Archivo de la etiqueta: Müller

Defensa y bandas

BM RM

De cara al partido de ida de semifinales de Champions de mañana, Bayern de Múnich-Real Madrid, quisiera señalar dos aspectos fundamentales: las defensas de ambos equipos y el juego por las bandas. Estas dos facetas van a ser decisivas no solo en Múnich, también en el Bernabéu.

Nuestra defensa y la suya ofrecen lagunas. La baja de Vidal será suplida con toda seguridad por Javi Martínez (con Thiago a su vera). Nosotros necesitamos al mejor Casemiro para contrarrestar el juego ofensivo de los bávaros. Preocupa que en los últimos encuentros, sobre todo en Madrid ante la Juve, el brasileño no haya rendido a su nivel habitual. En cambio, contra el Bayern siempre ha dado la talla.

Las zagas son similares. La presencia de Sergio Ramos nos da una ligera ventaja. Si no es el mejor central del mundo, está entre los tres mejores (a Piqué le coloco en esta lista del Top 3). Sergio también es capaz de liarla y amargarnos la noche…

Los laterales son el nexo de unión con el juego por las bandas. Tanto el Bayern como nosotros, somos especialistas en ensanchar el campo. Contamos con laterales incisivos y decisivos en el juego de ataque. Y buscamos la superioridad numérica por los costados (2 vs. 1). Pero, a Marcelo le han tomado la matricula: todos los equipos buscan ese flanco. Y aquí se desarrollará la batalla de la pizarra de Heynckes y Zidane. Casemiro jugará un rol principal en el tema de las coberturas: debe proteger la espalda del lateral y no descuidar su posición de pivote defensivo. Esa banda izquierda nuestra necesita un apoyo, que bien podría ser Marco Asensio (mientras el cuerpo aguante).

Si Bale estuviese bien, y motivado, sería una pieza fundamental: tanto a la contra como ayudando a cubrir banda, en este caso la de Carvajal. Su posición frenaría en parte las acometidas de ese fenomenal jugador que es Alaba (leo que está con molestias y que Rafinha ocuparía su lugar).

Müller ha recuperado el olfato goleador. Mala noticia para el Madrid. Benzema sigue seco. Tenemos a Cristiano Ronaldo, el mejor jugador del mundo. Ellos a Lewandowski, otro goleador de leyenda. Añadan otros futbolistas de banda como Robben y Ribery, que aunque sean veteranos aún tienen fútbol. Por eso hay que desgastarles (si juegan). Y una vez más el juego por los flancos vuelve a ser fundamental. Ante la previsible ausencia de Bale (y de Benzema) apuesto por Lucas Vázquez y Marco Asensio (más Isco): jóvenes, con garra y velocidad, que pueden crear mucho peligro y ayudar defensivamente a los centrocampistas y laterales.

Será un gran partido, sin duda. Siempre lo han sido.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El jogo penoso: Brasil 1 Alemania 7

Banner humo

Detalle lamentable en el inicio de la primera semifinal: no se guardó un minuto de silencio por la muerte de Don Alfredo Di Stéfano. Antes del encuentro la excusa de FIFA fue que no se haría porque nadie lo había solicitado. ¿No se le ocurrió a ningún estamento? Mal por la federación internacional y el comité organizador? De la falta de respeto brasileña ya no me extraño. Pero Blatter y los suyos… Las selecciones tampoco llevaron luto.

Scolari cubría las sensibles bajas de Neymar y Thiago Silva con Bernard y Dante. Maicon se mantenía en el once en detrimento de Dani AlvesDante no me inspira confianza desde la semifinal de Champions y la goleada del Real Madrid al Bayern en la que fue protagonista negativo. Su dupla con David Luiz ha sido un desastre. Su actuación descosió a toda la defensa.

Löw confirmaba a Lahm en su posición: lateral derecho. Su alineación como medio centro ha pasado a mejor vida. Insistía con Klose en la punta del ataque. Si anotaba superaría a Ronaldo como máximo goleador de los Mundiales. Igual los tiros iban por ahí: una dosis extra de motivación para el veterano delantero. Khedira y Schweinsteiger forman el doble pivote. Götze y Metersacker volvían a quedarse fuera del equipo titular.

Se esperaba una salida en tromba de los locales apoyados por la torcida. A los tres minutos Marcelo hacía el primer remate. Salió fuera pero llevaba peligro. Hubo unos movimientos en el saque de puerta que marcaron el histórico momento que estábamos a punto de vivir: Müller se fue a la banda del lateral madridista a recibir. Tenía el apoyo por detrás de Lahm. Khedira, Kroos y Schweinsteiger dieron un paso adelante. Para ayudar en las acciones ofensivas, presionar arriba, estar atentos a segundas jugadas y recuperar el balón lo antes posible. A medida que avanzaban los segundos Brasil estaba cada vez mas incómoda. Recurría a los balones largos para sacudirse a los alemanes de encima. No tocaban (en su línea habitual de esta Copa). Alemania era dueña de la pelota por méritos propios y deméritos ajenos. La movían rápido y con criterio. Nada de pases horizontales en su propio campo ni pases traseros a Neuer. El camino era llegar lo antes posible a la portería contraria.

Sobre el minuto 10 Marcelo se despista y pierde la posesión. El contraataque provoca la primera gran ocasión visitante. La desbarata quien la pifió despejando a córner. Kroos saca preciso a la posición de Müller libre de marca: 0-1. Era el comienzo de la sinfonía de la Mannschaft.

La labor de la psicóloga quedaba hecha trizas en tan solo once minutos.

La Canarinha tenía que remontar. No les quedaba otra. Pero estaban atenazados, les pesaban las piernas a pesar del escaso tiempo jugado. Solo Marcelo intentaba tirar adelante. Sus aportaciones eran un boomerang de doble efecto.

  • El primero: Müller y Lahm le buscaban la espalda y se la encontraban. Creaban superioridad numérica porque Hulk estaba muy descolgado de la defensa, no bajaba. Los medios no se enteraban por donde circulaba el juego.
  • Y el segundo: la hiperactividad del lateral le descentró, perdió el sitio y se sumó a la descoordinación general de su selección.

Khedira se salía. El campo era suyo. Él, Kroos y Schweinsteiger cenaron brasileños. Özil estaba desaparecido. Daba igual.

Alemania siguió a lo suyo aprovechando el desconcierto brasileño. Todavía quedaba lo mejor por llegar. O lo peor dependiendo de los colores. Del 23 al 29 cayeron cuatro goles. Y atención del 23 al 26 Alemania logró tres tantos.

El 0-2 (min. 23) fue un fallo terrible de Marcelo. Klose recogió el rechace de Julio Cesar a su propio disparo para marcar. Una vez más el delantero andaba demasiado suelto en el área. El estado de shock de la grada y el equipo era total. El aluvión de goles fue imparable: dos de Kroos y uno de Khedira (¡enorme su primera parte!) completaron el 0-5 con el que se llegó al descanso. El 0-4  se produjo al robar el esférico del saque de centro.

Durante el intermedio el móvil echaba humo con bromas y satisfacción sobre lo acontecido (0-5). Nelson Santamaría, hijo del bravo defensa central, aportaba una solución: anular el partido. Era imposible que el arbitraje pudiese arreglar el desaguisado.

Fernandinho y Hulk fueron sustituidos por dos medio centros, Paulinho y Ramires. ¿Scolari no quería recibir más goles? Löw ya pensaba en la final y dejó al griposo Hummels en el vestuario y entró Metersacker, quien regresaba al equipo tras haber perdido la titularidad. Los siguientes cambios fueron para dar minutos a jugadores (Draxler y Schürrle) y reservar a otros (Khedira y Klose, consagrado ya como el máximo anotador de los Mundiales).

La segunda mitad fue una faena de aliño para los vencedores. Aun tuvieron tiempo de ampliar. El del Chelsea metió dos y puso el marcador en un escandaloso 0-7. Aquí tenemos un ejemplo que explica parte de lo sucedido: Schürrle con el 9 en su camiseta lleva tres goles saliendo del banquillo; el número 9 de Brasil, Fred, solo ha visto puerta en una ocasión, siendo titular.

Óscar en el 90 firmó el llamado gol de la honra. ¿Honra? ¿Qué honra?

Confieso mi enorme alegría ante este resultado histórico. La mayor afrenta sufrida por Brasil. La mayor goleada en este torneo, el encuentro en el que mas goles se han logrado (8). El Mineiraizo de Belo Horizonte deja en mantillas el Maracanazo de 1950. La mezquindad de Scolari a lo largo del campeonato merecía este castigo. Que será mayor al tener que afrontar una cruel final de consolación.

P.D.: extractos del capitulo de Mi Mundial: Brasil 2014 dedicado a la semi de anoche.

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Libros

La depresión post Mundial

14 de julio de 2010

Estoy con la depresión post Mundial. Después de haber visto el 90% de los partidos del torneo ¿qué hago ahora? ¿Cómo ocupo mi tiempo? ¿A qué me dedico? Se ha creado un enorme vacío en mi vida…espero que las vacaciones en Asturias cambien la situación: nuevas rutinas, otro entorno.

Para ir matando el tiempo recurrí al tópico de hacer mi once ideal. Y la verdad es que no fue difícil. Tuve en cuenta unos pocos factores: solidez defensiva, línea de creación y acierto de cara al gol. También me he basado en estadísticas de la FIFA y de varios medios (en realidad sólo sirvieron para refrendar mis impresiones, y a fin de cuentas es mi lista, subjetiva donde las haya):

Casillas, Sergio Ramos, Piqué, Puyol, Capdevilla, Busquets, Xabi Alonso, Xavi, Iniesta, Forlán y Villa.

Para completar la lista de 23 he elegido a los siguientes jugadores:

El portero de los Países Bajos Stekelenburg, Maicon (BRA), Juan (BRA), Godín (URU), Lahm (D), Schweinsteiger (D), Müller (D), Sneijder (NL), Robben (NL), Messi (ARG), Higuaín (ARG) y Luis Suarez (URU).

España ha sido el equipo menos goleado del campeonato: dos goles (Suiza y Chile). Me resulta curioso que siendo el equipo que más ha chutado (121 frente a los 102 de Alemania, la máxima goleadora de Sudáfrica 2010) y con el segundo mejor porcentaje de remates a puerta (38%, detrás del 45% teutón) es la que menos goles (8) ha anotado de las cuatro primeras, las que más partidos han jugado. El porcentaje en términos absolutos se traduce en 46 disparos al marco. Los mismos que Uruguay y Holanda frente a los 42 de la selección germana.

El combinado que más pases ha completado ha sido el nuestro (3.969) con una media de 567 por partido. En este apartado la clasificación por jugadores es apabullante y la encabeza Xavi (544), seguido de Busquets (490), Xabi Alonso (440) y Piqué (429). ¿Van entendiendo el porqué mi equipo ideal?

España fue la que más balones recuperó y la que más faltas sufrió. En jugadores Piqué quedó segundo en el apartado de recuperaciones (le ganó Metesacker) e Iniesta es quien más faltas recibió.

España y Xavi son quienes más distancia recorrieron.  

Desde luego, independientemente del acierto o desacierto de mis preferencias, está muy claro que los bocazas han quedado en evidencia ante la fría lógica de los números y el resultado final.

P.D.: la ceremonia de clausura me pareció excepcional. Clase, sencillez, estilo y tecnología audiovisual de primerísimo nivel.

Las fotos son de L’EQUIPE

10 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Recomendaciones

Para guay, España

4 de julio de 2010

Los guay de verdad somos España: a semifinales del Mundial por primera vez. Y ha vuelto el santo. Hemos recuperado a Iker. Casillas detuvo un penalty en la segunda parte (reconoció que Reina le había dado el soplo) y dos paradas suyas -especialmente meritoria la segunda, en un mano a mano que viene del rechace de la primera- salvan el empate hacía el final del encuentro.

También hemos recuperado a Cesc, aunque acabó tocado en el hombro en la jugada del penalty que le hacen -no señalado- y se produce en el rechace de la pena máxima fallada por Xabi Alonso (el segundo que tiraba, porque hubo que repetirlo al ser anulado el lanzamiento del primero). Toda esta confusión se produce justo después de la parada de San Iker al lanzamiento de Cardozo. Este par de minutos -llenos de emoción- son la mejor imagen de un partido confuso y caótico. Como el arbitraje. O nuestro gol: tres palos hasta que entró. Villa recogió el rebote del palo -a disparo de Pedro– y lo estrella también en el poste y desde ahí cruza la portería y da en el palo contrario, para finalmente entrar. Casi me desmayo. Y no dudo que tuve algún desvanecimiento -sin flash forward– porque tardé en ver el Jabulani en la red.

La dureza de los paraguayos era de esperar. No lo fue el “amistoso” saludo de Piqué. Quizás se excedió en su afecto. Casi le arranca el brazo. Todavía no acabo de entender que pasó por la cabeza del excelente defensa catalán. ¿Pensaba que no le verían? Tuvimos suerte que no lo expulsaran.

Marchena mantiene su estadística: España está invicta con él en el campo. Y hay otros números muy interesantes: España gana siempre que marca Villa. Como sucedió ayer.

Iniesta fue elegido el mejor jugador. Y Sergio Ramos se salió una vez más. Lo cual me lleva a la siguiente reflexión: si jugamos tan mal ¿por qué tenemos tantos jugadores en la selección ideal del Mundial? O somos los menos goleados y Villa es el máximo goleador del torneo…

La clave de la semi contra Alemania la dio Camacho: afirmó que todo está a nuestro favor porque el partido se juega el 7 de julio, San Fermín. Prefiero pensar en aspectos como la ausencia por sanción de Müller -para mí el jugador revelación- o en la debilidad de la defensa alemana o lo mal que sale su portero. También pienso en que se parecen bastante a nosotros, cuando jugamos bien.

ACTUALIZACIÓN YOUTUBE:

Camacho en estado puro, cantando el gol en Tele 5. No se pierdan el clip.

Cuentan que el gran Beckenbauer, tras la final de la Eurocopa que les ganamos, comentó a un grupo de periodistas que a partir de ese momento debían aprender de nuestra forma de jugar y tocar. Así que se presenta un duelo entre “maestros” y “discípulos”. O quizás sea mejor definirles como “novilleros”, por aquello del 7 de julio que comentaba el ex seleccionador español y actual entrenador del Osasuna de Pamplona. Por si acaso les dejo con un combinado de cómicos -de la Copa del 82- en el que Eugenio figuraba de suplente, y por eso no aparece en la foto. Se pueden entretener adivinando quienes forman el 11, mientras especulamos sobre si Torres será de la partida o no el próximo miércoles.

13 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol