister le pareció bien el pobre desempeño del equipo en el último partido? Insistir con los mismos jugadores y en los mismos errores (como Marco Asensio por la derecha) me resultaba incomprensible. Igual es simple cabezonería.

Sacó el Madrid de centro y enseguida pudimos observar que Asensio se colocó en la izquierda y que el Athletic presionaba arriba. Además, los pases atrás blancos propiciaban esta situación.

La ubicación de Asensio era una buena nueva y trajo consecuencias: Hazard se situó de media punta o si prefieren en el vértice superior de un presunto rombo. Benzema flotaba por todo el frente. Teníamos un 4-4-2. Mientras Marcelino para la presión alta de su equipo dispuso un 4-2-3-1.

La libertad de movimientos de Benzema y Hazard, intercambiando posiciones, dejó destellos cuando combinaron entre ellos. Mas llegando al 18 un mal pase de Lucas Vázquez, en la salida, es interceptado por Dani García. Su balón en profundidad llega a Raúl García, quien se planta en el área y bate a Courtois. 0-1. Destacar la inteligencia de Iñaki Williams dejando pasar la pelota para que llegase a Raúl García. En esta acción la presión alta del Athletic fue con un 4-4-2.

Por alguna razón Asensio pasó a la banda derecha tras el gol y Hazard volvió a la izquierda. 4-3-3.

En el 27 Mendy le metió un excelente pase en profundidad a Hazard. El llamado pase de la muerte del belga fue para nadie. Tres minutos después pudo empatar Asensio. Se le fue fuera. Unai Simón seguía inédito.

El Athletic seguía apretando y dificultando la llegada del Madrid a la divisoria del centro del campo. Y en el 36 Lucas Vázquez volvió a equivocarse y cometía penalti sobre Iñigo Martínez. Raúl García transformó la pena máxima, logrando su segundo tanto. 0-2. Resultado con el que se alcanzaba el descanso. Desafortunadamente se cumplía mi impresión inicial sobre repetir la misma alineación de Pamplona.

Para la segunda parte jugué la carta de la superstición y cambié de canal. Del 45 me mudé al 8 para ver los siguientes 45 minutos.

Zidane cambió a Varane por Nacho. Una sustitución forzada por las molestias del central francés. ¿Por qué no hizo más? ¿Estaba contento con la labor del equipo durante la primera mitad? ¿Tan mal están los suplentes para no confiar en ellos?

¿Para qué sirve tanta posesión inútil si no finalizamos las jugadas y no probamos al meta rival?

En el 53 Muniain pudo hacer el 0-3 de cabeza. Y Zidane mandaba a calentar a Fede Valverde y Vinicius. A todo esto en el 58 un buen remate de Asensio, desde las inmediaciones del área, se iba alto por poco. El balear era el unico que intentaba buscar puerta. Sin acierto, pero lo intentaba.

El reloj corría en nuestra contra. Tampoco teníamos suerte: en el 61 Asensio, desde la izquierda entre el punto de penalti y el área chica, estrellaba la pelota en el poste. El pase fue de Hazard.

Zidane agitaba por fin el equipo: entraban en el 67 Vinicius y Valverde por Hazard y Modric. Marcelino también movía fichas con un doble cambio. Acto seguido Asensio disparaba al larguero. Y poco después se retiraba tocado Muniain.

A Benzema le anularon un gol por fuera de juego. Era su primer remate del encuentro. La revisión del VAR anuló la decisión del linier. 1-2 en el 73. Marcelino reaccionaba con otro doble cambio. Uno de ellos, Villalibre, en su primera jugada se plantó frente a Courtois quien salvó un gol cantado.

A Benzema le anularon otro gol (min. 81) en claro fuera de juego. Con la salida de Hazard Benzema empezó a ver puerta. Los últimos minutos se presentaban apasionantes.

El Athletic ya no tenía tantas fuerzas para la presión alta, aunque no cejaban en su empeño. En defensa achicaban como podían. Y sus contras eran peligrosas.

Sergio Ramos subía. Un buen pase de Vinicius lo cabeceó fuera por poco. Y Mariano entraba por Benzema (min. 87). Sacar a Benzema es algo que no entendi. Ramos subía y bajaba. Tremendo esfuerzo el suyo.

Seis minutos de prolongación. Seis minutos para la esperanza. En el primero de ellos Casemiro evitó una buena ocasión de Williams. En el último minuto disparó Mendy desde el balcón del área. Y el VAR comprobaba una falta o una mano en el intento del remate previo de Ramos. Mano no hubo, agarrón puede. No pasó nada. El asunto llevó dos minutos. La última jugada del partido fue una incursión hacia la nada de Vinicius. Y el Athletic pasaba a la final de la Supercopa contra el Barça.

Las dos semifinales han sido buenos partidos. Muy buena la primera con prórroga y penaltis. Y en la nuestra, hemos fallado nosotros. Ellos han estado muy bien y nosotros solo los últimos 20/25 minutos. Así no se gana ningún título. De entrada, ya hemos perdido el primero.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Benzema y Courtois decisivos

Este calendario de la Liga 2020/21 es caótico. El Real Madrid-Athletic de Bilbao de anoche no corresponde al partido pendiente del Madrid, pertenece a la jornada 19 (de enero 2021). El caso es que tenía entradas para ver “Macbeth” en el María Guerrero. Y me va a pasar lo mismo el próximo día 23.

Según llegué a casa lo primero fue encender la tele. Y me encuentro a Fede Valverde combinando con Vinicius en la frontal del área. El brasileño vio la llegada de Kroos y se la pasó ¡bien! El alemán marcó un golazo con su disparo desde la media luna. Era el 1-0 en el primer minuto de la prolongación.  En mi caso fue llegar y besar el asunto.

Fue un espejismo, sobre todo tras ver la primera mitad y el arranque de la segunda. De los 12 remates blancos de los primeros 45 minutos solo dos fueron entre los tres palos. Uno de ellos fue el gol. Ya me había avisado Humberto Ríos, coincidiendo con el empate a uno del Athletic, que había vuelto la peor versión del Madrid. Esa era precisamente la gran duda antes del partido, no la de la alineación: ¿qué Real Madrid veríamos?

La (justa) expulsión de Raúl García por doble amarilla, en el 13, fue una doble maldición. Para su equipo, obviamente, porque se quedaban en 10 con al menos 77 minutos por jugarse. Y aunque suene raro, maldición también para el Madrid. Los jugadores lo vieron hecho. Y esa tendencia que tienen a sestear (según algunos) o a dosificar esfuerzos (según otros), provoca lagunas de concentración y por tanto en la disposición táctica del equipo en el terreno de juego. El caso es que no parecía que jugaremos 11 contra 10. A pesar de lamentar dos claras oportunidades (Vinicius y Valverde) y reclamar dos penaltis (ellos pidieron uno). De la presiona alta ni rastro.

El inicio de la segunda mitad fue calamitoso. Estuvieron a punto de empatar hasta que lo consiguieron en el 51. Capa se fue banda arriba. Vinicius le siguió pero poco. Abandonó la marca. Mendy se encontró solo frente a Capa y De Marcos. Capa se la dio a De Marcos y se fue hacia el centro. ¿Y nuestros centrales? Se quedaron sorprendidos. Y De Marcos le puso la pelota. Capa solo pudo marcar pero se encontró con Courtois. El meta salvó la situación, mas el rechace volvió a Capa quien esta vez sí anotó. ¿Sergio Ramos y Varane? Recuerden: el Athletic estaba en 10.

En el 63 entraron ¡Isco! y Marco Asensio por Valverde y Vinicius.

Mientras Rodrygo esperaba en la banda para entrar el Madrid botó dos saques de esquina seguidos. En el segundo Marco Asensio sacó en corto atras a Carvajal. El lateral colgó el balón al área. Y ahí apareció la cabeza de Benzema. 2-1 en el 74. Acto seguido entraba Rodrygo por Lucas Vázquez.

En el 87 Isco pudo sentenciar. En una contra un buen pase atrás de Rodrygo no supo controlarlo ni rematarlo. ¡Un desastre! Otro más de Isco, cuya salida al terreno de juego equilibró las fuerzas: 10 contra 10. Comentaba con Paco Martín al respecto que no está para jugar en Primera División. Como mucho de suplente en la Primera femenina

En el 91 Courtois salvó los muebles, tras un desastre defensivo blanco, y en la jugada siguiente Benzema hacía el 3-1, aprovechando el pase de Modric en una jugada de ataque que había iniciado él.

Nos quedamos con los tres puntos, el resultado (3-1) y poco más.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

¿Balón de Oro para Sergio Ramos?

realmadrid.com

¿Balón de Oro para Sergio Ramos? Lleva cinco goles en los siete partidos tras el parón. Su liderazgo es notorio. Ya sé que no se puede juzgar por solo unos partidos, estos últimos, pero es que su temporada está siendo fantástica. Solo lastrada por el borrón de la Champions. Si acaso se enmienda contra el City, aunque no jugará, su candidatura ya está lanzada. Solo atisbo dos rivales en el camino hacia el galardón: Lewandoski y Benzema. Y por supuesto, el destacado del equipo que gane la orejona.

Zidane presentó a Rodrygo, Benzema y Marco Asensio. El Real Madrid salió con mucha garra frente al Athletic de Bilbao. El primer cuarto de hora se jugó en su campo. Lástima que no se tradujo en gol. Tuvimos una oportunidad doble: Asensio lanzó una falta, despejó como pudo Unai Simón. El rechace lo recogió Carvajal. Se precipitó en el pase desde más o menos el vertice del área chica con la línea de fondo. La pelota le llegó alta a Benzema. No pudo cabecear bien y se fue fuera.

La presión alta del Madrid fue impecable. Duró lo que duró Fede Valverde. Arrancó con mucha garra, robando y tocando. A medida que se fue diluyendo el equipo también lo hizo. Y el Athletic empezó a aprovechar la banda de Marcelo, con Iñaki Williams y Capa, un estupendo lateral. Williams tuvo dos oportunidades que no fueron tales porque estaba en fuera de juego. La ocasión más clara de los locales vino de un cabezazo de Raúl García. De esos que nunca falla y anota. Courtois estuvo atento y despejó.

Yeray, uno de los dos centrales bilbainos, acusó el esfuerzo y el intenso ritmo madridista: en el 20 se retiró tocado (pareció algo muscular en el gemelo).

Benzema y Rodrygo, ambos de cabeza, tuvieron dos oportunidades. Se fueron una fuera por poco (el francés) y a la otra llegó forzado el brasileño tras un bote inoportuno.

0-0 al descanso.

Para la reanudación Zidane no efectuó ningún cambio. El equipo salió como en la primera parte. Valverde volvió por sus fueros. Mientras Modric iba de menos a más.

Justo cuando salieron a calentar Vinicius y Lucas Vázquez vimos al mejor Rodrygo. Se hizo con un balón en la divisoria de ambos campos. En su carrera eliminó rivales con un par de regates y mucha velocidad. El último toque le salió un poco largo. Esto unido a la excelente salida de Simón, muy atento a la jugada, desbarataron una jugada que pudo haber sido antológica. Se marcó otra última jugada en velocidad. Su centro no fue aprovechado por Benzema, quien se entretuvo en el control.

Y en eso llegó la jugada decisiva. En el 70. Una incursión de Marcelo termina en un pisotón en el área al defensa blanco. Delante del árbitro. Salté inmediatamente reclamando penalti. La jugada siguió. El árbitro no pitó nada. Cuando Simón se hizo con el balón casi dos minutos después el VAR llamó al árbitro. Y entonces sí lo vio. ¿Cómo puede ser que lo vea yo desde mi casa, a pesar de la zona soleada que dificulta la visión en TV, y el juez, delante de la jugada y a pocos metros, no se entera? ¡Bienvenido sea el VAR! En dos jornadas, dos jugadas de nuestros laterales han resultado decisivas.

La estadística jugaba en contra de Sergio Ramos: había transformado 19 penaltis seguidos. Ya son 20. 0-1 en el 72. Y ahora sí entraron Lucas Vázquez y Vinicius por Rodrygo y Marco Asensio.

En el 84 entró Kroos por Valverde. Una pared entre el alemán y Benzema pudo suponer el 0-2, pero Simón, una vez más, desbarató la ocasión clara.

En estos siete partidos el Madrid solo ha encajado dos goles. Y el jefe de la defensa es nuestro capitán, Sergio Ramos.

La presión, máxima, ahora recae sobre el Barça que juega en VIllareal a siete puntos de distancia. A nosotros nos quedan cuatro finales más…

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Madrid también se complica la Copa (pero menos)

rodrigo jiménez efe el paísEl Real Madrid también se complica la Copa (pero menos). El Barça perdió 2-0 en Sevilla y el Madrid ganó 4-2 al Girona. Esos dos goles catalanes empañan un buen partido de los blancos, en el que ademas de marcar cuatro goles crearon ocasiones y jugaron muy bien. Los gerundenses demostraron (como ya hicieran la semana pasada frente al Atlético de Madrid al que eliminaron) ser rápidos en la contra y tremendamente eficaces de cara a la portería. Sus ocasiones acaban en gol. Tres en el Wanda Metropolitano y dos anoche.

Muchos madridistas nos quedamos a ver el partido por la tele. El estadio presentaba poco más de media entrada. Y nos quedamos todos helados (tanto en casa como en el Bernabéu) cuando el Girona se puso 0-1, a los seis minutos, en un garrafal error colectivo del sistema defensivo merengue. Perdimos un balón en ataque en un forcejeo con Odriozola. La contra fue letal. El lateral no recuperó la posición, Lucas Vázquez no estuvo atento en la cobertura de su banda, los centrocampistas y los centrales tampoco. Raul García centró de banda a banda y Lozano, libre de marca anotó. Marcelo a su aire le vigilaba al trote, con la mirada desde la distancia. En su linea. Se llama coherencia pero no nos gusta.

El gol del empate, nueve minutos después, puso las cosas en su sitio y reivindicó a los primeros responsables del o-1: Odriozola subió su banda (incansable en todos los partidos que juega), a pase en profundidad de Benzema, y le cedió el pase de gol a Lucas Vázquez.

Posteriormente entró en juego el VAR: se reclamó un penalti sobre Modric y de primeras pensé que lo era, pero el VAR puso orden; luego Lozano zancadilló a Vinicius y de primeras pensé que fue fuera del área, pero el VAR de nuevo puso orden. Sergio Ramos transformó a lo Panenka y puso el 2-1 en el 41.

Aprovecho para comentar que este ha sido el primer partido en el que Vinicius ha sido decisivo. Le hicieron el penalti y dio el pase de gol a Benzema (el mejor del campo), el del 4-2 en el 79. Debe aprovechar para maximizar su capacidad regateadora dentro del área. Porque igual que picó Lozano lo harán otros muchos. Y mejorar su calidad en el pase (solo dio dos que crearon peligro y uno fue gol), aparte de tener que encontrar portería. No dudo que estas dos facetas acabarán llegando.

Ellos empataron a dos de penalti, absurdamente cometido por Marcos Llorente (salió por Casemiro).  Lo lanzó Granell en el 65. El 3-2 fue de Sergio Ramos, de cabeza, en el 75. Se quedó descolgado en ataque. Como Marcelo, quien centró y el gran capitán remachó como si fuese un delantero centro.

Hace tres semanas este resultado me preocuparía más de lo que me inquieta hoy. El equipo ha experimentado una clara mejoría. El medio campo empieza a ser el del equipo campeón Pero esos dos goles en contra pueden ser una losa. Cambia la confianza que ahora tenemos y de la que carecíamos hasta hace bien poco. La vuelta es el jueves que viene.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Pintxazo del Madrid en Bilbao

ATHLETIC 18/19 REAL MADRID 18/19

El 1-1 del Real Madrid frente al Athletic de Bilbao es un pintxazo en toda regla. Se pierden dos puntos en una Liga donde hay que ganar o ganar cada partido. En tan solo cuatro jornadas (12 puntos) el Barça ya nos saca dos.

Como ya venía avisando, de euforias exageradas y sin fundamento, hemos vuelto a fallar cuando nos hemos enfrentado a un rival de entidad. Perdimos la Supercopa de Europa contra el Atlético de Madrid y no hemos sabido ganar en Bilbao. El Athletic siempre es un equipo que lo da todo en su casa y más si enfrente hay un grande. Me fastidia enormemente llevar razón.

Antes del partido comentaba con Pedro Arjona que nos gustaba la alineación de Lopetegui. Courtois en la portería. La defensa clásica. Un medio campo con Kroos, Modric y Ceballos. Se quedaban fuera Isco y Casemiro mientras Modric volvía a la titularidad. Arriba Bale, Benzema y Marco Asensio. Los primeros 20/25 minutos los dominó el Madrid a pesar de jugar con ocho y medio. Bale no existía. Marcelo no aportaba. Modric, a pesar de las dos oportunidades que tuvo (sobre todo la primera que fue muy clara), no carburaba y Benzema empezaba a parecerse peligrosamente al de la Liga de la temporada pasada. Acabó con solo dos remates. Uno se fue fuera (en la segunda mitad) y cuando al final pudo poner el 1-2 optó por pasar (aparte de no dejar que el pase de Asensio, tras un carrerón en el 89, llegase a su destino). Claro síntoma del amaneramiento del equipo y de la falta de confianza en si mismo.

En cuanto Ceballos empezó a perder protagonismo y empuje el Madrid fue dejando la iniciativa a los bilbaínos. Kroos retrasó su posición. En el 31 llegó el gol. Adivinen. Sí, por la banda de Marcelo. Le volvieron a pillar la espalda. Williams y Muniain llegaron en tromba a rematar el centro desde la banda. El delantero centro la tocó, en su camino hacía la red el balón salió trompicado y Muniain aseguró el tanto. Estos dos jugadores más Susaeta se habían adueñado del partido. Y la grada empujaba lo suyo como si fuesen muchos Raúl Garcia. Los blancos hacíamos agua y el segundo tanto local parecía avecinarse. De hecho llegó, pero fue bien anulado por fuera de juego.

En la segunda mitad salió Casemiro de inicio por Ceballos. Posteriormente, en el 53, Muniain se rompió. Siete minutos después Isco sustituía a Modric. El croata no está, a pesar de sus dos ocasiones. Isco marcó de cabeza a los tres minutos de salir. Un excelente pase de Bale, con la diestra desde la banda derecha, fue cabeceado por el malagueño como si lo hubiese hecho toda la vida. Fue la única acción meritoria del galés. Mientras que el tercer componente de la delantera, Asensio, se vació, Jugó sin balón (algo que echamos en falta al resto de nuestros jugadores) y con balón. Buscó el gol. Pero, al igual que los pocos de sus compañeros que intentaron rematar, se encontró con el portero Unai Simón. Si en San Sebastian Ter Stegen había salvado al Barça (lograron los tres puntos), en San Mamés Unai Simón salvó a los suyos, quienes pudieron perder, a pesar del excesivo sobo de pelota de los blancos y de la falta de velocidad y profundidad merengue.

Los locales le pusieron agallas, anticipación y toda la motivación del mundo. Nosotros, con tanto toque, no vamos a ningún lado sin coraje. No podemos dejarnos el cuchillo en el vestuario, hay que llevarlo en la boca apretando los dientes.

4 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Atleti encarrila la eliminatoria

AFP Cesar Manso

El 2-0 del Atlético de Madrid sobre el Real Madrid encarrila la eliminatoria de octavos de Copa. El Madrid es muy capaz de remontar el próximo día 15 en el Bernabéu pero no parece el Atleti el rival más propicio para esta gesta.

En este curso 2014/15 Simeone le tiene tomada la medida a Ancelotti. Nos han ganado la Supercopa española y nos derrotaron en Liga en su visita. El de anoche era el cuarto enfrentamiento de la temporada. Si en Valencia Nuno le ganó al italiano desde la pizarra no creo que fuese el caso ayer en el Calderón. Los rojiblancos estuvieron metidos en el partido todo el tiempo. Aguantaron bien el primer cuarto de hora del Madrid, que fue lo único bueno que vimos ayer a los blancos. Se jugó como quisieron los locales y ese es su gran mérito.

Isco y Marcelo fueron de más a menos. Les menciono porque destacaron en la primera mitad pero perdieron fuelle en la reanudación. La entrada de Jesé en el 74 (por un Benzema que parece volver a las andadas) pareció reactivar al equipo. Un espejismo porque seguíamos sin profundidad y tampoco creábamos oportunidades. Y un par de minutos después de su entrada Giménez cabeceaba el 2-0 al saque de un córner (a la Otamendi por entendernos).

Kroos parece fundido y eso afecta al juego, al desplazamiento y circulación del esférico. La presión del rival, taponando, también tiene mucho que ver. Por eso creo que al alemán, tan hábil en el desmarque y el pase, la acumulación de minutos le está pasando factura.

Ambos técnicos presentaron novedades en sus alineaciones. Aparte de los anunciados cambios en la portería los de Simeone salieron con siete jugadores no habituales (incluyendo el debut de Torres) y Ancelotti le dio descanso a Cristiano Ronaldo (salió en el 63 con 1-0 en el marcador).

Raúl García logró el 1-0 de penalti en el 58. Le robó la cartera a Sergio Ramos, quien pecó de ingenuo y cometió un error infantil.

Encadenamos tres derrotas consecutivas (Milan, Valencia y Atleti). ¡Hay que reaccionar ya! No podemos, ni debemos, acostumbrarnos a perder.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

¿Por qué el Real Madrid permite que le pite un árbitro catalán?

Mano

¿Por qué el Real Madrid permite que le pite un árbitro catalán? Así que ahora no vale lamentarse de la lamentable actuación de anoche de Estrada Fernández en el Bernabéu. Ni de la dureza del Atlético de Madrid (no debió acabar con once jugadores en el campo). Está en su ADN como en el nuestro está recibir goles ridículos de córner. Tampoco vale quejarse del penalti no pitado y la consiguiente amarilla por mano (sería la segunda, otra expulsión perdonada).

El trencilla leridano no se había leído la circular para esta temporada al respecto (igual no se la enviaron escrita en catalán): la nueva normativa aclara los criterios y lo de anoche debió ser una aplicación práctica de la revisada normativa.

Esperemos que para la vuelta del viernes en el Calderón no vuelva a suceder lo mismo. Y de momento enhorabuena a la gerencia del Atleti por el golazo que nos metieron con la designación de Estrada Fernández.

Ayer en la ida se empató a uno con goles de James (80) y Raúl García (87).

8 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Palmar en Pamplona

El Barcelona llegó sobrado a Pamplona, el mismo día del partido como suelen hacer, pero justos de fuerza. Y en una gran primera parte el Osasuna les desarboló como pocas veces lo han hecho sus rivales. El 2-0 al descanso resultó corto para los méritos de unos y otros.

Mendilibar acertó colocando a Raúl García en una posición más adelantada que la habitual. Mientras aguantó fue el mejor del partido. A los cinco minutos habilitó a Lekic para el 1-0. Todo sucedió por el centro de la defensa azulgrana, en la que Piqué falló estrepitosamente: abandonó su posición para taponar un posible pase lateral y dejó a Puyol solo ante el peligro. Un cuarto de hora después Raúl García, nuevamente desde la media punta, abre el juego a la banda derecha donde está Cejudo. Un gran pase de este le sirve a Lekic para anotar el 2-0.

El medio campo que dispuso ayer Guardiola no funcionó (Mascherano, Thiago y Sergio Roberto). ¿Acusaron la baja temperatura y el mal estado del campo? Eso aventuraba Jorge el viernes al mediodía. Acertó de pleno.

En la segunda parte entraron Cuenca y Tello por Puyol y un congelado Pedro. Pareció por unos instantes que la formula funcionaba. Alexis acortó distancias en el 52 a pase de Cuenca, en una jugada similar a la del segundo gol del Osasuna. Pero el espejismo duro poco: en el 56 el hombre del partido, Raúl García, marcó el 3-1.

Tello hizo el 3-2 en una excelente jugada individual y mejor remate. Corría el minuto 72 y el Barça tenía tiempo suficiente para igualar e incluso ganar el partido. Faltando unos diez minutos se les anuló un gol porque parece que Sergio Roberto tocó el balón, por lo que Alexis estaría en fuera de juego. Si el canterano no jugó la pelota entonces el chileno estaría habilitado. De cualquier forma la diferencia entre un punto y ninguno no es tan grande. Las consecuencias de esta jugada se traducen en varias tarjetas (Mascherano vio la segunda amarilla en el túnel de vestuarios) y en la Guardiolada de rigor.

Messi dispuso de oportunidades, la mayoría en jugadas individuales, pero está seco de cara al gol. Acusa en mi opinión el exceso de partidos. Y por supuesto las ausencias de Iniesta y Xavi. Como en la selección argentina. Lo cual viene a refrendar la injusticia de su Balón de Oro el año que España ganó el Mundial, y Argentina fracasó.

El Real Madrid tiene una oportunidad de oro para ponerse a 10 puntos. Una diferencia que ya sería importante, pero no decisiva. Nos permitiría un par de tropiezos de aquí al final de la Liga. Además de poder perder en el Camp Nou y no estar pendientes de la diferencia de goles. Pero antes hay que ganar hoy al Levante en el Bernabéu.

4 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Valencia líder en solitario de la Liga

20 de septiembre de 2010

En la tercera jornada, en la que el Valencia ya lidera en solitario la Liga (9 puntos: tres victorias), se guardó un minuto de silencio en Santander. Era el homenaje al desaparecido José Antonio Labordeta antes de que el equipo local, el Racing, se enfrentase al Zaragoza de sus amores. Esto fue el domingo, y destacó la victoria del Barça en el Calderón (1-2). Gran partido del Barcelona, como se encargó de recordar Guardiola en la rueda de prensa posterior al partido.

Al gol inicial de Messi (excelente toque al segundo palo, tras un muy buen desmarque que Pedro vio perfectamente y puso el balón al argentino donde debía). Los azulgranas recogieron el rechace del poste a remate de Villa y armaron la jugada del gol. Al poco empataba el Atlético de Madrid: Raúl García cabeceó a la red a la salida de un córner. Una jugada muy similar a ese tanto de Puyol en el Mundial que pretendían vendernos como producto de la pizarra culé: el clásico gol de cabeza a saque de esquina. Tan clásico que antiguamente a los córneres se les consideraba como “medio gol”. Piqué anotó el tanto de la victoria. Controló la pelota con el pecho y lanzó un trallazo. Otro gol de un excelente central que se luce en sus subidas al área contraria.

Últimamente tanto Madrid como Barça hacen de los porteros rivales los mejores de sus equipos. Ayer fueron De Gea (Atleti) y Bravo (Real Sociedad). Antes fueron Ricardo, Calatayud, etc.

La jornada arrancó el sábado con otro excelente partido: Sporting de Gijón 2- Athletic de Bilbao 2 (los bilbaínos remontaron un 0-2). No jugó Munain, lesionado en el último minuto frente al Atlético de Madrid. De ese encuentro nos han machacado con la lesión del Kun, quien ayer fue de la partida (jugó los primeros 45 minutos, disminuido eso sí). Como ahora harán con lo de Messi. O hicimos -mea culpa- con Cristiano Ronaldo en Mallorca. Nos fijamos en los nombres y nos olvidamos de los demás jugadores. Un ejemplo claro es Ander Herrera, el futbolista que más faltas recibió la Liga pasada. Pero este dato estadístico permanece en el olvido.

El fin de semana futbolístico ha sido grande. A los encuentros ya mencionados -y no me olvido del Madrid en Donosti– añado el 4-0 del Chelsea. Desde que ha empezado la Premier no me he perdido ninguno de sus cinco partidos: han sido 22 goles. Y el Berbatov 3 (Manchester United) – Gerrard 2 (Liverpool) tampoco fue manco…

El 1-2 del sábado en Anoeta se quedó corto para los meritos de ambos equipos. Pero los locales fallaron dos goles de forma incomprensible, Casillas apareció en una ocasión forzado por un fallo de Sergio Ramos (el cabreo de Mourinho en el banquillo es fruto de esta jugada), las intervenciones del portero chileno de los donostiarras, la buena disposición de sus defensas y el desacierto en el remate blanco hicieron el resto.

Di María hizo un golazo desde su banda natural, la izquierda, con su pierna mala (“sólo le sirve para tomar el tranvía” que diría Di Stefano). Tamudo demostró ser Tamudo y empató aprovechando un despiste en una falta cruzada sobre el área pequeña. Y Ronaldo convirtió una falta, en jugada de estrategia (un jugador deja hueco en la barrera: en este caso fue Pepe y el esférico rebotó en su espalda).

La lucha en el medio campo fue épica. De ellos destacaría a Prieto, Rivas -quien tiró de veteranía- y Griezman, esa joven promesa francesa formado en su cantera. Alonso, Khedira, un irregular Özil (porqué será que no me extraña) y las inestimables ayudas prestadas por Cristiano y Di María equilibraban el duelo. Y colocan al equipo, con 7 puntos, en el segundo puesto de la clasificación (empatado con el Sevilla).

Mou declaraba que un empate hubiese sido un resultado justo. Concuerdo con él. Los 2 puntos que nos vienen por los dos que se fueron (Mallorca).

Y a mediados de semana más Liga: la cuarta jornada.

7 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol