Archivo de la etiqueta: Nueva Orleans

Art Neville (1937-2019)

En Nueva Orleans no ganan para sustos: ayer supe del fallecimiento del gran Art Neville Poppa Funk a los 81 años de edad (cumpliría 82 en diciembre). Estaba tocado de la salud según el comunicado de la familia.

Teclista y cantante fundó dos agrupaciones básicas: The Meters (llamados originalmente Neville Sounds y posteriormente The Funky Meters) y los Neville Brothers. Con los primeros ayudó a definir el sonido r&b y funk de Nueva Orleans. Se convirtieron en la banda de otro grande, Allen Toussaint. Con los Meters le vimos en Barcelona en junio de 1976, antes de la primera actuación de los Rolling Stones en España. Además de Toussaint también colaboraron con Robert Palmer y Paul McCartney (entre otros) aparte de otras luminarias de la ciudad más importante de la música popular del siglo XX.

El álbum “Yellow Moon” fue el pelotazo mundial de los Neville Brothers. En el video cuentan con John Hiatt y Herbie Hancock.

En 1954, con 16 años, cantó “Mardi Gras Mambo” con The Hawketts y que se convirtió en el himno del Carnaval de la ciudad desde entonces. (Una prueba más del impacto del mambo en los 50). También la grabó con The Meters.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Dave Bartholomew (1918-2019)

The Sun

Me entero por Luis Lapuente del fallecimiento del legendario y centenario Dave Bartholomew (esta próxima Nochebuena hubiera cumplido 101 años). Músico, compositor, productor y arreglista imprescindible en la música negra de Nueva Orleans y del primer rock ‘n’ roll. Lapuente en su artículo para Efe Eme señalaba los cuatro nombres imprescindibles del blues, rhythm & blues y soul de Nueva Orleans (por mi parte añado el rock ‘n’ roll): Cosimo Matassa (1926-2014), Allen Toussaint (1938-2015), Fats Domino (1928-2017)  y Dr. John (1941-2019). Ahora Bartholomew se incorpora por derecho propio a este póquer de ilustres. Matassa, ingeniero de sonido, productor y propietario de los estudios donde se cocinaron casi todas las obras maestras de Nueva Orleans, es el único de la relación que no ejerció de artista o músico. En su texto para Efe Eme el Doctor Soul  destacaba las palabras de Dr. John sobre Dave Bartholomew:

“Cosimo tenía el secreto de hacer discos. Dejaba que los músicos trabajaran duro y alto delante del micrófono y él los mezclaba de manera absolutamente natural. Fue un gran hombre de negocios, pero el mejor productor que he conocido fue Dave Bartholomew, el mejor músico de sesión, un tipo que conoce todos los secretos del estudio de grabación. También es el mejor bluesman que conozco y el que mejor conoce la música de Nueva Orleans. Me siento orgulloso de que Dave haya tocado en muchos de mis discos, sigue siendo el más grande. Él me enseñó todo lo que sé, me puso una guitarra en las manos, me enseñó los secretos de la música de T-Bone Walter y de todos los grandes de mi época, cuando yo era solo un niño sediento de aprender.”

Originalmente Bartholomew empezó tocando la trompeta. Como autor y productor su labor más reconocida fue con el genial Fats Domino. “My Ding-a-Ling“, una composición suya, fue un pelotazo en una versión tardía de Chuck Berry (en 1972, 20 años después de la original grabada por el propio Bartholomew).

En mi libro “Rock ‘n’ Roll: el ritmo que cambió el mundo” Dave Bartholomew es citado varias veces, destacando sus aportaciones al primer rock ‘n’ roll y a lo que fue el sonido característico de Nueva Orleans desde finales de los 40. A continuación dos pantallazos al respecto. El primero referido a su fichaje por Imperial Records de Lew Chudd y el segundo un extracto del relato de la grabación de “Lawdy Miss Clawdy” de Lloyd Price.

DB1DB 2

Y para finalizar otra pantallazo sobre una contribución muy importante de Dave Bartholomew, no destacada en ninguno de los obituarios que he visto: el descubrimiento de Earl Palmer, batería básico en la evolución del rock ‘n’ roll y un fijo en todas las producciones de Bartholomew.

Earl Palmer

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

No hay funerales como los de Nueva Orleans

Dust to digital

El recientemente fallecido Alfredo Pérez Rubalcaba afirmaba que en España se enterraba muy bien. Pero no hay funerales como los de Nueva Orleans. Como contaba en “Rock ‘n’ Roll: el ritmo que cambió el mundo” estamos hablando de la ciudad más importante de la música popular desde finales del siglo XIX (la zona cero para tres géneros tan importantes como el blues del delta del Misisipí, el jazz y el rock ‘n’ roll) y también me refería a que “las marchas de los funerales por la calle eran las más preciadas por los músicos porque bebían y coman gratis al terminar.”. Esta tradición de las marchas se ha mantenido a lo largo del tiempo. Tanto es así que nuestro legendario divulgador de jazz Juan Claudio Cifuentes Cifu deseaba tener una celebración parecida cuando le enterrasen (sus deseos fueron cumplidos en Elciego, el pueblo de la Rioja Alavesa que le acogió hace ya tiempo). Estas marching bands tienen detrás de si lo que llaman la second line. Son lo seguidores, donde bailan, cantan y tocan. Son parte indispensable de la marcha.

Es fácil imaginar la que se monta en Nueva Orleans cuando el finado es un músico local. Y más aún si es de la importancia de Dr. John como es el caso. De Malcom John Rebennack Jr. (NO, 1940-2019), su verdadero nombre, decía David Simon, el creador de series de TV como “The Wire” o “Treme“, que “a Dr. John le cabía toda la música de Nueva Orleans en la cabeza”. Dudo que Simon conociese la frase de Felipe González sobre Fraga

El video que despide esta entrada es de la segunda linea de la marcha en honor a Dr. John, a su paso por el barrio de Treme.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Louis Armstrong y Billie Holiday

Son fragmentos de la película New Orleans (1947) dirigida por Arthur Lubin. Atención a como Louis Armstrong, nacido en Nueva Orleans, rapea -con rima– la introducción de los músicos en el primer video. Entre ellos el gran Kid Ory.

Lubin, quien descubrió a Clint Eastwood, recogió el proyecto iniciado por Orson Wells, gran aficionado al jazz de Nueva Orleans. De hecho la banda se formó por un encargo suyo para su programa de radio en CBS. Lubin retomó y completó el film.

Wells le encargó a Marili Morden copropietaria de Jazz Man Records, la tienda y sello discográfico de Los Ángeles y que sería la primera esposa de Nesuhi Ertegun, que montase un supergrupo de jazz de Nueva Orleans. La banda se llamaba KId Ory’s Creole Band.

Para lo de la guitarra española del grupo de jazz habrá que esperar a mi libro “Bikinis, Fútbol, Rock & Roll (y otras películas)“.

De Billie Holiday, descubierta y patrocinada por John Hammond, solo decir: escuchen, vean, disfruten.

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

El Jazz y la Mafia

23 de marzo de 2011

 

El pasado lunes Diego A. Manrique publicaba en su columna de El País un artículo titulado “Al Capone amaba el jazz“. Tan tramposo titular era inmediatamente matizado desde el inicio del primer párrafo: “Convendría puntualizar este titular. Alphonse Capone, como descendiente de napolitanos, amaba el bel canto y veneraba a Enrico Caruso. Pero Capone era hijo de su tiempo y también apreciaba el jazz. De hecho, el desarrollo del jazz hubiera sido más lento de no haber contado con el patrocinio de Capone y otros gánsteres.

El resto de la nota es superficial, planea sin aterrizar sobre un asunto muy interesante y se limita a contar algunas anécdotas. Una lástima porque el tema se las trae. Y desde luego se apreciaría más profundidad y rigor. Y por supuesto pedagogía. Menos mal que nos quedan los listillos. Como el aquí presente, su humilde servidor.

De entrada Manrique olvida dos aspectos fundamentales. Una ciudad, Nueva Orleans, y uno de los músicos más grandes de la historia, Louis Armstrong.

He ilustrado este post con la portada de dos libros muy relevantes respecto a esta y otras historias. Y no me duelen prendas en reconocer y airear mis fuentes.

Thaddeus Russell en su A Renegade History of the United States sostiene una tesis basada en una pregunta muy provocativa: ¿Convirtió la Mafia a los Estados Unidos en un país mejor? Especializado en la historia del crimen organizado el autor aporta 7 puntos que sostienen su estudio. Desde el cine hasta la música pasando por los derechos gays (el primer local de “ambiente” fue abierto por unos mafiosos en Manhattan) o la integración racial.

DAM se limita a la era de la Ley Seca. Pero antes hubo una Nueva Orleans, cuna del Jazz y de Louis Armstrong. Russell nos recuerda que a principios del siglo XX cientos de mafiosos sicilianos controlaban los burdeles y salones de la localidad del estado de Luisiana. Y después durante la Prohibición regentaron los speakeasies. Henry Matranga, capo de la familia Matranga, edificó en el distrito de Storyville, cercano al renombrado French Quarter. Fue en Storyville donde en 1917 un adolescente Armstrong se ganó sus primeras pagas, tocando la trompeta en los populares prostíbulos de los Matranga.

Satchmo llegó rio arriba a Chicago. Se integró en la banda de King Oliver y dio el salto formando Louis Armstrong and his Stompers (con el pianista Earl Hines como director musical). Joe Glaser, asociado a Al Capone, les contrató para actuar en el Sunset Café. Y se convirtió en su manager.

El Sunset Café era un club de Jazz. Estuvo activo durante las decadas de los años 20 y 30. Coincidiendo con el esplendor musical de la ciudad de Chicago, que le disputaba la capitalidad del Jazz a Nueva Orleans. El local presentaba una particularidad para la época: el público no estaba segregado. Blancos, negros y otras etnias convivían y disfrutaban de los más grandes del momento. Cuando Capone se hizo con el 25% del negocio cambió su nombre a The Grand Terrace Café. Y su política no varió. Hines recuerda: “Al apareció una noche y nos llamó a todos los de la banda. Y nos dijo que quería aclarar su posición. Esta era la de los 3 monos: no oyes nada, no ves nada y no cuentas nada. Y así hicimos.”

Cuando el gran Louis marchó a Nueva York su amigo Earl Hines se quedó en Chicago. Armstrong estaba contratado por el Connie’s Inn de Harlem (competencia directa del Cotton Club). Fundado en 1923 por Connie Immerman, un contrabandista blanco, servía de tapadera para Dutch Schultz, el gánster judío rival de Luciano, jefe del clan de los Gambino y artífice del desarrollo moderno de la Mafia. En el Connie’s sí había segregación: solo entraban blancos (aunque en el escenario podían actuar afroamericanos).

También conocido por el apodo de Pops, regresó a Chicago para volver a NY en 1929. Formó parte de la orquesta de “Hot Chocolate“, un musical (all-black revue) compuesto por Andy Razaf y Fats Waller. Su versión de “Ain’t Misbehavin’” -compuesta por Waller- era el punto fuerte del espectáculo. Y se convirtió en el disco más vendido de la historia (hasta ese momento).

Oh, Play That Thing es el título original de la novela de Roddy Doyle (The Commitments y The Van son otros libros suyos; ambos fueron llevados al cine). Es una frase que Louis Armstrong dice en el tema “Dipper Mouth Blues” de su mentor King Oliver. En España se tradujo como Chicago Blues y narra las aventuras de Henry Smart, un irlandés militante del IRA que llega a Estados Unidos huyendo del IRA. Su aventura se inicia en el Lower East Side neoyorkino y pronto conocerá a las mafias italianas y judías. De ahí parte hacía Chicago. Donde entra en contacto con la estrella emergente del momento: Louis Armstrong. Y se convierte en su representante. Por lo que tendrá que volver a la gran manzana. Un libro fascinante que suena a Jazz, y nos empapa de la Ley Seca, el racismo, el contrabando, la politica, los delincuentes de poca monta y los criminales de nivel. El reflejo de una época.

Quizás ahora entiendan mejor porqué echaba en falta a Louis Armstrong y Nueva Orleans…

12 comentarios

Archivado bajo CDI, Cultura, Libros, Música, Recomendaciones

Voluntarias españolas con Obama (Mar y Paula, las hijas de John)

22 de septiembre de 2008

Hoy en día, no es nada fácil vivir en los Estados Unidos. Y menos si eres mujer, y mucho menos aun siendo hispana y estudiante en una escuela publica. Pero la eleccion del 2008 nos trae algo diferente: esperanza. Esperanza que en los últimos ocho años el pueblo Americano ha perdido, en lo que se puede decir que ha sido la presidencia más terrible de la historia de este país.

 

Cuando el Senador de Illinois Barack Obama se presentó como candidato presidencial, el público pensaba que con un nombre musulmán y un tono de piel oscuro, había poca esperanza. Pero la verdad es que Obama nos ha sorprendido a todos. En este día de Septiembre, Barack Obama se presenta como el primer candidato presidencial afro-americano con millones y millones de seguidores. Una gran parte de los que le apoyan son personas que por primera vez en su vida van a votar, o ayudar y donar a una campaña. Esto incluye a esa población de personas entre 18-25 años que durante tantas elecciones han sido la minoría de votantes.  Hoy, en vez de ser apáticos hacia estas elecciones, somos más activos que nunca. Por fin hay un candidato que nos atrae; y es Barack Obama.

 

Los jóvenes de sólo 17 años ya están empezando a registrarse para votar, en lo que parece que va a ser la elección mas importante de los historia de los Estados Unidos. Yo soy una de los millones de jóvenes que nos estamos apuntando como voluntarios para ayudarle en su campaña. Después de escuchar todos sus discursos, y por fin verlo en vivo hoy, 19 de Septiembre, se que es el candidato que va a cambiar este país para bien.

 

El objetivo de su discurso hoy era “la misma paga” para las mujeres. Es increíble que sus oponentes, John McCain y la Sra. Sarah Palin aun no estén de acuerdo con el mismo salario para mujeres y hombres. Sarah Palin cree que puede atraer a todas las feministas de Hillary, pero parece ser que solo las está asustando con su política machista. Mientras, por el otro lado, Obama, es hijo de madre trabajadora soltera y esposo de una de las mujeres más poderosas de Chicago. Obama esta rodeado de mujeres, y lo ha estado toda su vida, y por eso tiene tanto interés en ayudarlas. Estamos en un momento crítico en la historia de la economía, y darles mas beneficios sólo a los ricos nos va a dañar más.

 

Al empezar a ser voluntaria en la campaña de Obama, he conocido a muchos otros jóvenes con la misma solidaridad por ayudar a este candidato. También he tenido que hablar con gente que me asusta por su ignorancia, piensan que Barack Obama es un musulmán comunista y que por eso no le van a votar. Hay mucha confusión y va a continuar en las próximas 6 semanas. Pero como estudiante de 17 años, mujer, española, y residente de este país lo que si se es que estoy de acuerdo con muchos otros jóvenes: Barack Obama es el candidato adecuado para esta elección.

 

 

Mar fotografiada por su hermana Paula.

 

 

Hola yo soy Paula, la fotógrafo. Tengo 22 años y sinceramente estoy muy acojonada con esta elección. Aunque mi hermana esté llena de esperanza, yo no tengo tanta fe en el pueblo estadounidense. Se supone que esta vez han aprendido la lección y están preparados para cambiar el rumbo de esta situación tan embarazosa, que ha durado ocho años y quien sabe cuantos más antes de que se arregle del todo. Si hay algo que he aprendido siendo voluntaria de la campaña de Obama, es que todavía hay mucha gente que no está “muy convencida” y, por eso de no saber, votarían a McCain.  

 

¿Como qué no están muy convencidos? Parecería que han estado dormidos esta última década o muy preocupados con las vidas personales de Britney, Paris, Lohan y cia. para ocuparse de algo más importante, como por ejemplo los trapicheos de la gente que gobierna sus vidas.

 

Cuando estábamos escuchando a Obama hablando sobre la importancia de la mujer trabajadora, se levantaron entre el público un grupo de protestantes que apoyaban las doctrinas de un tal Michael Warns, que dice que Obama es la bestia y Oprah es Lilith (y si queréis reíros un rato visitar su Web). Al fin y al cabo con esta peña no tendría que sorprender de que va el rollo. La decisión debería ser tan clara como el agua; prefiero tener a alguien de presidente que por lo menos sepa de lo que habla,  a un par de locos que no se han enterado todavía  de que va la doctrina de Bush (que por cierto, es una doctrina Republicana).

 

Llevamos más de diez años viviendo en Estados Unidos, y tuve el “privilegio” de estudiar en Nueva Orleans y vivir el desastre del Katrina. Y la ignorancia e incompetencia de este gobierno me es muy conocida. Es “de locos” darle el voto a alguien que ha votado a favor del 90% de las  decisiones de Bush. Como dicen por aquí “enough is enough”. Claro que el problema se encuentra en los medios de comunicación de este país, que prefieren dar opiniones muy compradas y polarizadas a presentar la realidad.  

 

He aquí el sistema capitalista americano; la decisión no esta basada en quien es el representante más adecuado, si no el mejor competidor. Lo de la política tiene poca importancia (cosa que me sigue sacando de quicio). 

 

Acabo de volver de pasar tres meses en Australia (país que solo un pequeño porcentaje de americanos podrían señalarte en un mapa) y me quedé muy sorprendida con el numero de gente que apoyan a Obama, con pegatinas en sus coches, También estuve rodeada de extranjeros cuando vi las convenciones de cada partido, y reconocí el terror en sus caras cuando todos los asistentes a la convención Republicana, glorificaron la idea de las prospecciónes petrolíferas en Alaska. Aunque se crean los reyes del mundo, los americanos no tienen la más mínima idea de lo mucho que influyen sus decisiones o de la responsabilidad que deriva de ellas. Tampoco me extraña mucho que McCain compare a Zapatero con el gobierno de Venezuela, y que le tengan que explicar que estaban hablando del presidente de España, Europa. Y todavía me sorprende menos que ambos candidatos estén tan empatados. Lo que si me llama la atención es que se lleven el voto de las mujeres blancas por Palin, cuyo slogan de “Life begins at rape”, como feminista, me enciende. Es muy posible que esta mujer acabe manejando los códigos nucleares del país, una idea aterradora. ¿Qué se puede hacer? No tengo la menor idea pero sigo ofreciendo mi ayuda y mi conocimiento de este sistema, para conseguir la victoria de Obama, si no por este país, por lo menos para el resto del mundo que tiene muy poco que decir en esta decisión, pero seguro que están mucho más enterados que los que tienen el poder de votar.

10 comentarios

Archivado bajo CDI, Política, Recomendaciones

Lo nuevo de Randy Newman es “Harps and Angels” (Efe Eme)

6 de septiembre de 2008

Sábado, sabadete y El Mundano mundanete vuelve a su sección habitual de Efe Eme, tras el paréntesis vacacional de agosto. Y el regreso de “La Música de El Mundano” coincide con la vuelta del gran Randy Newman. Como siempre lo podéis leer en Efe Eme (y aprovechar la visita y poneros al día de la actualidad musical) o aquí en el blog, con fotos, links y video, a continuación:

Harps and Angels” es el primer álbum de nuevas canciones de Randy Newman en ¡nueve años! Desde “Bad Love” en 1999. Son 10 temas con esa peculiar visión irónica y ácida de uno de los genuinos “malditos”. Porque antes de Tom Waits ya existían Captain Beefheart y Randy Newman.

 

Hace poco más de un mes, un lector de mi blog y critico de música en Barcelona, me alertaba –en los comentarios del articulo para Efe Eme sobre Hanna y la crítica– de la inminente edición de esta pequeña obra maestra que es “Harps and Angels”. Poniendo fin a “un silencio” que ya duraba demasiado.

 

¿Y qué ha hecho Newman durante todo este tiempo? Dedicarse a su oficio, que no es otro que el de componer. Especialmente bandas sonoras, la pasión de muchos músicos porque es ahí donde pueden desarrollar su afición a crear, arreglar y orquestar piezas musicales que recogen las esencias de muchos sentimientos humanos (miedo, temor, amor, odio, angustia, ira, alegría, risa, llanto, euforia, etc.).

 

Las producciones de Pixar (ambos “Toy Story”, “Monstruos S.A.”, etc.) y otras películas infantiles le han mantenido ocupado. Pero esta afición no es nueva. Se remonta a “The Natural” (“El Mejor”) y sobre todo a “Ragtime”, donde se volcaba en el Nueva Orleans de su infancia.

 

A pesar de haber nacido –y residir- en Los Angeles, estuvo viviendo desde que era un bebé hasta los 11 años en la ciudad cuna del Jazz. Y esta influencia –como en Beefheart o Waits- siempre ha estado presente en su música. El que sus tíos, Lionel y Alfred Newman, fueran destacados compositores para películas de Hollywood también se antoja como otro factor decisivo.

 

 

 

Una curiosidad es que su único disco de platino lo recibió el año pasado por la BSO de “Cars” (2006). Pero este tardío primer millón de unidades vendidas no es la única singularidad en su carrera. Sus canciones han obtenido el éxito y el reconocimiento de la mano (y voces) de otros como Ray Charles (“Sail Away”), Three Dog Night (“Mama told me not to come”), Linda Rondstad (“Leave your hat on”, popularizada años después por Joe Cocker en la famosa escena del strip-tease de Kim Basinger en “9 semanas y media”) llegando al punto que el gran Nilsson, olvidó sus propias obras, y grabó en 1970 un álbum con canciones solamente de Newman. Quien había iniciado su carrera como compositor con 17 años. Sus primeras canciones fueron grabadas por Gene Pitney, Jerry Butler, The O’Jays, Cilla Black o la nueva banda del ex Animals Alan Price, The Alan Price Set, que llegaron a grabar ocho canciones suyas, incluyendo el hit británico “Simon Smith”.

 

Su primer disco “Randy Newman”, de 1968, marcó la pauta que sería una constante a lo largo de su carrera: a las excelentes criticas no le correspondían las ventas y los temas que formaban este debut – que ni siquiera entró en listas- fueron versionadas por Alan Price, Judy Collins, Everly Brothers, Claudine Longet, Dusty Springfield, Nina Simone, Pat Boone y Peggy Lee. Y “I Think It’s Going To Rain Today’” se convirtió rápidamente en un clásico.

Harps and Angels” incluye “A Few Words in Defense of Our Country”, a ritmo de country-vals, disponible en iTunes desde el año pasado y cuya letra fue publicada como un editorial del The New York Times (con la salvedad de las menciones al Tribunal Supremo de EE.UU. omitidas por el periódico). Un asunto polémico y espinoso. Pero valido desde el punto de vista crítico de alguien dolido con los ocho años de la Administración Bush II y el daño producido en la imagen de su país en Europa, pero orgulloso de su país y de su herencia. También compara el declive del imperio USA con el Romano y el nuestro, el español. Y para dejar las cosas claras en la siguiente canción “A Piece of the Pie” desmenuza con su habitual ironía la realidad social y sanitaria de su nación (“if you lived in Norway, you’d be fine right now. Get sick there, you make the doctors wait”) y alaba a Jackson Browne como la única voz preocupada con el deterioro que están sufriendo.

Co producido por Mitchell Froom (Elvis Costello, Los Lobos, Sheryl Crow, Crowded House, su ex Suzanne Vega, Richard Thompson, Bonnie Rait, Pearl Jam, Paul McCartney, etc.) y su mentor de siempre, Lenny Waronker, una leyenda viva de la música californiana (tanto de productor como de ejecutivo discográfico) “Harps and Angels tiene ese ambiente Dixieland de la “atacada” Nueva Orleans, con el piano de Newman al frente de una pequeña formación de club. Pero sin olvidar en algunos temas esos característicos arreglos de metal y cuerda, que son marca de la casa.

Si tenéis mas de catorce años “Harps and Angels” puede ser vuestra banda sonora perfecta para este final de verano…

ACTUALIZACIÓN:

 

Cuidado con el Rey (Diego A. Manrique en sus Universos Paralelos de El País)

7 comentarios

Archivado bajo CDI, Cine, Cultura, General, Música, Medios, Recomendaciones