Archivo de la etiqueta: Munúa

Higuaín lidera la goleada blanca

Gol Higuaín

El Real Madrid 5 Levante 1 tuvo un protagonista indiscutible: Gonzalo Higuaín quien lideró la goleada blanca. Sin olvidar a Marcelo, Xabi Alonso, Álvaro Arbeloa y los dos cracks que salieron en la segunda parte (Cristiano Ronaldo y Mesut Özil). Efectivamente CR7 y Özil fueron reservados. Al igual que Ángel di María. Chuparon banquillo junto a Iker Casillas, de nuevo en una convocatoria. Tampoco fueron de la partida Khedira, Coentrao y un renqueante Varane (preocupa que cada dos partidos seguidos necesite descanso). Mourinho alineó de salida a Diego López, Arbeloa, Sergio Ramos, Pepe, Marcelo, Modric, Alonso, Kaká, Callejón, Benzema y el Pipita.

Hubo una cierta indolencia de salida. Los laterales empujaban, Modric y Alonso buscaban asociarse pero solo encontraban a Higuaín y Kaká. Todo dio un vuelco con el 0-1 de Michel en el minuto 31. En el único despiste de Marcelo los visitantes aprovecharon una contra (gran galopada de Pedro Ríos y del autor del tanto). Ramos, a sus cosas, no supo si cubrir el hueco abierto por el defensa brasileño o fijar su posición de central. Pepe tampoco dio la voz de mando y Arbeloa corrió a la desesperada desde su banda hacia el centro de la defensa. Inmediatamente Mou mandó a calentar a Ronaldo y a Di María. El efecto fue demoledor para un Levante que aspira a posiciones europeas. No sé si se asustaron de ver al portugués (son uno de los equipos a los que más goles ha metido) o la presencia de ambos reactivó a los nuestros ante el temor de algunos de verse sustituidos en el último tercio de la primera parte. El caso es que 5 minutos después el Madrid empataba con un golazo antológico de Higuaín (ver fotos) tras recibir un excelente pase aéreo en diagonal de Xabi Alonso. Tres minutos después Kaká transformaba un penalti (dudoso y no he visto ninguna repetición) y ponía el 2-1 en el marcador. Mou ordenó a Cristiano y al Fideo que volviesen a sentarse.

Los finales de temporada de Higuaín son espléndidos. Ayer dejo claro que no quiere que esta sea la excepción (también lo hizo el miércoles contra el Galatasaray en el poco tiempo del que dispuso).

Antes del partido andaba mosqueado con la ausencia de Ronaldo. Los abonos son muy caros como para hurtarnos a nuestra máxima estrella. El 2-1 al descanso era un resultado corto y peligroso. Comentaba que si al menos el crack salía en la segunda mitad solo reclamaría el 50% del precio de la entrada. Así fue (no la devolución del dinero): entró por Callejón. Luego lo harían Di María por Kaká (min. 57) y Özil por un triste Benzema (min. 77). El alemán le dio otra dimensión al encuentro.

Recuperó el balón en una carrera prodigiosa. Parecía que su autopase largo de Higuaín se iba a perder por la linea de fondo. Pero lo mejor estaba por llegar: Don Gonzalo no solo llegó además tuvo la capacidad, en velocidad, de divisar a CR7 y la destreza de ponerle el balón al luso. Este controló, sobrado, y remató como si estuviese en un entrenamiento. 3-1. A partir de ahí se sucedieron las ocasiones. Munua, el portero del Levante, a pesar de los 5 tantos encajados fue el mejor de los suyos.

Como he apuntado anteriormente la presencia de Özil desde el 77 supuso otro aire para el equipo. Hizo todo lo que no supo ni pudo Benzema. Flotó, arrastró defensas creando huecos para sus compañeros, buscó el espacio entre lineas y como falso nueve marcó 2 goles (el 4-1 y el 5-1). Su primero fue una muy buena internada de Ronaldo y un alarde de generosidad por parte del portugués. El segundo, una rápida combinación con Di María.

El martes vamos a Estanbul a defender el 3-0 (con las bajas de Alonso y Ramos, por eso jugaron ayer).

Higuaín

3 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El gol del tuerto

Cristiano Ronaldo inventó el gol del tuerto. Nada más empezar el encuentro sufrió una agresión de David Navarro: le rompió la ceja. El defensa ya tiene un historial de agresiones y lesiones (para que luego digan de Pepe). El árbitro no señaló falta. Navarro siguió en el campo. Y CR7 no pudo salir tras el descanso.

Pero Ronaldo tuvo tiempo para llevarse una tarjeta amarilla (por mano voluntaria) y marcar un golazo. Recoge un rechace de ¡Navarro! en el área chica, la controla con el muslo y fusila de volea con la misma pierna. Era el 0-1.

El campo estaba empapado, especialmente por donde atacó el Real Madrid la primera parte. El estado del terreno no era apropiado para jugadores como Ángel Di María, tan acostumbrado a regatear, a correr conduciendo la pelota. No podía y no debía intentarlo como se empeñó en hacer. Xabi Alonso entendió el partido: balones largos, sin rasear para evitar que el esférico se frenase en los charcos. Essien también comprendió la situación. Como los defensas. Ayer fueron Arbeloa, Pepe, Ramos y Coentrao (buen partido el suyo tras volver de su inoportuna lesión con la selección de Portugal). Mesut Özil ni la olió. Mientras Callejón volvió a ser de los mejores.

A Cristiano le sustituyó Albiol, quien inicialmente se colocó en el centro del campo, para ayudar en la contención y sobre todo en el juego áereo (terminó de lateral derecho cuando Kaká entró por Arbeloa y ya no estuvo tan fino).  El Fideo estuvo mejor en la segunda mitad, porque atacábamos sobre la parte más seca del campo. Falló en la última jugada, ya fuese pase o disparo. Y estuvo a punto de anotar un gol olímpico en un saque de esquina.

El Levante salió en tromba al principio de estos segundos 45 minutos. Iker Casillas hizo dos paradones, el primero nada más empezar a un excelente chut de Juanlu. Y después vinieron tres oportunidades seguidas del Madrid (Pepe al larguero, Ramos y Di María). Como siempre sucede tu perdonas y ellos te matan: en un despiste de Pepe empataron los locales (Ángel). Dicen que en fuera de juego.

Un buen pase de Kaká a Callejón termina en penalti. Otra jugada polémica, bien señalada a mi juicio. Porque la primera entrada sobre Callejón no es falta, no hay contacto. Pero luego hay una patada a la altura de la rodilla o sobre la raya del área grande o dentro. En cualquier caso es pena máxima. Pero Alonso falló el lanzamiento y Munúa salvó el posible 1-2.

La otra situación conflictiva fueron los puñetazos de Ballesteros en la espalda de Alonso. Tampoco sucedió nada (como con Navarro).

Mourinho finalmente decidió sentar a Özil. Y se la jugó con Morata. Corría el 81 y a los dos minutos, en el segundo balón que tocó, logró el 1-2. Un excelente cabezazo picando el balón hacia abajo. El pase fue de Alonso. A partir de ahí los blancos se dedicaron a cerrar el partido.

A la tercera fue la vencida. Es la primera vez que el Madrid de Mou gana en el Ciudad de Valencia. En las dos visitas anteriores de Liga el Levante nos venció.

27 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Aranzubía marca el gol de la jornada

21 de febrero de 2011

Aranzubía marca el gol de la jornada: el tanto del portero del Depor, a la salida de un córner, igualaba el marcador en Almería. Juan L. Cudeiro de El País lo califica de gol histórico “sin precedentes en la Liga“.

Mendilibar, otro vasco, también fue protagonista del fin de semana futbolero: debutó en el banquillo del Osasuna (sustituyendo al destituido Camacho) con una goleada (4-0) sobre el Espanyol, uno de los equipos revelación del campeonato.

El “vasco” Aguirre se enfrentaba, con su Zaragoza, a su ex Atlético de Madrid. Una jugada de Agüero decidió el encuentro, complicando la vida de los blanquillos (en su lucha por evitar el descenso) y aliviando la de los rojiblancos, quienes rompían así una racha de varias derrotas consecutivas.

Los leones bilbaínos plantaron cara en el Camp Nou. De inicio se vieron perjudicados por un tanto de Villa, precedido de un fuera de juego de Dani Alves (autor del pase que supuso el gol del guaje). La misma jugada supuso los dos tantos culés: un balón largo en diagonal de Xavi al brasileño y la asistencia de este habilitaron primero al asturiano y después, finalizando el partido, a Messi. En medio el gol de penalti de Iraola, nada más comenzar la segunda parte. Y la nota negativa fue un arbitraje desastroso. Quizás la concesión del primer gol (1-0) marcó su actuación y se vio obligado a compensar. Los errores más clamorosos -en mi opinión- fueron un fuera de juego mal señalado a Toquero, cuando se plantaba solo frente a Pinto (en la segunda parte con 1-1 en el marcador) y tres penaltis no señalados a favor del Barcelona. Dos sobre Leo Messi (uno en cada parte) y otro sobe Pedro (al filo del descanso).

El Balón de Oro 2009 y 2010 solo apareció en los primeros 45 minutos cuando Gurpegui le empujó, en el área, fuera del campo. En la reanudación ya fue otra cosa. Y su presencia determinó que el encuentro se decantase del lado de su equipo.

El Athletic dio mucha guerra y mostró a un gran Llorente, que tuvo en jaque a los centrales azulgranas (Piqué y ¡Busquets!). La ausencia de Puyol sigue siendo un hándicap. La acusan el equipo, Piqué y Guardiola, quien improvisó su pareja de baile para dar entrada a Mascherano en la medular (como recambio de Busquets). El experimento no funcionó y reaccionó en la segunda parte dando entrada a Maxwell por el argentino (y reordenando las líneas). La baja de Valdés no pareció afectar y vimos a un gran Pinto.  

El sábado, bajo una incesante lluvia, en un apacible y entretenido partido en el Bernabéu (diga lo que diga Diego Torres en su crónica de El País) el Real Madrid se impuso 2-0 al Levante. Ambos tantos fueron marcados en la primera parte. Benzema y Carvalho fueron los anotadores, sus terceros goles en Liga. Y los dos fueron propios de delanteros centros: estaban donde tenían que estar.

Munúa, el guardameta visitante, fue el mejor de su equipo. Y Asier del Horno el peor.

Por los blancos, además de los ya habituales Marcelo y Cristiano Ronaldo, destacaría dentro del buen tono general a Benzema, Lass y Khedira. Los dos medio centros levantaban sospechas (y más teniendo en cuenta algún precedente anterior), pero estuvieron muy bien. Lass templó y mandó, mientras el alemán, soberbio en el corte y la recuperación, se incorporó con frecuencia al ataque. Y la entrada en los 15 minutos finales de Özil -por Kaka´-provocó la chispa en el juego blanco y le dio otro aire al equipo.

Párrafo aparte merece Di María. El mejor sobre el campo. Su slalom en el primer gol es antológico. Se desembarazó de tres rivales en el área rival y su medido pase supuso el primer tanto. Y por supuesto, ahí estaba Benzema, quien acompañó la jugada. El resto de las intervenciones del fideo también levantaron al público de sus asientos: remates, regates, incursiones por las dos bandas, pases en largo y en corto. Un partido muy completo.

Y mañana el Real Madrid se enfrenta en Lyon al Olympique en partido de ida de los octavos de final de la Champions. Nunca hemos ganado ahí. ¡Ya va siendo hora de romper esta racha negativa!

Valencia 0 Sporting 0  
Real Madrid 2 Levante 0  
Zaragoza 0 Atlético 1  
Almería 1 Deportivo 1  
Osasuna 4 Espanyol 0  
Villarreal 1 Málaga 1  
Getafe 0 Racing 1  
Sevilla 1 Hércules 0  
Barcelona 2 Athletic 1  
R. Sociedad Mallorca  

9 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol