Archivo de la etiqueta: Montero Glez

El Carmín y la Sangre de Montero Glez premio de novela Ateneo de Sevilla

el-carmin-y-la-sangreSiempre es una alegría que a los amigos les vaya bien. En este caso me refiero a Montero Glez quien se está convirtiendo en un coleccionista de premios: su última novela El carmín y la sangre se ha hecho con el XLVIII premio de novela Ateneo de Sevilla.

El carmín y la sangre es una novela de espías. El protagonista es ni más ni menos que Ian Fleming, el autor y creador de James Bond. El trasfondo es politico e histórico: Gibraltar, la Guerra Civil española, la II Guera Mundial y la lucha entre el comunismo, los aliados y el fascismo.

Algaida, su editorial, se trajo a Montero Glez a Madrid para un almuerzo en el Nubel, el restaurante “pop” del museo Reina Sofia (la foto en b&n está tomada ahí) y luego para una presentación en el espacio Ámbito Cultural de El Corte Inglés. Y aprovecharon la ocasión para presentar a un nuevo valor, la malagueña Inma Aguilera (procedente del comic). Su El aleteo de la mariposa ha obtenido el premio Ateneo Joven de Sevilla.

montero

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, General, Libros, Recomendaciones

Montero Glez nos habla de su nueva novela “Talco y bronce”.

Montero Glez pasó por Madrid para presentar su premiada novela Talco y bronce. Tiene una pinta estupenda. Les recomiendo que vean la entrevista.

Al final del almuerzo ofrecido por la editorial Algaida (Anaya) nos hicimos algunas fotos. Elijo una con dos de los escritores que más me gustan: Manuel Jabois y Montero Glez.

Jabois Vogel Montero

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Libros

Montero Glez gana el Premio Logroño de Novela con “Talco y Bronce”

Roberto-Montero-Premio-Logrono-Novela_EDIIMA20141211_0963_4

Montero Glez, nacido en Madrid (1965) y afincado en Chiclana (Cádiz), gana el VIII Premio Logroño de Novela con “Talco y Bronce“, que será publicada por Algaida Editores (Anaya) la próxima primavera.

Talco y bronce” es una novela negra policíaca, basada en hechos reales, que tiene como protagonista a unos quinquis de los años 80 que viven inmersos en el mundo del lumpen, la corrupción policial y la heroína, según ha explicado el autor.

El jurado presidido por Vicente Molina Foix y formado por Jesús Ferrero (vencedor de la séptima edición del Premio Logroño de Novela), Manuel Jabois, Félix Modroño y Ángel Basanta eligió “Talco y Bronce” entre las 256 obras que se presentaron.

El premio está dotado con 45.000 euros. En declaraciones a EFE Montero Glez desvela que es “una cantidad simpática” que le va a permitir “comprar algo de tiempo” y “sobre todo, pagar trampas y facturas médicas”, que ha dicho arrastrar desde hace unos años, cuando sufrió diferentes problemas de salud.

Tras cuatro años desde su anterior novela “Talco y Bronce” marca el regreso de Montero Glez y por la puerta grande. ¡Enhorabuena amigo!

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, Libros

El jet lag de MI MUNDIAL BRASIL 2014

La editorial, Punto de Vista Editores, me pidió una nota para su Blog. La pueden leer ahí o a continuación:

El jet lag de MI MUNDIAL BRASIL 2014

AS MMB2014El jet lag es el desajuste que se produce, al viajar largas distancias en aviones, entre nuestro horario habitual y el del lugar de destino. Suelo llevar con gallardía el ir a América, por poner un ejemplo. Los problemas son al volver. Aterrizas por la mañana después de pasar la noche en clase turista. Duermes poco y no demasiado bien. Llegas con mal cuerpo y encima te encuentras con las maratonianas distancias de la madrileña T4 (y una rampa cuesta arriba al salir del avión, cargado de bultos).

Los síntomas están diagnosticados así que no voy a extenderme más. Lo que nunca imaginé es que también me sucedería por escribir un e-book. Mi primer libro en solitario (*): MI MUNDIAL BRASIL 2014

Entiendo que la responsabilidad me quitase el sueño. Las prisas por terminar y salir lo más cerca del final del Mundial de Fútbol brasileño era otro factor añadido al desvele. La panzada final se resume en dos momentos del lunes 14 de julio. A las 6:58 de la mañana terminé el capitulo dedicado a la final y dejé encaminados los tres siguientes. Dormí un poco y al despertar, tras un par de tazones de café, retomé la tarea. Repasé y envié a la editorial el de la final. Pulí los tres pendientes. A las 14:00 de ese día 14, el de la Bastilla, completé el libro al entregar los últimos capítulos. En menos de 48 horas Punto de Vista Editores puso a la venta mi primer e-book. A las dos de la madrugada del día 16 ya estaba en las tiendas digitales (aunque en Amazon fijan el 15 como fecha de edición). El día 19, cuatro días después de ponerse a la venta, alcanzaba el nº 1 en la lista de ventas de Amazon (en su categoría, la de Fútbol; ¡en la de Historia subía al 4!).

Sinceramente, creo que la buena acogida inicial se debe a haber sido el primer libro sobre el Mundial en el mercado. Quien golpea primero golpea dos veces. Lo digital ha permitido salir tan rápido. La editorial –y el esquema de trabajo que establecimos– ha estado de premio. Ahora falta por ver si el contenido gusta o no. De ahí dependerá que la bola de nieve siga creciendo.

Como he venido a escribir sobre mi libro lo primero es contestar a la pregunta de cajón: ¿qué es MI MUNDIAL BRASIL 2014? Evidentemente versa sobre la recién finalizada Copa del Mundo. El fracaso de España, el triunfo de Alemania, los seleccionadores, los futbolistas, las novedades (el spray, “el ojo de halcón”, etc.), los goles marcados (el más goleador junto a Francia 1998 y eso que le han denominado El Mundial de los porteros), los árbitros, etc. Y mucho más. ¿Qué es mucho más? Quizás la dedicatoria apunte algunas pistas:
“Dedicado a la memoria de mi padre, Alejandro Vogel, y a las de Alfredo Di Stéfano y Ferenc Pancho Puskás. De ellos tres aprendí a amar este deporte. Ellos me inculcaron la pasión por el fútbol.”

No solo hay anécdotas con los citados (impagable la master class de Puskás sobre los tipos de remate), también hay referencias a otros campeonatos y a la música (como no podía ser de otra forma dada mi trayectoria profesional). En la última semana tras el fallecimiento de Don Alfredo llegó otra triste noticia, la desaparición de Tommy Ramone, el único miembro que quedaba vivo de la formación original de los Ramones. Húngaro de nacimiento era el autor intelectual de la banda. Cambié el titulo del último capítulo como tributo. Teniendo en cuenta que el próximo Mundial es en Rusia y mi álbum favorito de Ramones es Rocket to Russia… es fácil adivinar el título.

Por no extenderme demasiado resumo diciendo que mi libro es una espero que atractiva forma de unir apuntes, crónicas y reflexiones sobre el Mundial de Brasil. Y he contado con el privilegio de tener un prólogo a cargo de José Luis Ibáñez Salas, historiador y editor, y un epílogo de un crack de la literatura, mi buen amigo Montero Glez.

He disfrutado mucho con este Brasil 2014 y también escribiendo sobre él. A pesar de los daños colaterales. Si lo pienso un poco, igual me han venido hasta bien: he aprovechado para escribir estas breves líneas sobre MI MUNDIAL BRASIL 2014 para este blog.

De despedida, mi once del Mundial (no está en el libro, quizás en una próxima edición, ¿en papel?): Neuer, Lahm, Garay, Thiago Silva, Ricardo Rodríguez, Kroos, Mascherano, Di María, James, Messi y Robben. Y desde luego con Van Gaal en el banquillo. A pesar de no jugar con tres centrales. Si el técnico holandés se pone terco –que se pondrá– y hubiera que dar entrada a un defensa, para jugar con cinco, metería a De Vrij. Sabiendo a lo que me expongo: parece que el ex seleccionador holandés quiere fichar a Hummels para su nuevo destino, el Manchester United. Y tendría que sacar del equipo a uno de una terna formada por Di María, James y Messi. Pero eso ya es parte de otro escrito.

(*) En 1974 la Editorial Fundamentos publicó Dylan, un libro de A.U. (Apuntes Universitarios era una publicación del Colegio Mayor Chaminade y embrión de la revista Ozono). Era una obra del colectivo y me encargué de la discografía. Fue uno de los primeros que salieron en España sobre Bob Dylan. Mariano Antolín Rato editó una traducción de las letras y Jesús Ordovás se nos adelantó por un mes.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Libros

El epílogo de Montero Glez para MI MUNDIAL BRASIL 2014

Banner Amazon #1 precio

Madrid Connection.

Puede decirse que conocí a Adrian Vogel de oídas, por boca de su hermano Andrés. Cuando el Mundial del Naranjito, Adrian Vogel trabajaba en Nueva York y nos surtía con discos imposibles de pillar en España. Los mandaba a casa de sus padres y su hermano aparecía a primera hora con lo último de Springteen, de Cohen, de Neil Young o de ese otro guitarrista que tocaba todas las notas, me refiero a Stevie Ray Vaughan. Ahora que lo pienso, allí empezó todo.

Por decirlo de alguna manera, Adrian Vogel era algo así como un hermano invisible de Andrés que se materializaba en cada envío. Visto desde entonces, Adrian Vogel fue uno de esos pioneros que cruzan el charco, con todo pagado, para currelar en el star system o como se llame eso. Se lo hacía para la CBS, la casa de discos de Bob Dylan y, a partir de aquel momento, se establecería entre nosotros un vínculo difícil de romper.

Han pasado ocho Mundiales desde aquel del Naranjito y las kábalas acertaron cuando, en el de Sudáfrica, ocurrió lo impensable. Más o menos así empieza Adrian Vogel las crónicas de este último Mundial, su primer libro aunque no lo primero que escribe. Opinión, Disco Express, Cambio 16, Vibraciones y una montonera de carpetas de discos de Blues están entre sus letras. Luego tiene un blog, El Mundano, donde mezcla opinión, fútbol y música. Inquieto y buen conversador, se puede disparar hablando de gastronomía, de Max Weber, de la caída del Muro de Berlín, de los vampiros en Rumania, de las mesas analógicas o de un remate de Amancio.

Yo le estoy muy agradecido pues, como no me gusta ver los partidos de fútbol, cuando me toca hacer la crónica de alguno, agarro el teléfono y llamo a Adrian para que me cuente. Así voy tomando notas, de oídas, por boca del hermano invisible de Andrés.

Montero Glez

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Libros

La portada de “Mi Mundial: Brasil 2014”

Portada Mi Mundial

5 comentarios

julio 11, 2014 · 00:35

Dicen que tienes… sed de champán (por José Luis Ibáñez Salas)

Al veneno de su piel se le suma esa sed suya tan de champán, y todo es en ella música y literatura, como sus caderas.

Escucho a Radio Futura y releo una página de Montero Glez. Y aparece su melena y mi memoria acelera hacia aquellos días en los que el tiempo era su perfil y su aliento.

Cuando de entre el fuego de la tarde apareció su voz para decirme sólo una vez memarcho, memarchoynoquierassaberporqué.

Brota no sé de dónde pero brota en mi brazo izquierdo el inconfundible dolor de la pérdida, del insulto eterno de lo eterno, la fiereza de la soledad en medio del destino.

Y cesa la música, callan los músicos, y se cierra el libro, llega el silencio del escritor, la muda página en blanco, rota.

La brutal pereza de la derrota, del cansancio, se queda a vivir en mi cuerpo abandonado por el deseo, rodeado del recuerdo de su olor, apesadumbrado por el recuerdo de su olor, suspendido en un vacío de siglos por el recuerdo de su olor…

Y recojo la novela y vuelvo a poner el disco y asisto al vértigo que hay en Montero y a la sofisticación de barrio de Auserón y su banda.

Me inquieta hacerla desaparecer, a ella y a lo que queda de ella, a ella y a lo que fue ella en mi cerebro y en mi alma.

Pero los músicos y el novelista me dejan en un territorio menos hostil, un lugar donde no hay otra cosa que la cadencia de los sonidos y la serena presencia de la velocidad del extrarradio madrileño.

El memarcho de ella es durante un instante sin segundos un lejano eco de un pasado sideral, una anomalía asegurada en el tiempo por la prosa de talco y de bronce de Montero Glez y por las canciones de otro tiempo y otro lugar pero tan cercanas de Radio Futura.

Hasta que regresa, hasta que ella aparece delante de mí con su flotar y su áspera certeza sexual y sus palabras de ensueño y su verdad de fantasía.

1 comentario

Archivado bajo Poesía, relatos y otras hierbas