Archivo de la etiqueta: Nochebuena

Reflexionen y ¡voten!

Hoy nos dicen que toca reflexionar de cara a la jornada electoral de mañana. Sean obedientes: reflexionen y ¡voten! Que luego vienen las quejas y los llantos. Recuerden que a votar hay que ir llorado de casa.

La abstención acaba beneficiando a las tres derechas (la liberal, la conservadora y la extrema). Ya nos han demostrado que pactan y llegan a acuerdos de gobernabilidad. A tenor de las encuestas parecería que la derecha extrema superaría en votos a Ciudadanos. Por tanto, si no quieren a Santi ¡y cierra, España! de vicepresidente ya saben: toca ir a votar. La derecha siempre vota.

Se prevé una alta abstención. Al menos mayor que la de las elecciones del pasado mes de abril (hubo un indice de participación alto). El único dato cierto es el del voto por correo. Correos ya ha indicado que en estas han tenido una participación un 26% menor que en la convocatoria anterior. Un dato más que preocupante.

Insisto: reflexionen y ¡voten! Hagan de tripas corazón. Acudan a los colegios con una pinza en la nariz (para hacerse el selfie). Lo que quieran. ¡Pero voten! Nos arriesgamos a una involución de más de 44 años. Que España no se vuelva a convertir en “En tierra extraña“, como cantaba Concha Piquer sobre una Nochebuena en el Nueva York de la época de la Ley Seca (canción sobre la que escribió Rodri y pueden encontrar en el enlace anterior). Si en el pasodoble interpretado por la Piquer la nostalgia se apoderaba de los comensales al escuchar otro, el inmortal “Suspiros de España“, que no nos pase lo mismo y suspiremos el día después por lo que fue o pudo haber sido… al comprobar que las tres derechas se sitúan al frente del gobierno del país. ¡Voten!

 

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Alimentación en Nueva York

4135390E-6936-47E8-80FB-3AB0F334CCEEDurante los casi cinco años que vivimos en Nueva York, en los 80, aprendimos un par de cosas: descubrimos el  brunch y la costumbre hebrea de comer o cenar en un chino el día de Navidad. Esto último era debido a que el resto de restaurantes solían cerrar y los judios normalmente no celebran la Navidad (al menos igual que los cristianos). La explosión de lo japonés amplió las posibilidades de elección.

Desde que no vivimos en NY cada vez que volvemos tenemos la costumbre de cenar, la primera noche, en una hamburguesería. Más o menos cerca del hotel donde nos alojemos. Este año, tras tres años de ausencia, hemos vuelto. Y nos hemos alojado en un hotel de Chelsea. Barrio completamente transformado (para bien).  El local elegido fue el Bareburger. Una enorme sorpresa ver que tenían Mahou 5 Estrellas y anunciaban “queso fundido”.

92ADF38C-8E43-4B1B-A6F0-A716AF2EE849La cena de Nochebuena fuimos a Momoya, un japonés excelente, en Chelsea. Con nuestra amiga Lisa Kramer. Igual que hace tres años. La corona de la estatua de la Libertad en la esquina del local me hace gracia y me recuerda al Internacional de Miralda.

Para el día de Navidad, tras visitar el Memorial del 11S y posteriormente la meca del capitalismo, hicimos  comida-cena en un chino, cerca del hotel y superecomendado (por Lisa y diferentes guias). Llegamos sobre las cuatro de la tarde y había cola para entrar. (Se percibe en la foto del encabezado). A medida que avanzaba la tarde y se juntaba con más o menos la hora de cenar, las colas en el exterior iban en aumento. Obviamente ninguno de los presentes éramos creyentes de la navidad en sentido religioso. Abundaban personajes sacados de películas de Woody Allen, un grupo grande de argentinos y nosotros. Salimos rodando. Caminamos las pocas calles que nos separaban del hotel. Siesta y a ver qué hacemos dentro un rato…

En la foto, enfrente de La Bolsa, delante del árbol, están las velas  del Kwanzaa afroamericano.

BB56218A-E549-465A-87DB-F3BF9212FD35

1 comentario

Archivado bajo CDI, Cultura, General

Noche sin Paz

24 de diciembre de 2008

publico_640

Cada vez más guerras en países más pobres. El mundo padece 39 enfrentamientos bélicos en regiones afectadas por disputas étnicas, religiosas y económicas. Occidente se libre, pero arma a los contendientes.

1230070215602detalle0

4 comentarios

Archivado bajo Medios, Política