Archivo de la etiqueta: Music Business Worldwide

Springsteen también vende (y lo vende todo)

Danny Clinch

Bruce Springsteen también ha vendido sus obras completas. En el caso del Boss se ha desprendido tanto de las composiciones como de las grabaciones. Sony, que en su día adquirió CBS la discográfica original de Springsteen, se ha hecho con todos los derechos. No está de más insistir en este aspecto porque en algunos medios, a estas alturas del partido, no distinguen entre los derechos editoriales y los fonográficos: Sony a través de su editorial se hace con las canciones compuestas por Springsteen y su discográfica con los masters de las grabaciones, propiedad de Springsteen, que ha editado hasta la fecha. Es decir, la compañía de discos de Sony adquiere la propiedad de unos masters que ya explotaba comercialmente, pero que no eran suyos.

La cifra pagada representa de momento la más alta en este tipo de operaciones. Superando la de Bob Dylan. Aunque Dylan solo vendió sus composiciones (y sus editoriales), mas no los masters.

Sony no ha desembolsado el 100% del montante total. Conviene recordar que al precio fijado para la parte discográfica hay que restar los cuantiosos adelantos recibidos y no recuperados. La última renovación de Springsteen con Sony fue la que produjo el agujero en las cuentas. Fue un contrato al alza, avalado por el exitoso momento del artista. El problema es que al poco el mercado discográfico colapsó y Springsteen tampoco volvió a rozar las cumbres creativas.

Sony ha comprado los derechos de las canciones con un socio, Eldridge Industries. ¿Qué es Eldridge Industries? Es una sociedad de cartera con inversiones en el equipo de béisbol de los Dodgers (Los Ángeles) y en Epic Games (los creadores de Fortnite). También controlan la matriz que edita publicaciones como Billboard y The Hollywood Reporter. Su desembarco en el mundo de los derechos musicales vino de la mano de la adquisición del catálogo de los Killers. Su primer espada,Todd L. Boehly (fundó la empresa con dos socios), es uno de los propietarios de los Lakers (baloncesto). Su aportación a la creación de Eldridge Industries fueron sus participaciones en las revistas anteriormente citadas, a las que posteriormente se han añadido Rolling Stone, Variety, Music Business Worldwide y Vibe entre otras.

No conocemos las cifras exactas de la operación, que según Billboard puede ascender a los 500 millones de dólares, ni la participación de Eldridge Industries en el catálogo de canciones de Springsteen. Derechos que desde 2017 administraba Universal Music Publishing. Es decir, estamos en otro capítulo de la rivalidad entre las editoriales de Sony y Universal (que son los que se hicieron con el repertorio de Dylan). Entre las operaciones de Dylan y esta de Springsteen, Sony Music Publishing compró los derechos de Paul Simon. Los rumores sobre los nuevos episodios de este duelo, entre las dos mayores editoriales del mundo, apuntan ahora en la dirección de Sting y David Bowie.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Sony, Universal y Warner valen 88 mil millones de dólares

UMG Tencent

La venta de Vivendi, al gigante chino Tencent Holdings, de una parte de Universal Music Group (UMG) ha tenido dos efectos inmediatos: el primero, poner a Universal en valor real de mercado y el segundo, poder calcular lo que valen los tres grandes grupos (Sony, Universal y Warner). El cálculo de Music Business Worldwide (basado en el precio de venta de UMG) eleva la cantidad a 88.6 mil millones de dólares.

Tencent, fundada en 1998, es un conglomerado que posee la mayor compañía de videojuegos del mundo, el buscador n.º 1 de China así como el principal servicio de mensajería del país. Entre las actividades de sus subsidiarias encontramos productos y servicios de Internet (comercio electrónico, portales, redes sociales, publicidad, etc.). Asimismo entre sus inversiones se encuentran participaciones en empresas tecnológicas, de inteligencia artificial, cine, Tesla (poseen un 5%), Spotify (10%), etc., y a las que ahora añaden Universal.

Tencent se ha comprometido a comprar un minimo de un 10% de UMG y un máximo de un 20%. Han valorado a Universal 30 veces más que su EBITDA (ingresos antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de 2018. Vivendi, el grupo francés propietario de UMG, anunció a principios de mes que la negociación partía de una valoración de Universal de 30 mil millones de euros (33.6 mil millones de dólares). El cálculo del 10% es sencillo: 3 mil millones de euros (3.36 mil millones de dólares). Según el acuerdo la empresa china tendría un año para adquirir el 10% adicional (en los mismos términos económicos).

Esta valoración de UMG supone una cifra superior a la tercera parte del total de los 88.6 mil millones de dólares de las tres grandes (es un 37,9%).

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Música, Medios

Spotify tiene su «rueda»

Upcoming IPO of the world's largest music subscription service Spotify, Berlin, Germany - 24 Feb 2018

Spotify también tiene su «rueda». Es decir, un mecanismo para rebajar su factura de derechos y conseguir retornos del repertorio y de los artistas y autores que controlan directamente.

Los llamados fake artists fueron denunciados hace un par de años por las grandes discográficas. Ahora, según informa Rolling Stone en un artículo del británico Tim Ingham, es Sony la que se ha sumado a la jugada. Es como cuando el Real Madrid de baloncesto fichó a Petrovic. Hay un refrán cervantino al respecto: «Si no puedes con tu enemigo, únete a él».

Hace dos veranos la Web Music Business Worldwide, fundada por Ingham, publicó un reportaje sobre los fake artists en Spotify en el que listaban 50 nombres sospechosos de ser ficticios. Se especulaba con la posibilidad de ser un artificio para ahorrarle dinero a Spotify. Las sospechas se centraban en los millones de streams de esos 50 artistas, que por otra parte carecían de huellas digitales en otras plataformas y redes sociales. Gozaban de posicionamiento preferencial en playlists como Deep Focus, Sleep o Peaceful Piano (las tres con millones de seguidores). El pastel se lo repartían entre una productora sueca Epidemic Sound y en menor medida dos productores también suecos (controlaban ocho de los 50). Spotify en su origen era una empresa sueca.

Spotify paga mediante prorrateo. Divide el total de su pago a la industria discográfica entre todos los artistas de la plataforma, teniendo en cuenta sus streams. Si los «falsos artistas» reciben por contrato un royalty más bajo que los verdaderos, a la hora de contabilizar sus streams, Spotify se está ahorrando un dinero. En su día un exempleado de Spotify reconoció en la revista Variety que esto formaba parte de la estrategia empresarial para pagar menos a las grandes disqueras. Es una formidable arma de negociación a la baja: «para entrar en nuestras playlists tenéis que bajar precios, como hacen otros…» El poder de las marcas blancas llega al mundo digital.

Para entender mejor el párrafo anterior unas cifras: los 50 artistas identificados como falsos supusieron 520 millones de streams en 2017. Dos años después las tocadas ascienden a 2.850 millones. Estos datos superan a los de muchos artistas reales de éxito.

Sony está replicando la movida con su playlist Sleep & Mindfulness Thunderstorms. De momento son 990 temas (18 horas). El artista principal es Sleepy John. Detrás de este nombre artístico se esconde el autor David Tarrodi, firmado a una productora llamada Yellowstone. Sus 10 piezas más escuchadas (sonidos de lluvia) acumulan cuatro millones de streams en poco más de un mes.

La música compuesta por inteligencia artificial está a la vuelta de la esquina…

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios