Archivo de la etiqueta: Periodistas

Otro clavo en el ataúd del periodismo: el satélite español

La desinformación sobre el satélite español ha sido otro clavo en el ataúd del periodismo español. 2020 está cargado de muescas que evidencian la incompetencia a la hora de informar adecuadamente y con rigor. En este caso concreto, se evidencian las carencias en algo tan básico como el funcionamiento de la puesta en órbita de un satélite. Se precisa el lanzamiento de un cohete para transportar el artefacto hasta el área prevista para su trayectoria. Para saber esto no hacen falta títulos universitarios. Y lo que falló fue el lanzamiento del cohete, no el satélite (que ni siquiera pudo entrar en funcionamiento). Este es el primer nivel de lectura, el más sencillo.

La segunda capa, que ya requiere hacer el trabajo de periodista, es averiguar el origen de los consorcios que intervienen en una operación tan compleja. Porque si leen el texto que Beatriz Alonso Aranzábal incluye en su Facebook verán que hay un matiz importante: “El satélite no era español. Lo iba a operar una entidad española”. Recomiendo leer el comentario completo de una ingeniera que formó parte del proyecto. ¿Algún periodista se molestó en averiguar estos puntos? ¿Preguntaron a responsables del satélite español?

Finalmente, el tercer nivel es el de los titulares. Este mal ya es endémico. No reflejan con rigor la noticia (aunque esta ya venga desvirtuada, como es el caso). Los titulares de esta noticia aparte de mal redactados daban a entender que era otro ejemplo de la chapuza nacional. Los medios golpistas hicieron sangre. ¿Por qué? Sencillo: por que el ministro de Ciencia del gobierno de coalición, Pedro Duque, fue astronauta. En su afán destructor de un gobierno surgido de las urnas tiraban a dar, por elevación, confundiendo los términos. Convertían un desafortunado incidente en responsabilidad del ejecutivo por asociación, en un claro ejemplo de demagogia.

No puedo pasar por alto a nuestros nuevos expertos aerospaciales. De repente surgieron en las redes sociales. Lo de Pepe Gotera y Otilio chapuzas a domicilio fue el lugar común. El daño colateral provocado por los falsos titulares había conseguido su objetivo. Porque leyendo lo que publicaban quienes recogieron la noticia quedaban claras dos cosas: se habían quedado en el titular y la autoflagelación patria daba paso a las criticas al gobierno. Los comentarios de quienes opinaban al respecto iban en la misma línea. Algunas voces señalaban la diferencia entre cohete y satélite. Con escaso éxito, a juzgar por los comentarios que seguían a continuación o la respuesta de los autores que reflejaron la información mediática (autores, porque eran todos del género masculino).

En fin…

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia, Medios

El escandaloso precio de las entradas de conciertos

Dylan Liceu

El precio de las entradas de algunos conciertos es escandaloso. Mismamente el de ayer de Van Morrison en Madrid. O los próximos de Bob Dylan en Salamanca, Madrid y Barcelona. Salamanca es la plaza más barata de las tres (es en un pabellón) y Barcelona la más cara (en el Liceu).

Los pantallazos son de las más económicas del Liceu (con visibilidad limitada o restringida y gallinero a 176€) y de las más costosas.

¿Dónde están ahora esos periodistas musicales que se quejaban del precio de los CDs? Precios que al menos durante seis años no subieron (teniendo en cuenta la inflación anual esta medida equivalía a una bajada de precios).

¿De los precios de las entradas no escriben en sus críticas, crónicas, reseñas o reportajes? ¿Por qué? Apunto posibilidades del tipo “conflicto de intereses” con organizaciones, promotores y empresarios (algunas veces propiedad de medios de comunicación o en asociación con los mismos). Lo cual me lleva a otro pensamiento: ¿empezaron a quejarse del precio de los CDs al aparecer Telefónica en el mapa cultural o cuando algunos plumillas dejaron de recibir trato de favor de las malignas discográficas?

Mientras tanto marean la perdiz con el comportamiento del público en los conciertos. Ese público que paga religiosamente sus entradas, no como ellos tan divinos de la tecla. Y si acaso los faltones son público invitado, lo son por parte de la organización (sala, promotor, artista o representante).

Tan solo conozco a dos periodistas musicales que arremeten contra los abusos de promotores y empresarios: Nando Cruz y Víctor Lenore. Y lo hacen además desde distintos enfoques, sin olvidar las malas condiciones laborales del personal y los riesgos de seguridad en los festivales. Puede que haya más, pero no los he leído.

¿Por qué no hablan del precio abusivo de las entradas? ¿Conocen el dato? ¿Les interesa? Y seguro que algunos incluso tendrán la desfachatez de decir que “mientras haya gente que lo pague“…

Dylan Liceu 2

Deja un comentario

Archivado bajo Consumo, Cultura, Música, Medios

Etica periodística

Medios España Holanda

Los modos de la casta mediática nos han vuelto a dar una clase de ética periodística. La foto del encabezado -una captura de TV- es del partido España-Holanda del pasado viernes en Salvador de Bahía. Son los sospechosos habituales. ¿Por qué afirmo esto? Sigan leyendo y lo averiguaran.

Hace 10 días La Marea desvelaba que Iberdrola invitaba a cuarenta periodistas al Mundial de Brasil:

“Iberdrola ha cursado una invitación a 40 periodistas e ilustres profesionales del mundo de la comunicación para viajar al Mundial de Brasil y ver a la selección española con todos los gastos a cuenta de la eléctrica. Desde que, en noviembre de 2009, Iberdrola y la Real Federación Española de Fútbol firmaran el convenio de patrocinio, la invitación a reporteros en estos eventos se ha vuelto habitual.

En declaraciones a La Marea, la eléctrica asegura que este tipo de viajes organizados con todos los gastos pagados a periodistas es muy normal en todas las empresas. Además, Iberdrola señala que, tras el patrocinio de la Selección Española de Fútbol, la empresa creó una “Peña selección” que es la encargada de organizar los viajes para los periodistas que pertenecen a ella. Iberdrola se ha negado a facilitar el listado completo de informadores invitados a Brasil.

El viaje al Mundial es uno más de los que la empresa ha pagado a diversos periodistas. Con motivo de la Eurocopa en Polonia, en el año 2012, Iberdrola fletó el vuelo AEX4820 a Gdansk, en el que viajaron, entre otros, Carlos Herrera, Olga Viza, Fernando Jaúregi, Angels Barceló o Jaime González, jefe de opinión de ABC. En el vídeo, incluido en un artículo de Esther Jaén en Cuarto Poder, se puede ver el momento del desembarque en Polonia de los periodistas con las bolsas de Iberdrola.

En marzo de 2013 durante la clasificación para el Mundial, España se enfrentó a Francia en París. El periodista Pepe Oneto compartió en su perfil de Twitter una fotografía en la que se veía a periodistas y tertulianos como Edurne Uriarte, Antonio Casado, María Escario o Luís del Olmo. Según Elsa González, presidenta de la FAPE, La federación de asociaciones de periodistas de España no tiene posición fijada al respecto porque la directiva no ha debatido sobre la oportunidad o conveniencia de aceptar este tipo de invitaciones y la influencia que estas dádivas pudieran tener sobre la independencia profesional.”

Tanto en la foto de Pepe Oneto (abajo) como la de Brasil hay dos aspectos que me llaman la atención: la ausencia de Carlos Herrera en el España-Holanda y la presencia de Luis del Olmo en ambas. ¿Este hombre no estaba retirado? Se ve que para los festejos sigue activo y en primera linea.

Esta mañana en PR Noticias leía una lista de los invitados al partido inaugural de España: Melchor Miralles, Pepe Oneto, Olga Viza, Jose Manuel González Huesa, Luis del Olmo, José Antonio Vera y destacados miembros de la directiva de la APM liderados por su propia presidenta Carmen del Riego. ¡Gran ejemplo el de la Asociación de Prensa de Madrid! Reproduzco el siguiente párrafo del medio digital:

“Si bien, no está prohibido por el Código de la FAPE y la APM, se desaconseja aceptar este tipo de viajes que choca directamente con la independencia profesional. Con estas recomendaciones en la mano sorprende que la Presidenta de la APM acepte la invitación en un momento social sumamente delicado, y en el que este tipo de situaciones generan gran descontento e indignación, cuando precisamente se pide a la prensa que ejerza de fiscalizador de las instituciones políticas y económicas.”

Quisiera despedir esta nota felicitando a John Müller (El Mundo): pedía que levantasen la mano quienes habían sido invitados y rechazado la atractiva oferta (se supone que él es uno de ellos). Añadía que también la izasen quienes no fueron invitados y hubiesen aceptado.

Iberdrola trincones

2 comentarios

Archivado bajo Medios

La crisis de los medios (charla con Juan de Dios)

El periodista, un profesional que por naturaleza debería ser crítico (incluso consigo mismo), en realidad suele ser rastrero, servil y, sobre todas las cosas, vanidoso. Admite muy mal las críticas a su trabajo (Javier Pérez de Albéniz)

La crisis de las empresas mediáticas se acentúa. Y la profesión de periodista está cada vez más en entredicho por el público. Porque aparte de lo señalado por Albéniz nos encontramos desde invenciones como la teoría de la conspiración hasta datos erróneos o directamente falsos.

En la necrológica de Robin Gibb publicada en El País el periolisto le atribuía los falsetes de los Bee Gees (estos eran de su hermano Barry). Y generó una cadena de errores: Francino, los telediarios de las cadenas de TV, etc. La escribió el mismo que nos contó que Amy Winehouse había resucitado el Soul. Cuando el Soul nunca ha estado muerto.

Las filias y fobias personales están cada vez más presentes en el trabajo de los periodistas. Y muchas veces dependen del trato de favor que reciban, las exclusivas que les ofrezcan, las entrevistas que les concedan (los artistas, músicos, actores, futbolistas, entrenadores, etc. que no entren por el aro encontrarán dificultades para desarrollar su profesión y obtener reconocimiento mediático). También nos encontramos a algunos que son matones de patio de colegio: como salida recurren al insulto (ver el tuit al final de esta entrada).

Hace tres años escribía:

[…} La capacidad de la especie humana para mirarse al ombligo no tiene límites. Y en el caso concreto del periodismo alcanza niveles insospechados. Podríamos afirmar sin miedo a equivocarnos que los periodistas practican el onanismo exhibicionista. ¿Cómo entender sino los continuos artículos y reportajes que realizan sobre sus problemas? Aprovechan las tribunas públicas para exponernos sus miserias. Bien por iniciativa propia o por encargo de sus empresas. Mientras otros sectores, también en crisis y dificultades, necesitan recurrir a gabinetes de prensa para hacer llegar sus voces. ¿Y a quién contratan de jefes de prensa? Lo han adivinado: a periodistas. Todo un círculo vicioso. […]Juan de Dios es un reputado y veterano profesional. Ligado a la SER hasta su jubilación hace dos años. Mantuve una breve charla con él sobre estos asuntos. Quizás tengamos que ampliar lo tratado con Juan, y hacerlo extensivo a otros.

Entradas relacionadas:

Otro (inevitable) artículo sobre el futuro de la prensa

LA MUERTE DEL PERIODISMO (por Antonio Gómez)

Carta de John al Defensor del Lector de El País

La segunda carta de John al Defensor del Lector de El País

Carta a la Defensora del Lector de El País

Amy Winehouse no resucitó el Soul

3 comentarios

Archivado bajo Medios

El crédito y la credibilidad (Carta al Director de El País)

6 de octubre de 2008

“El crédito y la credibilidad” es como titulé una Carta al Director de El País (enviada el pasado jueves 2 de octubre). Daba por descontado que no la publicarían. Si la leéis a continuación entenderéis porque. Pero tenia que dejar pasar un tiempo “de cortesía” antes de traerla aquí al blog.

 

Es sobre un viejo “amigo”: Alandete, uno de los corresponsales de El País en Washington. Algunos es posible que recordéis las Cartas al Defensor del Lector que envió John (tenéis los enlaces al final del post). Y ha vuelto a hacer de las suyas. En este caso ha sido descubierto por Malaprensa, ese estupendo blog que si sirve –y de verdad- para defender a los lectores de las malas practicas periodísticas. En este caso concreto copia y pega de la revista americana Newsweek, para firmar como propio un artículo en El País. Si pincháis en el enlace anterior, está debajo de los titulares de Malaprensa Exprés, con fecha 21.09.08. Y es tan burdo que equivoca y traduce mal el sentido de la palabra “liberal”. Como ya hemos enunciado con anterioridad, varias veces, el significado es distinto en Europa de EE.UU.

 

El texto de mi Carta al Director decía:

 

La credibilidad de un medio de comunicación es una de las varas de medir su éxito. El crédito de sus periodistas es indispensable y cuando falla, la fidelidad de los lectores se empieza a desmoronar. Y la credibilidad se resiente.

 

Se enseña en las escuelas de negocio que el valor de una cadena de valor, de una organización o empresa, viene marcada por su peor elemento.

 

El crédito de su Sr. David Alandete -entre distintos sectores de opinión- es prácticamente inexistente. Y repercute en la credibilidad de su distinguido periódico, del que soy fiel seguidor desde el primer número. El mencionado periodista ha sido triste protagonista de distintos episodios en los que ha faltado a la verdad, ha reproducido medias verdades, y ha provocado varias cartas al Sr. Larraya, su Defensor del Lector.

 

El último episodio, su “La conexión liberal de un conservador”, ha causado revuelo en la blogosfera. Es -una vez más- una burda traducción y copia de un artículo de otro medio. En este caso, Newsweek. Y escribo “burda” por su insistencia en confundir el término “liberal”, de significado distinto en EE.UU. y Europa. Ahí, en sentido despectivo, es sinónimo de progresista. Aquí, es una política económica. No demuestra gran dominio de los asuntos ni de un sitio ni de otro.

 

Es uno de sus corresponsales en Washington, en un año decisivo para los destinos de muchos millones de personas. A ambos lados del Atlántico. Y es fácil preguntarse como serán las informaciones sobre lo que no dominamos, a la vista de la ínfima calidad de sus artículos en temas que si conocemos.

 

Sr. Director su credibilidad está en juego.

 

Salud & Saludos

 

ENTRADAS RELACIONADAS:

 

La segunda carta de John al Defensor del Lector de El País

 

Carta de John al Defensor del Lector de El País

7 comentarios

Archivado bajo Cartas al Director, General, Medios

Extorsión y Payola 2 (Efe Eme)

5 de julio de 2008

Con un propósito mercantil, las emisiones de Los 40 Principales servían para fijar una lista de éxitos musicales, de modo que la emisora pudiese sacar partido de la industria del disco.”

 

Así se expresaba José María Íñigo en su libro “Orígenes de la radio musical española”. ¿Queda claro o todavía hay dudas?

 

Lo pregunto porque después del articulo de la semana pasada, donde repasaba “el cuerpo teórico” surgían preguntas sobre el rol que desempeñaban medios y periodistas en este espinoso asunto (donde hasta ahora los malos de la película siempre han sido las discográficas).

 

Y sucedía a pesar de las citas a Emilio Romero -“maestro de periodistas”- o las multas a empresas de ambos sectores (un inciso para Clear Channel, sancionada hace unos pocos años en USA y hoy presente en España, a través de los chirimbolos y vallas publicitarias en “dudosas” adjudicaciones en varios ayuntamientos, incluido el de Madrid).

 

Formé parte de la primera generación de disc-jockeys de la radio española, reproduciendo un esquema  ya afianzado en las emisoras estadounidenses” escribía Íñigo en el ya mencionado libro. Obviando que importaron “lo malo”, en 1965. Alan Freed ya había sido condenado (1960) y como consecuencia la payola fue incluida como delito en la legislación americana (como documentábamos la semana pasada).

 

Hoy todo es un negocio. Estar en las listas de éxitos cuesta su dinero. Todo está comercializado. Se paga por poner los discos en la radio. Se paga por todo. Salvo Radio Nacional de España, casi todo el resto está comercializado.” declaraba el año pasado, olvidando su pasado –y el de su hermano- como director y presentador de programas de TVE, cuando ésta era la única cadena. Lo que le situaba en una posición “dominante” a la hora de negociar, no desde una organización privada y comercial sino desde una pública (aunque su revista fuese un negocio privado).

 

Hay que hablar también de la competencia desleal que se produce, respecto a los editores y productores, cuando grandes grupos mediáticos forman editoriales y discográficas. Con la teoría de las sinergias de grupo como excusa. Así el hoy director de Propiedad Intelectual de uno de estos grupos era el encargado de perseguir a artistas, autores, discográficas, editores o managers para coeditar con la empresa que aun le emplea. Y si no se compartían los Derechos de Autor con ellos simplemente no sonabas. ¿Compartían ellos los ingresos por publicidad? Y cuando vendieron la editorial basada en los copyrights logrados de la manera descrita ¿repartieron los ingresos? ¿Y qué decir de su discográfica? Donde eligieron como personal a lo peor del sector y luego se echaron las manos a la cabeza. ¿El que seleccionó y asesoró sigue en la casa? Seguro que si.

 

Aunque lo realmente preocupante es cuando algunos de los “habituales” se convierten en protagonistas o popes de programas informativos, deportivos. etc., y pretenden darnos moralinas al respecto de la vida político-social. O cuando los gurús de músicas (presuntamente) alternativas como el Heavy o la New Age están pringados hasta las cejas. Su sofisticación para sacarle los cuartos a una industria complaciente -¿pueden hacer algo al respecto?- llega a inventarse asesorías, agencias o supuestas campañas publicitarias, para justificar los pagos a cambio de tocadas y apoyo.

 

Tuve que sufrir, cuando trabajaba en CBS, el boicot de uno de estos “lideres de opinión” por negarnos a entrar al trapo. Por ello, todo lo que oliese a esa multi era boicoteado sistemáticamente en los medios en los que colaboraba el periodista en cuestión. Asunto que para una líder de mercado, como era la CBS entonces, podría tener bastante menos trascendencia que para una independiente, que también sufrió su “acoso”. Ni corto ni perezoso escribió una carta al dueño de ECM despotricando de su distribuidor en España ¡y recomendando la empresa donde estaba su esposa!

 

No hay que rasgarse las vestiduras, como hacen las voces críticas a la industria discográfica (que en muchos casos manejan una agenda oculta ligada a intereses económicos) sino de empezar a intentar poner las cosas en su sitio. Y valorarlas en su justa medida. Se trata de defender una ética y unos valores, basados en la credibilidad y la honestidad. Al igual que hay delitos y faltas, o pecados mortales y veniales si así se prefiere, no debemos medir por el mismo rasero a quien acepta dádivas por su posición con quien abusando de esa posición, impone sus condiciones (y tarifas) a cambio de apoyar o no a determinados artistas. Diego A. Manrique en su El rey de la envidia esbozaba algunos de estos aspectos hace unas semanas en El País.

 

Observemos el ejemplo que, una vez más, nos viene de USA: la radio musical ha perdido peso e influencia, por la falta de credibilidad derivada de la deshonestidad. Incluso la hasta hace bien poco poderosa MTV (la eme es de music) ya casi no programa música

 

Publicado en Efe Eme

6 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Medios