Archivo de la etiqueta: Peter

Empanada blanca en Getafe

AS

Cuando todo el mundo daba por sentada la titularidad de Hazard y la duda era quién ocuparía la banda derecha del ataque blanco, Ancelotti sorprendió con el once: Courtois; Lucas Vázquez, Militao, Alaba, Mendy; Casemiro, Modric, Kroos; Marco Asensio, Rodrygo y Benzema. Es decir la cuestión entre Asensio y Rodrygo se dilucidaba con la presencia de ambos. Personalmente me pareció bien. Ambos jugadores han hecho más méritos que el belga. Y no sería justo que uno de los dos quedase relegado al banquillo por primar a Hazard. Esta es una de esas decisiones de entrenador que suma puntos en el vestuario. Y manda un mensaje claro a la plantilla, el de la meritocracia. Aparte de dejar en el aire la sospecha sobre el peso de Hazard. Suele tener problemas con la báscula al volver de vacaciones. Otra cosa bien distinta es que esta apuesta salga bien o mal. (Y otro asunto es la enésima baja de Carvajal, renovado hasta el 2025).

Quique Sánchez Flores, cuya llegada al Getafe ha mejorado al equipo sacándolo de los puestos de descenso, presentó su esquema clásico: tres centrales y dos carrileros. Este sistema suele presentar problemas a este Real Madrid a la hora de encontrar huecos. Salvo que abramos pronto la lata.

El partido se jugó con la nueva limitación de aforo, aplicable desde esta jornada.

Asensio por la derecha y Rodrygo por la izquierda fue la disposición inicial.

Sacó el Madrid de centro y la primera falta local se produjo al minuto de juego. La segunda veinte segundos después, Olivera segaba a Lucas Vázquez.. Pudo haber sido amarilla. Pero no lo fue.

Militao fallaba estrepitosamente en el minuto ocho. Enes Ünal no se tragó el amago del central en la frontal y le robó la cartera al central. Avanzó un metro con la pelota y marcaba el 1-0 ante la salida desesperada de Courtois. Era el primer remate entre los tres palos del partido y la primera vez que los azulones pisaron nuestra área. Cinco minutos después nos metieron un buen susto, que pudo ser el 2-0. La cesión de Alaba a Courtois fue más que temeraria.

Al filo del cuarto de hora un excelente disparo lejano de Modric es desviado a córner por David Soria. Dos minutos después una buena combinación entre Rodrygo y Benzema es finalizada con otro remate de Modric, desde la frontal. Se estrelló en el larguero. En el 19 la tuvo Kroos un metro detrás del punto de penalti. El Madrid parecía despertar tras el gol y ponía más chispa en el juego.

Rodrygo veía la amarilla en el 21 (por un agarrón). Era tan solo la segunda falta blanca. Un agarrón a Modric cinco minutos después no fue amarilla.

La segunda parte de la primera mitad se caracterizó por los errores blancos en los pases y las finalizaciones. Esto beneficiaba al Getafe y sus intenciones. Buscaban las contras y acrecentaban su presión, origen de los desaciertos en los centros (además de forzar la precipitación blanca).

En el 41 fue Ancelotti quien vio la amarilla. Por protestar. Y eso que el árbitro atendió su reclamación y señaló la falta.

Aleñá pudo hacer el 2-0 mas Militao desvió a córner con su rodilla. Estábamos en los dos minutos de descuento.

El 1-0 al descanso era muy mala noticia para el Madrid. Por sus altibajos en el juego y la solidez defensiva del rival. Solo han encajado un tanto en los últimos cinco partidos.

En el intermedio discutía con mi hijo sobre la presencia de Hazard. Y apuntaba el nombre de Peter, el canterano. Tampoco me agradaba la labor de Mendy. Su tendencia a taponar al extremo de su banda es muy preocupante.

En las imágenes de TV se vislumbraba un doble cambio. Así fue y entraron Hazard y Marcelo por Asensio y Mendy. Muy razonables los relevos sobre todo por los que se quedaron en la caseta.

Lo de salir a morder no parecía ser el tono madridista en este encuentro. La garra la ponía el Getafe.

Jorge Cuenca se cargó momentáneamente a Rodrygo en una carga en el 59. El brasileño tardó un par de minutos en recuperarse.

Arambarri era el dueño y señor del centro del campo.

Damián vio la primera amarilla del Getafe en el 55.

Jaime Mata suplía a Sandro a punto de cumplirse el 64.

Otro signo preocupante de los blancos eran los fallos de Kroos. Si el alemán pasa mal el equipo irá peor.

Mariano entró por Rodrygo en el 66. Un minuto después Cuenca de cabeza despejaba un remate de Benzema tras una buena combinación del ataque merengue. La primera de esta segunda mitad.

Un claro agarrón de Damián a Marcelo en el 70 dentro del área no fue señalado. El VAR tampoco intervino. En 2021 al Madrid solo le señalaron dos penaltis a favor. Parece que la tendencia continúa en 2022.

Aleñá fue reemplazado por Florentino en el 73.

Soria, en otro paradón, desvió a saque de esquina el buen disparo de Casemiro desde el balcón del área (min. 76).

Un balonazo en la cara a Mitrovic, en un chut de Kroos, paró el partido.

Un par de balones largos, que forzaron la salida de Courtois de su área, dejaban muy claras las intenciones de los azulones. Bien cerrados y lanzando balones largos.

Arambarri recibió la amarilla en el 81 por una entrada sobre Hazard.

Quique realizó un doble cambio en el 82: se retiraban el goleador Ünal y Cabaco para dar entrada a Nyom y Janko. A los dos minutos entraban Isco y Peter por Kroos y Lucas Vázquez.

La empanada blanca, con amarilla a Case en el 87, entraba en su recta final. No parecía posible lograr el gol que al menos asegurase un punto. Los cambios no dieron fruto. Y eso que en el 90 un buen cabezazo de Isco, a saque de falta de Modric, fue atajado abajo por Soria.

El encuentro se alargó siete minutos. No pasó nada en los tres primeros. En los siguientes cuatro tan solo destacar una amarilla a Olivera por pérdida de tiempo.

El Madrid apenas creó ocasiones y su falta de ideas no la suplió con mordiente ni empuje. No supieron abrir la lata y un fallo defensivo propició el gol de la victoria del Getafe. Segunda derrota en Liga de los blancos.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

San Mamés se rinde a Benzema

Jesús Alvarez Orihuela AS

Hace unas semanas se jugó el aplazado Real Madrid-Athletic de Bilbao. Anoche se adelantó el Athletic de Bilbao-Real Madrid correspondiente a la jornada 21.

Viendo la alineación de Ancelotti me surgió una certeza y una sospecha. A la vista de las bajas merengues (el virus, la sanción de Casemiro y las lesiones) queda claro que «mi» Antonio Blanco no goza de la confianza del técnico italiano. Esta es la certeza y la sospecha es la presencia de Hazard en el once. Los más veteranos del lugar conocen que sospeché del belga desde que se anunció su fichaje. De hecho creo que los dos grandes errores de Zidane en su vuelta fueron Hazard, su insistencia fue vital para que viniese, y el cese de Pintus, el preparador físico que trajo en su primera etapa. Prescindió de él porque cuando dimitió Pintus no siguió sus pasos y Zizou percibió que eso era una traición. Ancelotti le ha rescatado.

El partido no pudo tener un comienzo más trepidante. A los nueve minutos ya llevábamos tres goles. A los tres minutos un golazo de Benzema era el 0-1. Una buena combinación en la banda derecha entre el francés, VInicius y Kroos es rematada espléndidamente con una rosca perfecta al palo contrario. Tres minutos después Benzema anotaba el 0-2. El pase filtrado de Hazard rebotó en un defensa y una especie de cesión de Unai Núñez anularon el posible fuera de juego de Benzema. Y en el minuto nueve Sancet marcaba el 1-2, Otro golazo. Recibió en la frontal, se giró y cruzó al palo largo de Courtois (dio en el poste por dentro). Los leones despertaron con este tanto y se sacudieron el shock que supuso verse dos goles abajo en seis minutos.

El vértigo de los goles se correspondía con el del juego. El Athletic se volcaba sobre la meta blanca. Llegaban con peligro y terminaban las jugadas. Algunos de sus disparos se fueron fuera por poco. El Madrid respondía con contras rápidas. En una de ellas Hazard se fue muy bien por la derecha, superando a su marcador. Pero no se atrevió a disparar cuando encaraba al portero y prefirió buscar el pase a Benzema. Fue un centro defectuoso rechazado por los defensas.

En la primera media hora Camavinga tuvo más presencia que Fede Valverde. Ambos acompañaban a Kroos en la media blanca. Por parte rojiblanca De Marcos creaba muchos problemas en sus subidas. No solo tenía enfrente a Vini, también tenía arrestos para subir la banda con peligro. Sus centros, y los de Muniain, tenían toda la intención del mundo. Y aún tuvo la habilidad de evitar el tercer gol de Benzema.

En los minutos finales de la primera mitad el Madrid daba la impresión de haber perdido el control. Nos perjudicaba la anarquía de Camavinga y la tendencia de Mendy de taponar a Vinicius (lo cual facilitaba la labor de De Marcos en defensa).

El 1-2 al descanso nos dejaba una primera mitad excelente. Fútbol enérgico y competido. Bien jugado y con dos golazos de los tres marcados. De lo mejor que hemos visto en lo que va de Liga.

Sacó de centro el Athletic pero muy pronto el Madrid se hizo con la pelota. Fueron unos 10 minutos de dominio blanco. Benzema se dejaba caer por ambas bandas. A Fede Valverde se le veía bastante más, combinando por la derecha con Lucas Vázquez y Hazard. Era un Madrid más conservador, asegurando la posesión, sin correr riesgos.

Al filo de la hora de juego Balenciaga frenó en falta a Hazard, que se iba. Le perdonaron la amarilla. Al minuto cometió otra falta.

Un error de Lucas Vázquez en la salida de balón posibilitó la ocasión más clara de los locales. La pifió Lucas y también Iñaki Williams, que no tuvo la claridad para marcar.

Marcelino hizo varios cambios (3) en dos ventanas, para avivar el ritmo de su equipo. Pero el Madrid enfriaba el partido.

A falta de un cuarto de hora comenzaba a pensar que estábamos jugando con fuego y podíamos quemarnos. El 1-2 era un resultado corto. Para cerrar el partido lo más eficaz era marcar el tercer gol. Entiendo que la derrota del Atlético de Madrid y el empate entre Sevilla y Barça eran nuestra mejor medicina. Pero por eso mismo asegurar el triunfo era un gran paso adelante. Si nos empataban volverían a volar. Al igual que hicieron en la primera parte tras su gol.

En el 77 Nico WIlliams, el primero de los tres cambios locales, se fue por la izquierda. De Nacho, porque Mendy no sabemos donde andaba. A su pase no llegó su hermano Iñaki.

A falta de 10 minutos el empuje de Camavinga y Valverde sirvió para montar una contra. El portero salvó el gol de Hazard que los madridistas ya cantábamos. La mano abajo fue decisiva.

A punto de cumplirse el 84 retiraron a Muniain y entró Mariano por Vini.

Courtois tapó abajo un remate en carrera de Nico WIlliams a un pase filtrado de su hermano Iñaki. Y en el 85 debutó Peter con el primer equipo, sustituyendo a Hazard.

Al principio de esta crónica atizaba a Hazard. Y ahora para terminar puedo decir que tras su partido en el nuevo San Mamés he visto brotes verdes. No los vi en el partido anterior, a pesar de la propaganda oficial. Entonces su primera mitad fue penosa. Era imposible hacerlo peor. Por eso la segunda, pasable, sirvió para maquillar su actuación y poner en marcha el aparato propagandístico. Ayer estuvo participativo y acertado. Se le vio comprometido. A medida que vaya jugando ganará en confianza, la que no tuvo cuando buscó el pase en vez del tiro.

En el 89 Jovic entró por Benzema. Se retiró ovacionado con el estadio en pie (se me saltaron las lágrimas). A partir de entonces, incluidos los tres minutos de descuento, el Madrid dispuso de tres claras ocasiones. La primera de Peter. El meta local tuvo que salir de su área para desbaratar la internada del debutante. En la segunda Jovic, a pase de Peter, disparó flojo y al muñeco cuando estaba solo. Y finalmente Kroos, que el portero con otra mano abajo impidió el gol.

Tres puntos muy importantes. Con un partido más distanciamos en dos puntos al Sevilla y en tres al vigente campeón. Hace unos tres meses más o menos Carlos Galán, hincha del Atleti, me dijo que veía campeón al Madrid «de calle». No lo creí entonces y tampoco ahora. Mas tras este partido, que ha sido una victoria de la plantilla y del cuerpo técnico, creo que tenemos más fondo de armario del que podía pensar.

AS

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Marcelo y Mariano lesionados entrenando

Marca

Mientras veo el Castilla-Gimnàstic de Tarragona leo que Marcelo y Mariano no van convocados a Valencia por lesión. Las lesiones son el peor infortunio para un futbolista. El problema es mayor cuando se producen fuera del terreno de juego, en el campo de entrenamiento. Aparte de la mala suerte pueden ser un indicador de una falta de preparación. Tanto física como mental.

¿Podríamos decir que en el caso de Marcelo y Mariano estamos ante exjugadores? En el caso del histórico lateral brasileño hace varios años que dejó de ser el gran jugador que fue. En sus dos últimas temporadas como titular era nuestro gran agujero en defensa. Y los rivales lo sabían. Le salvaba alguna genialidad y alguna subida maravillosa. Pocas. El delantero, por su parte, ha perdido ambición. Se ha acomodado a su posición de suplente muy bien pagado. Ha rechazado salir a buscarse la vida en otros equipos, donde jugaría seguro. Esta falta de aspiraciones merman sus facultades. Y pasa lo que pasa. Sus lesiones en entrenamientos son cada vez más frecuentes.

Una pena, las lesiones y la trayectoria final en el Real Madrid de ambos jugadores.

P.D.: Dos goles de Aranda dieron el triunfo al Castilla (2-1) sobre el Nastic. El primero (1-0) de cabeza en un saque de esquina. Y el segundo (2-1), a pase de Peter en la frontal, avanzó, entró en el área y fusiló con un disparo cruzado.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol