Archivo de la etiqueta: Lori Meyers

Elecciones SGAE: ¿Se rompe SGAE?

Elecciones_SGAE_2018_logo_2Llevo tiempo preguntándome ¿Se rompe la SGAE? Y curiosamente mañana celebran unas elecciones que pueden ser el paso definitivo en esa dirección.

Paula Corroto, buena conocedora de la situación, publica hoy un muy acertado artículo en eldiario.es: Los tres bandos en la guerra de SGAE: ¿camino libre para Teddy Bautista?. Y confirma mi impresión sobre el “divide y vencerás” que parece estar imponiéndose y que solo beneficia a los enemigos de los derechos de autor y de la propiedad intelectual.

Corroto identifica (acertadamente) a tres bandos (aunque en mi opinión falta uno, sobre el que incidiré más adelante). Copio y pego parte de su texto:

“De un lado, socios como Antonio Onetti y Antonio Meliveo, del Colegio Audiovisual, y Fermín Cabal, de Gran Derecho, reunidos en la candidatura Autores Dramáticos y Audiovisuales (ADA) e independientes como el compositor José Sánchez-Sanz (Colegio Pequeño Derecho). Del otro, músicos como Patacho, Amaro Ferreiro y Jorge Ilegal, que, tras retirar su candidatura, han puesto en marcha una campaña para boicotear los comicios con un llamamiento en Twitter bajo el hashtag #yonovoto, al que se han unido artistas como Dani Martín, Vanesa Martín, Amaia Montero o el grupo Lori Meyers. Y, finalmente, un tercero en discordia, el viejo conocido Teddy Bautista, que cuenta con no pocos apoyos. La conclusión para algunos es evidente y ya se ha utilizado como argumento a lo largo de los siglos con una frase atribuida a Julio César: divide y vencerás.”

Ese cuarto grupo al que me refería antes es el de una parte (importante) de los editores musicales. Más concretamente el de las editoriales multinacionales. Han amenazado con retirar su repertorio de SGAE y llevarlo a otro sitio. Supondría un mazazo para las cuentas de SGAE y un excelente aldabonazo para una nueva sociedad de gestión (de crearse alguna). Ayer mismo me enteraba (entre lineas sobre todo, más un dato de forma explicita) que muchos autores del bando de músicos que han retirado su candidatura plantean abandonar SGAE (¿y crear una nueva sociedad?). El dato real que me confirmaron es que ya se dispone de una plataforma tecnológica para implantar el sistema de recaudación. Esto está muy bien (asumiendo que todo funciona correctamente) pero también se necesita una organización que trabaje, implante y de a conocer sus objetivos. Algo que se me antoja complicado. De entrada su política de comunicación (la de los músicos, la mayoría de los cuales están vinculados a Coalición Autoral) no parece demasiado eficaz. Se conoce poco y a cuentagotas. Quizás al no ser autor no me entere porque no me compete y no formo parte del publico objetivo. En este sentido la campaña de Bautista es la de cañonazos para matar mosquitos. Se dirige al público en general y, por tanto, también llega a los socios con derecho a voto. Pero al ser una comunicación tradicional y masiva da la impresión que es más una vindicación personal que otra cosa. Con un objetivo: buscar su exculpación en ese juicio que tras siete años sigue sin tener fecha. Lo cual es licito. Y comprensible. Como también lo es no estar de acuerdo con esta postura o criticarla. Algo de esto ha debido notar Teddy cuando, ayer en rueda de prensa, anunció que solo estaría un año si salía elegido para llevar las riendas de la Junta Directiva.

¿Las editoriales multinacionales están en disposición de montar su propia sociedad de gestión o llevarían su repertorio a alguna europea? ¿De producirse la escisión de los músicos se pondrían estos de acuerdo con las editoriales para crear una nueva en común?. Es decir: ¿Tendríamos dos o tres nuevas sociedades de gestión de derechos? No olvidemos que DAMA ya fue una escisión de SGAE (de los de audiovisuales). Y todo nos lleva a la pregunta del millón: ¿Soportaría SGAE esta nueva fractura?

Estos son algunos de los retos de la nueva Junta Directiva de SGAE que saldrá elegida mañana. Unir fuerzas y recomponer la sociedad parece primordial. ¿O se impondrán una vez más los egos?

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Medios

Un siglo de canciones 68: “La Caza”

11 de mayo de 2010

Es la segunda vez que Juan y Junior aparecen en esta serie. La anterior fue como miembros de Los Brincos con su inmortal “Mejor”.

Su separación del grupo fue traumática. Y también para un chaval, como yo, que los idolatraba. Aunque algo ganamos con la mudanza: “El Pasaporte” con Fernando Arbex ya de líder absoluto de Brincos y la creación de Juan y Junior. El problema es que duraron poco: apenas un par de años y seis sencillos. Todos de enorme éxito.

Los caminos de ambos se habían cruzado en Los Pekenikes. Cuando todavía no eran un grupo instrumental. Junior era el cantante y abandonó el grupo. Le sustituyó Juan Pardo. Inicialmente la discográfica puso pegas y el filipino tuvo que volver. Meses después su marcha ya fue definitiva. Un pequeño inciso para un dato: Pekenikes fueron los primeros en grabar una canción de los Beatles en español (“She Loves You”/”Ella Te Quiere”). Los Mustang luego cimentarían su carrera versionando éxitos de los de Liverpool.

Finalmente Juan Pardo y Antonio Morales coincidirían en Brincos y el otoño de 1967 formaron Juan y Junior.

La Caza” es su canción que mejor ha llevado el paso del tiempo. La versión de Lori Meyers seguro que ha tenido algo que ver. Las nuevas generaciones han tenido la oportunidad de conocer un clásico de nuestra música de los 60.

Entre las curiosidades quisiera comentar que Juan y Junior grabaron una versión en ingles. Se puede escuchar pinchando aquí. Pero quisiera despedir con la original. Es una actuación en televisión de 1968 y me encanta ese look tan londinense que tienen ambos.

 

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Cuando El Destino Nos Alcance

10 de mayo de 2010

Lo siento por interrumpir

Sólo he venido a preguntar

Me dicen que soy infeliz

¿Qué puedo hacer por mejorar?

Razones para desistir y tiempo para imaginar

Mi mundo que es mi realidad

Yo no necesito hablar para expresar una emoción

Me basta sólo con mirar

Pero si necesito amar que es mi única ambición

(“Mi Realidad”, Lori Meyers)

Cuando El Destino Nos Alcance” es el nuevo álbum de Lori Meyers, el cuarto de su carrera. Grabado en California (Los Angeles) supone un paso adelante sonoro. Más electrónico, con una mayor presencia de teclados. Es una línea que está siendo la más exportable de nuestro pop-rock (Delorean, El Guincho). Pero sin olvidar de donde vienen: no renuncian a sus influencias.

Lori Meyers es una banda que actúa mucho. Y disfruta haciéndolo. Al igual que los asistentes a sus excelentes recitales. Imagino que esta comunión artista/publico, y las ganas de pasarlo bien, han tenido mucho que ver con estas nuevas sonoridades. 

Tuve la oportunidad de verlos hace ya bastantes meses en el Joy. Estaba abarrotado y la gente no paró de bailar y cantar con ellos. Coreaban todas las canciones. Algunas eran auténticos himnos generacionales. Y aquí radica una de las claves de su predicamento: han conectado. Y en este país a algunos esto no les gusta. Critican –sin motivos en mi opinión- sus letras, las intenciones de sus canciones. Es obvio que no son grandes poetas, ni lo pretenden. Son sólo letristas de canciones pop-rock (pero me gusta). Precisamente esta sencillez es la que les mantiene frescos y directos.

Aplaudo esta nueva dirección y recomiendo “Cuando El Destino Nos Alcance”.

5 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

En Rinconete

30 de enero de 2009

rinconete

Como hoy no hay colegio –y por tanto no madrugo- anoche decidí inaugurar el fin de semana. Y me fui al Rinconete a ver a Javier Álvarez. Unas horas antes mientras volvía a casa, después de recoger a El Mundanito, había oído en la radio que actuaba (solo) en el local de la calle Mancebos.

 

Así que renuncie a los partidos de Copa y me acerqué a ver que tal. Me encontré con Zenet que estaba con unos amigos. Más tarde apareció Javier Laguna. Hablamos de su triunfo en el Galileo Galilei un par de días antes. De cómo le iban las cosas. De su aparición en el programa de Francino. De la entrevista en el programa de Víctor Alfaro. Y de tantas otras cosas más.

 

También coincidí con Tontxu y con Alejandro Martínez. La verdad es que sólo faltaba Víctor para completar la cuadrilla.

 

Los más perspicaces os habréis dado cuenta que todavía no he dicho nada de la actuación. Casi mejor así. Porque como poco puedo decir lo chocante que me resultó oírle cantar sobre todo en inglés, con un repertorio dominado por versiones (como en su disco del 2001), y en unas cuantas ni siquiera se sabía las canciones… No éramos más de veinte viéndole y me fui antes de que terminase.

 

Esta noche a la vuelta de Cogolludo (el cabrito del Saboya es de otro mundo) iré a ver el concierto de “compensación” de Lori Meyers.

ja

8 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música