Archivo de la etiqueta: Los 60

Au revoir Alain

 

AM AV copia

Acabo de enterarme del fallecimiento de Alain Milhaud. Un referente de la música pop española. El artífice de la internacionalización de nuestro pop-rock, el de su mejor época.

A mis alumnos del Máster en Industria Musical y Estudios Sonoros (MIMES), de la universidad Carlos III, les pongo esta diapositiva con los creativos detrás de los hits fuera de los mercados de habla hispana (anglosajones, franceses, alemanes, italianos, etc.).

Milhaud copia

Pero Milhaud era más que estos éxitos (suyos son cuatro de 11), porque también produjo “El garrotín” de Smash, los primeros discos de Maria del Mar Bonet o Hilario Camacho y bastantes más (Canarios, Pedro Ruy Blas, Bibiano, etc.). Una figura indispensable de la industria musical española (productor, director artístico, primer ejecutivo de discográficas propias y ajenas, editor musical, manager, etc.). Un pionero y un innovador.

La última vez que le vi fue con Carlos Galán de Subterfuge, quien ardía en deseos de conocerle. Nos recibió en su casa. En ese encuentro con Carlos me recordó que el primer disco que se anunció por TV en España fue un grandes éxitos de Elvis Presley, que editó K-Tel dirigida por él. Rápidamente incluí la información en “Rock ‘n’ Roll: el ritmo que cambió el mundo“. Nuestra cita anterior, la penúltima, fue una comida y le entregué “Bikinis, Fútbol y Rock & Roll“. Como no podía ser de otra manera le había entrevistado para el libro.

Amigo Alain gracias por todo lo que nos enseñaste y por los buenos ratos que pasamos juntos. Incluyendo nuestras discrepancias tan apasionadas como amistosas… me encantaba hacerte rabiar… y en esto también te voy a echar de menos.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Lenore abre el melón sobre la mejor época del pop rock español

 

En El Confidencial de hoy Víctor Lenore abre el melón sobre la mejor época del pop rock español. Recoge varios testimonios, entre ellos el mío. Dice Lenore que últimamente me “cita más que a Gramsci”. Bueno, dejémoslo en que a Gramsci hace tiempo que no le menciona…

10

HI

Chascarrillos aparte, confieso la triple hinchazón producida por verme citado, coincidir conceptualmente con Igor Paskual (nunca le agradeceré lo suficiente a Víctor haberme puesto en contacto con Igor) y haber sido, de alguna forma, inspirador del brillante artículo de hoy en El Confi (por los dos que escribí aquí y aquí).

CIII

Una de las habilidades de Víctor Lenore es coger el toro por los cuernos (y zarandearlo). Como hace nuevamente hoy en Movida, flamenco, nova cançó… ¿Cuál fue la edad de oro del pop español? Recoge varias opiniones (Ignacio Juliá, Grace Morales y Patricia Godes además de la de Paskual y la mía), desmonta falsas teorías basadas en criterios demasiados personales (no en datos ni realidades). Una excelente pieza en resumen. Que debería servir para oxigenar y clarificar algunas cosas. Que hubiesen ocurrido hace tiempo no significa que hayan perdido valor. Muy al contrario!!!

Parece que Igor Paskual y un servidor hemos convencido a Víctor Lenore (dicho por él). ¡Qué no es poco!

Igor

Igor II

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

Los 10 años de oro del pop español: 1966-1976

 

Hits intl

Defino el periodo 1966-1976 como los 10 años de oro del pop español. Me baso en los éxitos internacionales de las producciones españolas. Las que triunfaron más allá de los mercados hispano parlantes. Me refiero a países como EEUU, Francia, Alemania, Holanda, UK, Italia, etc.

En las dos imágenes que ilustran esta entrada están la relación de los hits y de los creativos responsables (artistas, autores y productores). Ambas forman parte de una de las clases que imparto en el Máster de Industria Musical y Estudios Sonoros de la universidad Carlos III.

A estos artistas, autores y canciones hay que añadir nombres indispensables como Canarios, Brincos, Salvajes, Lone Star, Sirex, Serrat, Modulos, Karina, Juan y Junior, Marisol, Bruno Lomas, etc. Todos ellos configuran un panorama excepcional. Único e irrepetible.

En la relación de éxitos es fácil comprobar lo que afirmaba en el post Juan y Junior: cuando el indie español partía la pana: ocho de los 11 pertenecían a compañías independientes españolas.

Creativos españoles

 

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

Juan y Junior: cuando el indie español partía la pana

Juan y Junior (Juan Pardo y Antonio Morales) abandonaron Los Brincos en la cresta de la ola de su imparable éxito. Fernando Arbex se quedó al mando absoluto de la formación que fue el primer supergrupo de la historia (antes que la etiqueta se usase en el mundo anglosajón). Como señalo en “Bikinis, Fütbol y Rock & Roll” el primer rock & roll que se produce tanto en España como México tiene una particularidad: predominaban los grupos mientras que en el país de origen, EEUU, mandaban los solistas (Elvis, Fats Domino, Chuck Berry, Jerry Lee Lewis, Carl Perkins, Little Richard, etc.). A los pioneros españoles de finales de los 50, Los Estudiantes de Madrid y el Dúo Dinámico de Barcelona, pronto se les unieron otras formaciones como los primeros Pekenikes o Los Milos. Miguel Ríos, y posteriormente Bruno Lomas tras separarse de Los Milos, fue la excepción que confirmaba la regla.

Cuando se produce la explosión Beatles se dispara la fiebre por los grupos a escala planetaria. Aquí supuso una continuidad. Y en 1964 se formaban Los Brincos, la respuesta española a los Beatles. Un supergrupo formado por exmiembros de Pekenikes (Juan y Junior) y Estudiantes (Fernando Arbex y Manolo González, el hermano del actor Agustín González). Zafiro, una discográfica independiente española, estaba detrás del proyecto (apadrinado por Luis Sartorius, otro exEstudiantes). Crearon la etiqueta Novola que se iba a especializar en la pujante nueva música joven. Juan y Junior también grabaron para Novola. Décadas después Tequila debutarían en Novola.

Tanto los Brincos como Juan y Junior eran los únicos que les tosian a los Beatles en el mercado español. En 1965 el artista del año fueron Brincos con Beatles en segundo lugar. En el 66 se invirtieron las posiciones. En 1967 Juan y Junior tomaron el relevo como artista del año con Beatles en segunda posición y Los Bravos en el tercer puesto. A los Brincos (además de Juan y Junior) les había salido la competencia de Los Bravos (Columbia), en un claro paralelismo Beatles-Rolling Stones.

Esos años 60 son la edad de oro del pop español, cuando nuestro indie partía la pana con discográficas nacionales como Zafiro, Columbia, Hispavox, Vergara (Los Sirex), las compañías de Alain Milhaud, etc. Y el éxito internacional de nuestro pop, fuera del ámbito de los países hispano parlantes, era una realidad mayor que la de hoy en día.

 

 

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

Bikinis, Fútbol y Rock & Roll en Jot Down

Álvaro Corazón Rural acaba de publicar una excelente semblanza de “Bikinis, Fútbol y Rock & Roll” en Jot Down (con entrevista incluida). Las dos imágenes corresponden al inicio del artículo titulado “Cultura pop bajo la bota del franquismo“. Les recomiendo que lo lean entero. Merece y mucho la pena. El enlace: http://www.jotdown.es/2017/07/cultura-pop-la-bota-del-franquismo/

Les dejo con el video del NO-DO referido a la visita de los Beatles a Madrid y que encabeza el artículo de Jot Down.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Fútbol, General, Libros, Música, Medios, Política, Recomendaciones

Adios a Bobby Keys e Ian McLagan

Esta semana se nos fueron dos pedazos de músicos: Bobby Keys (Dic. 1943-Dic. 2014) e Ian McLagan (Mayo 1945-Dic. 2014).

El primero, Bobby Keys, fue un poderoso saxofonista a pesar de no saber leer música. Su intuición (y oído) suplía con creces esta limitación. Su trabajos más conocidos han sido con The Rolling Stones y John Lennon (los solos de  “Brown Sugar” y “Whatever Gets You Thru The Night” son suyos). Comenzó tocando en la banda de Buddy Holly y ha colaborado con  Lynyrd Skynyrd, The Who, Harry Nilsson, Delaney Bramlett, George Harrison, Eric Clapton, Joe Cocker o Leon Russell entre otros. Precisamente con los dos últimos estuvo Mad Dogs and Englishmen. Gira que quedó inmortalizada en un doble disco y una película. Russell recreó “The Letter” de los Box Tops añadiendo una sección de viento. En la filmación vemos a Keys dándolo todo con su saxo coronado por un clavel rojo.

Ian McLagan, teclista, fue miembro de Small Faces y Faces (la formación surgida tras la marcha de Steve Marriot de Small Faces, para formar Humble Pie, siendo sustituido por Rod Stewart; este cambió también supuso la incorporación de Ron Wood al grupo).

Como músico giró y grabó con Rolling Stones, Chuck BerryJackson Browne, Joe Cocker, Bob Dylan, Melissa Etheridge, Bonnie Raitt, Izzy Stradlin, Frank Black, John Mayer, Bruce Springsteen, Carla Olson, Billy Bragg, Lucinda Williams, Ron Wood, Mick Taylor, etc. 

Lo que no mucha gente conoce es que la introducción de piano del “Tocar Madera” de Manolo Tena es suya.

Keys nació en Texas el estado donde falleció el inglés McLagan (en Austin más concretamente).

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Un siglo de canciones 142: “There But For Fortune” (por Elena Gabriel)

Phil Ochs

La primera vez que escuché esta canción fue por Chad & Jeremy, en 1966. Me llamó la atención su melodía, las armonías vocales, lo agradable que sonaba e el oído de una niña.

Un par de años más tarde, con mi inglés ya mejorado, empecé a descifrar las palabras. El texto era mejor que la música. Era una verdad universal.

Me reafirmaba en algo que siempre había pensando desde muy pequeña: qué afortunada soy. Por tener una casa, una cama, unos papás, abuelos, hermano… Por estar sana, por vivir con cierto confort, porque la vida aún no me enseñaba su arista más cortante. En el Paris Match veía fotos de niños que no tenían mi suerte, que vivían en guerra, que se hacinaban en refugios…

Phil Ochs

Escuché la versión de Phil Ochs en el LP que me dejó mi amiga Brigitte, era de sus hermanos mayores y yo ya era adolescente. 1969.

A esa edad, el desgarro de la versión original podía con la melosa interpretación de Chad & Jeremy.

Phil Ochs era interesante, oscuro, revolucionario: molaba.

Además, habíamos nacido el mismo día, un 19 de diciembre (él era 15 años mayor…)

Me informé al respecto: era el autor de “I Ain’t marchin’ Anymore”… nativo de Texas, admirador de Pete Seeger y Woody Guthrie, un songwriter políticamente a la izquierda, pacifista… Acompañado tan sólo por su guitarra acústica era un prolífico cantautor, sin éxito. Tocó en el Festival de Newport en 1964, sus canciones las cantaban Chad & Jeremy, Joan BaezMarianne Faithfull e incluso Françoise Hardy… admirador de John Kennedy, del Che Guevara, de Víctor Jara, rival de Dylan

No sabía aún que acabaría con su vida ahorcándose en 1976, tras un largo historial de alcohol, anfetaminas y tranquilizantes. Era básicamente un poeta, un hombre depresivo, un artista que se consideraba un “cronista cantante” de su tiempo.

La protesta del baladista

Desde la óptica de Ochs el mundo se veía como un pastel muy mal repartido, que, claro, es lo que es.

Su lucidez era evidente: tan sólo la suerte ha hecho que unos estemos escuchando su canción, en casa, un domingo por la tarde… mientras otros se pudren en la cárcel o duermen bajo un puente.

La escribió en 1963 y fue grabada por primera vez en 1964: empezaban los felices 60 pero ya habían matado a Kennedy. Las drogas aún no eran protagonistas y Mary Quant tampoco había inventado la minifalda, pero la Beatlemanía estaba en su auge. Vietnam ya era guerra, Cuba ya era comunista… el mundo parecía estar estirándose hacia un lado o hacia el otro: el primer mundo y el tercer mundo eran una realidad.

Como cantante folklórico que era, el tema se incluyó en el LP “New Folks Vol. II”.

La versión más famosa, en directo, salió en su LP “In Concert”, en 1966.

Aunque fue Joan Baez quien la llevó al éxito, en 1965. Ochs diría irónicamente en su concierto en vivo que “la escribió Joan Baez para mí”.

Somos afortunados

Ochs intentaba contarnos, desde su punto de vista poético, que los parias del mundo en el que vivimos, el civilizado, no eran tales: que la fortuna era la que cortaba el pastel. Y que la culpa era, claro, de la sociedad.

Podría tocarte a ti; podrías ser tú el prisionero que palidece en una cárcel; el vagabundo que duerme bajo la lluvia; el borracho que se golpea contra la puerta. Podían haber bombardeado tu ciudad, contigo dentro… pero no, has tenido suerte, te ha tocado estar del lado bueno.

Pero piensa, recuerda, nunca olvides que esto sólo es cuestión de suerte. De no ser por ello, tú no estarías aquí ahora.

Curioso que un hombre que pasó del combate al suicidio, pasando por la depresión, fuera consciente de lo afortunado que era él también. Un luchador de la guitarra y la palabra. “There But For Fortune” es una de sus canciones más inteligentes y certeras.

Hoy Phil Ochs está considerado un “nombre grande”. A pesar de que, en vida, nunca tuviera un hit. Se ha hecho un documental sobre su historia: “Phil Ochs: There But For Fortune”. Se ha hecho una “biopic”. Se han hecho conciertos y álbumes de homenaje. Sus canciones las han versionado innumerables artistas. Hay mucho, muchísimo que contar sobre Phil Ochs.

Pero hoy sólo quiero hablar de esta canción. Y si tuviera que elegir una docena de las piezas musicales más inteligentes del Folk -¿o del Pop?- “There But For Fortune” estaría entre ellas.

Letra “There But For Fortune

Show me a prison, show me a jail

Show me a prisoner, man, whose face is growin’ pale

And I’ll show you a young man with many reasons why

And there but for fortune, may go you or I

Show me an alley, show me a train

Show me a hobo who sleeps out in the rain

And I’ll show you a young man with many reasons why

And there but for fortune, may go you or I

Show me the whiskey stains on the floor

Show me a drunken man as he stumbles out the door

And I’ll show you a young man with many reasons why

And there but for fortune, may go you or I

Show me the country where the bombs had to fall

Show me the ruins of the buildings once so tall

And I’ll show you a young land with so many reasons why

And there but for fortune, may go you or I, or I

Traducción:

Muéstrame una cárcel, muéstrame una celda, muéstrame a un preso pálido; y yo te mostraré a un joven que, por muchas razones, de no ser por la suerte, podríamos haber sido tú o yo.

Muéstrame un callejón, un tren… a un vagabundo que duerme bajo la lluvia… y yo te enseñaré a un joven que, por muchos motivos, de no ser por la fortuna, podríamos haber sido tú o yo.

Enséñame las manchas del whisky en el suelo, muéstrame a un borracho que se tambalea contra a la puerta… y yo te enseñaré a un joven que, por muchos motivos, de no ser por la suerte, podríamos haber sido tú o yo.

Enséñame un país dónde cayeron bombas, enséñame sus edificios derruidos… y yo te enseñaré un país joven donde, por muchos motivos y de no ser por la suerte, podríamos haber estado tú o yo.”

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música