Archivo de la etiqueta: Odegaard

El atrevimiento de Zidane no obtuvo fruto

Juan Manuel Serrano GETTY AS

El atrevimiento de Zidane no obtuvo ningún fruto, porque el equipo no tuvo pólvora. El 0-0 final deja un sabor agridulce sobre todo tras la primera parte.

El mister blanco se atrevió a prescindir de Casemiro y dio entrada a Odegaard. Dispuso un 4-3-2-1 con Mendy de lateral izquierdo, el doble pivote de Kroos y Modric con Benzema como referente de la punta de ataque. Vinicius y Rodrygo ocuparon las bandas.

Vini, como la gaseosa, fue perdiendo chispa a medida que avanzaban los minutos, sobre todo en la segunda mitad. Sus primeros 30 minutos fueron buenos, pero como siempre desafinaba en el último toque. Rodrygo, por su parte, pasó desapercibido. El único peligro que llegó por su banda fue cuando Vinicius se cambió de costado. Fue sustituido en la segunda parte por Marvin, campeón de la Youth League, quien debutó con el primer equipo. Fue un triple cambio (Marvin, Casemiro y Fede Valverde) en el que fueron reemplazados Modric y Odegaard, además de Rodrygo. Tambén debutó otro campeón de la Youth League, Arribas. Entró por Vinicius poco antes del descuento.

La Real Sociedad salió viva en los primeros 45 minutos. Por la falta de remate del Real Madrid. Y eso que estuvieron a punto de marcar, finalizando la primera mitad, pero Courtois salvó el cara a cara con Isak (la foto que encabeza este post). Era algo que se veía venir: dominas, dominas, no marcas y te pueden amargar en una contra. El dominio del Madrid fue estéril. Como el título de aquella obra de ShakespeareMucho ruido y pocas nueces” (“Much Ado About Nothing“).

El único que intentó chutar fue Benzema. Falló un gol, en un mal saque del meta local que recogió Vinicius; se resbaló en un disparo y realizó el único remate desde fuera del área en esta mitad. Solo Carvajal en el 56, y luego Benzema de nuevo, intentaron buscar el gol de tiros lejanos. Un claro error. Uno espera esto de jugadores como Modric, Odegaard o Kroos. Aparte de los remates de Benzema y el de Carvajal solo hubo un remate de Kroos tras un saque suyo de esquina en corto y uno de Sergio Ramos que impactó en un defensa. Poco bagaje ofensivo.

La Real salió con otros brios en la segunda mitad. Y estuvo a punto de poner el 1-0 en el marcador. El Madrid espabiló, pero el equipo no tenía ya la frescura de la primera parte. El partido empezó a parecerse a uno de esos de torneos de verano. Las fuerzas flaqueaban. Se sucedían los errores individuales. Kroos encadenó una racha de un par de pases malos.

A Zidane en la rueda de prensa no se le vio contento. No me extraña. Arrancar la Liga 2020/21 empatando no es un buen comienzo. Y no puede ser que Mendy y Varane hayan sido tus mejores jugadores, cuando has dominado el encuentro.

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

La crisis del Barça estaba en el Bernabéu

ACA74AA8-E1AA-423B-BCBF-E3D9EDEB35C8

Al regreso de Venecia me encuentro con una crisis del Barça, fruto de unas declaraciones cruzadas entre Abidal y Messi. Los medios deportivos amplifican la situación y exageran hasta límites insospechados. Que sí hay que echar a Abidal, que debe presentar su dimisión, que Messi se va del club en junio, que urge convocar elecciones, etc. Y resulta que al Real Madrid le elimina la Real Sociedad de la Copa.

El 3-4 del Bernabéu sí que es una crisis. En este caso de juego y de resultado. Y de alineación. Quedó claro que AreolaMarcelo, James y Brahim no están para ser titulares. Ni Nacho es lateral derecho.

El 0-1 al descanso era lógico. El Madrid no remataba ni aprovechaba la chispa de Vinicius, el único que aportaba algo en ataque. La Real solida en defensa salía rápida a la contra. Isak falló dos ocasiones (en la segunda mitad se resarció metiendo tres; le anularon uno). Un remate suyo, por el centro, no lo atajó Areola. El rechace le llegó a Odegaard, ante la pasividad de Militao y Sergio Ramos, y se la coló entre las piernas al meta desde la frontal del área.

La segunda mitad fue un festival de goles. De un 0-3 pasamos a un 1-4 para acabar en el 3-4 final. A Isak y a Vinicius les anularon un gol a cada uno. Dos de Isak y uno de Merino completaron el marcador realista. Marcelo, Rodrygo y Nacho anotaron los tres merengues.

Fueron unos segundos 45 minutos de lo más coperos. Cuando parecía todo perdido Zidane recurrió a la heroica y casi le sale bien. El problema estuvo en desperdiciar la primera mitad, con el once que presentó.

La felicidad azulgrana ante nuestra eliminación tan solo duró dos horas. Su KO no debe servirnos de alivio. Ambos aligeramos nuestros calendarios, pero nos dejan sabores muy amargos…

P.D.: Agradezco a mi amiga Cristina su invitación. Su llamada al mediodía alegró mi comida (Justo estaba preguntándome dónde verlo).

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Partido grande en el Bernabéu

Marca

Un Real Madrid-Real Sociedad es siempre atractivo a priori. La Real llegaba en puestos europeos y el Madrid estaba obligado por la victoria culé en Leganés. La atención, al menos en mi tribuna, estaba dividida en tres frentes: nuestro partido, la final de la Libertadores y la semifinal de la Copa Davis. A partir del primer minuto el foco se centró en lo que sucedía sobre el césped del Bernabéu. El toque de atención lo dio Sergio Ramos: en una sobrada tremenda dio un pase atrás a Courtois sin mirar. Willian José, ex del Castilla, no desaprovechó el regalo y anotó el 0-1. Ramos pidió perdón. Nos había puesto el encuentro muy cuesta arriba.

Con el marcador a favor la Real se hizo grande. Ocupaba muy bien los espacios. Nos presionaban arriba. Estaban encima nuestra. Nos maniataban. Llevaban el ritmo del partido. Las dos mejores ocasiones llegaron de sus botas. Dos muy claras, en la misma jugada. Falló “nuestro” Odegaard y también Willian José en el rechace. Lo mejor del Madrid en ataque era llegar, superando las dificultades que nos ponía el rival. En este aspecto destacaron Correcaminos Mendy y Hazard. El lateral era un muro infranqueable en defensa, superaba en velocidad a quien se le pusiese delante… pero el pase final no era el acertado. El belga por su parte encaraba y destilaba clase en cada intervención. Fue un martillo pilón para la defensa realista. Va a más. (Y espero que juegue más en equipo y nos ayude metiendo goles y pasándolos). Las dos oportunidades blancas llegaron en disparos desde fuera del área que Remiro tuvo dificultades en atrapar (de Mendy y Hazard). Y nosotros acusamos la falta de un delantero atento a los rechaces.

El Madrid vio la luz en el 36. Una falta magistralmente botada por Modric fue rematada con todo por Benzema (creo que la dio con el abdomen). Era el empate a uno. El estadio se convirtió en una caldera. La catarsis fue total. Los donostiarras acusaron el golpe y los nuestros volaron. Fueron 10 minutos espectaculares, con los donostiarras encerrados en su campo (no pasaron del circulo central). El aluvión blanco fue total. Se terminaban las jugadas, si se perdía el balón se recuperaba inmediatamente. Ahora quien ejercía la presión era el Madrid. Fueron los mejor minutos blancos del partido.

Al descanso se llegó con el empate a uno. En el intermedio comentábamos la buena noche de fútbol que estábamos disfrutando, el resultado de la Libertadores y lo de Nadal.

Al poco de iniciarse la segunda mitad se movió el marcador. Esta vez fue a nuestro favor. Fede Valverde, cada vez mejor y más asentado, anotaba el 2-1. El zapatazo de Valverde, tras recibir el balón de Modric, parece que dio en Oyarzabal (¿su brazo?). La euforia se desató. Solo que ahora la Real no acusó el golpe y se mantuvo firme. El partido se jugaba de igual a igual. Visto lo visto, y con un resultado corto, me preocupaba no lograr un tercer tanto. La Real podía empatar. Odegaard, de nuevo, pudo haber afinado, pero su remate flojo y sin intención fue centrado a las manos de Courtois. A Rodrygo, de cabeza, le pasó algo parecido en la portería contraria. Estaba solo sin marca. Remiro (a tiro de Benzema) y Courtois se lucieron con dos paradas. Y ese tercer gol, el de la tranquilidad llegó en el 73. Un balón largo a Bale originó un pase del galés a Benzema. El francés de cabeza la cedió atrás a Modric, quien llegaba lanzado. El zurdazo del croata fue un golazo, imparable.

El respetable mostró claramente sus preferencias: despidió con aplausos y coreando su nombre a Rodrygo para inmediatamente silbar a su sustituto, Bale. El galés que solo jugó 25 minutos pareció extenuado los últimos 10. Y una parte del público le pitaba en cada una de sus intervenciones (desde el calentamiento en la banda). Valverde fue despedido con una sonora ovación, con miles de aficionados de pie (entre los cuales me encontraba). Los cambios de Modric por Isco también fueron aplaudidos. Más Modric, que salía y se había lucido en el gol y en las jugadas de los otros dos. La entrada de Kroos fue bien recibida pero quedó tapada por la tremenda ovación a Valverde.

El 3-1 nos dejó muy buenas sensaciones. Parece que los nubarrones van quedando atrás. Y el martes tenemos Champions contra el PSG. Otro test.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Manchester United 2 Real Madrid 1

ICC Marca

El Manchester United se impuso 2-1 al Real Madrid en la liguilla de la International Champions Cup. Es la primera vez que un equipo de Mourinho se impone al Madrid.

Al descanso se llegó con 2-1 a favor de los ingleses. Benzema, en su segundo remate del encuentro, encontró portería, a pase de Theo. El anterior había ido fuera. Fue el único tiro a puerta del Madrid en los primeros 45 minutos. Bale también había rematado fuera. Tres disparos es muy poco bagaje ofensivo. Ellos tampoco hicieron más: tres a portería de los cuales dos fueron gol: Alexis el 1-0, por la banda de Marcelo, ausente una vez más solo que estaba vez ni estaba en el campo de juego, y Ander Herrera logró el 2-0.

Entre las horas y lo insulso del juego, más el resultado adverso, estuve a punto de apagar la tele e irme a dormir. Y en eso llegó el tanto de Benzema al filo del descanso. Llevaba un rato maldiciendo su estampa cuando anotó.

Lopetegui hizo cuatro cambios en el descanso: el portero, Theo, Bale y Benzema. Mayoral y Odegaard, que volvía, entraron por los delanteros. El guardameta Lunin y Reguilón debutaban en el primer equipo. El equipo tuvo otro aire: más rápido, terminando las jugadas y buscando la portería rival. Jugaban al primer toque, no se entretenían en el pase. En los primeros 10 minutos tanto Mayoral como Odegaard pudieron empatar.

En el 60 hubo más cambios. El más notorio fue el de Raúl de Tomás por Vinicius. El brasileño estuvo activo, tuvo destellos (suya fue la jugada que propició la ocasión de Odegaard). Pero le falta… Odriozola también fue sustituido. No le pesó la camiseta y subió con descaro.

A 15 minutos del final entraron Nacho, Isco, Kroos y Asensio. El balear puso un balón de gol pero ni Mayoral ni De Tomás lo aprovecharon (igual se estorbaron). Se dominaba pero el gol no llegaba.

Conclusiones pocas. Tan solo confirmar que nos falta gol por la marcha de Cristiano Ronaldo. Y me quedo con la segunda mitad.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol