Archivo de la etiqueta: Mata

De baja en baja (Getafe 0 Real Madrid 0)

realmadridcom

Simeone institucionalizó el “partido a partido” y el Real Madrid de esta temporada está haciendo lo mismo con lo “de baja en baja”. ¿Hasta el triunfo final? De momento, no ganamos para sustos. Ayer la baja, por lesión, fue la de Mendy. Hoy le ha tocado el turno a Fede Valverde por haber estado en contacto con un positivo de coronavirus. El jugador ha dado negativo en las pruebas pero el protocolo es el protocolo y bien está que sea así.  Cabría preguntarse si Valverde, y Varane, han tomado las precauciones necesarias en su entorno.

Zidane ha visto dinamitado su plan A y el B también. Ahora estamos inmersos en un hibrido entre el C y el D, incorporando jugadores del filial. A favor tienen su juventud. En contra su inexperiencia y algo mucho más importante: cuatro de ellos jugaron 90 minutos ayer con el Castilla frente al Talavera (2-2, desperdiciando un 2-0 a favor).

El once blanco no presentó sorpresas ni en la portería ni en la defensa (solo había cuatro disponibles). Con Benzema y Kroos entre algodones el mister decidió darles descanso. Entraron Mariano e Isco. La media la completó bajando a Marco Asensio. Y arriba Rodrygo y Vinicius acompañarían a Mariano. Asumiendo que el dibujo fuese un 4-3-3, que también podría ser un 4-1-4-1 con Modric de ancla o un 4-2-3-1 con Isco y Modric de pivotes como apuntaban AS y Marca. De cualquier forma era un once ofensivo que presentaba seis cambios respecto al de Liverpool del pasado miércoles. Cierto que el Getafe es el equipo menos goleador de la Primera División. Pero… En Real Madrid TV apuntaban un dato tranquilizador. Recordaban que esta situación de bajas era similar a la sufrida en la ida de Champions contra el Atalanta.

Los de Bordalás viven momentos complicados. Están tres puntos por encima de los puestos de descenso. Si habitualmente son un equipo correoso que sale con el cuchillo entre los dientes, hoy saldrían con el machete. Su alineación lo presagiaba.

Al minuto de juego los comentaristas de Movistar alertaban de las posiciones cambiadas de Asensio y Rodrygo.

No llevábamos ni tres minutos cuando Marcelo y Militao ya se habían llevado un par de caricias.

Chust a los cinco minutos desvió a córner un remate de Jaime Mata en inmejorable posición. Un minuto después un manotazo salvador de Courtois desbarató la ocasión local. En el minuto siete y medio anotaba Mariano. El balón largo de Militao lo peleó el delantero, superó al portero y marcó. Se anuló por fuera de juego. El VAR validó la decisión del linier. No pudimos ver las imágenes de cuando se produce el pase del central blanco. Resulta sospechoso que la realización no muestre la jugada desde el principio. ¿Le habrá sucedido lo mismo a los del VAR?

Al minuto 10 Arambarri nos encogió el corazón. Su remate desde la frontal salió fuera cerca el palo.

El medio campo blanco no controlaba el partido. El primer cuarto de hora el Getafe dominó la situación. En el 4-3-3 blanco Modric no se encontraba cómodo haciendo de Casemiro. Odriozola y Marcelo subieron sus bandas pero sus centros no fructificaron.

Mata estrelló un balón en el palo en el 22. Su remate de cabeza superó a Courtois. El síntoma no era bueno: nos ganaban los balones por alto, tanto en defensa como en ataque.

Un centro de Marcelo, en el 27, lo cabecea muy forzado Mariano. Timor despeja a menos de un metro de la línea de gol, forcejando con el delantero.

A la media hora de juego el Madrid seguía presentando los mismos problemas: defectuosa salida de balón, las segundas jugadas eran del rival, nuestros centrocampistas no se imponían y no rondábamos el área rival.

La primera carrera de Vinicius fue en el 38. La jugada terminó con el brasileño cabeceando abajo. Soria bloqueó con seguridad. Al poco Marcelo recibió otra caricia de Aleñá (era el segundo cariño del canterano azulgrana al defensa, ayer capitán). Al poco fue Odriozola el que recibía un recadito.

Finalizando la primera mitad Aleñá y Arambarri dispusieron de dos ocasiones. El remate del culé se fue arriba y el cruce de Militao impidió la segunda oportunidad.

0-0 al descanso. Mala primera parte del Madrid. Estábamos más cerca de la derrota que de la victoria. ¿Podrían Benzema y Kroos salvar los tres puntos? Era mi esperanza, desconociendo el alcance de sus problemas físicos. Hacerlo peor que Isco parecía imposible.

No hubo cambios. Salieron los mismo 22. En el caso del Getafe no había motivos para hacerlos.

El arranque de la segunda parte fue similar a la de la primera.

A los tres minutos en un salto de Mariano con Olivera se lastimaron ambos. El pase fue de Marcelo. El nuestro salió peor parado. Simultáneamente Zidane mandaba calentar a Antonio Blanco y Benzema.

En el 53 un mal pase de Modric es interceptado. por Arambarri. Vinicius se ve forzado a pararle. Amarilla. Al poco otro mal pase del croata a Odriozola lo corta Olivera, el central. Avanza pero falla en el remate. Un minuto después Nyom vio la amarilla por agarrón a Vinicius. Un nuevo error en el pase, en este caso de Marcelo en ataque, fuerza un paradón de Courtois a disparo de Ünal

Blanco y Benzema entraron por Rodrygo y Mariano en el 64. Blanco debutaba con el primer equipo y ocupaba la posición de Modric que pasaba a la de Rodrygo. En el Getafe entraba Ángel Rodríguez por Mata.

El canterano es medio centro y Modric agradeció volver a su posición habitual. El problema era la dinámica de nuestro partido. No ligábamos jugadas. Las ocasiones eran contadas. Escasas.

En los últimos 20 minutos con Modric y Blanco, superados los nervios iniciales del estreno, más asentados ya empezamos a mover al balón con más fluidez.

Un codazo de Ángel a Blanco debió ser roja. Solo vio la amarilla. Bordalás hizo su segundo cambio: retiró a Aleñá y entró Damián Suárez. Al minuto, en el 77, entraba Arribas por Asensio. Tanto Blanco como Arribas jugaron ayer el partido entero del Castilla. Un minuto después una perdida de Odriozola provocó otra parada de Courtois.

Entrando en los 10 minutos finales hubo una jugada polémica sobre Ángel. No pasó nada.

Al Madrid le entraron las prisas. Mas no buscábamos a Vinicius. Ellos con Ángel creaban muchos problemas a nuestra defensa.

Arambarri se iba al suelo en el 87. Salió fuera del campo. Volvió al cabo de un minuto.

Las intervenciones de Marcelo en estos minutos finales fueron todo pases al contrario.

Al filo del 90 Miranda entraba por Ünal.

Se descontaron cuatro minutos. Marcelo ya acertaba con los pases. Hizo dos buenos centros largos cambiando el juego de banda. El Getafe perdía tiempo. En el último minuto sacaron fuerzas de flaqueza y volvieron a la presión alta, impidiendo el ataque blanco. Y Ángel aun nos la pudo liar en los últimos segundos.

Mal partido blanco, Cuando nuestro portero es el mejor es porque tenemos un problema. El 0-0, dadas las circunstancias adversas y las ocasiones del rival, no es tan mal resultado. Aunque para renovar el título se precisaba ganar. No nos podemos permitir más empates. Nos quedan siete partidos de Liga. De momento el líder, el Atlético de Madrid, está a tres puntos.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Los tres puntos contra el Getafe como un parto sin epidural

Javier Gandul AS

Los partos con epidural son una de las grandes diferencias entre el primer mundo y los demás. Porque ganar 1-0 al Getafe fue eso, un parto de lo más doloroso para el Real Madrid.

Ya conocen mi predilección por Zidane, pero ayer se equivocó dos veces. La primera con la inclusión de Isco en el once. Las características del malagueño no son las adecuadas para romper las líneas del Getafe. Todos sabemos lo duros y correosos que son los azulones. Y muy pegajosos. Como era de prever Isco no dio una. Contra la esperada presión del rival las armas fundamentales son el juego al primer toque y la velocidad. Isco precisa dos toques y combinar en corto. Cierto que te puede filtrar un pase. Pero es que Bordalás dispuso un 4-5-1. Entiendo que esta disposición te pueda sorprender, pero una vez iniciado el partido ya lo ves y debes reaccionar. ¿Por qué necesitas una defensa de cuatro si el rival juega con solo un delantero? Y encima te están ganando la pelea por el centro del campo. Por superioridad numérica.

Aquí es donde veo el segundo error de Zidane. Tardó una hora en cambiar. Fue un triple cambio: entraron Marco Asensio, Rodrygo y Fede Valverde por Vinicius (no tuvo su noche), Isco y Modric. El equipo ganó pulmones y velocidad. Y aprovechó el lógico desgaste del Getafe, que estuvo presionando a lo largo y ancho de todo el campo. Si he señalado dos errores de Zidane, esta reacción con el triple cambio es a su favor. Un acierto total.

El Getafe dominó de cabo a rabo, hasta el triple cambio. Les apunto unos detalles. A la media hora, antes de la pausa de hidratación, Courtois había salvado un gol, en una reacción de grandes reflejos (el remate llegaba de un rebote a bocajarro), y el Madrid ya llevaba dos tarjetas (Carvajal y Sergio Ramos). Para colmo de males Varane se retiraba conmocionado por un golpe a los 32. Entró Militao. Al descanso vimos otra amarilla (Modric). Estas tres tarjetas en 45 minutos son muestra de nuestra frustración. Nosotros jugábamos mal porque el Getafe nos achuchaba y no conseguíamos imponernos. Mandaban ellos.

Desde Mata, solo arriba en punta, hasta el central Djene (partidazo el suyo), todos nos cerraban los caminos. Cucurella era un dolor de muelas tanto para Carvajal como para Modric. Le cambiaron incomprensiblemente en el 68. El jugador tampoco lo entendió. Se fue visiblemente molesto. Zidane había reforzado ya esa banda con Valverde y Rodrygo. A los 10 minutos de irse Carvajal se comió la banda. Cucurella ya no estaba, claro. Benzema, una vez más, se sacó una genialidad de la chistera: de espaldas lanzó con su pase a Carvajal. Este la corrió como un poseso. Y ya dentro del área su recorte provocó el penalti de Olivera. Sergio Ramos transformó con su maestria habitual (min. 78). Esta y una de Vinicius, en una contra de la primera mitad, fueron las únicas oportunidades claras del Madrid en todo el partido.

A partir del 1-0 el partido fue otro. Ya se jugó a lo que le convenía al Madrid. Un segundo tanto nuestro parecía más probable que el suyo del empate.

De momento son seis victorias consecutivas y quedan cinco finales más. Y el Barça está a cuatro puntos más el gol average. En la jornada de este fin de semana que viene, otra que puede ser decisiva, nosotros visitamos Bilbao y el Barça viaja a Villareal. Veremos qué pasa…

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Nuevo casting en Getafe (0-0)

Real Madrid

Zidane continua con su casting de cara a la próxima temporada. Y de paso se supone que mantiene la motivación de la plantilla. Ayer en Getafe presentó el siguiente once:  Keylor Navas; Carvajal, Varane, Nacho, Reguilón; Casemiro, Valverde, Isco; Brahim, Bale y Benzema. Reguilón, Valverde y Brahim eran las novedades más destacadas de la alineación, así como las ausencias Kroos, Modric, Marco Asensio y el recuperado Marcelo.

El Geta que bajo la dirección técnica de Bordalás es un equipo ordenado, bien trabajado, salió como era de esperar. Pegajosos y presionando por todo el campo. Isco, Benzema y Brahim entendieron el partido: había que jugar al primer toque y buscar el desborde individual. En este último aspecto Bale no acertó en ningún regate.

El esfuerzo de los azulones llevaba a preguntarse sobre cuánto tiempo aguantarían el esfuerzo. Concretamente duró hasta mediada la primera parte. A partir de ahí el Madrid se hizo con el control del partido. Se jugaba en la mitad del campo local. Ellos prácticamente no pasaban de la línea divisoria del centro salvo en los saques largos de su meta, David Soria, o en errores puntuales nuestros. Básicamente un caño fallido de Casemiro (precedido por otros dos de Brahim, al principio, que tampoco salieron bien) y un taconazo atrás del eficaz Valverde, que sorprendió a sus compañeros. Lujos innecesarios (caños y tacones) que provocaron contras.

A pesar del dominio madridista no se creaba peligro ni se remataba entre los tres palos. Solo lo hizo Benzema, en dos fueras de juego y un remate forzado a un mal pase de Bale. Los otros (pocos) disparos se fueron fuera.

Para la segunda mitad ambos equipos salieron con más ritmo. En el primer cuarto de hora se sucedieron las oportunidades del Real Madrid (más una del Getafe a los dos minutos). El asedio blanco se traducía en dos buenos disparos desde fuera del área (Casemiro y Carvajal) bien resueltos por el portero. Dos ocasiones de Brahim. La primera se le fue fuera por poco, después de una buena incursión por la banda derecha (quizás estaba demasiado escorado). Y la segunda, tras un gran control y un sombrero, terminó en un remate flojo a las manos del portero. Bale tuvo dos buenas arrancadas por la izquierda, mal resueltas ambas. En la primera su pase, muy fuerte, se fue fuera por la otra banda y en la segunda, no controló bien en ultima instancia y David Soria se hizo con el balón. Curiosamente Benzema no tuvo el protagonismo de los 45 minutos anteriores. Al igual que Isco fue de más a menos. El malagueño también tuvo su oportunidad en esta segunda parte. Una buena jugada por la banda derecha (con Brahim y Carvajal) le dejó un remate a bocajarro, pero fue centrado al muñeco.

En el 70 Lucas Vázquez entró por Brahim (estuvo incisivo, con chispa) y Marco Asensio por Bale. El cambio de Brahim no es comprensible: lo estaba haciendo bien y no parecía tener problemas físicos. Dos minutos después Keylor Navas en dos paradones sucesivos evitaba el 1-0.

Los cambios blancos no mejoraron al equipo. Al contrario, perjudicaron. Y en el 77 Zizou metió a Kroos por Valverde. Pero el Getafe seguía apretando el área del Madrid. Si nuestros cambios no daban los frutos aparecidos los de Bordalás sí estaban funcionando (especialmente en la delantera: Portillo por Duro y ya en el 83 Samu Sáiz por Mata).

Los cinco minutos finales se encaraban con el Getafe dando más sensación de peligro. En esta fase final (incluidos los dos minutos de la prolongación) solo hubo un remate (lejano) de Kroos.

 Un empate y el segundo puesto cada vez más lejos… Zidane, desde su regreso, sigue sin ganar fuera.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Torres y Villa se reivindican ante Australia

JA Sanz

En el partido-trampa que cerraba la fase de grupos del Mundial 2014 España se impuso 3-0 a Australia (David Villa, Fernando Torres y Juan Mata). Para los goleadores supuso una reivindicación, especialmente para Torres porque los otros dos no habían disfrutado de minutos y estaban a salvo de la quema (aunque a Villa se le ha puesto en duda desde que fue convocado).

Mata, como en la pasada Eurocopa, marcó en el ultimo partido de La Roja. Solo que entonces fue en la final.

David Villa mostró que se podía -y debía- haber contado más con él. Recuerden que ya escribí que mi equipo titular sería: Casillas, Azpilicueta, Ramos, Martínez, Alba, Alonso, Koke, Iniesta, Silva, Costa y Villa.

11

La buena noticia es que volvimos a jugar con dos puntas (Torres y Villa). La base de los éxitos de la selección se ha cimentado sobre el buen trato del balón, el juego por las bandas y las paredes por dentro al primer toque buscando el hueco. No hemos sido una selección especialmente goleadora (para el recuerdo el 4-0 ante Italia en la final de la Eurocopa 2012). Solemos jugar con dos delanteros o un falso nueve. Y aquí es donde se debe criticar a Vicente del Bosque: renunció a esos principios. En cambio no lo hizo con el doble pivote, que durante tanto tiempo fue garantía de seguridad y hacía que fuese muy difícil de ganarnos. No ha sido el caso en este Mundial porque tanto Xabi Alonso como Sergio Busquets no andaban finos. Jugar con un solo punta limita las posibilidades de los centrocampistas a pesar de contar con uno más. Y la presión sobre la salida del balón del contrario queda muy mermada al tener un solo delantero.

La presencia de Diego Costa como único referente del ataque español ha sido un lastre. No por el jugador sino por el esquema de juego. Entiendo que el seleccionador quisiera reforzar el medio campo (supongo que consciente de las dificultades de Alonso y Busquets). No funcionó: perdimos 1-5 con Holanda y 2-0 frente a Chile. A Costa no le llegaban balones, luchaba solo y no estaba acoplado al juego. Tan solo una jugada determinante: forzó el penalti que supuso el solitario tanto marcado en los dos primeros partidos. El máximo goleador nacional no estaba en su salsa. Le faltaba su compañero del Atlético de Madrid. Soy de los convencidos que el guaje es en gran parte artífice de la explosión goleadora del hispano brasileño. Villa además podría haber sido la amalgama perfecta: ha jugado con David Silva en el Valencia, varias temporadas en el Barça y ésta pasada temporada en el Atleti (donde cuajó una excelente final de Champions). Su presión sobre la defensa rival y sus arrancadas al área desde la banda se antojan fundamentales. Y mucho más cuando pensamos en la juventud e inexperiencia de tres de los cinco defensas holandeses. Bueno, eso ya pasó y ahora es irremediable.

Australia no es ninguna potencia aunque puso en aprietos a una Holanda quizás afectada por el calor y las Heinekens de la celebración por el triunfo sobre España (perdieron 3-2 con los orange remontando un 1-0 para adelantarse 1-2). De cualquier manera ayer pareció que volvíamos a nuestros fundamentos. Tarde. Pero mejor volver a casa con un 3-0 a favor que con otro incendio.

6 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Exhibición táctica de España

En una exhibición táctica de España se ganó 4-0 a Italia  en una final antológica. Vicente del Bosque, en otra clase magistral, movió las piezas como debía y desarticuló al rival. Fiel a sus ideas y planteamientos iniciales, volvió a acertar en los cambios. La guinda la puso el debut de Mata a pocos minutos del fin: marcó el cuarto gol a pase de Torres, lo cual de paso le sirvió para conseguir el titulo de máximo goleador del campeonato (el de Fuenlabrada había marcado su tercer tanto nada más salir; en el empate a tres deciden las asistencias, y más si estas se logran en la final).

No sé que contarles que no hayan visto y disfrutado. Intentaré dar algunas claves, en mi opinión.

Este twitter lo escribí al conocer la alineación de España. Del Bosque repetía lo formación del debut, contra Italia precisamente. La mejoría de Cesc Fábregas es una de estas claves. Ha aportado goles, asistencias, y presencia en las zonas decisivas del campo.

Andrés Iniesta y Sergio Ramos: nuestros dos mejores jugadores de campo del torneo. El culé fue elegido el mejor de la final. Es el tercer partido de la Eurocopa en el que esto sucede. El madridista terminó siendo el jugador más valorado, superando a Cristiano Ronaldo en la clasificación, por su descomunal actuación de anoche. A ambos les faltó marcar para redondear un campeonato de ensueño. Pero ahí estuvieron en todo momento. Cargaron con el equipo. Podríamos dividir a la “estatal” en dos mitades: la de atrás comandada por Ramos, y de medio campo para adelante bajo la impecable batuta de Iniesta. Para el recuerdo el penalti a lo Panenka en la tanda frente a Portugal lanzado por el de Camas (quien además estuvo a punto de adornarse ayer con un gol de tacón, que provocó la guasa y buen humor entre él y sus compañeros).

Silva quien empezó muy bien, generó dudas por problemas físicos. Pero siempre estuvo a la altura. Cierra el torneo con 3 asistencias de los 12 goles que ha marcado La Roja. Y el que consiguió ayer en el minuto 14, tras una impresionante jugada de Cesc, abrió la lata y encaminó el triunfo. El seleccionador le mantuvo como titular, y se mantuvo firme frente a las voces que pedían su salida del once.

Los números de Xavi estaban siendo buenos. Pero todos notábamos que faltaba esa chispa, ese detonante que marca el rumbo. Él mismo lo reconocía en una entrevista este pasado fin de semana. Afirmaba que no había sido trascendente. Ayer en Kiev lo fue. Realizó su mejor partido. Y la selección lo notó. Mejoró la velocidad en la circulación del balón. Apareció la profundidad de forma más constante y frecuente. Su pase a Jordi Alba sentenció el partido. Y la carrera del lateral y su tranquilidad a la hora de rematar fueron un prodigio, a la altura de la pelota que le envió Xavi Hernández. Quien ha ido de menos a más, y ha jugado su mejor encuentro justo cuando más se le necesitaba.

España ha mostrado una preparación física impresionante. La prórroga contra Portugal y la final son las mejores pruebas. Y aquí quiero hablar de Guardiola y Mourinho. Porque evidentemente sus jugadores son los que mejor desempeño han mostrado en este aspecto. Quizás por eso tan solo alguno de los nuestros, como David Silva, han acusado la fatiga que tanto ha afectado a nuestros rivales. Y el colmo fue lo que le pasó a la azzurra ayer. Agotaron los tres cambios (el primero por lesión de Chiellini en el 21 de la primera parte)  y se quedaron en diez cuando Motta se quebró al poco de entrar al campo.

La solidez defensiva de nuestro combinado ha sido sencillamente espectacular. Solo hemos encajado un gol. En el primer partido (Di Natale). Las criticas al doble pivote –Sergio Busquets y Xabi Alonso– siempre me parecieron fuera de lugar. Un esquema innegociable, conociendo además como juegan los equipos de Don Vicente. Necesitábamos que los laterales se soltasen. Algo que se fue logrando partido a partido. Hasta alcanzar cotas escandalosas: ya nadie les discute. Uno ha fichado por el Barça, y Arbeloa ha terminado como el décimo mejor pasador de la Eurocopa, con un 79% de acierto. Lo que en principio me parecía un problema se ha convertido en una bendición. El lateral diestro ha anulado a Ribery, Cristiano Ronaldo, Cassano, y a quien se plantase por su banda. Y Alba ha provocado estragos con sus subidas, y asociaciones con los Iniesta, Silva, Cesc, o quien se asomase para apoyarle.

Del Bosque ha hecho de la necesidad virtud: la baja de Villa supuso retoques como el del falso delantero centro. Otro tonto-debate (a la altura del surgido por las rutas de los  viajes entre cuartos y semis, o el del escudo en la equipación: se trataba de enredar y crear polémicas; cosas de los medios). En el Real Madrid por ejemplo Alfredo di Stéfano era un falso nueve. Y qué decir de su sustituto Ramón Grosso. O cuando el propio Del Bosque puso a Guti ahí (se salió e incluso los metía de cabeza). O Cruyff. El mismo Messi. Nunca discutí esa estrategia, pero si la elección de Cesc para esa posición en el primer partido. Y Fábregas ha ido respondiendo a la confianza del mister. Y ha terminando siendo un bastión.

En el cuarto de hora después del 1-0 los de Prandelli sorprendentemente se recompusieron. Y achucharon. Fueron unos quince minutos en los que se vinieron arriba. Los únicos en los que vimos a Pirlo. Y entonces apareció el santo. Iker Casillas estuvo impecable por alto, en los córners, despejando de puños remates desde fuera del área, robando la pelota de la cabeza de los transalpinos. Impecable en la colocación. San Iker reapareció en la segunda parte, esta vez frente a Di Natale (había reemplazado a Cassano). Era una jugada muy parecida a la del primer enfrentamiento. Pero esta vez el esférico no acabó en nuestra red.

La pareja Sergio Ramos-Gerard Piqué es sencillamente impresionante. Parece que llevan toda la vida jugando juntos. Del andaluz ya he comentado más arriba. El catalán comenzó con algún despiste puntual, pero se acabó imponiendo a base de velocidad, sentido de la anticipación y excelente salida de balón. Tenemos muro de clase y categoría para muchos años.

Hasta aquí mis impresiones. Dejen las suyas en los comentarios. Y disfrutemos de este hito.

7 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Cornada en Cornellà

19 de abril de 2010

La cornada que le propinó el sábado el Espanyol al Barça en Cornellà podría hacer daño, mucho daño. El empate a cero salvó un punto para los de Guardiola.

La primera parte de los locales mereció más premio que el exiguo 0-0 que reflejaba el marcador al descanso, y al final del partido. Víctor Valdés hizo la parada del partido –en colaboración con el poste- al filo del descanso, despejando un gran disparo de Osvaldo. Piquenbauer fue probablemente el mejor jugador azulgrana. Quienes curiosamente despertaron en la recta final del encuentro. Sucedió a raíz de la expulsión de Dani Alves. A partir de ese momento se le iluminaron las luces al entrenador culé: la entrada de Ibra fue una genialidad. El Barcelona estaba en 10. La entrada del delantero sueco suponía fijar atrás las posiciones del Espanyol. Y además la velocidad que empezaron a imprimir Xavi y Messi, prácticamente inadvertidos hasta ese momento (porque los periquitos no cantaban, mordían), unido al desgaste físico blanquiazul podía jugarles una mala pasada. Fueron los mejores momentos del Barça. Los únicos en los que los de Pochettino –y los madridistas- temieron por el resultado.

Este partido ya lo he visto yo. Fue el día del Olympique de Lyon.

Ese era mi comentario al descanso del Real Madrid 2 Valencia 0. El aluvión de buen juego blanco, las numerosas ocasiones creadas, sólo se traducían en un gol. El de Higuaín. Y en la retina nos quedaba el remate de Mata al palo (por fuera). Hay una ley en el futbol: si tu perdonas le das alas al rival.

La segunda parte fue más equilibrada. Quizás porque el fuelle de Guti y Van der Vaart solamente da para una hora. No sé. El caso es que los interiores merengues flojearon en algunas fases de este 2º tiempo y los del murciélago se hicieron con el medio campo. Pero la defensa blanca estuvo colosal. En todos los aspectos del juego. Anulando a los delanteros, sacando el balón con criterio y orden, subiendo cuando la ocasión lo requería. Destacaría la enorme labor en este sentido de Marcelo, autor de la jugada y asistencia en el segundo gol, obra de Cristiano Ronaldo. El brasileño y Arbeloa anularon a algunos de los mejores extremos/jugadores de banda de nuestra Liga: Pablo Hernández, Mata, Joaquín, Vicente, Silva (excelente su disparo que se estrelló en la escuadra).

Mención especial para Pellegrini, Guti y Van der Vaart: su ubicación en las bandas más la incorporación de los laterales sembró el pánico en el equipo rival. Se desdoblaban continuamente, con CR9 y el Pipita apoyando. Hacia el final del partido el 14 (sofocado y colorado desde la primera parte) se permitió el lujo de pelear una pelota en la banda derecha, para aparecer por la izquierda en la jugada siguiente. En este mundo al revés no debo olvidar que el primer gol se origina en un robo de balón de Guti, quien lanza el pase decisivo al argentino. El movimiento de éste es una obra de arte. Se desembaraza de la defensa con un giro de cuerpo y se planta solo ante César.

Quedan cinco toros, quince puntos.

P.D.: La crónica del lunes que viene pasará al domingo porque el próximo sábado el Xerez visita el Camp Nou (¡ánimo Gorosito!) y el Madrid tiene una difícil salida en Zaragoza.

10 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol