Archivo de la etiqueta: Los 60

Bikinis, Fútbol y Rock & Roll en Jot Down

Álvaro Corazón Rural acaba de publicar una excelente semblanza de “Bikinis, Fútbol y Rock & Roll” en Jot Down (con entrevista incluida). Las dos imágenes corresponden al inicio del artículo titulado “Cultura pop bajo la bota del franquismo“. Les recomiendo que lo lean entero. Merece y mucho la pena. El enlace: http://www.jotdown.es/2017/07/cultura-pop-la-bota-del-franquismo/

Les dejo con el video del NO-DO referido a la visita de los Beatles a Madrid y que encabeza el artículo de Jot Down.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Fútbol, General, Libros, Música, Medios, Política, Recomendaciones

Adios a Bobby Keys e Ian McLagan

Esta semana se nos fueron dos pedazos de músicos: Bobby Keys (Dic. 1943-Dic. 2014) e Ian McLagan (Mayo 1945-Dic. 2014).

El primero, Bobby Keys, fue un poderoso saxofonista a pesar de no saber leer música. Su intuición (y oído) suplía con creces esta limitación. Su trabajos más conocidos han sido con The Rolling Stones y John Lennon (los solos de  “Brown Sugar” y “Whatever Gets You Thru The Night” son suyos). Comenzó tocando en la banda de Buddy Holly y ha colaborado con  Lynyrd Skynyrd, The Who, Harry Nilsson, Delaney Bramlett, George Harrison, Eric Clapton, Joe Cocker o Leon Russell entre otros. Precisamente con los dos últimos estuvo Mad Dogs and Englishmen. Gira que quedó inmortalizada en un doble disco y una película. Russell recreó “The Letter” de los Box Tops añadiendo una sección de viento. En la filmación vemos a Keys dándolo todo con su saxo coronado por un clavel rojo.

Ian McLagan, teclista, fue miembro de Small Faces y Faces (la formación surgida tras la marcha de Steve Marriot de Small Faces, para formar Humble Pie, siendo sustituido por Rod Stewart; este cambió también supuso la incorporación de Ron Wood al grupo).

Como músico giró y grabó con Rolling Stones, Chuck BerryJackson Browne, Joe Cocker, Bob Dylan, Melissa Etheridge, Bonnie Raitt, Izzy Stradlin, Frank Black, John Mayer, Bruce Springsteen, Carla Olson, Billy Bragg, Lucinda Williams, Ron Wood, Mick Taylor, etc. 

Lo que no mucha gente conoce es que la introducción de piano del “Tocar Madera” de Manolo Tena es suya.

Keys nació en Texas el estado donde falleció el inglés McLagan (en Austin más concretamente).

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Un siglo de canciones 142: “There But For Fortune” (por Elena Gabriel)

Phil Ochs

La primera vez que escuché esta canción fue por Chad & Jeremy, en 1966. Me llamó la atención su melodía, las armonías vocales, lo agradable que sonaba e el oído de una niña.

Un par de años más tarde, con mi inglés ya mejorado, empecé a descifrar las palabras. El texto era mejor que la música. Era una verdad universal.

Me reafirmaba en algo que siempre había pensando desde muy pequeña: qué afortunada soy. Por tener una casa, una cama, unos papás, abuelos, hermano… Por estar sana, por vivir con cierto confort, porque la vida aún no me enseñaba su arista más cortante. En el Paris Match veía fotos de niños que no tenían mi suerte, que vivían en guerra, que se hacinaban en refugios…

Phil Ochs

Escuché la versión de Phil Ochs en el LP que me dejó mi amiga Brigitte, era de sus hermanos mayores y yo ya era adolescente. 1969.

A esa edad, el desgarro de la versión original podía con la melosa interpretación de Chad & Jeremy.

Phil Ochs era interesante, oscuro, revolucionario: molaba.

Además, habíamos nacido el mismo día, un 19 de diciembre (él era 15 años mayor…)

Me informé al respecto: era el autor de “I Ain’t marchin’ Anymore”… nativo de Texas, admirador de Pete Seeger y Woody Guthrie, un songwriter políticamente a la izquierda, pacifista… Acompañado tan sólo por su guitarra acústica era un prolífico cantautor, sin éxito. Tocó en el Festival de Newport en 1964, sus canciones las cantaban Chad & Jeremy, Joan BaezMarianne Faithfull e incluso Françoise Hardy… admirador de John Kennedy, del Che Guevara, de Víctor Jara, rival de Dylan

No sabía aún que acabaría con su vida ahorcándose en 1976, tras un largo historial de alcohol, anfetaminas y tranquilizantes. Era básicamente un poeta, un hombre depresivo, un artista que se consideraba un “cronista cantante” de su tiempo.

La protesta del baladista

Desde la óptica de Ochs el mundo se veía como un pastel muy mal repartido, que, claro, es lo que es.

Su lucidez era evidente: tan sólo la suerte ha hecho que unos estemos escuchando su canción, en casa, un domingo por la tarde… mientras otros se pudren en la cárcel o duermen bajo un puente.

La escribió en 1963 y fue grabada por primera vez en 1964: empezaban los felices 60 pero ya habían matado a Kennedy. Las drogas aún no eran protagonistas y Mary Quant tampoco había inventado la minifalda, pero la Beatlemanía estaba en su auge. Vietnam ya era guerra, Cuba ya era comunista… el mundo parecía estar estirándose hacia un lado o hacia el otro: el primer mundo y el tercer mundo eran una realidad.

Como cantante folklórico que era, el tema se incluyó en el LP “New Folks Vol. II”.

La versión más famosa, en directo, salió en su LP “In Concert”, en 1966.

Aunque fue Joan Baez quien la llevó al éxito, en 1965. Ochs diría irónicamente en su concierto en vivo que “la escribió Joan Baez para mí”.

Somos afortunados

Ochs intentaba contarnos, desde su punto de vista poético, que los parias del mundo en el que vivimos, el civilizado, no eran tales: que la fortuna era la que cortaba el pastel. Y que la culpa era, claro, de la sociedad.

Podría tocarte a ti; podrías ser tú el prisionero que palidece en una cárcel; el vagabundo que duerme bajo la lluvia; el borracho que se golpea contra la puerta. Podían haber bombardeado tu ciudad, contigo dentro… pero no, has tenido suerte, te ha tocado estar del lado bueno.

Pero piensa, recuerda, nunca olvides que esto sólo es cuestión de suerte. De no ser por ello, tú no estarías aquí ahora.

Curioso que un hombre que pasó del combate al suicidio, pasando por la depresión, fuera consciente de lo afortunado que era él también. Un luchador de la guitarra y la palabra. “There But For Fortune” es una de sus canciones más inteligentes y certeras.

Hoy Phil Ochs está considerado un “nombre grande”. A pesar de que, en vida, nunca tuviera un hit. Se ha hecho un documental sobre su historia: “Phil Ochs: There But For Fortune”. Se ha hecho una “biopic”. Se han hecho conciertos y álbumes de homenaje. Sus canciones las han versionado innumerables artistas. Hay mucho, muchísimo que contar sobre Phil Ochs.

Pero hoy sólo quiero hablar de esta canción. Y si tuviera que elegir una docena de las piezas musicales más inteligentes del Folk -¿o del Pop?- “There But For Fortune” estaría entre ellas.

Letra “There But For Fortune

Show me a prison, show me a jail

Show me a prisoner, man, whose face is growin’ pale

And I’ll show you a young man with many reasons why

And there but for fortune, may go you or I

Show me an alley, show me a train

Show me a hobo who sleeps out in the rain

And I’ll show you a young man with many reasons why

And there but for fortune, may go you or I

Show me the whiskey stains on the floor

Show me a drunken man as he stumbles out the door

And I’ll show you a young man with many reasons why

And there but for fortune, may go you or I

Show me the country where the bombs had to fall

Show me the ruins of the buildings once so tall

And I’ll show you a young land with so many reasons why

And there but for fortune, may go you or I, or I

Traducción:

Muéstrame una cárcel, muéstrame una celda, muéstrame a un preso pálido; y yo te mostraré a un joven que, por muchas razones, de no ser por la suerte, podríamos haber sido tú o yo.

Muéstrame un callejón, un tren… a un vagabundo que duerme bajo la lluvia… y yo te enseñaré a un joven que, por muchos motivos, de no ser por la fortuna, podríamos haber sido tú o yo.

Enséñame las manchas del whisky en el suelo, muéstrame a un borracho que se tambalea contra a la puerta… y yo te enseñaré a un joven que, por muchos motivos, de no ser por la suerte, podríamos haber sido tú o yo.

Enséñame un país dónde cayeron bombas, enséñame sus edificios derruidos… y yo te enseñaré un país joven donde, por muchos motivos y de no ser por la suerte, podríamos haber estado tú o yo.”

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

El exuberante James Brown

JB

Va de Soul: del incomparable Otis Redding pasamos al exuberante James Brown (1933-2006). Conocido como The Godfather of Soul es considerado el creador del Funky. Precisamente estos 2 estilos -Soul y Funky- marcan las grandes cimas de su carrera en las décadas de los 60 y los 70. Corresponden a dos formaciones distintas: The Famous Flames y The J.B.’s. Su inmensa influencia en la música se puede resumir en 3 nombres propios: Miles Davis, Michael Jackson y el Rap (de hecho sus grabaciones son las más sampleadas en el planeta Hip Hop).

The T.A.M.I. Show fue un programa de TV de música en directo presentado por Jan & Dean con la supervisión musical de Jack Nitzsche (la banda que formó contaba entre otros con Leon Russell de pianista). Agrupaba a las estrellas del momento en un amplio abanico de géneros (Chuck Berry, Gerry & The Pacemakers, The Beach Boys, The Supremes, Marvin Gaye, Smokey Robinson & The Miracles, Billy J. Kramer & The Dakotas, etc.). The Rolling Stones cerraban el cartel. Keith Richards en una entrevista, años después, recordaba que haber aceptado actuar detrás de James Brown era una de las peores decisiones que habían tomado en su carrera. Porque James Brown y sus Famous Flames incendiaron el escenario. Dejaron el listón muy alto (literalmente se comieron a los Stones). La coreografía, los bailes, la intensidad de la actuación de Brown enloquecieron al público asistente al show. La descarga de energía se transmitió por las pantallas capturando a los telespectadores. Nadie permaneció indiferente. Hacia el final podemos observar como algunos músicos de la house band aplauden espontáneamente. No se lo pierdan. Son 4 temas: “Out Of Sight”, “Prisoner Of Love”, “Please, Please, Please” y “Night Train”.

Su descubrimiento de los ritmos africanos y su influencia en el Caribe más el conocimiento de la música autóctona de Nueva Orleans le llevó al Funky. Toda una revolución que llegó a influir a Miles Davis, como ya se ha comentado. Su nueva formación fueron los J.B.’s. Varios de sus miembros (Fred Wesley, Maceo Parker, Bootsy Collins y su hermano) se integraron posteriormente en los Parliament-Funkadelic de George Clinton.

Recuerdo leer una anécdota de Jai Johanny “Jaimoe” Johanson, uno de los 2 bateristas -el afroamericano- de Allman Brothers Band: le preguntó a Duane Allman por qué había dos tocando la batería. Duane se limitó a contestar que era porque James Brown también llevaba 2. Jaimoe añadía que no le volvió a preguntar al respecto (él venía de tocar con Otis Redding en 1966 y sobre todo con Sam & Dave; había coincidido con Allman en los estudios FAME de Muscle Shoals, en Alabama, donde el guitarrista trabajaba como músico de sesión).

En estas actuaciones en Soul Train podemos escuchar -y ver- algunos de sus éxitos de esa era (más un par de la primera época). Evidentemente el gran James Brown está constreñido por el espacio pero su sentido del espectáculo se impone. Las canciones son: “Hot Pants, “Get Up (I Feel Like A) Sex Machine, “Get On The Good Foot, SPlease, Please, Please“, “HellThe Payback y para terminar “Damn Right, I Am Somebody” (Fred Wesley & the J.B.’s).

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

El incomparable Otis Redding

Otis Redding

El incomparable Otis Redding (1941-1967) marcó una época a pesar de su breve pero intensa carrera. Natural de un pueblo de Georgia a los 15 años tuvo que dejar los estudios para ayudar económicamente en casa. Se unió a la banda de Little Richard. ¡Mejor escuela no pudo encontrar! En 1962 editó su primer single y dos años después su primer LP.

Si Ray Charles sentó las bases de un nuevo genero, el Soul, y a James Brown se le conocía como The Godfather of Soul, al gran Otis se le consideraba The King of Soul. Además su estilo fue la semilla que germinó el sonido de Stax (junto a su banda Booker T. & The M.G.’s y la sección de metal, los Mar-Keys). Autor de variosos de sus éxitos nunca le hizo ascos a las grandes canciones de otros compositores. Por ejemplo nadie ha cantado mejor el “Satisfaction” de los Rolling Stones (en mi opinión supera a la original). Elena Gabriel nos recordaba en Un siglo de canciones que “To Love Somebody” fue una composición de Barry Gibb para Redding. Fue Robert Stigwood, manager de los Bee Gees, quien hizo el encargo pero su prematura muerte (diciembre 1967) le impidió grabarla. The Bee Gees se quedaron el tema y posteriormente Eric Burdon, discípulo aventajado de OR, la grabaría en un claro tributo al desaparecido maestro.

Ready, Steady, Go era un programa de la BBC que se diferenciaba del Top of the Pops, dedicado tan solo a los hits del momento. Se emitía los viernes por la noche (1963-1966). En su primera temporada la norma era usar playbacks; luego pasaron a la voz en directo sobre música grabada (en 1964 algunos artistas ya actuaban en directo). Para 1965 todas las actuaciones eran en riguroso directo. En 1966 le dedicaron el espacio a Otis Redding. Eric Burdon y Chris Farlowe fueron los invitados. Eran los únicos cantantes británicos que podían estar a la altura de las circunstancias. Los 3 se marcan al final del show una magnifica versión del “Shake” de Sam Cooke, otro grande muerto antes de tiempo. Un lujazo de programa que pueden ver a continuación:

Un años después, en junio de 1967, Otis Redding se presentó en el Festival de Monterey. Fue la cabeza de cartel del segundo día, la noche del sábado. Le acompañaban Booker T. & The M-G.’s y los Mar-Keys. Era su primera aparición ante un público eminentemente blanco y rockero. Fue su consagración. El problema es que 6 meses después moría en un accidente de avión. Tenía tan solo 26 años.

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Alborotado(s): adiós a Alfonso Sáinz

AS

Vaya racha que llevamos: al fallecimiento de Junior se une ahora el de Alfonso Sáinz, fundador junto a su hermano LucasIgnacio Martín Sequeros, Pepe Nieto y Eddy Guzmán de Los Pekenikes (1959, Instituto Ramiro de Maeztu de Madrid). Además ayer también tuvimos noticia de las muertes de Cheo Feliciano y de Gabriel García Márquez.

Una vez más El País ignora a otro de los nombre ilustres -y pioneros- del Pop/Rock nacional. Recuerdo como ningunearon a Fernando Arbex, la escasa relevancia dada a Junior y ahora esto de Alfonso Sáinz tan parecido a lo sucedido con Arbex. Empiezo a pensar que hay algo más que simple ignorancia, falta de profesionalidad o desidia. El “necrólogo” oficial de música del diario durante décadas, Diego A. Manrique, ha sostenido durante demasiado tiempo que el Rock cantado en español existe gracias a la aportación argentina (Ariel y Alejo de Tequila, Moris, etc.). Esta disparatada teoría ha sido propagada por sus seguidores hasta limites insospechados. Pero no deja de ser una falacia. Por ejemplo en Chapa (el sello de Vicente “Mariskal” Romero donde grababan Tequila y Moris también lo hacían grupos de Rock Urbano a quienes Mariskal vino a denominar como los del Rollo; en Gong, el sello de Gonzalo García-Pelayo, grabamos el primer “Viva el Rollo“). Pero es que además el Pop/Rock en español existe antes de los 70. Concretamente desde finales de la década de los 50. Tan solo apunto 3 nombres: Los Teen Tops (México), Los Llopis (Cuba, posteriormente afincados en España) y el Dúo Dinámico (España). Pero a estos nombres hay que añadir algunos más de principios de los 60. Entre todos sentaron las bases en nuestro país del incipiente movimiento musical que revolucionó a los jóvenes de casi todo el planeta. Pero esa es otra historia… Tan solo apuntar que Pekenikes fueron teloneros de los Beatles en su única actuación madrileña.

pekenikeschica

madison-locomotion

Hablando con Rodri el otro día de la mala cobertura sobre la figura de Junior (ambos estábamos de acuerdo en que lo de la “prensa rosa” era inevitable e incluso justificado) me comentaba una anécdota sobre una propuesta que hizo: repasar las 3 grabaciones que Junior realizó con Los Pekenikes más su disco en solitario de esa época. Era algo novedoso que iba más allá de Brincos y Juan & Junior. No interesó, no vaya a ser que se informe adecuadamente (no, no era para un medio de PRISA).

loop-the-loop-vigila-tus-pasos-be-bop-a-lula-bastante-duroJunior sustituyó como cantante de Pekenikes a otro filipino, Eddy Guzmán. Guzmán grabó el primer disco (un EP, una especie de sencillo pero con 4 canciones). Junior los 3 siguientes (aunque no aparece en la portada del último). A Junior le reemplazó Juan Pardo, a éste el legendario Pepe Barranco y finalmente Eddy volvió a la formación. Momentáneamente porque al abandonar Pekeknikes de nuevo el grupo dio un giro trascendental: pasaron a ser una formación eminentemente instrumental (ya habían tenido repercusión con su versión “surfera” de “Los Cuatro Muleros“, la última grabación con Pardo quien obviamente no cantaba). Y lograron el mayor éxito de su larga carrera con una composición de Alfonso Sáinz “Hilo De Seda“, un clásico de nuestra música popular. Corría el año 1966 y este “Hilo De Seda” fue también un hit internacional. Otro dato a tener cuenta: fue en el 66 cuando editaron su primer LP.

Volviendo al enunciado y al principio de este comentario quisiera incidir en la “Chica Alborotada“, una versión de los mexicanos Los Locos del Ritmo (agrupación que intercambió miembros con Teen Tops) del “Tallahassee Lassie“, el primer éxito de Freddie Cannon (1959). Aquí la adaptaron Los Pekenikes, en el debut discográfico de Junior con la banda, y Los Sonor (otra formación semillero, de donde surgieron Manolo Diaz, 2 miembros fundadores de Los Bravos, un fundador de Los Pasos y otro se integró en Pekenikes).

6 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

La carrera de Junior en 5 fotos

Desde Los Pekenikes (le sustituyó Juan Pardo) con los hermanos Alfonso y Lucas Sáinz y el gran Pepe Nieto a la batería.

1962 Pekenikes Junior

pasando por Los Brincos (en Milán con sus inseparables capas del principio, imagen de “Flamenco“, más la portada de su inmortal “Mejor“)

brincosbrincos mejor

Juan y Junior

juan-y-junior

En solitario (su momento artístico más irregular).

junior copia 2Lo mejor que leí ayer sobre él fue la nota publicada por Julio Ruiz en su muro de Facebook.

Entrada relacionada:

Un siglo de canciones 44: “Mejor”

 

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música