Archivo de la etiqueta: mp3

Los 10 más descargados, escuchados y vistos: Listamanía 2011

Ha llegado ese momento del año, el de la Listamanía. La fiebre de los resúmenes, los mejores, etc. Les he preparado varias: los 10 temas más descargados, los más escuchados, los videoclips más vistos y los programas de televisión con más audiencia.

Los 10 temas más descargados

Stereogum, el blog pionero en descargas y defensor a ultranza de la música independiente, ha publicado la lista de sus 25 canciones más descargadas. A continuación pongo las diez primeras (el resto pinchando en el enlace):

10. Tory Y Moi  Still Sound

9. Jay-Z & Kanye West  Niggas In Paris (Remix Feat. T.I.)

8. Pictureplane Real Is A Feeling

7. Iceage  New Brigade

6. Washed Out “Wicked Games”

5. Bon Iver Beth/Rest (Solo Piano Version)

4. J. Mascis Is It Done

3. The Weeknd The Zone

2. Drake Headlines

1. Zola Jesus Vessel

Publicado en Papolog

El Top 10 de Spotify

10. “Solamente Tu” de Pablo Alborán

9. “Grenade” de Bruno Mars

8. “Love The Way You Lie” de Eminem & Rihanna

7. “Born This Way” de Lady Gaga

6. “Tonight (I’m Loving You) de Enrique Iglesias

5. “The Time” de The Black Eyed Peas

4. “Only Girl (In The World)” de Rihanna

3. “S&M” de Rihanna

2. “Danza Kuduro” de Don Omar & Lucenzo

1. “On The Floor” de Jennifer Lopez con Pitbull

Publicado en Papolog

Los 10 más vistos en YouTube

10.  “Rain Over Me” de Pitbull con Marc Anthony

9.  “You Da One” de Rihanna

8. “We Found Love” de Rihanna con Calvin Harris

7. “Ai Se Eu Te Pego (Assim você me mata)” de Michel Teló

6. “Party Rock Anthem de LMFAO

5. “Mistletoe” de Justin Bieber

4. “All I Want For Christmas Is You” de Mariah Carey

3. “Rolling In The Deep” de Adele

2. “Sexy And I Know It” de  LMFAO

1. “Someone Like You” de  Adele

Publicado en Papolog

Y dejo para el final los programas de TV más vistos. El dominio del fútbol es abrumador. Y en este caso paso del Top 10 al Top 20 porque sorprendentemente la final de Champions aparece en el ¡puesto 20!

Los 20 programas más vistos en 2011:

1. Fútbol. Liga de Campeones. Barcelona-Real Madrid

La 1. 03/05/11. Cuota: 66,9. Audiencia media: 14.114.000.

2. Fútbol. Prórroga final Copa del Rey Barcelona-Real Madrid.

La 1. 20/04/11. Cuota: 65,5. Audiencia media: 12.710.000.

3. Telediario 2.

La 1. 03/05/11. Cuota: 54,9. Audiencia media: 11.564.000.

4. Fútbol. Final Copa del Rey Barcelona-Real Madrid.

La 1. 20/04/11. Cuota: 60,4. Audiencia media: 11.463.000.

5. Fútbol. Postpartido Liga de Campeones. Barcelona-Real Madrid.

La 1. 03/05/11. Cuota 48,0. Audiencia media: 10.773.000.

6. Fútbol. Liga de Campeones. Barcelona-Arsenal.

La 1. 08/03/11. Cuota: 47,4. Audiencia media: 9.893.000.

7. Fútbol. Liga española. Real Madrid-Barcelona.

La Sexta. 10/12/11. Cuota: 49,0. Audiencia media: 9.657.000.

8. Desafío Champions.

La 1. 03/05/11. Cuota: 48,1. Audiencia media: 9.196.000

9. Futbol. Liga española. Real Madrid-Barcelona.

La Sexta. 16/04/11. Cuota: 49,1. Audiencia media: 8.806.000.

10. Desafío Champions.

La 1. 08/03/11. Cuota: 43,1. Audiencia media: 8.798.000.

11. Fútbol. Liga de Campeones. Lyon-Real Madrid.

La 1. 22/02/11. Cuota: 41,5. Audiencia media: 8.278.000.

12. Fútbol. Liga de Campeones. Real Madrid-Tottenham.

La 1. 05/04/11. Cuota: 44,4. Audiencia media: 8.242.000.

13. Telediario 2.

La 1. 08/03/11. Cuota: 38,7. Audiencia media: 8.121.000.

14. Fútbol. Supercopa. Barcelona-Real Madrid.

La 1. 17/08/11. Cuota: 54,5. Audiencia media: 8.067.000.

15. Desafío Champions.

.La 1. 05/04/11. Cuota: 41,2. Audiencia media: 7.394.000.

16. Desafío Champions.

La 1. 22/02/11. Cuota: 37,8. Audiencia media: 7.384.000.

17. Fútbol. Postpartido Liga Campeones. Real Madrid-Tottenham,

.La 1. 05/04/11. Cuota. 33,7. Audiencia media: 7.175.000.

18. Fútbol. Postpartido Liga Campeones Barcelona-Arsenal.

La 1. 08/03/11. Cuota: 32,2. Audiencia media: 7.070.000.

19. Fútbol. Previo Liga de Campeones. Barcelona-Real Madrid.

La 1. 03/05/11. Cuota: 46,5. Audiencia media: 7.054.000.

20. Fútbol. Liga de Campeones. Barcelona-Manchester.

La 1. 28/05/11. Cuota: 47,0. Audiencia media: 7.005.000.

5 comentarios

Archivado bajo Música, Medios

La calidad perdida (Efe Eme)

16 de enero de 2010

La distribución electrónica de música limita el sonido, lo comprime, lo transforma…entonces ¿para qué hemos desarrollado un conocimiento tan preciso de cómo utilizar un micrófono?” (Manfred Eicher en Babelia)

He elegido esta cita de la entrevista realizada por Chema García Martínez, en el suplemento cultural de El País del pasado sábado, para reanudar la colaboración semanal con Efe Eme en este nuevo año.

Manfred Eicher, músico de formación clásica -alternaba su trabajo de contrabajista en la Filarmónica de Berlín con actuaciones en grupos de jazz- dio un paso adelante hace 40 años: formó un sello discográfico, ECM. Los riesgos que asumió cambiaron el panorama de la música europea. Su elenco de artistas y descubrimientos (Pat Metheny, Jan Garbarek, Hilliard Ensemble, Keith Jarrett, Egberto Gismonti, etc.) transformaron el jazz, la musca clásica y la contemporánea y posibilitó el nacimiento y desarrollo de la new age. Su influencia desde su Alemania natal ha sido tremenda.

Desde siempre me ha preocupado la calidad de reproducción del sonido. Lejos quedan mis años infantiles de singles y EPs, que destrozaba en los “comediscos” o en aquellos primeros tocatas, en los que apilabas varios vinilos (caían sobre el plato de uno en uno).

Nunca me gustaron las casetes. Apreciaba su portabilidad y el poder escuchar mi música en los coches. Eran un engorro a pesar de las mejoras en la calidad de la cinta (dióxido de cromo). Se atascaban y enrollaban en las bobinas del aparato. La aparición del Walkman de Sony acrecentó su popularidad. En sus mejores momentos en España representaban entre el 50 y el 70 por ciento de las ventas de un álbum de éxito (el resto eran para el LP de vinilo). Y el planeta se acostumbró a llevar cascos. Los “loros” o “ghetto blasters” eran la otra cara de la moneda de las casetes. Hoy en día ya no se fabrican.

Tengo la impresión que la movilidad de la música, facilitada por la reducción del tamaño de los reproductores (aparte de una pasión por los cascos que no comparto), ha ido en detrimento de nuestras exigencias de calidad. En España los melómanos que ahorrábamos para mejorar nuestros amplis, platos, capsulas, altavoces, etc. no éramos demasiados. La puntilla final la ha dado la aparición del MP3. A mi juicio son el equivalente de hoy en día a las casetes de antaño. Y no quiero entrar en asuntos de salud para nuestros oídos (en USA este asunto incluso está en los tribunales).

Pero antes de la perdida de calidad de los MP3 hubo otro fenómeno curioso (todavía presente en muchos puntos): el Top Manta. Comprar ahí era y es el claro ejemplo de que te importa un bledo la calidad de escucha o visionado. El colmo es adquirir o descargar películas que han sido rodadas durante su proyección en una sala de cine.

Estas circunstancias, unidas a la falta de exigencia del consumidor, han llevado a un “abaratamiento” de las grabaciones. Y no me refiero a la lógica disminución de los costes de producción,  por las posibilidades que ofrecen herramientas como el Pro Tools.

No acepto ser “obsoleto” porque me guste la música bien producida: desde la grabación y mezcla hasta el mastering, pasando porque esté bien tocada e interpretada.

Lo importante es mantener la capacidad para seguir produciendo música de calidad” afirmaba Eicher. Pero el deterioro al que me refiero, unido a otros factores ya tratados en notas anteriores (como la falta de adaptación de las tiendas a la revolución digital), hacen que una propuesta empresarial como la de ECM sea inviable hoy en día. Y darse cuenta que estoy hablando de una discográfica independiente creada por un músico.

Publicado en Efe Eme

12 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

MySpace Music (Efe Eme)

4 de octubre de 2008

Se suponía que Internet iba a ser el lugar donde los artistas, tanto los firmados a discográficas como los que no, podrían “competir” en igualdad de condiciones. Es decir, darse a conocer y llegar al público sin intermediarios. Esta premisa que acabo de enunciar nunca ha acabado de convencerme. Y sigue sin hacerlo (quizás, y lo reconozco, esté mediatizado por mi formación).

 

Y esto viene a cuento por el lanzamiento de MySpace Music, el nuevo sitio de la popular red social propiedad de Rupert Murdoch. Llevo siguiéndoles la pista desde que anunciaron su nacimiento, el pasado mes de abril. Desde entonces he ido guardando noticias al respecto. Y es la información que me ha servido de base para esta nota (Wired, The Times, The Guardian, El País, TechCrunch, Digital Music News, Record of the Day, The New York Times y la newsletter de Bob Lefsetz son mis fuentes). Y parecen estar casi todos de acuerdo en que esta buena idea no es tan acertada. De momento, que todo puede cambiar.

 

En mi modesta apreciación se parte de unos cuantos problemas de base. Y debo resaltar que personalmente MySpace no me convence. Tiene algo que me resulta incómodo, poco práctico e incluso una estética digamos que hortera. Evidentemente dado su éxito, estoy bastante solo en esta cuestión. Pero quería dejarlo claro, para no llamaros a engaño. Dicho lo cual pasemos a unas verdades más objetivas y medibles.

 

MySpace Music nació como una alianza entre tres de las cuatro grandes discográficas –las majors o multis– y News Corporation (la empresa propietaria de MySpace). No voy a entrar en los detalles legales, que entre otros aspectos incluyen el “spin off” de la división de música de MySpace y la retirada de la demanda, presentada por Universal, por violación de copyright, a cambio de una compensación económica fruto de un acuerdo extrajudicial y su participación en la nueva empresa creada. Y por aquí nos encontramos con uno de los problemas de raíz: los socios. ¿Dónde están los independientes? No forman parte del accionariado. Con lo cual no se beneficiarán de los derechos generados por los ingresos publicitarios y los posibles beneficios de una eventual venta de la compañía (por citar tan sólo los dos ejemplos más obvios).

 

La música de los indies sí estará presente en este nuevo sitio que surge para competir con iTunes. A través de distribuidores digitales como The Orchard. Pero no están donde se toman las decisiones. Y por eso tienen problemas para subir su repertorio, al no disponer de las mismas facilidades que tienen “los dueños”.  Así que el músculo de la distribución que fortaleció a las multis, en las últimas décadas del siglo pasado, vuelve a resurgir en el mundo digital. La sombra del Príncipe de Lampedusa y Duque de Palma di Montechiaro sigue vigente:A veces es necesario que algo cambie para que todo siga igual.

 

¿Podemos agrupar a los artistas sin contrato discográfico dentro del amplio mundo de las independientes? No lo sé, pero sí sé que van a necesitar de mucho ingenio y talento para sobrevivir en este nuevo mundo de tiendas digitales, del que parten en clara situación de desventaja. ¿Se verán obligados a firmar con las majors para tener presencia y visibilidad? Se avecina el escenario opuesto al deseado por quienes han defendido durante años “la barra libre digital”.

 

El jueves de la semana pasada A2IM (American Association of Independent Music) emitió una nota de prensa en la que reclamaba igualdad de condiciones en el accionariado de MySpace Music, a cambio de la música de sus sellos afiliados y abroncaba a la empresa madre por haber traicionado a los indies. En su origen MySpace y su división de Música fueron defensores a ultranza de los independientes,  popularizándose gracias a esta estrategia de apoyo.

 

¿Pero qué es MySpace Music? ¿Qué ofrece y dónde? El “dónde” es otro problema añadido, porque de momento sólo se pueden comprar MP3 sin DRM en Estados Unidos. Y esto para un negocio digital que debutó el 25 de septiembre resulta chocante. Cutre es la palabra que me da vueltas a la cabeza. Y no sirven excusas como las dificultades para licenciar obras en el extranjero. ¡Pero si la mayor parte está en manos de los dueños! Y a nivel autoral, en la mayoría de la UE hay una sociedad de gestión por país. Si han contratado a diez personas para los contratos en USA que hubiesen hecho lo mismo para Asia, América y Europa. Básicamente están despreciando a las decenas de millones de usuarios registrados que tiene MySpace fuera de USA. Con lo que News Corporation repite la jugada de Hulu –su sitio de vídeos- que después de un año de existencia sigue restringiendo, al publico internacional, el visionado de la mayoría de su catálogo audiovisual.

 

Aparte de la venta pura y dura de temas –en colaboración con Amazon– que pueden ser transferidos a reproductores portátiles, dan la oportunidad de crear un número ilimitado de listas de reproducción, emiten (streaming) de forma gratuita y ofrecen un sistema de suscripción de acceso total.

 

Ya se tienen los resultados de la primera semana, que podríamos calificar de rotundo éxito dado las cifras y responden a las expectativas creadas (no las mías o las de otros escépticos): 

 

Mil millones de “streams” con “Whatever You Like” de T.I., en primera posición, con 10.9 millones de “tocadas”. “Can´t Believe It” de T Pain y “So What” de Pink, le siguen con 4.2 millones. El Top 5 lo completan “My Life” de The Game con Lil Wayne (3.9) y “Miss Independent” de Ne-Yo (3.5).

 

Las listas en general se inclinan por artistas establecidos y conocidos –en EE.UU.- con la música urbana como clara favorita de los usuarios, así como la preponderancia del producto de las multis… ¡Ay, ay, Lampedusa, Lampedusa!

 

Publicado en Efe Eme

1 comentario

Archivado bajo Consumo, Cultura, Música, Medios

Neil Young y las Nuevas Tecnologías (La Música de El Mundano en Efe Eme)

10 de mayo de 2008

 

Todo parece indicar que va a ser un sábado atípico. Salvo por la colaboración semanal en Efe Eme. Lo cual implica al menos 2 posts para hoy (éste y la crónica de Socioapatía del tercer partido de las semis) Que no vienen mal para un día lluvioso (¡bienvenida lluvia!) Y a lo mejor al final del día cae alguno más (que se me acumulan)

 

Leer a Neil Young diciendo “Putting on a headphone and listening to MP3 is like hell” me puso inmediatamente en alerta. Es de los míos. O más bien, soy de los suyos (como comprobareis si continuáis leyendo) Podríamos traducirlo como “ponerse los cascos para escuchar mp3 es infernal”. Y me cambió la orientación del artículo semanal. Estaba barajando otras dos posibilidades y dándole vueltas al asunto con Juan Puchades, el capo de Efe Eme. Y en eso llegó Young y mandó parar.

 

Podéis leer la entrada a continuación, en el blog, o en Efe Eme pinchando aquí. Ya sabéis que la diferencia está en los hipervínculos (sólo en El Mundano) Y el video de la presentación de Neil Young en la JavaOne de Sun está enlazado en ambos artículos. Sólo que para el post he incluido los youtube (los de Sun lo han subido en dos partes) La primera parte encabeza esta entrada. Y la segunda está al final.

 

Neil Young y las Nuevas Tecnologías

 

Cuando Bob Dylan se mostró contrario a las grabaciones digitales y reivindicaba (algunos) sistemas analógicos, entendí perfectamente lo que quería decir. Pero como no explicó a dónde quería llegar, sus palabras fueron mal interpretadas. Está claro que en su exposición había mucho de razón y de añoranza. A partes iguales.

 

Dylan se unía así a un coro de aficionados y profesionales que sostienen (o sostenemos, en según que casos) que los amplificadores de válvula son mejores que los actuales, que la calidad de reproducción de los mp3 es mala, que los avances tecnológicos forman parte de la historia de la música popular y no son el enemigo a batir, que el vinilo debería permanecer (entre otras cosas por sus “deep grooves”, como recuerda Neil Young) o simplemente muestran su preferencia por las grabaciones analógicas sobre las digitales. Y en estos asuntos –como en tantos otros- Young ha sido un pionero. Con aciertos y errores, como es lógico.

 

Siempre se mostró reticente con los CDs. Fue el primero al que se lo escuché. En 1982. Fue en su rancho californiano de Broken Arrow en La Honda. Una localidad clave en los albores del sicodelismo: Ken Kesey escribió parte de su Alguien voló sobre el nido de cucos en las paredes del baño de su casa de La Honda. Sus aventuras, y las de sus The Merry Pranksters, fueron recogidas por Tom Wolfe en The Electric kool-aid acid test publicado en España como Gaseosa de ácido eléctrico o ponche de ácido lisérgico. Entre los Pranksters estaban “el chofer” Neal Cassidy –del Magic Bus de 1964 y anteriormente del On the road de Kerouac– y también Carolyn Adams, la Mountain Girl, esposa del Grateful Dead Jerry García y madre de Sunshine, el hijo que tuvo con Kesey.

 

Había organizado unas entrevistas con periodistas europeos, australianos y japoneses para hablar de su álbum Trans. Por aquel entonces llevaba el Marketing Internacional de Geffen para CBS Records International desde Black Rock, en Nueva York. Y Trans era un disco difícil que necesitaba de muchas explicaciones. Un experimento con la “electrónica” disponible entonces. Se apartaba del camino al que nos tenía acostumbrados. Los sintetizadores, incluyendo los vocoders, formaban parte de una búsqueda para desarrollar una tecnología que le permitiese comunicarse con su hijo Ben, que no podía hablar a causa de una parálisis cerebral (a lo que habría que añadir unos terribles dolores crónicos de espalda que según su propia confesión le impedían tocar la guitarra, lo que ayudó a crear ese estilo tan propio).

 

De ese día, aparte de los problemas de salud, me impresionó lo ordenado que tenía toda su obra (dentro del ambiente bohemio que se percibía). Todo perfectamente organizado y etiquetado en esos típicos archivadores de oficina. Ya entonces, 1982, le rondaba la idea de reagrupar todos sus archivos, pero no le convencían los medios disponibles de la época. De hecho no le han convencido hasta ahora.

 

El pasado 6 de mayo ¡por fin! presentó lo que anhelaba desde hace tanto tiempo: su memoria histórica en diez discos, repartidos en varios volúmenes. El anuncio fue en una rueda de prensa en San Francisco, con motivo del JavaOne (Sun Microsystems). Y su sueño se puede realizar ahora gracias a la combinación de distintos elementos: Java, Internet, Blu-Ray y la PS3.

 

En resumidas cuentas el lenguaje Java le permite actualizar por Internet, además de proporcionarle la deseada confección y navegabilidad de los menús. Blu-Ray le amplia posibilidades de almacenamiento (“storage is the only limit”, dice) y le ofrece la mejor calidad de reproducción.

 

Descarta los DVDs como formato, porque no se puede escuchar música a la vez que se visionan vídeos de alta resolución. 

 

A través de Internet (con Blu-Ray) se pueden actualizar los contenidos. Que es el punto que me parece más interesante: no sólo hace públicos sus archivos, sino que además si se encuentran (o encuentras) aportaciones, se pueden (las puedes) incluir. Como parafernalia, imágenes, grabaciones, etc. Con lo cual está creando algo “vivo” y transformable. No encuentro precedentes.

 

¿Y lo de la PS3? Blu-Ray viene de serie con la PS3 y todo el mundo la tiene o conoce a alguien que la tiene. Una de sus grandes ventajas –aparte de las obvias- es precisamente su accesibilidad.

 

Para más información sobre este tema os recomiendo ver el siguiente video de ZDNet pinchando aquí. Es muy interesante y refleja la exposición y presentación que efectúa Neil Young. Ahí podréis ver los archivadores que mencionaba antes. Pero, por favor, llegad hasta el final, donde de forma muy gráfica demuestran la capacidad de almacenamiento y la extensión “física” del proyecto (despliegan un rollo de papel que llega a cubrir prácticamente el escenario de lado a lado).

 

Y si lo pensamos bien, en realidad lo que Neil Young está proclamando es que ni CDs, ni DVDs: lo que realmente recomienda es ¡la Playstation 3! Por su calidad y sus avances tecnológicos.

 

Sinceramente nunca pensé que el (posible) futuro del negocio de la música pudiese pasar por consolas de videojuegos o por los propios juegos, como ya está sucediendo  (desde Guitar Hero a Grand Theft Auto 4 –que incluye 200 canciones- pasando por el Singstar, etc.)

 

Y a Neil Young siempre “le he echado en cuenta”…

 

Anteriores entregas de La Música de El Mundano en Efe Eme:

 

Hanna o ¿Dónde está la Crítica? (en EFE EME)

 

Jeff “Skunk” Baxter (en Efe Eme)

 

¿Las listas del negocio o el negocio de las listas? (en efe eme)

 

Las Nueve Vidas de Steve Winwood (La Música de El Mundano en EFE EME)

8 comentarios

Archivado bajo Cultura, General, Música, Recomendaciones