Archivo de la etiqueta: López Obrador

PIE da los pasos adecuados

abc.750

El PIE está dando los pasos adecuados. En juego están miles de millones para la reconstrucción europea. Portugal, Italia y España han dejado claro, por activa y por pasiva, que el futuro de la UE pasa por estos fondos. Parece que Francia se ha apuntado a la moción (siempre hay que desconfiar del vecino del norte). Y lo más importante de todo: Angela Merkel está de acuerdo. Ha entendido la gravedad del asunto, tanto de la crisis producida por la pandemia como el del devenir del mercado único. Merkel dio a entender que no se pueden tomar las mismas medidas de austeridad de la crisis anterior, de las  que ella fue la principal impulsora. Bienvenido sea este cambio de postura.

Esta semana Pedro Sánchez estuvo en Portugal tratando de estos temas. Coincidió con la misa organizada por la desleal Conferencia Episcopal española. ¿De verdad hay peña que piensa que Sánchez debería haber anulado su viaje oficial para atender una operación de blanqueo de los obispos? ¿Era más importante esa misa que una visita oficial, planeada de antemano, en las que se tratan temas decisivos para la economía de ambos países? Les recuerdo que el funeral oficial, el del Estado, es el próximo día 16. Por supuesto que los obispos pueden organizar las misas que quieran y cuando quieran. ¿Es lo único que han hecho durante estos tiempos de coronavirus? Aparte de usar sus medios de comunicación (COPE, 13 TV) en contra del gobierno democrático de coalición. Pero que no nos digan que es en memoria de las víctimas mortales, cuando familiares de las mismas no pudieron acceder al templo. La ceremonia se convirtió en una pasarela del ¡Hola! con público cacerola.

Ayer estuvo en Madrid el jefe del gobierno italiano Giuseppe Conte. En una visita que puede ser histórica. Salvo para la prensa española que no la destaca en sus portadas. El País, más BOB que nunca (BOB = Boletín Oficial de Botín), dedica su foto principal de portada a Trump y López Obrador. ¿De verdad? ¿EEUU y México son las nuevas y grandes prioridades de la sociedad española? Más bien lo será del Banco Santander de los Botín. ¿Conte y Sánchez no existen para el BOB? El único que destaca la foto de Conte y Sánchez en portada es el ABC. Pero para manipular a su antojo. Porque como ven en el encabezado titulan “Sánchez nunca tuvo la mano tendida“. Que será el nuevo mantra del PP de Casado. A lo que Sánchez se refería era a un gobierno de coalición con el PP y citó el ejemplo del PASOK griego. Pero Casado ya usó esto ayer en las campañas gallega y vasca para sacarlo de contexto y enfangar (a raíz de unas declaraciones de Sánchez en el mismo sentido para un medio italiano). Luego tenemos el asunto crucial: ¿esto del gobierno PSOE-PP de dónde surge? De los medios golpistas. ¿A quién interesa? A las élites. No tengo nada más que añadir.

Decía en el párrafo anterior que la visita de Conte a Madrid podría ser histórica. Enric Juliana en La Vanguardia describe muy bien como durante veinticuatro años, Italia y España, países amigos, se han dado la espalda. En su texto, “Damni la mano“, describe este casi cuarto de siglo de desencuentros entre los dirigentes de ambos países. Arranca su relato el 16 de septiembre de 1996 cuando “tuvo lugar una cumbre hispano-italiana en Valencia que acabo muy mal. España iba bien gracias al tirón inmobiliario y el efecto benéfico de las privatizaciones en las cuentas públicas. Italia, economía esencialmente industrial en el norte, con un sur en serias dificultades, no iba tan bien. Romano Prodi propuso a José María Aznar que ambos países presionasen en Bruselas para suavizar las condiciones para el acceso al euro, o bien que retrasasen uno o dos años la adopción de la nueva moneda, para poder efectuar una transición menos dolorosa. Aznar frunció el ceño”. Y Aznar no solo se negó, además filtró la petición italiana al The Financial Times.  Lo cual sentó bastante mal a Prodi. Cuestión de carácter, el de Aznar, como en el chiste de la tortuga y el escorpión cruzando el río.

Deja un comentario

Archivado bajo General, Medios, Política

Vox vuelve a arremeter contra Macron

LC

Ya es la segunda vez que Vox arremete contra Macron, el jefe de Estado francés. Sí, el presidente de la República Francesa. A los dirigentes políticos se les debe exigir un respeto hacia los mandatarios y las instituciones de otros países. Y en este caso concreto, hacía nuestro vecino del norte. Esto de Vox me parece tan grave como la ridícula y gratuita ofensa de Zapatero no levantándose ante la bandera de EEUU (algo que le acabó pasando factura y a nuestro país también).

Como les supongo conocedores de ambas meteduras de pata de Abascal y los suyos, paso a centrarme en el tema de Macron. Y las palabras de Leonard Cohen me vienen al pelo. Porque encuentro que coinciden las posiciones tanto de la derecha extrema como las de la izquierda radical. Ambas ofrecen valoraciones negativas sobre quien fuera asesor económico del presidente Hollande (del partido socialista) y luego ministro de Economía en el segundo gobierno del entonces socialista Valls (con Hollande de presidente). A la presidencia de la República llegó liderando su propia formación (En Marche! cuyas iniciales, EM, coinciden con las de su nombre y apellido).

No tengo una opinión formada sobre Macron. Ni puedo opinar sobre su gestión. No sé si es buena, mala o regular. Y eso que conozco el país (he vivido en París y lo visito todos los años al menos una vez). Debo ser un español raro al no tener un criterio sobre algo y reconocer mi desconocimiento sobre algún asunto. Quizás se deba a que no soy periodista ni político. Porque estos saben de todo. Aunque no hayan salido de su terruño. La alegría con la que algunos de ellos afrontan la realidad de países que desconocen, a los que no han ido ni siquiera de turistas (haber vivido en ellos ya sería de nota) es aterradora. La facilidad con la que emiten sentencias y verdades absolutas son más propias de tertulia de bar que de medios o tribunas políticas. En las que debería primar un sentido de la responsabilidad.

Ya antes de ganar Macron las presidenciales de su país (en segunda vuelta frente a Marine Le Pen), otro huido del Partido Socialista francés (esta vez por la izquierda), Mélenchon, pretendió hacerle la pinza con Le Pen. Que los (muchos) partidarios de la derecha extrema francesa la apoyasen tiene su lógica. Pero no la tiene con Mélenchon y su Francia Insumisa.

Mélenchon, exministro del gobierno Jospin (bajo la presidencia de Chirac), fue criticado por su indefinición sobre a quién apoyar en la segunda vuelta. Francia Insumisa organizó una consulta pública de cara al duelo final. “No se trataba de dar una consigna de voto, pero sí reflejar la opinión de los insumisos sobre su opción en la segunda vuelta”, señaló Mélenchon en un comunicado de Francia Insumisa. (En la primera vuelta obtuvieron siete millones de votos, casi el 20 % de los sufragios).

Los participantes se inclinaron en favor del voto blanco o nulo en la segunda vuelta. De los 243.128 votantes el 36,12 % eligieron votar en blanco o el voto nulo, mientras un 34,83 % se mostraron favorables a Macron y el 29,05 % por la abstención. En realidad deberíamos sumar esta última opción a la del voto en blanco o nulo. Esta ambigüedad de Mélenchon respecto a Macron frente a Le Pen guarda paralelismo con lo de Hilary Clinton y Trump. La Clinton será todo la mala que quieran, mucho más mala aún gracias a la propaganda negativa que tuvo desde la maquinaria del Partido Republicano (más la incansable labor de su enemigo Putin), pero era y es mejor que Trump. De quien la prensa afin a Podemos (que obviamente apoyaba a Mélenchon y odiaba a Macron con la misma intensidad que a Hilary Clinton) siempre olvida sus bombardeos, incluyendo el lanzamiento de la mayor bomba no nuclear (sobre Afganistán). Es la misma izquierda endogámica que se atribuye la exclusividad de ser la autentica izquierda (aunque ahora anden enfrentados Iñigo Errejón, el Gallardón de esta izquierda, y los Ceaucescu de Galapagar). Y cuya inquina al PSOE (a quienes ahora mendigan grupo propio en el Senado y ministerios en el gobierno) es comparable a las mencionadas sobre Macron o la Clinton.

Esta misma izquierda neocomunista española es la que continuamente nos lanza nuevas figuras mundiales, en un afán internacionalista sin sentido ni conocimiento, cuya reputación y prestigio duran tres asaltos (Chávez/Maduro, Lula, los Kirchner, Evo Morales, López Obrador, Mélenchon, los griegos, Corbyn, Sanders, los sandinistas, etc.). Y en muchos de sus planteamientos coinciden con las nuevas derechas extremas, los neofascistas o con charlatanes como Steve Bannon (a quien en su ignorancia otorgan una relevancia que no tiene) o los antivacunas, los okupas, etc.

¡Cuánta sabiduría encuentro siempre en las palabras de Leonard Cohen!

 

Deja un comentario

Archivado bajo Política