Archivo de la etiqueta: Osasuna

Empanada blanca

La empanada blanca que cocinó Zidane tuvo dos ingredientes básicos: las incomprensibles presencias de Marcelo y Bale en el once titular. ¿Por qué el mister reservó a Mendy a una amarilla de la suspensión?  ¿Contra el Barça va a jugar Marcelo? ¿Y lo de Bale? No solo fue el peor en Pamplona, es que fue el único que estuvo mal. ¿El premio es ponerle de titular? ¿E Isco? Uno de los destacados del 1-4 ante Osasuna. Ayer contra el Celta no jugó. Otro destacado, Modric, tampoco fue titular (salió en la segunda mitad).

Todo incomprensible. Como el desbarajuste que provocó el cambio de Mendy por Bale. Vinicius pasó a la banda derecha y Marcelo se puso de extremo izquierdo. Esta confusión la aprovechó el Celta y empató el encuentro (Santi Mina, min. 85). Al lío ocasionado por el cambio añadan que, en la jugada del empate, Sergio Ramos salió como un loco para interceptar un balón en el medio campo. No lo consiguió, dejó un hueco tremendo y por ahí Denis Suárez filtó el pase de gol.

Hazard reapareció y lo hizo de titular (Vinicius le reemplazó en la segunda mitad). Le echó ganas, combinó bien, pero no se atrevió a chutar. El penalti se lo hicieron a él en un error garrafal del portero. Ramos transformó y puso el 2-1 en el marcador. Y una vez más el Madrid no supo cerrar el partido ni anotar un definitivo tercer gol.

Al equipo se le vió empanado desde el inicio. Para colmo de males  el Celta se adelantaba. Iago Aspas, de media punta en ese instante, libre de marca lanza un balón a Smolov, quien se interna como Pedro por su casa. Marca el 0-1 y solo llevábamos cinco minutos. Finalizando esta primera mitad Courtois salvaba el 0-2. En medio, nada de nada.

El Real Madrid no jugaba a nada. No hubo ningún remate entre los tres palos. Solo tres disparos fuera de Casemiro, Bale y Benzema. La media no funcionaba. Casemiro y Fede Valverde parecían otros. Solo Kroos estaba a la altura. El partido era de Rafinha, omnipresente.

Los blancos salieron con otra actitud tras el descanso. Empataba Ramos pero anulaban el tanto por fuera de juego. A los seis minutos empataba Kroos. Era un pase a la red tras una buena combinación entre Benzema y Marcelo, quien sumaba una nueva asistencia. En el 64 Ramos transformaba el penalti.

Con 2-1 a favor, tras haberle dado la vuelta al encuentro, volvimos a caer en la indolencia.

Los cambios del técnico visitante dieron su fruto y los nuestros no.

Nos fuimos del estadio con malas sensaciones cara a los próximos encuentros…

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Osasuna 1 Real Madrid 4

20F737A2-E2A9-40A6-BFD3-86AAD9FFE90D

El partido se inició con el Real Madrid sacando de centro. Antes de que se cumpliese el primer minuto de juego Osasuna dispuso de su primera oportunidad. En los primeros cinco minutos tuvieron tres. Courtois frenaba la hemorragia. Carvajal era un coladero. Hace meses ya comentè que era el Marcelo de esta temporada. Ellos lo sabían y volcaban sus ataques por nuestra banda derecha. El ausente Bale tampoco ayudaba. Fede Valverde y Modric no acababan de entrar en juego.

Hubo un pequeño destello: Isco abandonó la banda izquierda y centró su posición. Desde ahí filtró un pase en profundidad a Bale. Al galés le falló la punta de velocidad. Sin ella pierde efectividad. Y en el 13 Osasuna hizo el 1-0. A la salida de un córner, a media altura, Unai García cabeceaba a la red.

A partir de este momento despertaron Modric y Valverde. Carvajal empezó a subir su banda. El nuevo posicionamiento de Isco también ayudaba. Bale seguía ausente. Benzema se fabricó una buena ocasión. Pudo superar al meta en su salida pero se escoró demasiado. Su remate, desde fuera del área, lo salvó la defensa bajo palos.

Los goles no tardarían en llegar. Un balón defectuoso de Bale le llegaba a Isco en el 33. El malagueño, libre de marca en el área, empalmaba de volea. 1-1. El Madrid se venía arriba. Bale fallaba un gol. El partido era blanco. Cinco minutos después a la salida de un saque de esquina, Casemiro cabeceaba desde el palo largo hacia Sergio Ramos, en el otro poste. Y el capitán de cabeza anotaba el 1-2. Resultado con el que se llegaba al descanso.

El comienzo de la segunda mitad fue similar al de la primera parte. Dos diferencias: la dureza local y la solidaridad de los merengues.

Bale seguía en el campo, para mi sorpresa. Hacia el cuarto de hora Lucas Vázquez salió a calentar. El cambio se produjo en el 70.

Si antes del partido veía oscuro lo de jugar 9 contra 11 (como expresé en las redes sociales), la mejoría de Isco dejaba las cosas en 10 contra 11. Ahora con la entrada de LV  igualábamos las fuerzas (y mandábamos en el marcador). Aunque el nivel de Isco hubiese bajado.

El Osasuna buscaba el empate y nosotros las contras. Isco se encontraba en su salsa. Pero no le acompañaron bien en un par de jugadas. Mientras Iñigo Pérez y Nacho Vidal parecían imponerse en la lucha del medio campo. A pesar de Modric que estaba imponente. Bien apoyado por el siempre eficaz Casemiro.

En el 81 entraba Vinicius por Isco. A partir de este cambio se presionó arriba. En una de estas acciones hay una recuperación de Modric que lanza a Benzema. El delantero atrae a los defensas y ve a Lucas Vázquez solo. Se la pasa y el gallego, en el 84, mete el 1-3.

A falta de tres minutos Jovic entró por Benzema. Y marcaba el 1-4 en el descuento.

Tres puntos de oro, en un campo difícil, con el añadido del pinchazo del Barça aquí.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Madrid líder en solitario

EDUARDO CANDEL REVIEJO AS

¿Quién lo iba a decir hace una semana después de encajar el 3-0 ante el PSG? Pues sí, completada la sexta jornada el Real Madrid ya es líder en solitario (tras la anterior compartimos con el Athletic de Bilbao). Le comentaba a mi hermano y a uno de sus dos hijos que este es el nivel actual de nuestra Liga. Los de abajo han mejorado y los tres favoritos han pinchado, en este principio de competición, lo que venia a ser prácticamente lo que fallaba en toda la temporada el que se proclamaba campeón. Aquí lo dejo.

El 2-0 del Madrid al Osasuna tuvo poca historia. Pero sí detalles, golpes de efecto. Empezando por la alineación: ocho cambios incluido el portero. Debutó Areola. Impecable por alto. Los goles, incluido el anulado a Jovic, fueron los destellos. El primero, de Vinicius en el 35 fue la luz de un partido que hasta ese momento se le estaba nublando al Madrid. Y también al jugador, quien rompió a llorar visibilizando su ansiedad. Acababa de romper su maleficio de cara al gol. Además tuvo suerte, porque su remate encontró la punta de la bota de un defensa y ese leve desvío bastó para batir a Rubén. El 2-0 en el 71 fue una obra maestra de Rodrygo. Llevaba un minuto en el campo (había sustituido a Vinicius). Zidane lo dejó claro en rueda de prensa: “Su control es la hostia, fue medio gol”. El pase de Casemiro, cruzado de banda a banda, también fue prodigioso. Rodrygo se fue en carrera por la izquierda. Superó en velocidad y regate a un par de rivales, entró al área por su vértice. Se acomodó para disparar con la derecha y anotó buscando el palo contrario. Podríamos decir que Rodrygo sí es Vinicius. Me refiero a ese Vinicius que nos vendieron los medios y con el que soñamos los madridistas. Con Rodrygo no necesitamos soñar. Su debut ha sido un baño de realidad.

Las dos partes del partido fueron bien distintas. En la primera daba la impresión que Osasuna manejaba el encuentro. En la segunda, o más bien desde el 1-0, se impuso el Madrid. En ambos casos Casemiro y Kroos estuvieron impecables. El alemán además fue quien más buscó la puerta contraria. La brega de Valverde fue encomiable. Y sus destellos coincidieron con los mejores momentos del Madrid. Sergio Ramos y Militao estuvieron muy seguros detrás. El central brasileño terminó pletórico. Ganó todos los balones por alto, todas las carreras y estuvo eficaz y contundente en el despeje.

Es el segundo partido consecutivo que dejamos nuestra portería a cero. Y esta es otra noticia excelente.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Barça fuera de casa solo ha obtenido 1 punto de 6

VINCENT WEST REUTERS AS

El Barça no ha tenido un buen arranque de Liga: fuera de casa solo ha obtenido un punto de los seis disputados. De los dos partidos jugados lejos del Camp Nou perdió en Bilbao, en la primera jornada, y ayer empató a dos en Pamplona frente al Osasuna.

Otro dato que debería preocupar a los culés es su debilidad defensiva: han encajado cinco goles en las tres jornadas disputadas. De los siete que han anotado cinco fueron en el partido de casa frente al Betis.

Hoy el Atlético de Madrid frente al Eibar tiene una gran oportunidad de poner tierra por medio: si ganan serian líderes en solitario con una ventaja de cinco puntos sobre el Barça. Son muchos puntos para estas alturas de Liga  (cinco arriba sobre nueve disputados). Y ahora mismo los azulgranas están empatados a puntos con el Real Madrid, que tiene un partido menos (el que jugará a partir de las 21:00 horas contra el Villareal).

Valverde tiene mucho trabajo por delante.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Real Madrid 4 Osasuna 2

Bernabéu

En el último partido de Liga, con la entrada más floja de la temporada, el Real Madrid se impuso por 4-2 al Osasuna. Marcaron Higuaín, Essien, Benzema y Callejón por los madridistas. Roberto Torres y Cejudo hicieron los dos goles visitantes en la segunda parte (remontando el 2-0). Mis impresiones las pueden leer a continuación en el siguiente resumen de tweets.

1234567

23 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Sopor en Pamplona

Villar López EFE

En uno de los peores partidos de la temporada Osasuna y Real Madrid empataron a cero. El sopor -y la lluvia- hicieron acto de presencia en  el Reyno de Navarra de Pamplona. El tedio y la falta de juego tuvo como resultado que los porteros apenas intervinieran. No recuerdo paradas de mérito. Tan solo atajaron un par de balones cada uno. Sus actuaciones se limitaron al saque. El único peligro del encuentro vino por medio de Callejón. En la primera parte cabeceó una vaselina: se fue por encima del larguero, tras un pase largo anticipándose a la desesperada salida de Andrés Fernández. En la segunda mitad le anularon un gol por un dudoso fuera de juego (soy de los partidarios de la teoría que en caso de duda mejor favorecer al equipo atacante).

El punto cosechado por Osasuna les puede saber a victoria por su situación en los últimos puestos de la clasificación. En cambio para el Madrid es toda una derrota. Un tropiezo más en nuestra desdichada marcha liguera de esta temporada. Una vez más se escenificaron todos los males de este campeonato. Les resumo:

  • La pegada ha desaparecido. Solo Cristiano Ronaldo mantiene el promedio goleador. Gonzalo Higuaín empezó bien pero se lesionó y ha estado de baja un par de meses. Benzema, en Liga, no está dando la talla. Son apenas 5 goles. No ha sabido aprovechar la baja del Pipita.
  • El estado de forma de Di María es preocupante. Ha perdido chispa, velocidad, regate, profundidad, acierto en el pase. No es el mismo (y desde luego está muy lejos del que deslumbró la temporada pasada).
  • Modric como único fichaje es un mal chiste. Ayer volvió a naufragar. No acaba de encontrar su sitio en el campo. No aporta nada. Y ha costado como si fuese un crack. Ayer fue sustituido en el 67 por Özil.
  • La presencia de Kaká en la plantilla es una extravagancia. Ayer colmó el vaso de mi paciencia. Entró en el 57 por Higuaín. 18 minutos después tuvo que abandonar el campo expulsado por dos amarillas. Con esto queda todo dicho…

El martes llega el Valencia al Bernabéu (ida de Copa). Y la eliminatoria contra el Manchester United está cada vez más cerca… ya sé que las motivaciones en Champions son distintas, pero esta dinámica negativa de la Liga nos puede pasar factura. Espero estar equivocado, y estos malos augurios sean tan solo fruto del sopor sufrido hace unas horas.

9 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Los All White han vuelto

Los All White están de vuelta: se impusieron 1-5 al Osasuna en Pamplona. Desde que saltaron al campo se percibió que salieron enchufados. Especialmente Cristiano Ronaldo. Avisó con un gran remate lejano, que se fue fuera por poco, encaraba a su lateral, bajaba al medio campo. Y en el minuto 6 tras un par de amagues y bicicletas supera en carrera a su marcador por la banda izquierda, y lanza un medido pase a Benzema. El francés que llegaba por la otra banda, empalma con el interior desde el vértice del área chica y anota por el palo largo. ¡Un golazo! Muchos recordaron el de Van Basten con Holanda (en la final de la Eurocopa). Ya en la segunda parte repitió faena. Y también pasó con la pierna izquierda. Esta vez el rematador fue Higuaín -su segundo tanto- quien cabeceó picando el esférico. A todo esto hay que añadir que CR7 hizo dos goles: el primero de soberbio cañonazo (0-2) desde fuera del área, con una potencia y un efecto que solo está a su alcance; el segundo (1-4) fue de falta (ya era hora, y tuvo la fortuna que rebotó en un jugador de la barrera y despistó al meta local).

Mourinho volvió a alinear a Benzema, Higuaín y Ronaldo. Llevo pidiendo que jueguen juntos desde que el francés empezó a funcionar. Ahora parece ser que es la delantera titular del Real Madrid. De lo cual me alegro. Y mucho. Porque además de ser un tridente demoledor (su eficacia goleadora está a la vista) causan pánico a los rivales. Se abren a las bandas, buscan la espalda de la defensa, se desmarcan, se mueven constantemente. Sinceramente creo que solo Ribery, Gómez y Robben (Bayern de Munich) pueden estar a su altura. El Barça es un caso aparte, porque las lesiones de Pedro y Villa han variado los acompañantes de Messi. Y la configuración del ataque azulgrana. El caso es que los All White alcanzaron ayer los 100 goles en Liga. Así que lo lógico sería pensar que se batirá el récord de los 107 (quedan ocho partidos por jugarse). De hecho si no lo logran bye bye al campeonato.

La presencia de Raúl Albiol y Esteban Granero en el equipo titular fue una sorpresa. De las buenas. Mou apostó por la veteranía y contundencia de Albiol frente a la juventud de Varanne. Y Granero cuando está bien supone aire fresco para el medio campo blanco. Oxigena a Xabi Alonso. Y el Pirata lo hace fácil. Además el mister le ha inculcado una mentalidad luchadora, indispensable para bregar y sacrificarse por el equipo. En el Reyno de Navarra fue mitad Khedira y mitad Özil (una vez más disfrutamos de su talento a cuentagotas). Su pase en profundidad al Pipita -en el primero de sus dos goles- es un buena prueba de su visión de juego. La carrera del argentino y su vaselina, en el mano a mano frente al portero, pusieron el 0-3 en el electrónico. Resultado con el que se llegó al descanso.

Mendibilar, quien había sido expulsado en la primera parte, varió su frente de ataque en la reanudación: Nino dejó de ser el delantero centro y entró Lekic, pasando a ser el punto de referencia del Osasuna. El cambio pareció surtir efecto. Un pase desde la banda que ocupa Marcelo provocó que los centrales fuesen arrastrados por el recién incorporado. Y Nino entrando por el palo contrario cabeceaba a la red (1-3), ante la presencia testimonial de Arbeloa. Esto despertó al público. Era un tanto tempranero y los navarros soñaron con la remontada. Quedaban 42 minutos por jugarse. Pero fue un espejismo. Pasajero. Porque los líderes se pusieron el mono de trabajo y se aplicaron. Bien ordenados desde atrás (la columna formada Albiol, Ramos y Alonso) volvieron a imponer su ritmo. Y a buscarle las cosquillas a la defensa rival. Hasta que en el 70 llegó la falta que supuso el 1-4.

No me gustó nada la actitud de Raúl García No le recordaba como un jugador de tan malos modos. Pendenciero. Buscando la gresca. Entrando con malas intenciones. Entiendo la frustración provocada por una goleada en casa, ante tu público. Pero él se pasó de la raya. Tuvo suerte de no ver la roja.

En resumidas cuentas el Madrid goleó donde los culés perdieron (en dos partidos les hemos metido 12 tantos al Osasuna).

El Barcelona 2 Athletic de Bilbao 0 fue un partido muy bonito. Disputado y bien jugado por ambos. Ganó el mejor. El equipo que más llevo el peso del juego, el que más remató, el más fresco tras las eliminatorios europeas (los vascos venían de jugar el jueves en Alemania), y también el más pícaro. En este caso fue Tello, titular ayer, quien provocó un penalti que sentenció (supuso el 2-0, obra de Messi): el árbitro picó, y además le sacó la amarilla a Javi Martínez (otro partidazo el suyo; por favor que lo fiche el Madrid).

Abrió el marcador Iniesta, tras una galopada desde el circulo central. Messi le vio y le mandó un balón en profundidad. El castellano-manchego fusiló a Gorka. Corría el minuto 40.

El Athletic dispuso de un par de buenas oportunidades. Desbaratadas bien por Piqué, quien hizo su mejor partido de la temporada, cuando la pelota entraba, Víctor Valdés o el desacierto en el instante final. Las entradas de Munian, Herrera y Llorente en la segunda parte avivaron a los Leones. Pero la inexistente pena máxima (min. 58) había puesto el listón muy alto: 2-0. Y con decir que, aparte de Javi Martínez, el mejor de los bilbainos fue su guardameta Gorka Iraikoz queda todo dicho.

Si la lucha por el titulo es apasionante (6 puntos de ventaja tiene el Madrid sobre el Barça con 24 aun por jugarse) no lo es menos la disputa del Pichichi. Cristiano lleva 37 y Leo 36. La mejor marca es del portugués con 40 (conseguida la temporada pasada), seguido de Zarra y Hugo Sánchez con 38 cada uno. No me canso de repetirlo, estamos ante algo único. Lo nunca visto.

4 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol