Archivo de la etiqueta: Pablo Milanés

Simone canta a Manuel Alejandro y Pablo Milanés

La brasileña Simone estuvo en España en 1991 para presentar sus primeras grabaciones en español. Aquí les dejo con “Procuro Olvidarte” de Manuel Alejandro y “Yolanda” de Pablo Milanés, quien voló desde Cuba para cantar con ella.

 

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Pablo Milanés En El Tiempo, Contra El Tiempo (por Antonio Gómez)

9 de abril de 2008

Leo por ahí abajo en un post de Rodri sobre los mojitos de la embajada cubana y Adrian me dice que Pablo Milanés vuelve a España en una gira con Chucho Valdés, que comienza el 19 de abril en Burgos. Entre aquellas borracheras y esta gira han pasado algo así como 33 años. ¡Madre mía! Si los tuviera, se me pondrían los pelos de punta. Y lo peor de todo es que os veo a todos muy mayores; vamos, que vais a tener que empezar a cuidaros, que el tiempo no perdona. Ya sabéis, ese implacable y cruel que cantaba, precisamente, Pablo, una persona preocupada desde siempre por el transcurrir del tiempo.

 

El recuerdo no es la descripción del pasado, sino la percepción que tenemos desde el presente de aquel tiempo ido junto a los pelos de la cabeza. Por eso quizás no recuerdo con claridad el momento concreto en que quienes hacíamos GONG (aquel invento de nuestro ínclito GONGzalo García Pelayo), nos enteramos de que Movieplay (todavía era Movieplay y estaba Sancho a la cabeza) poseía los derechos de los discos de la Nueva Trova Cubana y decidimos editarlos. Sí tengo marcado en la memoria, en cambio, cómo llegó a España la que pienso que fue primera muestra de las canciones de Silvio, Pablo y Noel Nicola, iniciadores del movimiento, que se escucharon por aquí.

 

Debió ser en 1969. Julia León, que vivía con su hermana Eva en un apartamento cerca de Torres Blancas, recibió una cinta de alguno de los jóvenes directores de cine que residían en el mismo edificio, de los que eran amigas. Quizás fuera Víctor Érice, o Antonio Eceiza o José Luis Egea el que había estado en un festival de cine en La Habana y al regreso trajo grabadas las canciones en una cinta de bobina, que con el tiempo pasó a mis manos, no sé si el original o una copia, y que entre 1971 y 1973 sonaron a menudo en Canto a mi América, el programa que hacíamos Tina Blanco, Álvaro Feito y una servidora en 99.5, Radio Popular FM (otro invento de Gonzalo en el que tantos coincidimos).

        

Adrian me cuenta que cuando ya estaba en marcha GONG, un día entramos a un despacho (sería el de Carlos Guitart, digo yo, que sabía del tema y al que siempre recuerdo con cariño) y descubrimos que tenían unos discos cubanos y una colección de blues con los que no sabían qué hacer. Fuera exactamente así o no, es algo que mi memoria no ha retenido, lo que recuerdo perfectamente es que nosotros sí sabíamos qué se podía hacer con aquel  montón de LPs. Inmediatamente nos pusimos a la faena y en 1976 aparecieron los tres primeros: un colectivo sobre Chile (en el que estaba Yo pisaré las calles nuevamente, y un par de excelentes temas de Amaury Pérez), el primero de Silvio y La Vida No Vale Nada de Pablo.

 

 

(Nota del editor: La portada verde es la de Gong –su primer LP en España– y la otra es la original cubana –su tercer disco llamado Pablo Milanés)

En aquella primera cinta la Nueva Trova que escuché (que ahora que lo pienso podría ser una grabación de Cuba va, el primer disco del Grupo de Experimentación Sonora de la Habana, en el que estaban Pablo, Silvio y Noel, además de Eduardo Ramos, Sara González, Amaury Pérez, Emiliano Salvador, Pablo Menéndez, todos dirigidos por Leo Brower, ¡ahí es nada!) había varias canciones que me gustaron (La era está pariendo un corazón o Comienza el día, por ejemplo), pero hubo una que me deslumbró. Se titulaba Yolanda, y era una delicada canción de amor llenar de sensualidad, sensibilidad e inteligencia. Desde entonces quedé enganchado a Pablo, como le pasó a tanta otra gente en el mundo.

        

La influencia que ejercieron Pablo y compañía en un determinado momento de la canción popular en castellano fue sencillamente arrasadora. Era el movimiento de canción de cualquier país que tenía una mayor preparación musical y un mayor conocimiento de lo que se hacía en el resto del mundo, especialmente el anglosajón, y menos prejuicios para utilizarlo. Además, era una canción que venía del primer país socialista del mundo que hablaba en español. Unas recomendaciones que, en concreto entre nosotros, les abrieron camino rápidamente, convirtiéndose en un éxito que sorprendió, en primer lugar, a Movieplay, que no habían sabido que hacer con aquellos cubanos tan diferentes.

        

Han pasado un montón de años desde entonces. Tantos que no quiero volver a escribirlos por si da mal fario la insistencia. El año pasado Pablo Milanés acudió a cantar a mi pueblo, Rivas Vaciamadrid (ya sabéis, con gobierno de IU y una infraestructuras y una actividad cultural excelentes), y fui a verle. Hacía tiempo que no le escuchaba en directo y durante toda la actuación me mantuvo pegado a la butaca con las terribles reflexiones sobre el dolor, el tiempo y la muerte que sustanciaban su por entonces último disco, Regalo, que es lo que cantó fundamentalmente. Al acabar tuve la tentación de pasar a saludarle, pero me marché a casa rumiando con mi compañera lo que habíamos escuchado. Preferí no verle porque seguramente hubiéramos acabado hablando del tiempo, del dolor y de la muerte, y ya habrá tiempo para el dolor, e incluso para la muerte.

 

Saludos cordiales de su amigo, este que lo es.

 

Antonio Gómez.

 

FECHAS GIRA PABLO MILANÉS & CHUCHO VALDÉS:

 

Abril

 

19: BURGOS

26: LEÓN

 

Mayo

 

2: VALLADOLID

3: SALAMANCA

8: GRANADA

10: LAS PALMAS

11: TENERIFE

12: BARCELONA

15: MADRID

 

Video de Yolanda, grabado por alguien del público durante la actuación de Pablo Milanés y Chucho Valdés, en el Teatro Meliá de La Habana, a finales del pasado mes de marzo (Festival Jazz Plaza 2008)

 

 

 

 

 

11 comentarios

Archivado bajo Cultura, General, Música, Recomendaciones