Archivo de la etiqueta: Lago Junior

Real Madrid 6 Mallorca 1

Javier Gandul AS

No me gustó el once que presentó Ancelotti frente al Mallorca. Ninguna pega en los defensas con Nacho en el lateral derecho y Miguel Gutiérrez en el izquierdo, con Militao y Alaba de centrales. El austriaco debutaba en el Bernabéu. Mis dudas surgen en los tres del medio. Camavinga no es un mediocentro puro. Casemiro necesitaba un respiro, está claro, y su recambio natural es Antonio Blanco. No entendía la presencia de Marco Asensio, cuya capacidad de lucha y sacrificio está en dudas. Completaba Fede Valverde. Servidor hubiese apostado por Camavinga, Blanco y Valverde. Arriba Rodrygo, Benzema y VInicius. Si hay que darle oportunidades a Asensio mejor hacerlo en la delantera, por Rodrygo. 

Sacó el Real Madrid de centro y a los 15 segundos ya habiamos caido en el primer fuera de juego. Al minuto y medio llegó el primer susto: Alaba cayó mal  en un salto. Tras los cuidados se reanudó el juego y Benzema robó un balón en las inmediaciones del área rival. Se adentró, aprovechando el regalo del central Josep Gayá, resbaló, y anotó el 1-0. Apenas se habían jugado dos minutos.

Nuestro Kubo estuvo a punto de empatar al filo del minuto 5. Nuestra banda izquierda no estuvo fina. Un minuto y medio después Asensio intentó el gol olímpico en un saque de esquina desde la derecha. Casi lo consigue. El meta Manolo Reina estuvo atento.

Alaba parecía dejar atrás su cojera y el Madrid atacaba en oleadas. Creando peligro desde las bandas. Kubo, en acciones aisladas, era el único argumento ofensivo del Mallorca. Tras el primer susto Vini se aplicó en ayudar a Guti.

El Madrid se fue apagando tras el primer cuarto de hora y el Mallorca creció. Lago Junior, tras un taconazo de Lee Kang-In, pudo empatar en el 19. Su remate desde la frontal se fue ligeramente alto.

Un balón largo de Alaba a Vinicius en el 23, lo juega el extremo por la banda y ve a Rodrygo. Su compatriota cruzó de costado a costado y recibió. Se fue hacia la línea de fondo y y pasó atrás. Rebotó en un defensa y en el portero. Asensio, rápido y bien colocado la enchufó a la red. El Mallorca sacó de centro y Lee Kang-In marcaba el 2-1, colándose entre los centrales. 

A punto de cumplirse el 29 Militao busca a Benzema. El francés filtra un pase largo a Asensio. El balear gana en carrera, en posición de delantero, y batía a Reina cruzando el balón al palo contrario. 3-1. Asensio pudo marcar el cuarto, su tercero, en el 35. Benzema cabeceó atrás y el remate de Asensio fue bloqueado por Valjent. Vinicius buscó el gol hasta en tres ocasiones (siempre a pases o en combinaciones con Benzema). La primera, tras un caño, se le fue alta. Las dos siguientes se encontró con Reina.

Mi preocupación por la alineación se vio refrendada por el gol mallorquín, algunos desajustes defensivos que propiciaron ocasiones de los visitantes. Y quedó hecha trizas por el resultado (3-1) y el potencial ofensivo demostrado en esta primera mitad. Jugamos rápido, replegando con un 4-4-2 y varias variantes en ataque. Desde el 4-4-3 inicial a un 4-2-4 con Camavinga y Valverde en el doble pivote, pasando por el rombo del 4-4-2. El 3-1, ante el aluvión de ocasiones y remates, se me antojaba corto. El Madrid b, la b de baby; despejó todas mis dudas. 

La segunda mitad arrancó con Vinicius fallando un gol (solo ante Reina), con un gol anulado a Benzema por una presunta falta sobre su defensor. Rodrygo arrancó, pegado a la cal, desde la divisoria de ambos campos. Su carrera la culminó con un excelente pase a Benzema. Ellos protestaron y el VAR les dio la razón. A continuación le hicieron un penalti a Rodrygo. El agarrón de la camiseta no pudo ser más claro. El VAR ni intervino. Y Asensio anotó el 4-1 desde el balcón del área. Un disparo impecable. Recibió de Benzema. Era su tercero de la noche. Ancelotti seguía sumando medallas.

A la hora de juego Blanco entró por Camavinga. Ellos efectuaron un triple cambio (en el descanso sorprendentemente sustituyeron a Kubo por Baba).

Nacho recibió una amarilla en el 66 y medio (Camavinga la vio con anterioridad). En el saque de la falta Lago Junior pudo marcar. Su intento se paseó de palo a palo. Nadie la empujó ni la despejó.

Gutiérrez, Valverde y Blanco buscaban a Vini con balones en profundidad que siempre ganaba en velocidad. Vinicius en carrera parece imbatible. 

Isco salía por Asensio, el goleador de la noche, y Lucas Vázquez por Rodrygo. Corría el minuto 72.

A falta de un cuarto de hora otro cambio raro: retiraban a Lago Junior. Al rato entró Jovic por Benzema. Justo después de que marcase el quinto, en el 78, su segundo de la noche.. Aprovechó un pase largo de Alaba y se benefició de un leve toque de un defensa que terminó de despistar a Reina al elevarse la pelota. También se retiró Nacho y entró otro canterano, Santos

El sexto lo marcó Isco a pase de Vinicius, que jugó un balón largo de Alaba. Era el minuto 84. La confianza de sus compañeros en el estado de gracia de Vini es notoria. Le buscan y le encuentran. Y él está respondiendo a la confianza. 

Courtois se lució en una sola ocasión. Salvó una picadita, en un mano a mano. Su altura resultó decisiva para el manotazo que despejó el balón.

La última ocasión fue un cabezazo de Jovic al larguero, a pase de Vinicius.

Visto lo bien que jugamos y los goles marcados me arrepiento de no haber ido al Bernabéu.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Real Madrid 2 Mallorca 0

Susana Vera Reuters AS

La tarde deportiva no arrancó bien para el Real Madrid. El equipo de baloncesto perdió de 16 ante el Morabanc Andorra. Lo que prácticamente nos deja fuera de las semifinales de la Liga ACB (aunque quedan algunas posibilidades). Posteriormente Zidane volvió a sorprendernos con la formación. Con Casemiro fuera por sanción la presencia de Fede Valverde parecía asegurada (como así fue). Modric era de la partida mientras Kroos descansaba. Quedaba por ver si a Sergio Ramos se le reservaba o no. El capitán es intocable en el once. Igual que lo son Benzema y Varane. Los laterales eran para Carvajal y Mendy. Marcelo rotaba. Se prescindía de su caudal ofensivo para ganar solidez atrás. Porque de salida jugaban Bale, Hazard y Vinicius. La titularidad de Bale se había barruntado en la prensa deportiva. En mis cálculos Vinicius era titular fijo. Y a Hazard le veía de media punta, de Isco por entendernos. O en el vértice superior de un hipotético rombo por detrás de Benzema. Con la alineación confirmada (¿un 4-2-3-1?) quedaba por ver cómo se iban a desenvolver en el terreno de juego. Se adivinaba mucha movilidad en el equipo. Con énfasis en el aspecto ofensivo. Con jugadores hábiles en el regate y desborde (Bale, Hazard y Vinicius) y con una tremenda punta de velocidad en carrera (el galés y el brasileño). Me preocupaba el entramado defensivo, aunque fuese el Mallorca, antepenúltimo en la tabla. Pero que nos ganaron en Palma.

Al ver a los visitantes con tres centrales pensé que Zidane había acertado con los jugadores elegidos. El 4-2-3-1 madridista se confirmó desde el arranque.

Las dos primeras ocasiones llegaron pronto, en un minuto. En el 6 Benzema controla con el pecho un balón llovido del cielo. Su remate a bocajarro es rechazado espléndidamente por Reina (también es verdad que el galo chutó al muñeco). La jugada continúa, el Madrid sigue con la pelota. Bale se hace con ella. Desde la banda va en paralelo a la linea del área grande y suelta un latigazo a la escuadra. El meta responde magistralmente.

Y de repente sucede lo imprevisto: a partir del minuto 10 el Mallorca se hace con el partido. Baba se saca un impresionante remate lejano. Courtois está a la altura y desvía in extremis. A partir de este momento el Mallorca se crece. La habilidad de Take (Kubo) nos provoca desajustes. Lago Junior se va de Carvajal con demasiada facilidad. Desde la linea de fondo, en el área chica, busca sorprender a Courtois. Éste muy atento, pegado al poste, desbarata las intenciones de Lago Junior. Durante este (corto) periodo de tiempo daba la sensación que el Madrid no sabía jugar sin balón. Bale desequilibraba al no presionar ni defender. Todo lo contrario que Vinicius, que sí ayudaba a Valverde y Modric quienes parecían desbordados.

En el 19 llegó el 1-0. Modric le filtró un pase a Vinicius. Se plantó frente al meta y Vini le picó la pelota. El gol fue revisado por el VAR. La duda estaba en el origen de la jugada, en un forcejeo de Carvajal. A partir de ese momento el Madrid retomó el control del juego. El 2-0 pudo llegar en otro gran pase filtrado. Esta vez de Benzema, a la Guti, para Vinicius, de nuevo. El intento del brasileño se estrelló en el larguero.

La amarilla a Modric nada más arrancar la segunda mitad le elimina del siguiente encuentro. A los seis minutos de la reanudación una clara oportunidad de Benzema, como en la primera parte. Un balón largo a Vinicius. Supera a su defensa en velocidad y se la pone a Benzema quien llegaba por el centro acompañando la jugada. Reina volvió a lucirse.

En el 55 vivimos otro capítulo de La Sergiada: el gran capitán la puso en la escuadra en un saque de falta. 2-0.

El Mallorca no se vino abajo. El Madrid levantó el pie del acelerador. Lago Junior en el 58 volvió a marcharse con facilidad de Carvajal. El remate de cabeza de Budimir se topó con un Courtois bien colocado.

En el 60 ellos realizaron un triple cambio y nosotros retiramos a un intrascendente Hazard. Entró Kroos. Pasamos a un 4-4-2. Mientras nos ajustábamos Take aprovechó y pudo marcar. Se le fue fuera tras un buen eslalon.

En el 70 más cambios. Por nuestra parte Marco Asensio por un mal Bale e Isco por Modric. La baja por lesión de Isco ha sido (afortunadamente) más breve de lo previsto.

El Mallorca jugaba bien, tocando. El Madrid languidecía. Faltaban chispa y ganas. Salvo Vinicius, el único que le echaba arrestos. La segunda pausa de hidratación debería ordenar nuestros planteamientos y actitudes. Pero no.

En el 82 llegaron más cambios: entraban Brahim y Mariano por Vinicius y Benzema. Por el Mallorca salía Luka Romero de ¡15 años! Su debut en primera división. El jugador más joven en hacerlo de la historia de la Liga.

El juego tedioso e indolente del Madrid era el ideal para Isco. Hasta que una contra conducida por Kroos en el 90 terminó en un buen disparo de Brahim, desviado a córner por Reina. El saque de esquina en corto consumió minuto y medio de los cuatro de descuento.

Sin ninguna incidencia digna de mención el partido murió con el 2-0 en el marcador.

El próximo fin de semana tenemos otra jornada de esas que podemos definir como claves. El Barça viaja a Vigo donde les espera un Celta crecido y nosotros vamos a Barcelona donde jugaremos contra un muy necesitado Espanyol.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Madrid pierde el liderato en Mallorca

MIQUEL A. BORRAS AS

La derrota del Real Madrid por 1-0 en Mallorca le hace perder el liderato de la Liga. Era el tercer triunfo de los bermellones en esta Liga, la de su regreso a la Primera División. El Madrid perdía su imbatibilidad en el campeonato en esta novena jornada. El Barça con su victoria 0-3 en Eibar es el nuevo líder.

Zidane presentó un once con seis bajas (la de Carvajal por decisión técnica, Hazard por su reciente paternidad y las otras cuatro por lesiones). Lo que no cambió fue la apatía con la que el equipo salió a jugar. Lo contrario que el rival. Ellos salieron enchufados y a los siete minutos lograban el gol, por mediación de Lago Junior. Otra desconexión de nuestro engranaje defensivo. Y unos minutos después, antes de llegar al cuarto de hora de juego, les anularon otro tanto por fuera de juego.

Los primeros 20 minutos del Madrid fueron desastrosos. La decisión de Zizou de dejar a Fede Valverde en el banquillo y rodear a Casemiro con Isco y James fue de lo más desacertada. Ni el malagueño ni el colombiano son volantes. Isco no hizo nada y James lo intentó con balones largos. En uno de ellos, en el 26 cuando ya habíamos tomado las riendas del encuentro, Benzema remató a bote pronto al larguero. Fue la mejor ocasión blanca de todo el partido.

El equipo salió con otra actitud tras el descanso. Pero para nada. Porque no crearon ocasiones (llevaron más peligro en la primera parte). Mucho conducir la pelota, pero sin crear ocasiones ni terminar las jugadas. Un dominio infructuoso. Jovic se fue en el 65 (entró Rodrygo en un doble cambio en el que Valverde sustituyó a Isco). No la tocó. De hecho no hizo ningun remate. Costó 60 millones. De sus dos compañeros de delantera podemos decir que Benzema se movió, intentó aportar y estrelló un disparo en el larguero. Vinicius en su tónica: rápido, se va en el uno contra uno, pero falla en el último pase y de cara al gol (tuvo dos ocasiones en la primera mitad, especialmente una, en las que falló estrepitosamente). Brahim le reemplazó en el 80. Y le hicieron penalti en el 85: un flagrante y prolongado agarrón de Salva Sevilla en el área pequeña. ¿No lo vieron el árbitro, el juez de línea ni el VAR? Alucinante. El Madrid reclamó otro: uno a Casemiro pero la jugada estaba (mal) anulada por fuera de juego (que no era).

Odriozola vio la segunda amarilla en el 74. Inexplicable su acción temeraria, que dejó al equipo en inferioridad numérica. Con tiempo por delante. No tuvo su día (el gol vino por su banda).

El martes nos jugamos media clasificación de Champions en Estambul. ¿Qué versión del Madrid veremos?

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol