Archivo de la etiqueta: Música de África Occidental

Sudán y la Corte Penal Internacional

5 de marzo de 2009

omar-el-bashir-reuters-el-pais

La Corte Penal Internacional ha dictado orden de arresto contra Omar Hassan Ahmad Al Bashir, actual Presidente de Sudán (accedió al cargo dando un golpe de Estado). Es una decisión sin precedentes para la CPI (es la primera vez que actúan contra un dirigente en el poder, porque los casos contra el serbio Milosevic y el liberiano Charles Young fueron llevados por tribunales distintos). Este alto tribunal internacional fundado en 1998– le acusa de crímenes de guerra (2 cargos) y contra la humanidad (5). El genocidio ha sido descartado (de momento, por falta de pruebas).

 

El fiscal de la CPI, el argentino Luis Moreno Ocampo, aseguró ayer que el presidente sudanés podría ser arrestado en cualquier país de los 180 miembros de la ONU. En una entrevista emitida por el canal de televisión qatarí Al Yazira, Ocampo ha instado a los países miembros de la ONU a colaborar con la CPI.

 

Visité Sudán en cinco ocasiones desde el comienzo de la investigación, pero no encontré cooperación por parte de los jueces sudaneses, por lo que decidí continuar con mi investigación” declaraba y confirmaba los centenares de testimonios que había recogido en Darfur sobre los crímenes cometidos por las fuerzas gubernamentales

 

Llevaba tiempo esperando esta noticia. Porque el conflicto de Darfur (ha provocado según la ONU trescientos mil muertos y más de dos millones y medio de personas desplazadas fuera de su país) está durando más que la II Guerra Mundial. Según el último informe de Médicos Sin Fronteras nos encontramos ante una de las diez crisis humanitarias más graves y desatendidas del último año.

 en-chad-nyt

El lunes leí un excelente artículo en el NYT de Desmond Tutu, el que fuera arzobispo de Ciudad del Cabo y Premio Nobel de la Paz y a quien Miles Davis le dedicó su álbum “Tutu”. Pedía a los dirigentes africanos que colaborasen con la previsible decisión del CPI. Claro que a algunos de ellos, dictadores y golpistas, no les hará ninguna gracia “poner sus barbas a remojar” al ver como a su vecino “se las pelan”.

 

En las mismas paginas Franklyn Graham, hijo del predicador evangelista Billy Graham (el asesor espiritual de Bush) ponía el contrapunto. Y se mostraba opuesto a la inminente orden de arresto del tribunal. Argumentaba que la Paz debería prevalecer sobre la Justicia y citaba como ejemplo la colaboración que el Presidente de Sudán había tenido siempre con su ONG, La Bolsa del Samaritano. Olvidaba mencionar que siendo hijo de quien es, el despiadado Al Bashir buscaba no sólo “su favor” sino también evitar la enemistad de EE.UU.

 

Las reacciones populares no se han hecho esperar. Por un lado las “orquestadas” en Jartum, la capital de Sudán, apoyando a Bashir. Mientras que en Londres, sudaneses originarios de la zona de Darfur han mostrado su alegría y su apoyo a la decisión de la Corte Penal Internacional.

 en-londres-nyt

La verdad es que desde el fin de semana pasado mi atención se ha fijado en el continente africano. Primero fue recibir el sábado el CD “Sira” de Ablaye Cissoko. El domingo me llegó el post al respecto de Christophe. Ese mismo día cuando escuché “Sira” –por primera vez- encontré el post de ErnestoDomingo africano”. Al día siguiente apareció la (confusa) noticia del asesinato de Joao Bernardo Vieira, el Presidente de Guinea-Bissau (menuda racha llevan en ese país desde agosto del año pasado, por no decir desde hace años). Y los ya referidos artículos del NYT, anticipando la orden de detención del Presidente de Sudán.

 

Y todavía queda un post de Christophe sobre su Saint-Louis, Senegal, que publicaremos la semana que viene…

 

ACTUALIZACIÓN:

 

Ayer cuando preparé este post me extrañó que en las Webs de El País y La Vanguardia sólo reflejasen la noticia de EFE (Público ni siquiera eso). Y en el caso de El País mi asombro era mayor al contar con un experto como Ramón Lobo. Pero está mañana al comprar el periódico si aparecía su artículo:

 

El golpista sin carisma

 

Aprovecho la mención al Sr. Lobo para traer dos posts de su blog referidos a otras áreas de conflicto en África.

 

Zaire-Congo

 

Congo-Bunia

 

Y como el Pisuerga pasa por Valladolid rectifico un olvido: el sábado en Babelia hubo un gran artículo de Carlos Galilea –que leí el domingo por la noche- sobre Oumou Sangare, la reina africana.

 

Oumou Sangare, la reina de África
 
Para animaros a su lectura os dejo un extracto:

 

En África una mujer que no se casa está muy mal vista. Al final digo ‘despertad, mujeres, bailemos”, cuenta riendo Oumou Sangare (1968, Bamako, Malí), quien, tras seis años sin grabar un disco, publica “Seya” (Alegría), un canto a la libertad de las mujeres de su continente. El impacto de su primer disco, “Moussoulou”, convirtió a Oumou Sangare en una figura tremendamente popular en Malí.

 

Las fotos son de Reuters/El País y The New York Times

10 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Medios, Política

Ablaye Cissoko: Maestro griot de Saint-Louis, Senegal (par Christophe Magny)

3 de marzo de 2009

cover_revised.ai

Saint-Louis tiene actualmente tres hijos famosos: El Hadji Diouf, futbolista que no cumplió con las expectativas que despertó en el Mundial 2002. Es originario del barrio de Balakoss – los que le conocen desde pequeño dicen que tiene en realidad 35 o 36 años, cuando oficialmente pretende tener 28. Se nota que Diouf está en Saint-Louis por la cantidad de coches de lujo que circulan por la ciudad. Y por las juergas que monta en las discotecas locales. Luego está Boris Diaw, jugador de baloncesto NBA, cuyo padre vive en el barrio de la Pointe Sud.

 

Y Ablaye Cissoko, magnífico artista, gran griot afincado en Saint-Louis. ¿Que es un griot? En la tradición del Imperio Mandinga, cada familia poderosa tenía un griot, quien cantaba las hazañas de los antepasados de dicha familia. Los griots se pasaban los relatos de padre a hijo, y dinastías de griots acompañaban a las dinastías de jefes, príncipes y reyes. El griot utiliza dos instrumentos: la kora, harpa africana de 21 cuerdas montadas sobre una calabaza, y el balafon, del que se derivó la marimba centro-americana. El griot era, en esos países de tradición oral. la memoria viva de la historia.

 

Con la colonización, gran parte de la organización social africana desapareció, junto con la tradición oral. Ya no quedaban príncipes o reyes, solo dictadores o (en escasos casos) presidentes. Hoy en día, en otro contexto histórico, los griots cantan en las bodas o los bautizos. No hay fiesta familiar que no cuente con un griot. Y los más dotados, los mejores, se lanzan como artistas. Van a Europa, a tentar su suerte, con los mismos problemas para conseguir visados que los demás. La competencia es tremenda -África Occidental es para mí la mayor fuente actual de talento- y la mayoría de ellos no llegan a nada.

 

Algunos alcanzan el éxito. Es el caso de Ablaye Cissoko, descendiente de generaciones de griots cuya ciencia corre por sus venas. Actúa en toda Europa, y ha grabado tres discos para sellos europeos. Experto korista, al nivel de un Toumani Diabaté, es también un cantante con voz de miel, sumamente sereno. Tan a gusto cantando temas tradicionales como interpretando composiciones propias. Le conozco desde hace años, viéndole en conciertos íntimos o públicos en Saint-Louis, charlando un rato por la calle – no se pasea como El Hadji Diouf con un sequito de parasitas en coches de lujo, sino que va andando, muy discreto y callado.

 

Un concierto en África es un acontecimiento social, la gente se saluda, charla, a veces ruidosamente, con lo que puede parecerle a un europeo una falta de respeto hacia la música. Nada de eso, me comentó Ablaye, aquí es la norma. No se mosquea en absoluto – la verdad, parece que nada pueda mosquearle, la serenidad de este señor es impresionante. Tiene el micro abierto para los espontáneos que se presentan, en general mujeres que intentan seducirle: el hombre es joven, altísimo, elegante, gran artista, rico según los criterios locales, y guapo de escándalo.

 

Al cabo de los años, y sobre todo a raíz de un artículo que publiqué en el excelente website Mondomix, nos hemos hecho amigos. Me llama “Le griot blanc”: “Tu haces escribiendo lo mismo que yo hago cantando” me dijo un día. Pocas veces un piropo me ha tocado tanto, sobre todo viniendo de un artista de este tamaño, y teniendo en cuenta que la música del Oeste de África es la única que me sigue interesando de verdad.

 

El video ofrece bonitas imágenes de mi Saint-Louis querido (ya os hablaré más de SL en un post futuro), y extractos del último disco de Ablaye, “Sira”, una colaboración con el trompetista alemán Volker Goetze. Ablaye está a tope de suave y exquisito, pero el trompetista, a mi modo de ver, no da la talla.

9 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones