Archivo de la etiqueta: Moratinos

Aminatu Haidar y la Alianza de Civilizaciones

24 de noviembre de 2009

¿Para qué sirve la Alianza de Civilizaciones? ¿Es un eufemismo para esconder las relaciones cordiales con dictaduras variadas? Como las de ciertas monarquías feudales, republicas islámicas o países que sistemáticamente vulneran los Derechos Humanos).

La activista saharaui Aminatu Haidar lleva nueve días retenida en el aeropuerto de Lanzarote. Expulsada por Marruecos, fue detenida en El Aaiún y embarcada contra su voluntad rumbo a la isla española. El reino alauita además la retiró su pasaporte. Hace una semana inició una huelga de hambre. Hoy se han sumado universitarios marroquíes y militantes saharauis.

Hasta hace poco los habitantes del Sáhara eran españoles. La “Gandhi saharaui” tiene tarjeta de residente española. Por su parte el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, explicó ayer en el Congreso que las únicas salidas de Haidar eran aceptar o un nuevo pasaporte marroquí o un estatuto de refugiada que le concedería España. ¿Por qué sus papeles de residente han dejado de tener validez? Su anómala situación en el aeropuerto canario es claramente la de un secuestro.

¿Por qué un gobierno socialista mantiene tamaña complicidad con Marruecos? ¿Es esta la dimensión real de la Alianza de Civilizaciones?

10 comentarios

Archivado bajo Política

Ecos del Derby

19 de octubre de 2008

Llevo horas –diría días y si seguís leyendo hasta el final me entenderéis mejor- esperando poder publicar estos “Ecos del Derby”. La razón es la foto con la pancarta del Frente Atlético “Jörg Haider D.E.P.”. El problema es que sólo he encontrado la foto en la edición impresa del AS. He leído menciones en El Mundo y en El País, del que traigo el párrafo que escribe Diego Torres:

 

[…] Los ultras del Frente Atlético aprovecharon el sentimiento de melancolía que los invadía para homenajear a Jörg Haider, el líder de la ultraderecha austriaca fallecido la semana pasada en un accidente de tráfico. Los radicales rojiblancos, a quienes la Policía Nacional nunca castigó como a los radicales del Olympique de Marsella, desplegaron una pancarta en honor al austriaco y guardaron un minuto de silencio. […]

 

Y precisamente la semana ha venido marcada por la sanción de la UEFA al club rojiblanco y no el partido. No voy a entrar en detalles y polémicas. Sólo mencionaré que se trata de un club reincidente (desde el chaval seguidor de la Real muerto de una paliza hasta el reparto de bates de béisbol antes del partido de Liga contra el Sevilla, por citar dos episodios recientes de este siglo). Y podría contar percances vividos el siglo pasado, en la tribuna del Calderón, donde ilustres como Adelardo, Calleja o Garate nos ayudaron, a mi padre y a mi, a salir del apuro…antes las amenazas recibidas.

 

Que una pancarta de apoyo a un neonazi fallecido en accidente de coche por conducir borracho, aparezca de repente en un estadio no es casual. Ni improvisado. Es tolerado por los dirigentes del club, propiedad de la familia de Gil y Gil, el fallecido alcalde de Marbella y delincuente habitual (a uno de cuyos hijos le encontraron pistolas en los cajones de su despacho de la alcaldía de Estepona).

 

La polémica sobre la pancarta ha saltado a la Web Colchonero.com  donde aparte de lo obvio, encontramos los clásicos “y tu más” y algunas voces razonables. Que desde luego son un islote, porque los que deben predicar con el ejemplo no lo hacen. Como el Ministro Moratinos –somos muchos los que no entendemos como ha repetido cargo- que se definió primero como “antimadridista” y luego como “colchonero”. ¡No está nada mal para el jefe de la diplomacia española! O ese “legionario novio de la muerte” que es mi “amigo” Sebastián que proclama “atracos” (¡olvidándose de Gil y Gil!) y declara orgulloso con cara de complicidad y satisfacción que es Atlético “hasta la muerte”, haciendo suyas las estrofas de las canciones de sus ultras:

 

«Es un atraco y quiero que sepan todos los seguidores del Atlético de Madrid que tienen mi apoyo a muerte«.

 

“En Marcha”


En marcha van los ultras
los ultras del Atleti,
cantando y animando
a nuestro equipo hasta la muerte.

 

“Todo El Fondo Cantará”

 

Forza Atleti, Forza Atleti
Todo el fondo cantará.
Te queremos, te adoramos
junto a ti hasta morir.

 

Pero la palma informativa se la lleva el Sr. Blanco (responsable entre otros “éxitos” electorales en Madrid de la inclusión de Tamayo y Sáez en las listas) que según informa Marca, también vivió un controvertido capítulo. A Blanco le dedicaron anoche, en el palco, un comentario bromista sobre su camisa, a rayas rojas y blancas y ni corto ni perezoso, respondió con contundencia: «Es que siempre he sido del Atlético. Tengo un asco al Madrid que no lo puedo ni ver«. Pues nada, ya sabemos quien -y quien no- os va a votar… ¿Y a todo esto qué dice la Comisión Anti Violencia?

 

El asunto de los políticos es peliagudo. Por ejemplo esta mañana, al coincidir en el kiosco con mi admirado Sr. Alonso, si hubiese tenido conocimiento de las palabras de José Blanco, la conversación habría tomado otros derroteros. Porque Alonso, al igual que Rubalcaba y Peces-Barba, es madridista. Pero no ofende (tampoco los anteriormente citados). El Presidente, Rodríguez Zapatero, es del Barça y tampoco molesta. Incomodaba Aznar, pero no por merengue, sino por su forma de ser. Al menos a mi, socio del Real Madrid y totalmente alejado del PP y de su ideología. Y no creo que el forofo de Aznar causase ninguna simpatía entre los aficionados, fuesen del equipo que fuesen. Al contrario creo que perjudicaba y bastante (puedo estar equivocado).

 

Espero que las cabezas bienpensantes que conozco entre los seguidores Atléticos tomen buena nota y empiecen la labor correctiva que se precisa. No es fácil, dado lo arraigado de unos sentimientos tan irracionales y poco productivos (donde el victimismo es motivo de orgullo). Y en muchas ocasiones la deportividad brilla por su ausencia (no viene al caso citar ejemplos, porque sería caer en el odiado “y tu más”).

 

Quisiera acabar estas líneas, en las que no he mencionado el partido (estoy de acuerdo con las declaraciones de Schuster en las que afirmaba que no ganamos 1-5 por el arbitro) y me he centrado en otros asuntos. Que son los que me llevan al meollo de la cuestión. Porque está entrelazado. Y el fascio, el racismo, la xenofobia, es un todo que encuentra muchas facilidades por estos campos de España (salvo en el Barça de Laporta, la digna excepción que confirma la penosa regla). No me voy a extender y dejo el blog al Maestro Relaño, que una vez más puso la perspectiva certera:

 

Inglaterra nos ofende, es verdad, pero…

 

Dice Inglaterra que no quiere jugar en el Bernabéu, por los gritos racistas que en ese estadio se oyeron, contra Cole, en el último partido aquí entre ambas selecciones. La actitud nos ofende de primeras, pero de segundas, deberíamos reflexionar. ¿Es que somos racistas? Pues quizá sí lo seamos, sin saberlo, como aquel personaje de Molière que hablaba en prosa sin ser consciente de ello. Y los ingleses, ¿qué? me dirá usted, y con razón. Pues los ingleses son los ingleses y nosotros somos nosotros. Ellos hicieron sus barbaridades en su día y se encontraron con su propia sociedad multirracial antes que nosotros.

 

Por eso conviene reflexionar sobre sus reproches, aunque sean exagerados. Y éste lo es. Para mí, el partido debe ser en el Bernabéu o no ser. Si no quieren jugar, pues no jugamos y tan amigos. Pero algo hay que reflexionar sobre el asunto. Aquí creemos que no somos racistas pero hablamos como hablamos: «Dígale a ese negro de mierda que…». Y decimos ‘engañar como a un chino’, llamamos moro al celoso compulsivo, hacemos de judiada sinónimo de acción traidora y astuta… Desconfiamos del diferente. Cuando todos éramos iguales no lo notábamos. Ahora empezamos a darnos cuenta.

 

Siempre me dicen: «No somos racistas. Sólo nos metemos con los negros del otro equipo, no con los del nuestro». Bueno, pues eso es ser más forofo que racista, pero racista al fin. Cuando se le llama a alguien negro con ánimo de insultarle (no digamos cuando se hacen gritos de mono) es porque se entiende que ser negro es peor que no serlo y eso es racismo mondo y lirondo. Otra cosa es que no lo detectemos y que tengan que decírnoslo quienes pasaron por eso antes. Los que cargaron con esa culpa y tratan de descargarla en nosotros. Y exageran el gesto, como es el caso. Pero no lo echemos en saco roto.

 

Intentemos todos tener la fiesta en paz

 

[…] El que quiera hacer el mono que se vaya al zoo. El que vaya al fútbol, a cualquier campo, que recuerde que todos nacemos libres e iguales y que menospreciar a algunos por ser de otra raza es exactamente racismo. Creemos tener razón pero nos estamos haciendo mala fama. A lo peor no somos como nos vemos, sino como nos ven otros. O sea, peores. […]

14 comentarios

Archivado bajo Cultura, Deportes, Fútbol, Madrid, Medios, Política