Archivo de la etiqueta: QUincy Jones

Joao Gilberto por Dizzy Gillespie

Asumo que ya conocen la noticia del fallecimiento de Joao Gilberto, el creador de la bossa nova con el tema “Chega de saudade“. El año pasado conmemoramos los 60 años de esta canción. Y señalaba en el post dos curiosidades que la significan: la de Joao Gilberto no era la versión original (fue la de Elizete Cardoso, unos meses antes) y la autoría corresponde a Antonio Carlos Jobim (música) y Vinicius de Moraes (letra). Ambas grabaciones (Cardoso y Gilberto) fueron producidas por Jobim. La que pegó fue la de Joao Gilberto, por su forma de cantar y tocar la guitarra (la batida). Las dos características que se convirtieron en santo y seña del nuevo estilo (que revolucionó al jazz estadounidense). No es frecuente que las innovaciones de un interprete, en este caso por partida doble (cantar y tocar), se impongan al compositor de la obra. Joao Gilberto lo consiguió.

Joao Gilberto había participado como arreglista (junto a Jobim) en la grabación original de Cardoso. Para la suya prescindió de la orquestación y creó un ambiente minimalista, que era lo que diferenciaba (además de los acordes disonantes de Gilberto) a la bossa de su ritmo madre, la samba. Es decir, estamos ante un asunto bíblico: el padre (Jobim), el hijo (bossa nova) y el espíritu santo (Gilberto).

La repercusión de la bossa en el jazz (del que bebieron tanto Jobim como Gilberto y otros) tuvo varios nombres propios. Los de Joao Gilberto, su esposa Astrud y Jobim, por parte del país de origen, y Stan Getz, Quincy Jones, Charlie Byrd y Dizzy Gillespie, como primeros espadas estadounidenses. (La película “Orfeo negro” de Marcel Camus, basada en una obra teatral de Vinicius de Moraes con música de Jobim, también tuvo bastante que ver: Palma de Oro en CannesÓscar a la Mejor Película Extranjera de 1959 con una banda sonora de Jobim, principalmente, y de Luiz Bonfá).

El álbum que grabaron Getz y Gilberto, editado en 1964, dio a conocer a la chica de Ipanema (cantada con Astrud) y ganó el Grammy al Mejor Álbum del Año 1965 (el primer disco no estadounidense en lograrlo así como el primero de jazz en conseguirlo). Por su parte “The Girl From Ipanema” obtuvo el Grammy a Disco del Año. Colegas esto sí es un éxito en EEUU!!!

Un nombre más, el del argentino Lalo Schifrin (presente en la primera escena rocanrolera de Buenos Aires en los 50), pianista y director musical durante años de Gillespie (y quien introdujo al maestro del jazz en el nuevo ritmo). La grabación en directo “Dizzy On The French Riviera” de 1962, producida por Quincy Jones, es paradigmática: con arreglos de Schifrin incluye un par de temas de Jobim (“Chega de Saudade” y “Desafinado“) además del clásico de la música popular brasileña “Pau de Arara“, del gran Luiz Gonzaga. El video corresponde a una grabación para la BBC de 1966. La formación del quinteto (probablemente la mejor que tuvo Dizzy Gillespie) es:

  • Saxo: James Moody
  • Piano: Kenny Barron
  • Contrabajo: Christopher Wesley White
  • Bateria: Rudy Collins
  • Trompeta: Dizzy Gillespie

El único contacto directo que he tenido con Joao Gilberto fue por teléfono. Durante el Mundial de España (!982). He escrito sobre ello en este blog y para Jot Down. Les dejo con un extracto referido a esta anécdota.

JG

Telê no es por Tele quien fuera batería de Triana, es por el entonces seleccionador  brasileño.

RF JD

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Fútbol, Música

Eterno Michael Jackson

Inv fiesta Thriller NYEn los siete últimos días el eterno Michael Jackson ha reaparecido en mi vida en dos ocasiones. Primero fue en el muro del Facebook de Susan Blond, en su día vicepresidenta de prensa y publicidad de Epic Records en EEUU y anteriormente integrante de la factoría Warhol. Fue gracias a ella que contactamos con Andy Warhol para la portada del que sería el último álbum de Miguel Bosé para CBS.

Entre las muchas “heroicidades” de Blond (como llevar a Truman Capote a un concierto de Ted Nugent) destaca una sobre todas: la fiesta para celebrar el histórico éxito del “Thriller” de Michael Jackson. Se celebró en el Museo de Ciencias Naturales de Nueva York (en Central Park West con la 79, a siete manzanas del Dakota, en la mejor zona del Upper West Side ).

La entrada al recinto impresionaba: te recibía un imponente esqueleto de dinosaurio, la luz era tenue y el “Thriller” sonando a todo volumen creaba la sensación de una discoteca surrealista (posteriormente el museo fue el escenario de las películas “Una noche en el museo” con Ben Stiller).

El guante de la foto es la invitación. Que perdí: asumo que debí dejármelo en uno de los bolsillos del smoking que alquilé (la fiesta era de gala, black tie). Los nombres que convocaban eran los de Walter Yetnikoff, el todopoderoso presidente de CBS (orquestó la venta a Sony); Don Dempsey, presidente de Epic Records y Allen Davis, presidente de CBS Records International (mi división).

Tan solo puedo añadir que esta fue la mejor fiesta de mi vida y mira que he asistido a unas cuantas… Es obvio resaltar que el enjambre de estrellas (y seguratas) que acudieron fue descomunal.

La semana continuó con las desafortunadas declaraciones de Quincy Jones a Vulture. Venian precedidas de unas en el mismo tono en GQ. Como comenté en las redes sociales el veterano maestro está muy lenguaraz en su tercera edad. Y desvela asuntos íntimos que afectan a terceros (Marlon Brando y Richard Pryor) y emite opiniones digamos que discutibles sobre varios artistas (desde Beatles hasta Taylor Swift). Este afán de notoriedad viene acompañado de amargura y resentimiento. Víctor Lenore refleja mi sentir respecto a QJ hoy lunes en El Confidencial. Adjunto como imagen esta parte del articulo (en el enlace pueden leerlo completo), que es el párrafo final.

MJ Confi

Sobre las preguntas de Lenore, son difíciles de contestar. En la música popular las coincidencias e influencias están a la orden del día. Las canciones son puzzles de muchas obras anteriores. A veces, evidentemente, hay mala voluntad. Y otras son errores involuntarios. En cualquier caso los campeones en estos asuntos son Led Zeppelin.

Termino con una anécdota que creo es bastante ilustrativa. Recuerdo a Juan Pardo contándome como se entusiasmó con una composición nueva. Convocó rápidamente a todo el mundo para presentarla: discográfica, editorial, representante, algunos de los músicos con los que quería grabar inmediatamente. Estaba convencido de tener un hit mundial. Todos en su casa. Atentos y expectantes. La interpretó al piano. Silencio ensordecedor. Hasta que una voz se atrevió a señalar: “Es “My Way“.”

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

Un siglo de canciones 74: “Billie Jean”

25 de junio de 2010

Hoy se cumple un año del fallecimiento de Michael Jackson, el autoproclamado Rey del Pop. Gracias a una invitación de Antonio San José -conocedor de mi relación profesional con MJ– para el programa de Concha García Campoy, en Cuatro, entré en una rueda de apariciones mediáticas (pinchando en el enlace hay un resumen). Y no hay mejor forma para recordar al gran Michael Jackson, en un día como hoy, que con una de sus canciones más emblemáticas “Billie Jean“.

Compuesta por Jacko, recordaba Quincy Jones -su productor- las disputas que ambos tuvieron respecto a la canción. El veterano maestro no pensaba que daba la talla como tema y dudaba de su encaje en “Thriller“. Tampoco le gustaba la intro. Pero el joven artista insistió. Y su argumento más convincente fue que precisamente ese principio “le hacía bailar“. Y eso según relataba Jones eran palabras mayores. Pero esta no es la única historia alrededor de “Billie Jean“. Hay otra sobre la que escribía en La noche que Michael Jackson rompió todos los esquemas:

Siempre he oído hablar de la conmoción causada por la primera actuación de Elvis en el show de Ed Sullivan. Hay unanimidad al respecto. Os contaba en Springsteen como excusa  la anécdota del Boss comparando la impresión que tuvo viendo la Sagrada Familia de Gaudí con la de Elvis actuando en el programa. 

Lo mismo pasó con la interpretación de Michael Jackson del “Billie Jean, en el especial conmemorando el 25 Aniversario de la Motown. Pero antes de proseguir, unos antecedentes.  

Thriller ya era un éxito y “Billie Jean había sido el primer video de un Artista negro programado por MTV –el canal estaba en su apogeo y todavía programaba videos-. Pero eso no se consiguió fácilmente. Hubo que ir a la guerra.  

Epic era la compañía de Michael Jackson. Pertenecía a CBS (luego adquirida por Sony) No había forma de conseguir que MTV pasase el video. Estaban más interesados en los rockeros blancos con extensiones. Ese rock star look tan de Los Angeles. Y eso que Susan Blond, la VP de Prensa y Publicidad de Epic, y el máximo responsable del canal eran amigos.  

Trabajaba en Black Rock, las oficinas centrales de Nueva York, y el comentario en la compañía era cuanto tardaría Walter Yetnikoff, el Presidente de CBS, en montar el pollo. Y lo más importante, si debería montarlo o no. Los que más trato tenían con él, temían el momento. 

Frank Di Leo, el jefe de Susan, paseaba su enorme humanidad pasillo arriba, pasillo abajo, maquinando con la Blond. Querían evitar el numerito que imaginaban que se avecinaba. Frank se convirtió posteriormente en el manager de Michael Jackson y en España le hemos visto actuando en Los Soprano (el mafioso gay) y en “Goodfellas“ de Scorsese

Estaban esperando a que terminase la reunión con alguno de los abogados más importantes de la ciudad. Algo se estaba cociendo. Y Yetnikoff estalló. A lo bestia. En una jugada maestra decidió que CBS (todas las compañías que formaban el imperio) rompiera relaciones con MTV. No más videos, no más exclusivas, no more free lunches for these motherfuckers.  

El que CBS, entonces la primera discográfica del mundo, tomase esa decisión sacudió a toda la industria. Todos los ojos nos miraban y estaban pendientes de la evolución de los acontecimientos. Y sucedió algo inesperado para todos, menos para el tito Walter. Las organizaciones pro derechos civiles, la NAACP, Jesse Jackson, Farrakhan y otros líderes políticos y religiosos se pusieron del lado de CBS y acusaron a MTV de trato discriminatorio. Lo cual además era verdad. Y demostrable. Los de MTV cedieron ante el revuelo que se montó y la amenaza de otras compañías en seguir los pasos de CBS. Y “Billie Jean se convirtió en el primer video de un black act en MTV. Abriendo puertas hasta entonces cerradas. 

La expectación ante la actuación en el especial de Motown era enorme. Esa noche de 1983, 47 millones de personas se congregaron frente al televisor. Se sabía que MJ estaba preparando algo especial. Era su primera actuación como solista en TV. También era su retorno a la casa que le había visto nacer artísticamente. La reconciliación con Berry Gordy, el fundador de Motown (y de Tamla

Pongamos la situación en contexto: una fiesta de la Motown no es un asunto baladí. En el auditorio estaban todas las estrellas de la historia de la casa, incluyendo hijos pródigos como el propio Jackson y sus hermanos, Marvin Gaye –que también era CBS– o Diana Ross (las Supremes se volvieron a reunir para este evento). Luminarias como Quincy Jones, su productor, no podían faltar. Entre los Artistas de la casa estaban Stevie Wonder, Smokey Robinson, el primer fichaje de Gordy, de quien Dylan dijo en 1967 que era el mejor poeta vivo de América, los Temptations,  y los compositores, músicos, arreglistas y productores supervivientes de esa máquina de producir éxitos que fue Motown. En resumidas cuentas, una audiencia exigente.  

La noche que Michael Jackson se folló a América supuso el debut del Moonwalk. Esos pasos tan especiales caminando hacia atrás y que desde esa noche se convirtieron en su imagen de marca. Nunca se había visto nada parecido. A no ser que fueses a los ghettos, donde algunos lo ensayaban. Y el público estalló. Se oye. Se ve. Se palpa. Se siente. Gritos de hombres y mujeres como sólo gritaban y se desmayaban las mujeres en los conciertos de Marvin Gaye o Luther Vandross. El delirio. Y contagioso. Ni los asistentes ni los telespectadores dábamos crédito. 

Al día siguiente se empezaron a despachar ¡cien mil Thrillers diarios! El resto ya es historia. 

Pero lo que pocos saben es la intrahistoria. En 1983 el Hip Hop estaba tomando Manhattan. A lo grande. Desde Madison Avenue, el centro neurálgico de las multinacionales de la publicidad. Y el breakdance evolucionaba rápidamente.  

Jeffrey Daniel fue quien ayudó a Jackson a preparar su actuación para el Aniversario de la Motown. Y le enseñó unos pasos, que todavía no habían saltado desde el ghetto. Era el Back Slide. Y Michael decidió bautizarlo como Moonwalk –paseo lunar- que eran otros pasos. 

En este video de 5 minutos podéis ver la historia contada por J.Daniel, con fragmentos de la actuación y comentarios de algunos de los asistentes. Destacaría el entusiasmo de Smokey Robinson narrándolo.

Pinchando aquí llegáis a la página de haha donde está el documental (tarda en cargar un pelín). 

Y por supuesto, La Actuación:

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

Entradas relacionadas:

Michael Jackson: Primer Contacto (Efe Eme)

BAD (Efe Eme)

Tal Cual: la tarde que maté a Sofía Loren (otro post sobre Michael Jackson)

Memorial de Michael Jackson

Apuntes dominicales

El marciano y sus frutos (by Julio Valdeón Blanco)

Michael Jackson (1958-2009)

Fotos recuperadas 2  

La noche que Michael Jackson rompió todos los esquemas

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Formación musical en las escuelas (Efe Eme)

14 de noviembre de 2009

el-mundano-14-11-09

La educación musical en España tiene un déficit en colegios, escuelas e institutos. Estudiar música requiere sacrificios –como actividad extraescolar- para alumnos y padres. Y por otra parte cada vez está más claro que es un arma pedagógica de primer orden. Un lenguaje universal que rompe barreras sociales, raciales, religiosas, etc. Tan sólo el deporte está a su altura.

El año pasado daba cuenta de la experiencia del método del Maestro Abreu y de su alumno más aventajado, el director de orquesta Gustavo Dudamel, que ya estaba asombrando al mundo entero. Fue en el antiguo formato de Efe Eme y titulaba “La música salva vidas” (enlazo al blog porque el archivo de la revista ya no está disponible). El venezolano ya ha aterrizado en Estados Unidos y se ha puesto al frente de la Filarmónica de Los Ángeles. Y está rompiendo la pana.

La música no es una asignatura “maría” en EE.UU. Y sus escuelas gozan de prestigio y reputación. Y desde hace tiempo confirman lo afirmado por el joven director (“la música salva vidas”). Pero no es oro todo lo que reluce.

Carmine Appice es una leyenda del rock. Si visitáis su Web podréis comprobar su impresionante curriculum. Fue el primer baterista de rock en impartir “clinics” en universidades, auditorios y tiendas de instrumentos. Su libro The Realistic Rock Drum Method, publicado en 1972, sigue siendo el referente para todos los que quieren aprender a tocar la batería.

Little Kids Rock es una ONG que ofrece gratuitamente instrumentos y clases en zonas deprimidas de USA. Donde los recursos de la enseñanza pública son limitados. Cuentan con 45.000 niños. Carmine Appice colabora con ellos (lo explica muy bien en este video) así como Bonnie Raitt, Slash, Joe Satriani, BB King, Paul Simon, Steve Vai, y Dave Mason entre otros músicos. El recientemente fallecido Les Paul era un colaborador asiduo. Un plantel de lujo, excelente músicos con dotes para la enseñanza.

Una leyenda viva, Quincy Jones, también está comprometido. Recientemente viajaba a Israel para reunirse con varios Jefes de Estado. Siguiendo el camino iniciado por Barenboim y Metha.

La prioridad, hoy en día, para Q es la educación musical. Ha fundado la Quincy Jones Music Consortium. Le ayuda Jeffrey Walker, profesor en la Escuela de Negocios de Harvard. Hace unos días celebraron su segunda reunión (en Nueva York). Asistieron profesores de música, Marty Albertson (dueño de la cadena de tiendas Guitar Center) y Herbie Hancock. Se debatieron las necesidades de equipamiento del profesorado en la educación pública. No solamente instrumentos. ¡Faltan tizas, papel pautado, atriles, etc.! Y se escucharon testimonios de educadores del Bronx: han creado organizaciones benéficas para recaudar fondos. El director de un instituto del Bronx confirmaba la tesis de Dudamel. “Las clases de música mantienen a los chicos en el colegio, los aparta de la calle. Vienen a tocar. Si no se quedarían en casa o se enrolarían en gangs.”

Ahí se movilizan para mejorar y tapar agujeros. Aquí estamos desnudos. Faltan apoyos. Y lo más importante: falta concienciación del problema que representa la falta de formación musical. Los Ministerios de Educacion y de Cultura no ayudan.  Los recortes presupuestarios tampoco. Las desafortunadas declaraciones de la Ministra sobre Mozart no son esperanzadoras. Mientras tanto la Ley de Música sigue siendo una quimera.

Publicado en Efe Eme

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones