Archivo de la etiqueta: Pereza

Alejo Stivel

Alejo Stivel presenta en directo su primer disco en solitario “Decíamos Ayer” el 29 de junio, en la sala Joy Eslava de Madrid. Es su debut como solista.

Alejo, exTequila, y afamado productor (M Clan, Sabina, Pereza, La Cabra Mecánica, Carlos Núñez, etc.) hacía mucho tiempo que no grababa como cantante: “Es mi primer disco como solista y no grababa nada como cantante desde 1982. Estuve fuera del escenario y cuando Tequila regresó en 2008 tampoco grabamos. Son casi 30 años sin cantar ante el micrófono en un estudio y ahora estoy de vuelta. Es de Guinness de los récords. No creo que haya muchos casos así en el mundo”.

El álbum contiene versiones de temas de finales de los 70 y principios de los 80, de canciones que siempre me han gustado y que me apetecía cantar en este disco, que es al mismo tiempo mi vuelta y mi comienzo”, dice Alejo. Entre ellas encontramos la del video, el clásico de BurningQué Hace Una Chica Como Tú En Un Sitio Como Este“. Y también “Sábado A La Noche” (Moris), “Enamorado De La Moda Juvenil” (Radio Futura), “Cuéntame” (Fórmula V), “Sobre Un Vidrio Mojado” (Los Secretos) o “Señora Azul” (Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán). Junto a ellas, no faltan dos recuerdos a Tequila (“Necesito Un Trago” y “Rock & Roll En La Plaza Del Pueblo“) y llama la atención su acercamiento rock a clásicos de la canción de autor como “Ojalá” de Silvio Rodríguez, “Hoy Puede Ser Un Gran Día” de Joan Manuel Serrat,” Qué Demasiao” de Joaquín Sabina y “Yo No Te Pido” de Pablo Milanés.

La única concesión al rock anglosajón es una versión en español de “Should I Stay Or Should I Go” de The Clash. “Fue otro gusto que me quise dar, otro tema que tenía ahí dentro, en el disco duro de la memoria”, dice. Sucede lo mismo con “Nada Más“, de Mamá, “una canción que no fue éxito pero que siempre estaba en mi cabeza”.

Decíamos Ayer” pinta bien y todos estos clásicos sonarán en la actuación del 29 de junio en la Joy Eslava.

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Primer fin de semana de Rock in Rio 2010

7 de junio de 2010

Estoy como un niño con el nuevo PC (el anterior petó completamente y estamos a ver si recuperamos datos del disco duro).  Espero que mientras lo pongo al día pueda reiniciar mis actividades habituales en la blogosfera. Como, por ejemplo, contarles del Rock in Rio de este año.

Tuve ocasión de estar presente el primer día. Y seguí los dos siguientes por la tele.

Jorge, quien amablemente me invitó, comentaba que esto ya parecía una romería. La del rock (y derivados). Y no le falta razón. Aunque como ya comprobé en la edición anterior hay algo que me gusta de este festival sobre todos los demás: la comodidad. Aunque este año se nota alguna rebaja en el presupuesto. Será cosa de la crisis.

Del día inaugural me sorprendió el predicamento que tiene Mago de Oz entre el sector femenino. Se sabían todas las canciones. Las cantaban con convicción y pasión. Sustituían a John Meyer, quien a última hora había cancelado por problemas de salud.

Nada más entrar te encontrabas con los Mago. Al terminar su actuación nos dimos una vuelta por el recinto. Y nos encaminamos al escenario principal. Donde actuaba Macaco. Soberbio, como siempre. Invitó a La Shica para cantar juntos. Fenomenal, a pesar de que se notaba que no estaban demasiado ensayados. Pero a la gente le dio igual.

Macaco dejó el ambiente muy caldeado para Pereza. Quienes se lucieron con su repertorio y “look” más “stoniano”. También contaron con artistas invitados. En su caso fueron Ariel Rot y Carlos Tarque, cantante de M Clan: se arrimaron para una gran versión del “Hace Calor” de Los Rodríguez.

Bon Jovi marcaron la apoteosis final ante los 47.000 asistentes (según los organizadores). Lo interpretaron todo. Fue una sucesión de hits, con apenas 3 temas de su último álbum.

Fue interesante ver cómo iba llegando la peña a medida que se acercaba la hora de su aparición en escena. Música americana al 100%, así como su show (lo mismo se podría decir de Rihanna o Miley Cirus). Más interesante fue averiguar que Jon Bon Jovi -o su staff- se mosquearon porque las pantallas le daban mayor protagonismo a Richie Sambora, el guitarrista, que al cantante que da nombre a la banda. Por mi parte agradecí ese “detalle” porque permitió ver de cerca una lujosa colección de guitarras… Fuese como fuese, su actuación fue impecable. De las que se recuerdan: sus temas te “martillean” el cerebro días después.

La segunda jornada fue “la batalla de las divas”: Rihanna vs. Shakira. Con el complemento previo de Calle 13 y otros (que no vi por la 2). Ganó la de Barranquilla, repitiendo su triunfo de hace dos años.

La de Barbados -con una puesta en escena elaborada y costosa, pero más propia de un musical que de un festival, me resultó distante. La salvó su físico -que no su ropa: era como de la época Madonna/Gautier)- y sobre todo sus canciones. En esto no se la puede reprochar nada. El repertorio es de primera (Jay Z siempre ha tenido buen ojo). Pero otros caribeños como Calle 13 o la propia Shakira demostraron más entrega. Mucho más coraje y “swing”.

Poco puedo decir de Calle 13. Salvo que me empeño en que me gusten, pero creo que estoy un poco mayor para lo que me pretenden contar. Cuando ellos llegan ya he ido y vuelto un par de veces…

Shakira es impepinable. Una voz personal. Unos temas que llegan a todos los públicos y edades. Una forma de bailar que mezcla estilos de todos los continentes. La fusión total. En español e inglés. Su presencia congregó al mayor número de asistentes: 85.000 (dicen que el 35% de ellos fueron por ella).

Y me gustaría resaltar un dato: este año los únicos flamencos que han aparecido en el escenario principal han sido por cortesía de la colombiana. Fue El Negri, ex Barbería del Sur. Me resulta patético que un festival que se celebra en España haga esta discriminación respecto a nuestra música más racial e internacional. Hemos pasado de Pitingo, Antonio Carmona y Rosario, en el primer Rock in Rio, a ninguno este año… Residente, de Calle 13, también colaboró en la apoteosis de Shakira, rapeando con ella.

La plenitud de la romería se produjo ayer, en una especia de “día familiar”. El cual coincidió con la peor cifra de asistencia. Y en medio se nos perdió una excelente Amy McDonald. La escocesa nos ofreció un recital sobrio, alejado de la parafernalia del show business americano, cimentado sobre la base de un ramillete de buenas canciones y unos eficiente músicos.

McFly se llevó a la parroquia de calle. Son una especie de Ramones inocentes o de unos Green Day en plan buenos chicos (de hecho cantan uno de sus himnos). Toda una sorpresa, al menos para mí. Y repararon otra ausencia: la de Black Eye Peas (se lanzaron con el “I Got A Feeling“.)

¿Qué quieren que les diga de Miley Cirus? El que quiera huir de su papel infantil/adolescente de Hannah Montana para mostrarnos que ya es una mujer, aunque menor de edad, no es mi problema. Y tampoco creo que la escasez de vestimenta sea un signo de afirmación femenina. De hecho la poca ropa que llevaba la molestaba. Las tiras del hombro se le caían, el short se le subía nalgas arriba. Estaba de lo más incomoda ajustándose los pocos trapos. Quizás in situ no se notaba. Pero en la tele resultaba chocante. Y de los taconazos mejor no comentar…

En lo referente a la música me entenderán mejor si les cuento que lo mejor fue el dueto con David Bisbal (un baladón de esos tan americanos), la versión del “Rock and Roll” de Gary Glitter y su gran éxito “Party In The USA“.

El fin de semana que viene promete: Rage Against The Machine, Motorhead, Metallica, Söber, Cypress Hill, etc. Eso sí: lamentable la inserción de spots publicitarios entre actuación y actuación. Nos hemos librado de anuncios en la tele pública como para que ahora vengan los del Rock in Rio y nos machaquen con publicidad intrusiva. No creo que sea una buena idea y los patrocinadores deberían de revisar este planteamiento. ¿O los de Prosegur creen que su público objetivo es el del festival? Nunca había visto algo semejante: ni en festivales ni en conciertos… ¡Sencillamente vergonzoso!

6 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

El ejemplo de Pereza (Efe Eme)

13 de diciembre de 2008

cabecera20el20mundano2013-12-08

Rubén y Leiva no hacen honor a su nombre, para alegría de sus seguidores y también de los aficionados al buen rock en español. De siempre les ha gustado patearse los escenarios. Desde los garitos de sus comienzos hasta los estadios de fútbol o plazas de toros de estos días de gloria. Suelen terminar haciendo 200 actuaciones por año.

 

Pereza están consagrados. Nadie les discute que son la mejor banda de rock&roll del país. Por eso tiene más merito lo que hicieron el miércoles pasado en Madrid. Volvieron a Siroco, la sala que les vio nacer. Donde crecieron y se desarrollaron. Y mostraron públicamente su agradecimiento. Y reivindicaron sus orígenes.

 pereza-en-siroco

Todo un ejemplo el de Pereza: ofrecieron un concierto en un local pequeño ¡a 7 euros la entrada! Como es fácil deducir Siroco estaba a reventar. Aquello echaba humo, con todo el mundo cantando y coreando sus canciones. Ambiente de fiesta para una vuelta a casa, que debería ser un modelo a seguir por muchos otros grandes. Es obvio que disfrutan haciendo lo que saben: hacernos pasar un rato inmejorable. Lo que en principio iba a ser una actuación de 45 minutos se alargó y alargó para deleite de los asistentes.

 

Esta actuación formaba parte de la programación “Alternativas en Concierto”, que abarca distintas salas de la ciudad. Supersubmarina, una nueva banda con muy buena pinta, completaban el cartel.

 

Insisto en alabar la postura de Pereza de tirarse al barro y participar de iniciativas como estas. Les hace más grandes. Al menos en mi opinión. Imagino que quienes abarrotaron Siroco pensaran lo mismo. Porque esa cercanía e inmediatez que proporciona un club pequeño es impagable. Es rock en estado puro.

 

Su influencia stoniana es obvia. Recientemente declaraban en el cuestionario de p.d. alvarez que “Sticky Fingers” era el disco que había cambiado sus vidas. Esto no es óbice para que los Beatles aparezcan en sus melodías y armonías. De hecho la otra noche se atrevieron con unas estrofas del “Nowhere Man” como intro a uno de sus éxitos.

 

Son los reyes del tiempo medio. Arrastran y se dejan llevar, mientras te envuelven en sus cadencias. La labor de su productor, Nigel Walker, se me antoja importante en este aspecto.

 

Argentina es punto y aparte en sus vidas. Hace unas semanas estuvieron de gira con la ilusión de unos principiantes. Quieren conquistar el corazón de una nación de larga tradición rockera. Desde abajo. Comenzando de nuevo. Con humildad y tesón. Sin divismos ni pretensiones. Buscan credibilidad trabajando la base. Lo cual no es fácil y más teniendo en cuenta su status actual en España. Han elegido el camino duro. Su amor por esas tierras es tan grande que, tanto Rubén como Leiva, se tatuaron BAIRES en sus brazos.

 

Reconforta ver y encontrar músicos como Pereza. Que mantienen su integridad, a pesar del éxito. Que no olvidan sus principios, los del r&r. Tampoco sus comienzos. Y deben tener los pies muy calentitos porque “con los pies fríos no se piensa bien”. Y está claro que ellos lo piensan de película.

 

¡Larga vida a Pereza!

 

Publicado en Efe Eme

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Madrid, Música, Recomendaciones