Archivo de la etiqueta: Óscar Plano

No podía ser y además era imposible

AS

El Real Madrid salió a buen ritmo, dominando, con ganas de solventar pronto el encuentro. El problema es que el primer remate no llegó hasta el 23. Fue un prolongación de cabeza de Marco Asensio a una falta sacada por Modric. Se fue ligeramente por encima del larguero. El problema es que el marcador señalaba 0-1 a favor del Villarreal. Yeremi Pino había anotado en el 19 un golazo en el primer intento de su equipo. Tuvieron otra ocasión unos minutos antes cuando Gerard Moreno, desde el círculo central, lanzó un balón en profundidad a Bacca. Militao estuvo más rápido y se adelantó al delantero a pocos metros del área de Courtois.

Este gol del Villarreal llegó dos minutos después del que nos hizo albergar esperanzas: Óscar Plano marcaba el 1-0 del Valladolid. La alegría que nos llegaba desde Zorrilla quedó ahogada por el gol de Pino. Lo peor fue el estado de ansiedad que nos atenazó a partir del tanto encajado. Una buena ocasión de Modric, fabricada por el croata en el 33, pudo cambiar las tornas.

Pedraza percutía por su banda izquierda. Odriozola hacía lo propio por la misma, que era la banda derecha del Madrid. Los pases del lateral blanco no encontraban rematador. Los de Pedraza nos creaban dificultades. Ni Fede Valverde ni Asensio bajaban a ayudar en defensa. Y el Villarreal sí hacía las coberturas cuando subía Odriozola.

El Madrid intentaba presionar la salida del balón. Pero cuando la pelota era nuestra no buscábamos los desmarques, los medios salvo Modric no creaban juego y tampoco disparábamos a puerta. Desde el remate de Modric solo lo intentó 10 minutos después Benzema en el 43.

Casemiro, solo, cabeceó en el 45 a las manos de Rulli (en un saque de esquina). Era nuestro primer remate entre los tres palos. Y así murió la primera parte. 0-1 al descanso en Valdebebas y 1-0 en Valladolid. El Atlético de Madrid era en esos momentos campeón de esta Liga 2020/21.

En el descanso debatíamos sobre si la mano de Parejo en su área fue penalti o no. Ya conocen la Regla de Oro: si la hace uno del Madrid sí es penalti, si lo hace nuestro rival nunca lo es. Esta jugada pudo haber sido decisiva para el estado de ánimo de blancos y…. rojiblancos (perdían 1-0 al descanso).

Vimos en el intermedio calentar a Isco y a Rodrygo. Mas no hubo cambios. Salieron los mismos 22.

Un buen pase de Valverde a Miguel Gutiérrez en el 48 derivó en el primer córner de esta segunda mitad. Minuto y medio después Vinicius se iba por su costado por primera vez en el partido. Culminó mal. Ni pase ni disparo. El injerto acabó suavemente en las manos del meta rival. En el 51 Albiol despejaba a saque de esquina un pase de Valverde. Se sacó en corto y el cabezazo lejano de Militao puso en dificultades a Rulli. Se fue alta por poco, por encima de la escuadra. Modric lanzaba a Vinicius en el 53. En estos primeros minutos de la segunda mitad habíamos hecho más de cara a la portería rival que en toda la primera parte. Tanto es así que en el 54 Benzema cabeceaba el empate, a pase de Casemiro. Mientras el VAR revisaba la jugada salieron Asensio y Vinicius. Entraron Isco y Rodrygo. Como era de imaginar, nos anularon el gol. Y el Atleti empataba. Las desgracias nunca vienen solas.

Llegados a este punto yo hubiese retirado al equipo del campo. Afortunadamente no tengo poder ni responsabilidad para tomar este tipo de decisiones. Lo que si digo y reitero es que la oficina del Madrid no da ni golpe. No saben trabajar. A las pruebas me remito. Lo de esta temporada ha sido excesivo.

En el 65 Emery efectuaba un doble cambio. Zidane se disponía a hacer un triple cambio y Luis Suárez hacía el 1-2 en Valladolid.

Una mala cesión a Rulli la roba Rodrygo mas Benzema falla. Debería haber buscado al brasileño.

Mariano, Marcelo y Nacho entraban en el 68 por Odriozola, Casemiro y Miguel Gutiérrez. Se pasaba a tres centrales con Rodrygo y Marcelo de carrileros. ¡Medidas desesperadas para una situación límite!

Estos cinco cambios dejaron a Sergio Ramos fuera del encuentro y de su posible despedida del primer equipo.

Marcelo metía un buen pase en el 72 a la cabeza de Mariano. Su remate era rechazado y la pelota le llegaba a Benzema, quien la voleaba fuera. Cinco minutos después Mariano volvía a intentarlo de cabeza, en un córner botado por Isco.

El Villarreal cada vez estaba más suelto y nosotros más agarrotados. A medida que corría el reloj el 0-2 estaba más cerca que el 1-1. Ellos salían a la contra, aprovechando nuestras debilidades. A falta de 10 minutos efectuaban sus dos últimos cambios. Retiraban a Gerard Moreno y a Yeremy Pino. Entraban Raba y Alcácer.

Otro robo de Rodrygo en el 82 sirve para pasarsela a Modric. Su disparo desde la frontal de la media luna se va fuera. De haber cogido portería habría sido un gol muy de Modric.

Al filo del 87 una internada de Rodrygo se la pone a Benzema. El francés, entre la línea del área grande y el punto de penalti, la coloca con el interior de su píe derecho por toda la escuadra. 1-1. A partir de este tanto nos transformamos.

El descuento fue de cuatro minutos. En el primer minuto Mariano peca de individualista en una contra clara. Al minuto Benzema se cuela por la línea de fondo, por la izquierda. La pone atrás a Modric, en el punto de penalti. El croata la controla con el pecho y fusiló el 2-1 con la zurda.

Lo dicho en el titular: no podía ser y además era imposible. ¡Enhorabuena al Atlético de Madrid campeón! Y al Comité de Árbitros y sus designaciones, tanto en el VAR como con el juez principal.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Madrid golea al Ajax de Pucela

Jesús Álvarez Orihuela AS

La salida del equipo local fue un vendaval. Parecían el Ajax, de Pucela. El galimatías de Solari, que descubrió o recordó la existencia del 4-4-2, con Ceballos en la posición de Lucas Vázquez daba bastantes facilidades al Valladolid. El caos madridista era total. Porque ni era un 4-4-2 ni un 4-3-3, con Ceballos deambulando sin encontrar sitio. Y nos superaban en todos los aspectos del juego. Eramos un equipo vacío, sin alma.

La mala suerte de los pucelanos fue increíble. De entrada fallaron su quinto penalti consecutivo de la temporada. La pena máxima la cometió Odriozola, en una jugada que fue una constante durante todo el partido: buscaban con balones largos las espaldas de nuestros centrales y laterales. Alcaraz la mandó donde Sergio Ramos, en aquella semifinal de Champions, frente al Bayern. Para colmo de males les anularon dos goles por fuera de juego. En el primero el VAR rectificó al árbitro y en el segundo confirmó su decisión. Finalmente el 1-0 llegó en el 28. Anuar, en una brillante y rápida jugada, marcaba. Nuevamente el sistema defensivo madridista hizo aguas.

El aluvión del Valladolid se frenó en seco con el gol del empate en el 33. Veamos el balance atacante del Real Madrid hasta ese momento:

  • El primer remate fue en el 23: Benzema desde el borde del área. Salió fuera.
  • El primero entre los tres palos fue gol. En un saque de esquina Nacho salta con el Masip, el portero local. Este falla en el despeje con el puño (golpea al aire) y el central con la nuca la da para atrás. Varane atento la empuja a la red. Ojo al dato: dos centrales.

Con Ceballos ya asentado de centrocampista, el empate en el marcador y con Modric al mando, los de Solari empezaron a salir poco a poco de la depresión. Se confirmó en la segunda mitad.

Justo cuando pensaba que este era probablemente el peor partido que le he visto a Ceballos en el Madrid, va y lanza un pase en profundidad a Odriozola. El lateral se interna como una bala y le hacen un penalti absurdo. Fruto de la ansiedad y el ímpetu de Óscar Plano. Benzema transformó en el 50. 1-2. Prácticamente esto aniquiló a los locales. Aunque siguieron buscando las espaldas de nuestros defensas. Tuvieron un par de buenas ocasiones. Y Sergi Guardiola estrelló un balón en el palo en el 76. Pero antes, en el 58, Benzema, de nuevo, terminó con las escasas posibilidades locales: un cabezazo perfecto, picando hacia abajo, supuso el 1-3. El Valladolid estaba finiquitado mas siguieron peleando.

En el 79 Casemiro vio la segunda amarilla, en una acción innecesaria e impropia de un profesional. Impidió el saque de una falta cuando ya tenía una tarjeta. Con 10 Modric redondeó su partido: anotó el 1-4 en una buena combinación con Benzema. Se internó en el área desde el vértice, como si fuese un extremo, y superó a Masip en su salida. Vinicius debería ver muchas veces este tanto.

Modric y Benzema fueron los mejores. A Odriozola y Reguilón les salvó su pundonor y ganas. Supieron sufrir. Los demás de mal a discretos. O muy irregulares como Kroos, Ceballos y Marco Asensio, que alternaron buenos momentos (pocos) con otros bastante malos.

Quedan 11 partidos de esta Liga 2018/19. Pueden ser una tortura, especialmente los del Bernabéu.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol