Archivo de la etiqueta: Lafita

Isco brilla en Cristianolandia

Marca

Camino del Bernabéu mascullaba para mis adentros sobre la prevista ausencia de Isco en el partido contra el Getafe. Ancelotti había decidido rotar y dar un respiro a Sergio Ramos, Luka Modric y al mejor jugador europeo sub 20 del año. La decepción se compensaba con la ilusión por presenciar el debut de Gareth Bale en casa. Al entrar al estadio me dicen que el galés se había lesionado en el calentamiento y no era de la partida. Le sustituía Isco. Vaya, las que se van por las que vienen.

La entrada de Francisco Román Alarcón Suárez “Isco” en el Real Madrid ha sido fulgurante. Desde la llegada de Snjeider no recuerdo un comienzo tan brillante de temporada de un fichaje como el del de Benalmadena. Y marcando goles. Recalco esto ultimo porque me refiero a incorporaciones de centrocampistas/medias puntas, no a delanteros. Pero con todo lo más destacado es la sociedad que ha formado con Cristiano Ronaldo. Desde el primer partido ha buscado al portugués y se ha asociado con él. El 3-1 es la mejor prueba que también funciona a la inversa: Cristiano saca rápido una falta lateral -con picardía- desde el costado izquierdo buscando el hueco para aprovechar el desmarque de Isco, quien en una jugada individual por el carril del 10  se interna en el área, con algo de fortuna en un rebote que le favorece, y anota de un espléndido remate al palo largo (la curva que traza el balón es una preciosidad). Si se fijan en la foto podrán observar que la mirada de ambos cracks lo dice todo. Hay una complicidad total.

CR7 por su parte se despachó con 2 goles (el 2-1 de penalti y el 4-1 de un soberbio taconazo tras pase de Khedira, como si fuese el extremo derecho, en una jugada que inició Carvajal por su banda) y pudieron ser un par más. Además intervino en los otros dos tantos: el empate a 1 es gracias a un remate suyo y que Pepe, de delantero centro, aprovecha recogiendo el rechace; el 3-1, obra de Isco, ya ha sido comentado en el párrafo anterior. La garra de Ronaldo, sus ganas de comerse la portería rival, su poderío físico, su clase, arrastra a sus compañeros.

Di María sigue de dulce. Le faltó el premio del gol. Lo intentó pero no tuvo fortuna. Cuando acertó con el punto de mira se encontró con Moya (sigue siendo el portero del Getafe a pesar de todos los rumores de traspaso de este verano).

Benzema pudo hincharse a marcar. Pero falló, a veces de forma incomprensible. Me quedo con una lectura positiva: erró porque estaba en su sitio, donde tenía que estar. Hubo un par de momentos en los que el respetable mostró su desaprobación con el francés. Desde murmullos hasta unos leves silbidos. Cuando fue cambiado por Morata fue despedido con una gran ovación.

Illarra se estrenó como titular en el Bernabéu. Cumplió y cada vez se le nota más cómodo. Mejor en labores de contención que en los de creación. Volvió a hacer un fútbol fácil. No rifó la pelota, buscaba la salida natural para desahogar la presión del rival y se arriesgó con un par de desplazamientos en largo. A falta de un cuarto de hora fue sustituido por Modric. El croata le dio otro ritmo al equipo (con el marcador a favor y los 5 últimos minutos en inferioridad numérica por expulsión de Michel).

Soy de la opinión que si nos van a marcar un gol en casa que sea lo antes posible. No solo por tener tiempo para remontar. Lo más importante es la reacción que provoca en la afición y en los jugadores. Estos se rebelan y se ponen el mono de trabajo, pierden la compostura y la complacencia. Se entregan a una causa común: levantar el resultado y dejarse la piel para lograr los 3 puntos en juego. El Getafe lo sufrió ayer en carne propia.

P.D.: Durante la segunda parte comentábamos favorablemente como presionaba el Madrid con el marcador a favor. Detalle importante porque no reculamos -en casa- con 2-1 o 3-1 y seguimos buscando ampliar la diferencia. Cristiano Ronaldo también predicó con el ejemplo en este sentido. Probablemente se recargó en el min.5 cuando Lafita hizo el 0-1 por una falta suya de concentración (se paró a protestar una falta en vez de seguir la jugada). Ya en casa vi a Alkorta decir lo mismo de la presión en Canal +.

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Real Madrid lidera con 7 puntos de ventaja

El Real Madrid lidera la Liga con 7 puntos de ventaja sobre el Barcelona, que empató a 0 en Villareal. Mientras el Madrid se imponía 3-1 al colista en un cómodo encuentro en el Bernabéu.

Antes de entrar en detalles sobre ambos contendientes, quisiera destacar los 3 goles de Fernando Llorente (Rayo 2 Athletic 3). Desde que reapareció salía a gol por partido. Y ayer explotó en Vallecas con tres tantos que bien pudieron ser cuatro. Y pensando en la selección, y en la defensa de la Eurocopa de este próximo verano, tenemos delantero centro fijo. Mientras esperamos a Torres, el navarro-riojano (ya sé sabe que los de Bilbao nacen donde quieren) lleva camino de ser titular. Y por detrás Negredo y Soldado andan disputándose una plaza…

En Madrid más de lo mismo: el visitante se adelanta en un despiste defensivo merengue. Nadie taponó el saque de falta de Luis García. Marcelo se quedó en tierra de nadie. No obstaculizó el inicio de la jugada, ni cubrió sus espaldas. El balón llegó por su banda a Aranda, quien libre de marca lanzó un gran pase. Que se coló entre las piernas de Carvalho, quien llegó tarde y a la desesperada para intentar salvar el agujero dejado por el lateral brasileño. Lafita (el mejor del Zaragoza) solo por el centro de la defensa puso el 0-1. Pepe hizo algo incomprensible: no fue al corte, ni intentó estorbar al mejor jugador rival. ¡El brasileño-portugués se apartó!

El run run en mi zona antes del pitido inicial versaba sobre la alineación de Atlintop (otra vez de lateral derecho) y Carvalho, más la ausencia de Sahin en la convocatoria. ¡Si no está ante el colista cuándo va a estar! La presencia del turco y el portugués en defensa, en mi opinión, no es una muestra de cabezonería por parte de Mourinho. Sino más bien otra demosración de que se equivocó contra el Barça en Copa. Porque los experimentos sí caben contra el último pero nunca contra los de Guardiola.

En cambio había satisfacción por la presencia de Özil, Kaká y Granero junto a Xabi Alonso en el centro del campo. Y aproveché para dejar una “perla” en las tertulias previas: me empieza a hartar que juguemos mejor en el Camp Nou que en casa. Los socios y abonados merengues cotizamos aquí no ahí. Es un agravio comparativo que la culada disfrute de nuestro equipo. Luego lancé una encuesta (¿quién lo hizo peor: Mourinho en la ida o Texeira en la vuelta?), para ya en el descanso soltar una de mis diatribas sobre leguleyos, periodistas, poliíicos y taxistas.

En Oráculoandia estrenábamos pronosticador; un 4-1 para nosotros y 1-1 azulgrana. En otras circunstancias ya estaríamos dando otro golpe de Estado. Pero como todo se resume en que acertó la diferencia de puntos, que se incrementa a siete, le daremos otra oportunidad al nuevo.

Un gran pase en profundidad, al hueco, de Carvalho permitió a Kaká empatar el partido, solo ante el portero. El brasileño está cada vez más entonado. Adornó su actuación, aparte del gol, con una asistencia y una presencia continua en el frente de ataque blanco. Lo mismo puede decirse de Mesut Ózil, una asistencia y un golazo (el del 3-1). Y demostró una regularidad y constancia que refleja un mejor estado de forma (quizás porque ya no viaja todos los días a Italia para visitar a su novia). Pero sin querer ser extravagante u original, me quedo con el fenomenal partido de Esteban Granero. Luchó, bregó, tocó, estuvo en el inicio de las 3 jugadas de gol. Si me lo permiten, en muchos momentos, me recordó al gran Martín Vázquez.

El 2-1 (obra de Cristiano Ronaldo, en el 48, rematando solo a puerta vacía tras una gran jugada) y el 3-1 sentenciaron el partido en los primeros trece minutos de la segunda parte.

El Barça salió dominando. El Villareal parecía una presa fácil. Pero hubo una jugada clave: Messi, solo ante Diego López, se atrevió con una vaselina frente al alto portero formado en la cantera blanca. Y el balón se fue fuera por poco. Marró su oportunidad. Y marcó el rumbo del destino de su equipo frente a la portería local: un cero en su casillero del marcador. Porque a los blaugranas les faltó la eficacia y acierto que demostraron frente al Madrid. Tuvieron más oportunidades a lo largo del partido pero no atinaron. Y creo que acusaron el esfuerzo físico del partido de Copa (no puedo decir lo mismo de mi equipo).

La segunda mitad de la primera parte tuvo color amarillo. Los de casa se hicieron con el control del partido: Cani, Senna y Borja Valero, otro ex del Castilla, se hicieron con los mandos del partido

La segunda parte parecía que iba a desenvolverse por los mismos cauces que la primera: dominio inicial culé, sin resultados. Pero de repente el encuentro se rompió, y el juego se abrió. Lo cual es algo que no conviene al ritmo de juego azulgrana. Porque de esta manera Xavi no puede imponer su tiranía. La entrada de Thiago no resolvió el problema, pero la del ¿lesionado? Alexis sí aportó más profundidad al ataque del campeón (decían que el chileno iba a estar de dos a tres semanas de baja y solo ha estado 48 horas). Parecía que el gol del Barça iba a llegar. Pero la ansiedad se convirtió en precipitación, lo cual unido a que andaban justos de fuerzas y efectivos, impidió que abriesen el marcador. Mientras un renacido Villareal, de la mano de Manolo Jiménez, salía con mucho peligro al contraataque.

Para los de casa, luchando por evitar los puestos de descenso, el empate ante el mejor equipo del mundo era toda una victoria. Como para el Real Madrid lo son los siete puntos de ventaja… y ellos esta semana afrontan una dura semifinal contra el Valencia.

3 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Jornada de resaca para Barça y Madrid

1 de mayo de 2011

Ayer fue una jornada de resaca para Barça y Madrid tras el partido de ida de Champions del miércoles. Ambos perdieron sus partidos ligueros: los líderes en San Sebastián y los blancos en casa (2-3 frente al Zaragoza).

No pude ver la primera parte del Real Sociedad-Barcelona porque estaba volviendo del Bernabéu. Aproveché para escuchar el perfecto análisis de Ricardo Gallego en Onda Cero y la rueda de prensa de Mourinho. Escuchen lo que dice -o más bien vean el video- porque resume muy bien el partido y su responsabilidad al respecto.

La falta de concentración de los merengues tiene un ejemplo claro y diáfano: Carvalho se quejó al ser expulsado por doble amarilla. No se acordaba que era la segunda tarjeta que le sacaban. El árbitro tuvo que recordarle que había visto la primera cuando cometió el absurdo e innecesario penalti -impropio en alguien de su experiencia- que supuso el 0-2.

Con 1-2 el árbitro se tragó uno de libro sobre Kaka´ (incomprensible que no lo viese porque estaba cerca del lugar donde se produjo la infracción). Y acertó al anular un tanto de Benzema por fuera de juego. El francés además marcó el segundo del Madrid (el primero fue de Sergio Ramos) y estrelló un disparo en el larguero de la portería de Doblas.

Tan solo añadir que el tirar las primeras partes empieza a ser frecuente. Y me preocupa. Porque no se puede pretender ganar un partido cuando el primer remate se produce a los 17 minutos y la primera aproximación de peligro a los 37. Los partidos duran 90 minutos y en este llegamos al descanso con 0-1 en el marcador, tras clamoroso fallo de Casillas en el minuto 41. En realidad fue una cadena de errores. Comenzó con una perdida en el centro del campo de Canales. Jorge López metió un pase largo que Iker no acierta a despejar fuera de su área, dando una patada al aire. El esférico le llega a Uche, quien intenta marcar a puerta vacía pero la da mal. El balón lo recoge Lafita y anota. Fue el mejor del partido: dos goles -muy bueno el segundo en una contra con un excelente pase de Uche, aprovechando el hueco que dejaba la defensa- y le hicieron el penalti que transformó Gabi. Además de al goleador quisiera destacar, por parte maña, al ubicuo Uche y a Jorge López, quienes aportaron movilidad y crearon muchos problemas a la zaga local.

Con una alineación de circunstancias el Barcelona se adelantó en el marcador (Thiago). Se las prometían muy felices y ya pensaban en la celebración por la Liga en el Camp Nou del próximo fin de semana. Pero la reacción de la Real en el segundo tiempo le dio la vuelta al partido. Empató Infran picando la pelota, en una acción similar al gol azulgrana. La pena máxima señalada contra los culés -por falta de Mascherano– fue parecida a la señalada contra el Real Madrid. Supuso el 2-1 (Pinto estuvo a punto de desviar un sorprendente mal lanzamiento del excelente Xabi Prieto).

A Milito le anularon un gol de cabeza por fuera de juego. Tengo mis dudas al respecto. En esta jugada se volvió a lesionar. Anteriormente el joven Montoya se fracturó una costilla y fue sustituido por Dani Alves (al principio del encuentro).

Las victorias de Zaragoza y Real Sociedad les alejan de las posiciones de descenso. Y podemos decir que prácticamente han asegurado la permanencia. Lo contrario que el Depor que se complica y mucho la vida: perdieron 0-1 (Agüero) contra el Atlético de Madrid. Y atención porque a falta de cuatro jornadas los rojiblancos se ponen a cinco puntos de poder jugar la Champions de la próxima temporada. Quién podría haberlo pensado hace un par de semanas…

3 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol, General