Archivo de la etiqueta: Pamplona

Penúltimo escollo del Real Madrid: el Osasuna y los árbitros

Marca

El Real Madrid viaja a Pamplona para afrontar su penúltimo escollo: el Osasuna y los árbitros. Los jueces sobre el césped y en la sala del VAR son dos viejos conocidos de la afición madridista: Burgos Bengoetxea y Estrada Fernández. Ambos tienen un largo historial de agravios contra el Madrid. Como el de Sevilla de la pasada jornada (le han mandado a la nevera). A ver qué pasa esta noche. ¿Nada bueno?

El Sadar es un campo difícil donde la afición rojilla empuja a su equipo, que ahora aspira a posiciones europeas. Últimamente el Madrid ha salido bien parado, mas lo pasado no condiciona el presente. Ni siquiera para Benzema que mantiene una buena racha en este campo. Ya puestos, recordemos que nos empataron a cero en el Bernabéu (en octubre).

Ambos equipos presentan bajas y Ancelotti además da descanso a Modric. Se aventura una media con Valverde y Camavinga acompañando a Kroos. Arriba Rodrygo junto a la pareja de moda, Vinicius y Benzema. Me queda la duda de si Alaba o Nacho ocuparán el lateral izquierdo. Y el otro de central junto a Militao. ¿Volverá Carvajal a la izquierda y Lucas Vázquez en la derecha? Veremos…

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Atleti, Barça y Sevilla a 15 puntos del Madrid

AS

Tras la victoria en Sevilla del Madrid y la derrota en casa del Barça frente al Cádiz (que sale del descenso), el Real Madrid aventaja en 15 puntos al Atlético de Madrid, Barça y Sevilla. Estos tres están empatados a puntos, pero los culés tienen un partido menos (que disputaran en el Camp Nou contra el Rayo el próximo domingo). Es decir: al Barça le quedan 21 puntos por disputar, siete partidos. A los demás 18, seis jornadas.

A mediados de semana, el miércoles, el Madrid afronta su penúltimo escollo. Se viaja a Pamplona, para enfrentarnos al Osasuna, implicado en la lucha por los puestos que dan acceso a las competiciones europeas. El Barça tendrá como rival a la Real Sociedad, en San Sebastián. El Sevilla va a Valencia donde le espera un Levante necesitado de puntos para salir del descenso. Y el Atleti recibe a un Granada apurado, con problemas de entrenador.

Si el Barça logra sus 21 puntos el Madrid es campeón logrando 7 de los 18 que le quedan por jugar. Dos triunfos y un empate. He tenido en cuenta que el goal average es favorable a los azulgranas. Con el Sevilla lo tenemos a favor, así que si logran sus 18 puntos solo necesitaríamos tres. Con el Atleti tenemos pendiente el partido del Wanda, que decidirá el goal average. Para que ellos consigan los 18 puntos nos tienen que ganar. Por lo que nosotros precisáremos cuatro puntos. Una victoria y un empate.

El primer paso, en cualquiera de los tres casos, es ganar en Pamplona, nuestro penúltimo escollo.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Sevilla, antepenúltimo escollo del Madrid

Marca

El Sevilla, en el Sánchez Pizjuán, es el antepenúltimo escollo del Real Madrid en su camino para ganar la Liga. Los otros dos ochomiles son las visitas a Pamplona (Osasuna), a mediados de la semana que viene, y al Wanda (Atlético de Madrid). A nuestro favor está la solvencia que el equipo está demostrando como visitante. En contra, lo recargado del calendario y lo que ello acarrea en forma de bajas, por lesiones o acumulaciones de tarjetas.

El Madrid presentan bajas importantes: Casemiro y Mendy, además de Marcelo y el canterano Miguel Gutiérrez (lo cual deja la posición de lateral izquierdo sin un especialista nato). Todo apunta a Nacho como recambio para esa banda en defensa. Acuña, excelente lateral, es duda en el Sevilla. Si no juega será una baja sensible para los de Lopetegui.

El partido también tiene el aliciente de ver a los dos mejores porteros del campeonato, Bono y Courtois.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Un Real Madrid de dos caras amarra tres puntos

Dani Sánchez AS

Los tres puntos del partido eran muy importantes. Sobre todo tras el empate del Sevilla en Pamplona. Son ya seis puntos sobre ellos que van segundos. El Madrid resolvió en la segunda parte, después de prácticamente tirar la primera. El equipo volvió a mostrar dos caras. El apretado 1-0 es un reflejo de esto y de la gran actuación del portero visitante.

El mismo domingo a la lista de bajas del Real Madrid se sumaron dos más: Casemiro y Lucas Vázquez. Parece que por gastroenteritis. Ancelotti reaccionaba con novedades en el once. Carvajal, quien reaparecía, y Marcelo eran los laterales. Camavinga entraba por Casemiro y arriba Marco Asensio y Rodrygo por las bandas con Isco de falso nueve. Asensio ocupó la banda derecha y el brasileño la izquierda.

A los 4 minutos el primer remate a puerta fue del Granada. Courtois despejó abajo con el pie, en su faceta de portero de balonmano, el fuerte disparo de Puertas. Al minuto llegó el segundo remate, bien atajado por el belga. Fue un lanzamiento de falta de Collado (jugador cedido por el Barça al Granada).

En estos primeros instantes el Madrid encadenaba imprecisiones. El primer saque de esquina blanco llegó en el 10.

En el 13 la primera ocasión local: un balón de Modric a Isco al interior del área pequeña. El falso nueve se escora a la derecha hacía la línea de fondo y pasa atrás. Marco Asensio dispara con convicción y Maximiano desvió con solvencia.

A medida que Kroos y Modric se hicieron con la pelota el Madrid se fue imponiendo. Pero sin crear peligro. Rodrygo estaba perdido. En ese costado tan solo algunos chispazos de Marcelo.

Acostumbrados a la velocidad de Vinicius (baja por acumulación de tarjetas) el partido se nos hacía lento y espeso. Kroos intentaba meter ritmo, moviendo la pelota al primer toque y lanzando diagonales. En una de estas metió un balón en profundidad a Carvajal en el 31. El pase al área del lateral fue despejado ¡al larguero! Al minuto una buena acción de Rodrygo, con combinación en el área con Camavinga, terminó con un remate despejado a córner. Lo sacó Kroos y el rechace de la defensa le devolvió el esférico. Desde el lateral lanzó un buen disparo de primeras a la escuadra contraria. Se fue alta por poco.

El Granada reaccionó con una contra. El colombiano Luis Suárez le filtra un pase a Uzuni. Remató mal, a las manos de Courtois. Entramos en una fase en la que el Granada parecía lo que debía ser el Madrid. Se escucharon los primeros pitos en el Bernabéu. Los visitantes creían en sus posibilidades.

Asensio en el 42 y medio probó con un fuerte disparo lejano. Medio minuto después lo intentó Isco de volea, un metro dentro del área. En ambos casos el meta despejó de puños.

Muy poco bagaje ofensivo del Madrid en la primera mitad, con un Granada bien plantado y que supo presionar y ocupar los espacios.

En el descanso observamos a Fede Valverde realizar ejercicios de calentamiento. Aposté que entraría por Rodrygo, intercambiando bandas con Asensio. Necesitábamos pulmones e igualar numéricamente al rival en el medio campo. El cambio por Camavinga era otra posibilidad. Y fue la que sucedió. Aunque ninguno de los dos sean medio centros. El francés estuvo perdido y el equipo lo acusó.

El Madrid salió en la segunda parte con otro aire. La presencia de Valverde se notó desde el principio.

Rodrygo y Asensio salieron cambiados de banda.

En el 47 un buen centro a la olla de Marcelo lo interceptó el portero a los pies de Valverde.

La presión alta del Granada seguía forzando a Kroos a bajar a nuestra línea defensiva para sacar el balón jugado. Se alejaba al alemán de las zonas decisivas de pase.

En el 55 jugando al primer toque nos enredamos con tanto pase y desperdiciamos al menos dos buenas ocasiones de remate (Alaba y Modric). La mejor jugada blanca hasta ese momento. Al minuto lo intentó Rodrygo desde la izquierda. Raso y centrado.

Ahora quien presionaba arriba era el Madrid.

A la hora Rodrygo chutó muy bien y Maximiano se lució desviando a córner. Se sacó y el meta volvió a lucirse. Esta vez a disparo de Asensio.

Hazard y Jovic estaban listos para salir. Lo hicieron en el 64 por Rodrygo e Isco. En  la primera jugada de ambos, en el 65, Jovic se fabricó una oportunidad.

Mateu Lahoz la lío en el 68 pitando una falta a Hazard en un regate, cuando la entrada que sufrió fue la falta de verdad. Modric vio tarjeta por protestar. Antes se equivocó interrumpiendo una contra en la que Valverde encaraba solo la meta rival, por una presunta falta sobre el defensor al que superó en velocidad.

Valverde rompía líneas. Era vertical en sus avances. Su presencia se notaba.

En el 73 un adelantado Militao roba la salida de balón del Granada. La pelota le llegaba a Marco Asensio, quien avanza para buscar posición de tiro. Y empalmó un zurdazo a la red, ajustado al palo contrario. La trayectoria del balón, con caída final, fue una pasada. Un golazo.1-0. Se lo merecía Asensio, el futbolista que más buscó el gol y quien más chutó.

Cuatro minutos después el árbitro señala penalti a Hazard. Pero el VAR rectificó porque la falta fue fuera del área. Kroos la botó buscando la escuadra. Colocado pero flojo. Fue otro robo en campo granadino.

Maximiano se convirtió en el mejor de su equipo en 82, cuando salvó un gol cantado a remate a bocajarro de Asensio. Jovic reclamaba una mano, dos defensas se liaron en el despeje y el mallorquín aprovechó para intentar cerrar el partido. A continuación Nacho entró por Marcelo (me dio la impresión que el brasileño tenía molestias). Salió ovacionado del campo. Se lo debíamos despues de tantas críticas (justificadas).

Ceballos sustituyó a Modric en el 86. (Me disculparan que no anotase los cambios visitantes).

Se anunciaron tres minutos de alargue cuando el Granada tenía un saque de esquina a su favor. En la contra que siguió, Asensio, desde la misma posición del gol, buscó el palo corto. Se le fue alta.

A un minuto del final Maximiano aún tuvo otra oportunidad de dejar su sello.

Tres puntos importantes, aumentando en dos la diferencia sobre el Sevilla (segundo clasificado). El fin de semana que viene viajamos a Villarreal, por lo que insisto en la importancia de estos tres puntos. Al no estar en Copa tenemos la semana limpia…

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Del Auditorio al Bernabéu

AN

Hoy domingo será una jornada de música y fútbol, desde el Auditorio Nacional (12:00) al Bernabéu (21:00), con el Barça-Atlético de Madrid en medio (16:15).

El programa de la Orquesta Nacional presenta obras de dos compositores tan diametralmente opuestos como Bela Bartók y Mozart. La propuesta me resulta tan atractiva como arriesgada. El siglo XX y el XVIII en un mismo concierto, con repertorio de dos músicos que fueron niños prodigios.

El partido del Real Madrid se las trae. Por varios motivos. El primero porque estamos en el tradicional bache que atravesamos en esta época del año. Es la pausa necesaria para recuperar el tono de cara a los momentos decisivos en Liga y Champions, donde tenemos que superar los octavos de final. Sufrimos en Copa frente al Elche ahí, pinchamos contra ellos en Liga aquí y nos ha eliminado el Athletic Club de Bilbao en los cuartos de la Copa. Era nuestro cuarto enfrentamiento con los bilbaínos en menos de dos meses. Ganamos los tres anteriores. Los dos de Liga y la final de Supercopa. De los cuatro el menos relevante ha sido el que hemos perdido. Los seis puntos de Liga son vitales, si nuestra aspiración es ganar esta competición, un trofeo de caza mayor. La Supercopa es un título, el primero de la temporada. Y lo hemos ganado. No digo que sea bueno haber sido eliminados, porque perder nunca es positivo. Pero nos ha aliviado el calendario. Son dos partidos menos antes del PSG, en un calendario ya recargado. El otro motivo principal es por el empate ayer del Sevilla en Pamplona y el enfrentamiento entre el Barça y el Atleti. El empate es lo que más nos conviene, siempre y cuando nosotros ganemos al Granada. Una derrota culé o rojiblanca dejará tocado seriamente al equipo perdedor. Los tres puntos frente al Granada son vitales. Y no será fácil. Para nada. 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Deportes, Fútbol, Música

Rachas

Liga

Hay rachas buenas y malas. En competiciones deportivas las positivas son aquellas en las que se encadenan buenos resultados, que en el caso del fútbol son victorias o número de partidos imbatido. Las negativas son lo opuesto. Obvio. Nada de lo expresado hasta ahora supone ninguna novedad, pero sirve para ponernos en antecedentes sobre dos partidos de Liga que se jugarán hoy: el derbi, Real Madrid-Atlético de Madrid, y el Osasuna-Barça.

El Madrid, líder destacado, llega lanzado. Superada su mini crisis está enrachado. Sus partidos se cuentan por victorias. Estadísticamente esto es insostenible. Y llegará un empate o una derrota. Que bien podría ser esta noche. El Atleti, reforzado en su moral por su agónica clasificación a octavos de Champions, disfrutaría frenando la racha madridista. (Igual celebraron en demasía). Además, les serviría para mantener intactas sus aspiraciones de cara a renovar el título de Liga. Un triunfo blanco sería un golpe encima de la mesa. ¿Definitivo? No creo, estamos a mediados de diciembre. Pero sí sería una ventaja importante de puntos que deberíamos saber administrar. Al igual que hicieron los rojiblancos la temporada pasada tras su fenomenal primera vuelta. Un empate esta noche igual sería bueno para ambos, dependiendo de lo que haya sucedido en el Osasuna-Barça.

El Barça afronta su crisis de juego y resultados, tras dos derrotas consecutivas (en casa contra el Betis y en Munich), con una complicada salida a Pamplona. El arsenal de la propaganda culé se va quedando sin armas. Los rumores constantes de fichajes no son creíbles. La única solución pasa por ganar al Osasuna. Sería una victoria balsámica, que devolvería la confianza a la plantilla y a su entrenador. El Barça, aunque esté en crisis, tiene más fútbol que el Osasuna. Mas los navarros son muy competitivos y lo dan todo en el campo. A pesar de la mala racha de siete partidos sin ganar. Si los azulgranas pierden en Pamplona… miren la clasificación y se darán cuenta de la magnitud del desastre. Un empate solo beneficiaría a quienes manipulan y distorsionan la realidad culé. Visto lo visto, a lo mejor es lo que nos conviene a los demás.

Todo es cuestión de rachas. Y estas no son eternas.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Real Madrid corta la racha del Osasuna

penalti-vinicius-655x368

El empate a cero del Bernabéu significa que el Real Madrid cortó la racha del Osasuna. El club de Pamplona llevaba cuatro partidos seguidos ganando fuera de casa. Es la mejor racha como visitante de las principales Ligas europeas. El Madrid también logró mantener su portería sin encajar gol. Aunque estuvo a punto en una contra espectacular en la que Moncayola estrelló la pelota en el poste. Fue la mejor ocasión del encuentro, con el mejor jugador del partido como protagonista. Kike García, muy batallador durante los 89 minutos que estuvo en el campo, y Chimy Ávila, habilitaron a Moncayola frente a Courtois

Me perdonarán esta pincelada humorística para ocultar el cabreo sordo que llevo. Salí merendado de casa el miércoles para ir al partido y regresé el jueves para cenar. Son las cosas de los horarios de esta Liga más las obras de Plaza de Oriente y Plaza de España, que implican que dé vueltas y tarde alrededor de 50 minutos en llegar (en la vuelta tardé unos 12 minutos menos por el escaso tráfico nocturno). A esto añado un desempeño flojo del Madrid, sin chispa ni velocidad. Maniatado por el Osasuna, que cerró muy bien.

En la primera mitad la banda derecha blanca no existió. Carvajal en la defensa y Marco Asensio en la delantera, no la tocaron. Camavinga, en medio, le puso ganas. A veces demasiadas y le costó una amarilla mediada la primera parte. El Madrid, con Kroos, volcó su juego sobre la izquierda. Se buscaba a Vinicius, bien apoyado por Mendy, incluso por Alaba. Pero ayer no fue el día de Vini. Quizás si hubiesen pitado penalti, en el pisotón que sufrió en el 24 y medio, otro gallo hubiese cantado. Claro que luego hay que anotar la pena máxima. Algo en lo que Benzema no suele fallar. Estoy seguro que el partido habría discurrido por otros derroteros. Tampoco descarto que el Osasuna con el marcador en contra podría haber sido más peligroso. Pero lo que no acabo de entender es cómo esta pareja de árbitros, en el campo y en el VAR, señalaron un pisotón igual en San Mamés como penalti tras visionado del VAR y en el Bernabéu ni se molestaron en revisar la jugada. ¿Tanto influye que los roles cambiasen de Bilbao a Madrid? El del VAR de ahí fue el juez principal del Real Madrid-Osasuna. Vinicius protestó la jugada, que desde mi localidad no pude ver. Lo mismo me sucedió con el poste de Benzema. El francés se fabricó la ocasión, se revolvió rodeado de defensas y buscó el remate. Estas dos acciones, una carrera de Vinicius en la segunda mitad, el picante que le puso Marcelo desde que salió en el 68 y la chispa de Rodrygo que en la segunda parte hizo más que Marco Asensio (jugó 68 minutos) y Hazard juntos. El belga salió junto a Marcelo y Lucas Vázquez en el 68. Fue una figura decorativa. No hizo nada. Jugábamos con 10 contra 11 muy bien ordenados. 

El Madrid y gran parte del público protestaron que solo se añadiesen cuatro minutos, por las pérdidas de tiempo del rival y los cambios. En mi opinión aunque el partido se alargase 10 minutos no metíamos gol. Estábamos espesos. Por eso la jugada del penalti es tan importante.

AS TV

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Athletic de Bilbao y Raúl García tumban al Real Madrid

Zidane repitió el once de Pamplona. ¿Premio o castigo? ¿Al mister le pareció bien el pobre desempeño del equipo en el último partido? Insistir con los mismos jugadores y en los mismos errores (como Marco Asensio por la derecha) me resultaba incomprensible. Igual es simple cabezonería.

Sacó el Madrid de centro y enseguida pudimos observar que Asensio se colocó en la izquierda y que el Athletic presionaba arriba. Además, los pases atrás blancos propiciaban esta situación.

La ubicación de Asensio era una buena nueva y trajo consecuencias: Hazard se situó de media punta o si prefieren en el vértice superior de un presunto rombo. Benzema flotaba por todo el frente. Teníamos un 4-4-2. Mientras Marcelino para la presión alta de su equipo dispuso un 4-2-3-1.

La libertad de movimientos de Benzema y Hazard, intercambiando posiciones, dejó destellos cuando combinaron entre ellos. Mas llegando al 18 un mal pase de Lucas Vázquez, en la salida, es interceptado por Dani García. Su balón en profundidad llega a Raúl García, quien se planta en el área y bate a Courtois. 0-1. Destacar la inteligencia de Iñaki Williams dejando pasar la pelota para que llegase a Raúl García. En esta acción la presión alta del Athletic fue con un 4-4-2.

Por alguna razón Asensio pasó a la banda derecha tras el gol y Hazard volvió a la izquierda. 4-3-3.

En el 27 Mendy le metió un excelente pase en profundidad a Hazard. El llamado pase de la muerte del belga fue para nadie. Tres minutos después pudo empatar Asensio. Se le fue fuera. Unai Simón seguía inédito.

El Athletic seguía apretando y dificultando la llegada del Madrid a la divisoria del centro del campo. Y en el 36 Lucas Vázquez volvió a equivocarse y cometía penalti sobre Iñigo Martínez. Raúl García transformó la pena máxima, logrando su segundo tanto. 0-2. Resultado con el que se alcanzaba el descanso. Desafortunadamente se cumplía mi impresión inicial sobre repetir la misma alineación de Pamplona.

Para la segunda parte jugué la carta de la superstición y cambié de canal. Del 45 me mudé al 8 para ver los siguientes 45 minutos.

Zidane cambió a Varane por Nacho. Una sustitución forzada por las molestias del central francés. ¿Por qué no hizo más? ¿Estaba contento con la labor del equipo durante la primera mitad? ¿Tan mal están los suplentes para no confiar en ellos?

¿Para qué sirve tanta posesión inútil si no finalizamos las jugadas y no probamos al meta rival?

En el 53 Muniain pudo hacer el 0-3 de cabeza. Y Zidane mandaba a calentar a Fede Valverde y Vinicius. A todo esto en el 58 un buen remate de Asensio, desde las inmediaciones del área, se iba alto por poco. El balear era el unico que intentaba buscar puerta. Sin acierto, pero lo intentaba.

El reloj corría en nuestra contra. Tampoco teníamos suerte: en el 61 Asensio, desde la izquierda entre el punto de penalti y el área chica, estrellaba la pelota en el poste. El pase fue de Hazard.

Zidane agitaba por fin el equipo: entraban en el 67 Vinicius y Valverde por Hazard y Modric. Marcelino también movía fichas con un doble cambio. Acto seguido Asensio disparaba al larguero. Y poco después se retiraba tocado Muniain.

A Benzema le anularon un gol por fuera de juego. Era su primer remate del encuentro. La revisión del VAR anuló la decisión del linier. 1-2 en el 73. Marcelino reaccionaba con otro doble cambio. Uno de ellos, Villalibre, en su primera jugada se plantó frente a Courtois quien salvó un gol cantado.

A Benzema le anularon otro gol (min. 81) en claro fuera de juego. Con la salida de Hazard Benzema empezó a ver puerta. Los últimos minutos se presentaban apasionantes.

El Athletic ya no tenía tantas fuerzas para la presión alta, aunque no cejaban en su empeño. En defensa achicaban como podían. Y sus contras eran peligrosas.

Sergio Ramos subía. Un buen pase de Vinicius lo cabeceó fuera por poco. Y Mariano entraba por Benzema (min. 87). Sacar a Benzema es algo que no entendi. Ramos subía y bajaba. Tremendo esfuerzo el suyo.

Seis minutos de prolongación. Seis minutos para la esperanza. En el primero de ellos Casemiro evitó una buena ocasión de Williams. En el último minuto disparó Mendy desde el balcón del área. Y el VAR comprobaba una falta o una mano en el intento del remate previo de Ramos. Mano no hubo, agarrón puede. No pasó nada. El asunto llevó dos minutos. La última jugada del partido fue una incursión hacia la nada de Vinicius. Y el Athletic pasaba a la final de la Supercopa contra el Barça.

Las dos semifinales han sido buenos partidos. Muy buena la primera con prórroga y penaltis. Y en la nuestra, hemos fallado nosotros. Ellos han estado muy bien y nosotros solo los últimos 20/25 minutos. Así no se gana ningún título. De entrada, ya hemos perdido el primero.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Real Madrid no aprovecha la falta de público en Pamplona

El Osasuna 0-Real Madrid 0 se presentaba como un partido trampa desde el viernes, cuando el Madrid obligado por las condiciones meteorológicas se vio obligado a volar un día antes. Estuvieron tres horas atrapados en el avión, con el aeropuerto cerrado por el temporal, hasta que pudieron despejar. La confirmación de la disputa del encuentro no la tuvimos hasta dos horas antes del inicio del mismo. Aún a expensas de la decisión final del árbitro.

Zidane suplió la baja del sancionado Carvajal con Lucas Vázquez. Y arriba Marcos Asensio y Hazard acompañaron a Benzema. Jugaron más por dentro, de interiores, que por las bandas. Despejaron el camino para Lucas Vázquez y Mendy. Pero el Asensio de la derecha es la mitad del jugador que es cuando arranca desde la izquierda.

Otra trampa en el camino era el estado del campo, que si bien era igual para los dos, lógicamente perjudicaba al equipo más técnico. Tenía la impresión que iba a haber poco fútbol y que el encuentro se podría decidir por un error.

El Osasuna, que a pesar de sus buenas estadísticas defensivas ocupa puestos de descenso, dispuso de la única ocasión de la primera mitad. Courtois salvó un buen cabezazo de Oier a la salida de un córner. Su meta, Herrera, no tuvo ninguna intervención destacada. Estos datos resumen la inoperancia del Madrid en Pamplona durante la primera parte. También me resultó asombrosa la falta de acoplamiento de Hazard al equipo (esta es su segunda temporada). Y para rematar los malos primeros 45 minutos una pregunta: ¿a cuento de qué se dedican los blancos a jugar de tacón? En 40 minutos fueron cuatro los toques. Dos en defensa (Sergio Ramos y Lucas Vázquez), defectuosos ambos, uno en la divisoria de ambos campos (Benzema), que fue bueno, y el cuarto en ataque (Benzema de nuevo), que tampoco salió bien. ¿Estaba el césped para estas filigranas? Esta es una prueba definitiva de no haber sabido leer el encuentro.

El arranque de la segunda mitad pareció otra cosa. En los primeros instantes vimos dos buenas intervenciones de Herrera. La primera, despejando un pase lateral de Lucas Vázquez, y la segunda, salvando un buen disparo de Asensio, en el que fue el primer remate entre los tres palos del Madrid.

Osasuna no se arrugó y Calleri siguió siendo un dolor de muelas para Lucas Vázquez y Varane.

En el 55 Casemiro intentó el primer chut madridista desde fuera del área. Y poco después un servidor hubiese estrangulado a Hazard. En una buena combinación en vez de buscar el remate o a un compañero, la despejó atrás organizando la contra rival. En la tele anunciaron que Fede Valverde empezaba a calentar. Me tranquilicé. Empezó a nevar de nuevo.

Herrera en el 60 le hizo un paradón a Benzema (en fuera de juego). Tras el rechace el balón acabó en la red, pero no subió al marcador. El Madrid había elevado su ritmo de juego y llegaba más en este primer cuarto de hora de la segunda mitad que en toda la primera parte.

Fede Valverde entraba por Asensio en el 65. El balear por la derecha es medio jugador. En mi opinión mejor retirar a Hazard y pasar a Asensio a la izquierda. Me sosegué pensando que Odegaard sería el relevo del belga (que no lo fue).

Entrábamos en los 20 minutos finales con el Osasuna presionando arriba, dificultando la salida de balón, y con el Madrid sin el ritmo de juego del cuarto de hora previo. Y ojo que Roberto Torres pifió una buena ocasión en el 71. Se le fue alta.

Ramos se colocaba de delantero centro, mientras Zidane daba entrada al filo del 75 a Mariano y a ¡Isco! por Hazard y Modric. Lo de Isco es incomprensible!!! El galimatias del mister blanco volvía a hacer acto de presencia. Y Arrasate retiraba a Rubén García y Calleri y entraban Jony y Budimir.

El doble cambio de Zidane no sirvió para nada. Restó. En cambio los de Arrasate afianzaron a Osasuna. Y en 83 un error garrafal de Isco en las inmediaciones de nuestra área casi nos cuesta un gol.

En el 88 volvieron a anularnos un tanto por fuera de juego de Benzema. Kroos se retrasó en el pase al francés.

Los tres minutos de descanso se jugaron prácticamente en nuestra mitad del campo, salvo la última jugada (una internada de Lucas Vázquez cuyo pase se fue fuera; en esta jugada se reclama un penalti a Casemiro que creo que no existe porque la pelota ya estaba fuera del terreno de juego).

Seamos sinceros: así no vamos a ningún lado. No supimos entender el partido ni supimos aprovechar la ausencia de los aficionados rojillos en las gradas. La irregularidad es el gran pecado mortal en Liga, un torneo que es el de la regularidad. Y nosotros parecemos ser campeones de los altibajos.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El anodino nuevo álbum de Springsteen

El Diccionario de la Real Academia Española define al adjetivo anodino como «insignificante, ineficaz, insustancial». Tres términos perfectos para calificar la nueva obra de Bruce Springsteen «Letter To You«. La canción que da título al álbum, el sencillo con el que anunciaron su edición, ya fue un mal presagio. Como escribí aquí. Las razones que apuntaba en esa entrada son las mismas que podría aplicar ahora al álbum en su totalidad. Incluso alguna más. Porque aparte de anodino me ha parecido aburrido. No he conseguido terminar de escuchar enteras ninguna de las canciones. Se me hacían largas, algunas incluso muy largas. De los 12 temas hay tres que superan los seis minutos y uno los cinco (otro se queda a cuatro segundos de los cinco minutos). ¿De verdad es necesario alargar tanto los temas cuando no tienes nada que decir?

Asumo que las circunstancias de mi escucha no fuesen las más favorables: quité el volumen de la tele para oír al Boss mientras veía al Atleti en Pamplona. Entre el partido y el «Letter To You» corría un alto riesgo de siesta tardía. Menos mal que ir avanzando las canciones me mantuvo despierto. Miren, algo positivo del álbum…

Para la segunda parte del Osasuna-Atlético de Madrid me resarcí con la nueva canción de Miguel Ríos «La estirpe de Caín» y lo último de Paul Weller «On Sunset«. El partido también se animó a base de goles y penaltis,

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Fútbol, Música