Archivo de la etiqueta: Motown

Un siglo de canciones 74: “Billie Jean”

25 de junio de 2010

Hoy se cumple un año del fallecimiento de Michael Jackson, el autoproclamado Rey del Pop. Gracias a una invitación de Antonio San José -conocedor de mi relación profesional con MJ– para el programa de Concha García Campoy, en Cuatro, entré en una rueda de apariciones mediáticas (pinchando en el enlace hay un resumen). Y no hay mejor forma para recordar al gran Michael Jackson, en un día como hoy, que con una de sus canciones más emblemáticas “Billie Jean“.

Compuesta por Jacko, recordaba Quincy Jones -su productor- las disputas que ambos tuvieron respecto a la canción. El veterano maestro no pensaba que daba la talla como tema y dudaba de su encaje en “Thriller“. Tampoco le gustaba la intro. Pero el joven artista insistió. Y su argumento más convincente fue que precisamente ese principio “le hacía bailar“. Y eso según relataba Jones eran palabras mayores. Pero esta no es la única historia alrededor de “Billie Jean“. Hay otra sobre la que escribía en La noche que Michael Jackson rompió todos los esquemas:

Siempre he oído hablar de la conmoción causada por la primera actuación de Elvis en el show de Ed Sullivan. Hay unanimidad al respecto. Os contaba en Springsteen como excusa  la anécdota del Boss comparando la impresión que tuvo viendo la Sagrada Familia de Gaudí con la de Elvis actuando en el programa. 

Lo mismo pasó con la interpretación de Michael Jackson del “Billie Jean, en el especial conmemorando el 25 Aniversario de la Motown. Pero antes de proseguir, unos antecedentes.  

Thriller ya era un éxito y “Billie Jean había sido el primer video de un Artista negro programado por MTV –el canal estaba en su apogeo y todavía programaba videos-. Pero eso no se consiguió fácilmente. Hubo que ir a la guerra.  

Epic era la compañía de Michael Jackson. Pertenecía a CBS (luego adquirida por Sony) No había forma de conseguir que MTV pasase el video. Estaban más interesados en los rockeros blancos con extensiones. Ese rock star look tan de Los Angeles. Y eso que Susan Blond, la VP de Prensa y Publicidad de Epic, y el máximo responsable del canal eran amigos.  

Trabajaba en Black Rock, las oficinas centrales de Nueva York, y el comentario en la compañía era cuanto tardaría Walter Yetnikoff, el Presidente de CBS, en montar el pollo. Y lo más importante, si debería montarlo o no. Los que más trato tenían con él, temían el momento. 

Frank Di Leo, el jefe de Susan, paseaba su enorme humanidad pasillo arriba, pasillo abajo, maquinando con la Blond. Querían evitar el numerito que imaginaban que se avecinaba. Frank se convirtió posteriormente en el manager de Michael Jackson y en España le hemos visto actuando en Los Soprano (el mafioso gay) y en “Goodfellas“ de Scorsese

Estaban esperando a que terminase la reunión con alguno de los abogados más importantes de la ciudad. Algo se estaba cociendo. Y Yetnikoff estalló. A lo bestia. En una jugada maestra decidió que CBS (todas las compañías que formaban el imperio) rompiera relaciones con MTV. No más videos, no más exclusivas, no more free lunches for these motherfuckers.  

El que CBS, entonces la primera discográfica del mundo, tomase esa decisión sacudió a toda la industria. Todos los ojos nos miraban y estaban pendientes de la evolución de los acontecimientos. Y sucedió algo inesperado para todos, menos para el tito Walter. Las organizaciones pro derechos civiles, la NAACP, Jesse Jackson, Farrakhan y otros líderes políticos y religiosos se pusieron del lado de CBS y acusaron a MTV de trato discriminatorio. Lo cual además era verdad. Y demostrable. Los de MTV cedieron ante el revuelo que se montó y la amenaza de otras compañías en seguir los pasos de CBS. Y “Billie Jean se convirtió en el primer video de un black act en MTV. Abriendo puertas hasta entonces cerradas. 

La expectación ante la actuación en el especial de Motown era enorme. Esa noche de 1983, 47 millones de personas se congregaron frente al televisor. Se sabía que MJ estaba preparando algo especial. Era su primera actuación como solista en TV. También era su retorno a la casa que le había visto nacer artísticamente. La reconciliación con Berry Gordy, el fundador de Motown (y de Tamla

Pongamos la situación en contexto: una fiesta de la Motown no es un asunto baladí. En el auditorio estaban todas las estrellas de la historia de la casa, incluyendo hijos pródigos como el propio Jackson y sus hermanos, Marvin Gaye –que también era CBS– o Diana Ross (las Supremes se volvieron a reunir para este evento). Luminarias como Quincy Jones, su productor, no podían faltar. Entre los Artistas de la casa estaban Stevie Wonder, Smokey Robinson, el primer fichaje de Gordy, de quien Dylan dijo en 1967 que era el mejor poeta vivo de América, los Temptations,  y los compositores, músicos, arreglistas y productores supervivientes de esa máquina de producir éxitos que fue Motown. En resumidas cuentas, una audiencia exigente.  

La noche que Michael Jackson se folló a América supuso el debut del Moonwalk. Esos pasos tan especiales caminando hacia atrás y que desde esa noche se convirtieron en su imagen de marca. Nunca se había visto nada parecido. A no ser que fueses a los ghettos, donde algunos lo ensayaban. Y el público estalló. Se oye. Se ve. Se palpa. Se siente. Gritos de hombres y mujeres como sólo gritaban y se desmayaban las mujeres en los conciertos de Marvin Gaye o Luther Vandross. El delirio. Y contagioso. Ni los asistentes ni los telespectadores dábamos crédito. 

Al día siguiente se empezaron a despachar ¡cien mil Thrillers diarios! El resto ya es historia. 

Pero lo que pocos saben es la intrahistoria. En 1983 el Hip Hop estaba tomando Manhattan. A lo grande. Desde Madison Avenue, el centro neurálgico de las multinacionales de la publicidad. Y el breakdance evolucionaba rápidamente.  

Jeffrey Daniel fue quien ayudó a Jackson a preparar su actuación para el Aniversario de la Motown. Y le enseñó unos pasos, que todavía no habían saltado desde el ghetto. Era el Back Slide. Y Michael decidió bautizarlo como Moonwalk –paseo lunar- que eran otros pasos. 

En este video de 5 minutos podéis ver la historia contada por J.Daniel, con fragmentos de la actuación y comentarios de algunos de los asistentes. Destacaría el entusiasmo de Smokey Robinson narrándolo.

Pinchando aquí llegáis a la página de haha donde está el documental (tarda en cargar un pelín). 

Y por supuesto, La Actuación:

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

Entradas relacionadas:

Michael Jackson: Primer Contacto (Efe Eme)

BAD (Efe Eme)

Tal Cual: la tarde que maté a Sofía Loren (otro post sobre Michael Jackson)

Memorial de Michael Jackson

Apuntes dominicales

El marciano y sus frutos (by Julio Valdeón Blanco)

Michael Jackson (1958-2009)

Fotos recuperadas 2  

La noche que Michael Jackson rompió todos los esquemas

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Un siglo de canciones 63: “What’s Going On”

6 de abril de 2010

Nunca había oído a mujeres hechas y derechas gritar y estremecerse como en las actuaciones de Marvin Gaye (las adolescentes hormonadas no cuentan en este cómputo). Me refiero a lo presenciado a principios de los 80, cuando volvió al mundo de la música –tras su último retiro- con el álbum “Midnight Love” (CBS) y el bombazo de “Sexual Healing”, la canción que resucitó la Gayemania. Pero la canción de hoy es de unos 11 años antes.

What’s Going On”, editado en mayo del 1971, fue su decimotercer LP. Ni su grabación –comenzó en junio del anterior año- ni su gestación fueron fáciles. De entrada Marvin Gaye estaba sumido en una profunda depresión por el fallecimiento de su compañera artística Tammi Terrell (tumor cerebral). Se retiró profesionalmente (su penúltima vez) e incluso barajó la posibilidad de jugar en la NFL. Se sometió a un duro programa de preparación y probó fortuna con los Detroit Lions. No superó las pruebas, pero los jugadores del equipo de futbol americano quedaron impresionados por su disciplina y el acatamiento del rígido calendario de entrenamiento seguido.

Relajándose en un campo de golf se le aproximaron un par de músicos: Al Cleveland y Renaldo “Obie” Benson (de los Four Tops). Estaban trabajando en un tema “What’s Going On” y le pidieron ayuda para completarla. La idea además incluía que la produjese para un grupo de la Motown, The Originals. Sin embargo los propios Cleveland y Benson le acabaron convenciendo para que la grabase él.

El problema surgió con su cuñado, el todopoderoso Berry Gordy (propietario de la Tamla Motown). Se negó a la edición. Consideraba que su sello ya se había ya comprometido socialmente lo suficiente con “War” (Edwin Starr) y “Ball Of Confusion” (The Temptations). “What’s Going On” iba más allá y Gordy dudaba que la radio de la época le diese cobertura y difusión. Solamente encontró el apoyo del gran Smokey Robinson (vicepresidente de A&R y uno de los artistas y autor más importante de la casa).

La duración de la canción no era el principal obstáculo, era la temática: la guerra de Vietnam y la vuelta a casa de los veteranos de la contienda (en un país que no se ha distinguido precisamente por su delicadeza con sus soldados) y encontrarse a su patria –por la que se habían jugado la vida- llena de odio, injusticia, sufrimiento, racismo, etc.

Finalmente “What’s Going On” (Qué Está Pasando) se lanzó en enero del 71. Y se convirtió en el single más vendido en la historia de la Motown, hasta ese momento. Y mira que el listón estaba bastante alto. Alcanzó rápidamente el nº 1 de las listas de R&B, donde permaneció cinco semanas, y se atascó en el 2 de las de Pop (Three Dog Night y “Joy To The World” fueron su freno).

Pero con todo la verdadera revolución de “What’s Going On”, canción que dio titulo al álbum del mismo titulo, fue artística: era un disco concepto, con todos los temas enlazados, algo inusual en esos días y más aún en Motown; Marvin Gaye se autoprodujo, lo cual era la primera vez que ocurría en la “factoría de éxitos” de Gordy: también fue la primera vez que los Funk Brothers, los excelente músicos de sesión de la cia. aparecían en los créditos; asimismo el disco marcó tendencia en los nuevos caminos que seguiría la soul music a partir de entonces.

Marvin Gaye, el Príncipe del Soul, consiguió dar un gran paso adelante y abrió las puertas de la “libertad creativa” a sus compañeros de compañía (como Stevie Wonder por ejemplo).

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Un siglo de canciones 31: “Ball Of Confusion” (por David S. Mordoh)

17 de agosto de 2009

BoC Tempt

Ni los directivos ni los artistas de Tamla Motown, aunque ufanos por la monstruosa cantidad de éxitos obtenidos entre 1963 y 1968, eran ajenos a los tiempos cambiantes que se les echaban encima y a su condición de portavoces sociales. Si hoy le endiñamos a Michael Jackson la etiqueta de Rey del Pop, hemos de admitir que hubo toda una dinastía  –y muy ilustre- de su misma sangre reinando antes que él. Pero esa gran familia de monarcas de Motown ya no se conformaba con una imagen de grandes éxitos pop. Se había convertido en una seña de identidad para la música y la gente de color, y no debía esquivar las prioridades de los suyos. A la reivindicación racial, cada vez expresada en voz más alta, ahora se le sumaba, dándole aún más fuerza, la gran ola de pacifismo californiana que penetraba fácilmente en una sociedad atemorizada por las noticias que venían de Vietnam. Sobre esta gran ola viajaban además nuevos sonidos blancos cuyos matices se podían aprovechar.

De modo que se intuye un cambio de estrategia con prospecciones en músicas más militantes y socialmente implicadas. Sería inocente pensar que What´s Goin´ On de Marvin Gaye surgió de la nada, cuando en realidad fue la culminación de unas nuevas directrices musicales cuyos pilares se fraguaron sobre dos canciones anteriores: War de Edwin Starr, y Ball Of Confusion de The Temptations (subtitulada, dato explícito, That´s What The World Is Today).  Ambas escritas por la pareja que estaba tomando el relevo al trío de compositores Holland-Dozier-Holland –los artífices del éxito del sello- fugado a Invictus Records: Norman Whitfield y Barrett Strong, el primero un producto de las salas de billar de Harlem con gran conocimiento de los problemas –y sonidos emergentes- de la calle.

¿Qué hace a Ball Of Confusion un tema tan especial? Yo diría que todo. The Temptations, que eran conocidos por la versatilidad de su juego de voces –tenores y barítonos, agudos y graves- aplicado a una canción tan dulzona como My Girl, ya habían dado señales de insumisión meses antes con I Can´t Get Next To You  y –wah wahs siderales y ambientación agresiva- Psychedelic Shack, seguramente fruto de la marcha de una de sus voces más carismáticas, David Ruffin, y cada vez más cerca del giro de Whitfield hacia el psychedelic soul. Desde el inicio con este bajo tan inquietante –a partir de entonces un clásico-, sobre el que entran las maravillosas voces como propulsadas por una fuerza indescriptible –la que se produce cuando colisionan ritmo y mensaje-, The Temptations en Ball Of Confusion van macerando los versos hasta hacerlos explotar en un sentido literal casi palpable: una bola de confusión, es lo que hoy es el mundo. “Shooting Rockets To The Moon, kids growing up too soon, politicians say more taxes will solve anything”. La cadencia de los versos, la rima endemoniadamente certera y el alegato político, todo cuadrando al milímetro; estamos en 1970 y ya se había inventado la madre del rap: el flow. “Unenployment rising fast, The Beatles new record´s a gas, and the only safe place to be is on an indian reservation”. Y la armónica ahí en medio, como una gacela atravesando por casualidad una manada de elefantes, perfilando la tensión de la pieza, su vibración, dándole forma a ese misil que navega trepidante. “Eve Of Destruction, tax deduction, city inspectors, bill collectors, mod clothes in demand, population out of hand, suicide, too many pills, hippies moving to the hills, people all over the world shouting End The War”. Las partes más naïfs del discurso quedan eclipsadas por la magnitud del alcance.

Tras este disco The Temptations se tranquilizaron  con Just My Imagination para luego profundizar en terrenos dominados por el bajo. Los espacios que éste crea en Papa Was A Rolling Stone se investigaron con más minutaje en Masterpiece, e incluso podrían considerarse también precursores, dentro de un nivel más popular, de los exploradores del dub. Sea como fuere, y aunque los referentes oficialmente reconocidos –James Brown en cabeza- se llevaran las medallas, la música de color –y por ende toda la música- ha evolucionado gracias a este tipo de tropelías no reconocidas. La Historia de la Tamla Motown no hubiera sido la misma sin esta canción.

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

13 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Un siglo de canciones 23: “You Keep Me Hangin’ On”

22 de junio de 2009

Supremes_You_keep_me_hangin_on

Al igual que mi primera elección “All Along The Watchtower”, la cual abrió esta serie, mi nueva propuesta responde a la misma característica: una versión que da otra dimensión a la composición original.

Corría el verano del año 1966 y las Supremes (Diana Ross, Florence Ballard y Mary Wilson) dominaban las listas de éxitos con “You Can’t Hurry Love” mientras se ultimaban los detalles de su próximo LP “The Supremes Sing Holland-Dozier-Holland”. Pero la prioridad era lanzar un nuevo single, que además sirviese de adelanto para el nuevo álbum, que finalmente se editaría en enero de 1967. El tema elegido fue nuestra protagonista de hoy: “You Keep Me Hangin’ On”. Y rápidamente se convirtió en la canción de ese otoño. Era su octavo número 1 en Estados Unidos. Otro triunfo para Tamla Motown, el sello negro que estaba redefiniendo el pop desde Detroit.

200px-Supremes-sing-hdh

Podríamos decir que esta grabación original de las Supremes es todo un proto-funk. Cuentan que Lamont Dozier se inspiró en las sintonías de los informativos de la radio para las partes de guitarra, esas que sonaban tipo Morse. Y los hermanos Holland incorporaron su idea a la canción. Que además aportaba otras novedades tanto de producción de sonido como de interpretación. Florence Ballard tenía un rol solista. Tanto su parte como la de Diana Ross así como las guitarras y la batería fueron grabadas en varias pistas para ser sobrepuestas. La finalidad era conseguir una sonoridad más compacta y densa que en sus anteriores discos. Pero HDH no se daban por satisfechos y grabaron nueve tomas hasta que dieron con la definitiva. Tocaban los músicos de estudio habituales de la Motown, The Funk Brothers.

Vanilla Fudge era un grupo psicodélico basado en Long Island (Nueva York). En su formación original se encontraban Carmine Appice (batería) y Tim Bogert (bajo), sobre los que volveremos más adelante. Su debut discográfico en 1967 fue un single que presentaba una versión psicodélica de “You Keep Me Hangin’ On”. Habían cambiado el tempo del tema, el órgano era el instrumento protagonista y duraba más de siete minutos. Para el sencillo la editaron a casi tres minutos. Tuvo algo de repercusión pero alcanzó el éxito (nº 6) cuando se reedito en 1968. Esta versión de nuestra canción de hoy ejerció una gran influencia entre las bandas de la época -como Procol Harum y Moody Blues– y le daba otra dimensión al tema, como mencionaba al principio. En 1969 The Nice, el grupo de Keith Emerson, grabó una versión similar a la de VF en un programa de radio en Suecia.

Phillip Basile, miembro de “la familia” Luchese era su manager y los descubrió tocando en uno de sus varios clubs de Long Island. Imagino que dado el ascendente italiano de Carmine Appice, la idea de abandonar la banda debió costarle más de un quebradero de cabeza. Pero él y su compañero habían decidido unir sus destinos a Jeff Beck y Rod Stewart, por entonces cantante del Jeff Beck Group. Formaron Cactus pero sin los británicos. Un accidente de coche de Beck le tuvo 1 año de convalecencia y Stewart aprovechó para unirse a los Faces de los dos Ronnies, Wood y Lane. Posteriormente en 1972 dejaron Cactus y formaron Beck, Bogert & Appice.

Pero aún hay más: en 1987 Kim Wilde llegó el nº 1 en USA y otros países con su versión del tema. Anteriormente ya lo habían grabado Dusty Springfield, Elkie Brooks, Aretha Franklin, Reba McEntire, Melanie Safka y Mina. En el 2005 Madness rescataban la canción, basándose en la versión de la Wilde.

Asimismo la han grabado Cliff Richard, Rod Stewart, Wilson Pickett y hasta Tim Buckley. Todo un recorrido.

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

9 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

El signo de los tiempos (Efe Eme)

18 de abril de 2009

cabecera20el20mundano2018-04-09-a

Asumo gustoso el riesgo de caer en lo obvio, pero es que me asombra la vigencia de la música de los 60 y los 70. La semana pasada en casa de una amiga volví a confirmarlo. Su hijo de apenas 20 años estaba como una moto porque iba a volver a ver a Dylan en concierto (actuaba en París el mismo día que llegamos).

 

La música que escucha es un mix que va desde la Motown, la Creedence, Beatles, Kinks, Stones hasta el Hip Hop pasando por Tom Waits, Springsteen o J.J. Cale. Igual que sus amigos. Pero está volcado en descubrir los sonidos del pasado. Algo parecido pasaba con los rockeros británicos de principios de los 60 y por extensión los demás seguíamos los pasos. Con una sutil diferencia: por nuestra parte apenas nos remontábamos 10 años (los inicios del rock&roll) y los más atrevidos se atrevían con los bluesmen de décadas anteriores. En el caso particular que me ocupa los jóvenes de hoy se remontan medio siglo por regla general y los más exigentes llegan aun más lejos, hasta el blues.

 

La llegada de Obama a la Presidencia de los Estados Unidos es un signo de los tiempos y un poderoso símbolo para la superación de las barreras raciales, no sólo en su país. Los que llevamos tiempo en el apasionante mundo de la música vemos estos hechos como algo natural. Salvo una minoría recalcitrante de “rednecks”, ligados al country, la historia del blues, el jazz, el pop y el rock está repleta de una sana mezcla de razas. Pero hay algo más: la influencia. Cruza todas las fronteras, sean raciales, ideológicas o estilísticas. Es está polinización la que posibilitó el nacimiento del rock&roll.

 

La primera vez que oí a Chuck Berry me dije a mi mismo: aquí hay un negro que conoce la música country” declaraba Carl Perkins, creador del inmortal “Blue Suede Shoes, al referirse al primer disco del genio descubierto por Muddy Waters para Chess Records. Se trataba de “Maybellene”, una adaptación de un viejo tema de “country & western” de Bob Wills.

 

Otra cosa es el público en general. Y ahí es donde la aparición de Obama juega un rol decisivo. Es imposible que hoy en día ocurran las vejaciones y humillaciones que sufría Jamie Shoop a principios de los 80, en el sur de USA, cuando ejercía de road manager para Prince y The Time. Jamie, una rubia espectacular, a quien conocí cuando ya no era la asistente personal de Prince y trabajaba con Philip Bailey (ex cantante de Earth, Wind & Fire), quien esos días promovía su dueto con Phil CollinsEasy Lover”. Además la Shoop andaba montando el show de Hall & Oates con The Temptations en el Apollo (Harlem, Nueva York).

 

Ahí lo tenéis, justo en el párrafo anterior, el ejemplo más obvio de la superación de razas entre músicos y profesionales del show business: Jamie Shoop, Prince, Hall & Oates, Temptations, Bailey y Collins. Precisamente este último recuperó una vieja tradición rockera, la de versionar los éxitos de la Motown. Lo hizo con el “You Can’t Hurry Love” de las Supremes. Posteriormente lo haría Bruce Springsteen con “War” (una composición de Norman Whitfield para Edwin Starr).

 

En los 60 era frecuente que los rockeros blancos versionasen hits negros, especialmente de la Motown. Y viceversa. Los ejemplos mas claros y conocidos son los de Vanilla Fudge y su recreación del “You Keep Me Hangin’ On” de las Supremes. En esta banda psicodélica estaban Tim Bogert (bajo) y Carmine Apice (batería). Luego montaron Cactus con Jeff Beck y su cantante del Jeff Beck Group, Rod Stewart. Pero la formación con los británicos no se materializó. Un accidente de coche de Beck, que le tuvo un año fuera de circulación, provocó la incorporación de Stewart a los Faces de los dos Ronnies, Lane y Wood. Posteriormente formarían Beck, Bogert & Apice… Rod Stewart también la grabó en 1977 para su “Foot Loose & Fancy Free”. The Nice (la banda de Keith Emerson de finales de los 60) la interpretaban en directo, en la onda de Vanilla Fudge. Grandes cantantes del Reino Unido también se atrevieron: Dusty Springfield, Elkie Brooks o Kim Wilde (fue nº 1 en 1987). La vuelta de Madness (2005) fue con “You Keep Me Hangin’ On”, que también grabaron artistas tan dispares como Melanie (quien asimismo cantó “You Can’t Hurry Love”), Tim Buckley (1968) o Mina (1980).

 

Todos los datos de las versiones anteriores son fruto de una conversación con mi joven amigo, y planteamos este pequeño juego de trivial. Donde no podían faltar ni la Creedence Clearwater Revival ni Ike & Tina Turner.

 

El “Proud Mary” de CCR tomó otra dimensión al pasar por la turbina de Ike & Tina Turner en 1968, quienes venían de grabar esa monstruosidad producida por Phil SpectorRiver Deep – Mountain High” (la cual inicialmente no funcionó). Deep Purple la eligieron dos años después para cerrar su segundo álbum “The Book of Taliesyn” y duraba diez minutos. Para entonces la composición de Jeff Barry, Ellie Greenwich y Phil Spector ya había remontado el vuelo con los Turner. Hacia el final de la década de los 60 el repertorio del dúo estaba cada vez más orientado hacia el rock, quizás recordando los orígenes de Ike, con éxitos como el “Come Together” de los Beatles y el “Honky Tonk Woman” de los Rolling Stones.

 

Los Creedence por su parte se atrevieron con otro clásico de Motown, el “I Heard It Through The Grapevine” de Marvin Gaye (el “True” de Spandau Ballet es un homenaje a él y a Motown). Anteriormente tanto los Stones como Rod Stewart habían grabados temas de Gaye. Y posteriormente James Taylor, The Strokes, Amy Winehouse, Kate Bush, Soul Asylum, Ben Harper, Neil Finn, Cyndi Lauper, Michael McDonald son algunos de los artistas blancos que se atrevieron con su repertorio.

 

A Smokey Robinson lo dejo para otro día. Otro crack de la factoría Motown. Los Beatles grabaron su “You’ve Really Got A Hold On Me” en 1963 y Bob Dylan dijo de él en los 60 que era “el poeta vivo más importante de Estados Unidos”.

 

Publicado en Efe Eme

6 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

La noche que Michael Jackson rompió todos los esquemas

21 de febrero de 2008

moonwalk.jpg

Escribía en ¡Esto es espectáculo! Los 50 años de los Grammy en referencia al “Proud Mary que se marcaban Beyonce y Tina Turner que ‘desde el “Billie Jean de Michael Jackson en el Aniversario de la Motown no había visto nada parecido’. 

Siempre he oído hablar de la conmoción causada por la primera actuación de Elvis en el show de Ed Sullivan. Hay unanimidad al respecto. En Springsteen como excusa  contaba la anécdota del Boss comparando la impresión que tuvo viendo la Sagrada Familia de Gaudí con la recibida cuando Elvis actuó en el programa. 

Lo mismo pasó con la interpretación de Michael Jackson del “Billie Jean, en el especial conmemorando el 25 Aniversario de la Motown. Pero antes de proseguir, unos antecedentes.  

Thrillerya era un éxito y “Billie Jean había sido el primer video de un Artista negro programado por MTV –el canal estaba en su apogeo y todavía programaba videos-. Pero eso no se consiguió fácilmente. Hubo que ir a la guerra.  

Epic era la compañía de Michael Jackson. Pertenecía a CBS (luego adquirida por Sony, después Sony/BMG y hoy nuevamente Sony). No había forma de conseguir que pasasen el video. Estaban más interesados en los rockeros blancos con extensiones. Ese rock star look tan de Los Angeles. Y eso que Susan Blond, la VP de Prensa y Publicidad de Epic, y el máximo responsable de MTV eran amigos.  

Trabajaba en Black Rock, las oficinas centrales de Nueva York, y el comentario en la compañía era cuanto tardaría Walter Yetnikoff, el Presidente de CBS, en montar el pollo. Y lo más importante, si debería montarlo o no. Los que más trato tenían con él temían el momento. 

Frank Di Leo, el jefe de Susan, paseaba su enorme humanidad pasillo arriba, pasillo abajo, maquinando con la Blond. Querían evitar el numerito: imaginaban la que se avecinaba. Frank se convirtió posteriormente en el manager de Michael Jackson y en España le hemos visto actuando en Los Soprano (el mafioso gay) y en “Goodfellas“de Scorsese

Estaban esperando a que terminase la reunión con alguno de los abogados más importantes de la ciudad. Algo se estaba cociendo. Y Yetnikoff estalló. A lo bestia. En una jugada maestra decidió que CBS (todas las compañías que formaban el imperio) rompiera relaciones con MTV. No más videos, no más exclusivas, no more free lunches for these motherfuckers.  

El que CBS, entonces la primera discográfica del mundo, tomase esa decisión sacudió a toda la industria. Todos los ojos nos miraban y estaban pendientes de la evolución de los acontecimientos. Y sucedió algo inesperado para todos, menos para el tito Walter. Las organizaciones pro derechos civiles, la NAACP, Jesse Jackson, Farrakhan y otros líderes políticos y religiosos se pusieron del lado de CBS y acusaron a MTV de trato discriminatorio. Lo cual además era verdad. Y demostrable. Los de MTV cedieron ante el revuelo que se montó y la amenaza de otras compañías en seguir los pasos de CBS. Y “Billie Jean se convirtió en el primer video de un black act en MTV. Abriendo puertas hasta entonces cerradas. 

La expectación ante la actuación en el especial de Motown era enorme. Esa noche de 1983, 47 millones de personas se congregaron frente al televisor. Se sabía que MJ estaba preparando algo especial. Era su primera actuación como solista en TV. También su retorno a la casa que le había visto nacer artísticamente. Suponía la reconciliación con Berry Gordy, el fundador de Motown (y de Tamla

Pongamos la situación en contexto: Una fiesta de la Motown no es un asunto baladí. En el auditorio estaban todas las estrellas de la historia de la casa, incluyendo hijos pródigos como el propio Jackson y sus hermanos, Marvin Gaye –que también era CBS– o Diana Ross (las Supremes se volvieron a reunir para este evento). Luminarias como Quincy Jones, su productor, no podían faltar. Entre los Artistas de la casa estaban Stevie Wonder, Smokey Robinson, el primer fichaje de Gordy, de quien Dylan dijo en 1967 que era el mejor poeta vivo de América, los Temptations,  y los compositores, músicos, arreglistas y productores supervivientes de esa maquina de producir éxitos que fue Tamla/Motown. En resumidas cuentas, una audiencia exigente.  

La noche que Michael Jackson se folló a América supuso el debut del Moonwalk. Esos pasos tan especiales caminando hacia atrás y que desde esa noche se convirtieron en su imagen de marca. Nunca se había visto nada parecido –a no ser que fueses a los ghettos, donde algunos lo ensayaban-. Y el público estalló. Se oye. Se ve. Se palpa. Se siente. Gritos de hombres y mujeres como sólo gritaban y se desmayaban las mujeres en los conciertos de Marvin Gaye o Luther Vandross. El delirio. Y contagioso. Ni los asistentes ni los teleespectadores dábamos crédito. 

Al día siguiente se empezaron a despachar ¡cien mil Thrillers diarios! El resto ya es historia. 

Pero pocos conocen la intrahistoria. En 1983 el Hip Hop estaba tomando Manhattan. A lo grande. Desde Madison Avenue, el centro neurálgico de las multinacionales de la publicidad. Y el breakdance evolucionaba rápidamente.  

Jeffrey Daniel fue quien ayudó a Jackson a preparar su actuación para el Aniversario de la Motown. Y le enseñó unos pasos, que todavía no habían saltado desde el ghetto. Era el Back Slide. Michael decidió bautizarlo como Moonwalk –paseo lunar- porque había añadido pasos. 

En este video de 5 minutos podéis ver la historia contada por J.Daniel, con fragmentos de la actuación y comentarios de algunos de los asistentes. Destacaría el entusiasmo de Smokey Robinson narrándolo.

Pinchando aquí llegáis a la página de haha donde está el documental (tarda en cargar un pelín). 

Y por supuesto, La Actuación:

ACTUALIZACIONES/ ENTRADAS RELACIONADAS:

Tal Cual: la tarde que maté a Sofía Loren (otro post sobre Michael Jackson)

BAD (Efe Eme)

Fotos recuperadas 2    

Memorial de Michael Jackson  

Michael Jackson: Primer Contacto (Efe Eme) 

Apuntes dominicales  

Michael Jackson (1958-2009)

14 comentarios

Archivado bajo General, Música