Archivo de la etiqueta: Kike García

El Real Madrid corta la racha del Osasuna

penalti-vinicius-655x368

El empate a cero del Bernabéu significa que el Real Madrid cortó la racha del Osasuna. El club de Pamplona llevaba cuatro partidos seguidos ganando fuera de casa. Es la mejor racha como visitante de las principales Ligas europeas. El Madrid también logró mantener su portería sin encajar gol. Aunque estuvo a punto en una contra espectacular en la que Moncayola estrelló la pelota en el poste. Fue la mejor ocasión del encuentro, con el mejor jugador del partido como protagonista. Kike García, muy batallador durante los 89 minutos que estuvo en el campo, y Chimy Ávila, habilitaron a Moncayola frente a Courtois

Me perdonarán esta pincelada humorística para ocultar el cabreo sordo que llevo. Salí merendado de casa el miércoles para ir al partido y regresé el jueves para cenar. Son las cosas de los horarios de esta Liga más las obras de Plaza de Oriente y Plaza de España, que implican que dé vueltas y tarde alrededor de 50 minutos en llegar (en la vuelta tardé unos 12 minutos menos por el escaso tráfico nocturno). A esto añado un desempeño flojo del Madrid, sin chispa ni velocidad. Maniatado por el Osasuna, que cerró muy bien.

En la primera mitad la banda derecha blanca no existió. Carvajal en la defensa y Marco Asensio en la delantera, no la tocaron. Camavinga, en medio, le puso ganas. A veces demasiadas y le costó una amarilla mediada la primera parte. El Madrid, con Kroos, volcó su juego sobre la izquierda. Se buscaba a Vinicius, bien apoyado por Mendy, incluso por Alaba. Pero ayer no fue el día de Vini. Quizás si hubiesen pitado penalti, en el pisotón que sufrió en el 24 y medio, otro gallo hubiese cantado. Claro que luego hay que anotar la pena máxima. Algo en lo que Benzema no suele fallar. Estoy seguro que el partido habría discurrido por otros derroteros. Tampoco descarto que el Osasuna con el marcador en contra podría haber sido más peligroso. Pero lo que no acabo de entender es cómo esta pareja de árbitros, en el campo y en el VAR, señalaron un pisotón igual en San Mamés como penalti tras visionado del VAR y en el Bernabéu ni se molestaron en revisar la jugada. ¿Tanto influye que los roles cambiasen de Bilbao a Madrid? El del VAR de ahí fue el juez principal del Real Madrid-Osasuna. Vinicius protestó la jugada, que desde mi localidad no pude ver. Lo mismo me sucedió con el poste de Benzema. El francés se fabricó la ocasión, se revolvió rodeado de defensas y buscó el remate. Estas dos acciones, una carrera de Vinicius en la segunda mitad, el picante que le puso Marcelo desde que salió en el 68 y la chispa de Rodrygo que en la segunda parte hizo más que Marco Asensio (jugó 68 minutos) y Hazard juntos. El belga salió junto a Marcelo y Lucas Vázquez en el 68. Fue una figura decorativa. No hizo nada. Jugábamos con 10 contra 11 muy bien ordenados. 

El Madrid y gran parte del público protestaron que solo se añadiesen cuatro minutos, por las pérdidas de tiempo del rival y los cambios. En mi opinión aunque el partido se alargase 10 minutos no metíamos gol. Estábamos espesos. Por eso la jugada del penalti es tan importante.

AS TV

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Florentino milenario (Real Madrid 2 Eibar 0)

Marca

Florentino Pérez cumplía frente al Eibar mil partidos como presidente del Real Madrid (en sus dos etapas). Y Zidane nos sorprendía con Marcelo de titular junto a Mendy. Siempre he pensado que Marcelo podía ser uno de los grandes beneficiados de un sistema con tres marcadores. Aunque no tenía claro si Mendy sería hoy el tercero de esa línea u ocuparía su posición habitual de lateral, con Marcelo incorporado al medio campo. O incluso de extremo zurdo, teniendo en cuenta que arriba solo estarían Benzema y Marco Asensio. Militao era de la partida, dando descanso a Varane. Era cuestión de paciencia y esperar un poco para despejar las dudas. 

Otra novedad de la alineación fue la vuelta de Isco a la titularidad. El mister reservaba al recuperado Kroos (y también a Vinicius). El peso de la eliminatoria frente al Liverpool estaba muy claro. Me preocupaba que estos cuartos de final de Champions, y el Clásico por en medio, pudiesen restar concentración de cara a este partido liguero. Un encuentro tan importante como todos los de este final de campeonato y más teniendo en cuenta el Sevilla-Atlético de Madrid de mañana.

Mientras Florentino se convertía en milenario nuestro querido Nacho jugaba su partido 150 con el primer equipo en Liga. Estaba a una tarjeta de la suspensión (que cumpliría frente al Barça). No la vio.

Mendilibar contaba con su flamante internacional Bryan Gil, cedido por el Sevilla. Pedro León ocupaba la otra banda y Kike García el centro de la delantera visitante.

De salida se confirmó la línea de tres con Lucas Vázquez y Marcelo de carrileros.

El primer tiro fue de Diop. Courtois salvó con seguridad. Acto seguido Benzema no pudo superar en un mano a mano al meta rival, Dimitrovic. En el saque de esquina Benzema cabeceó fuera por poco. Apenas llevábamos tres minutos de juego. Un minuto y medio después le anulaban un gol de cabeza a Benzema por fuera de juego. El pase fue de Marcelo.

A los nueve minutos Casemiro reclamó penalti. El pase de nuevo fue de Marcelo.

En estos primeros 10 minutos me llamó la atención ver a Modric por detrás de Casemiro. A medida que avanzaba el partido vimos que en realidad formaban un doble pivote.

El Madrid había salido enchufado, despejando mi temor al respecto. El Eibar mostraba su mejor cara e intentaba aprovechar la velocidad y habilidad de sus extremos.

Marco Asensio estrelló una falta en el larguero (min. 21). Fue una infracción de Bryan Gil sobre Lucas Vázquez, por la que vio la amarilla.

Mediada la primera parte, tras el balón al travesaño, bajó el ritmo de juego de ambos equipos. Los blancos seguían dominando pero ellos ya no se atrevían tanto. Se cerraron más y eso dificultaba las maniobras locales. Al filo de la media hora el Madrid cedió el control para buscar unas contras que no acababan de llegar. Hasta que en el 36 una internada de Lucas Vázquez, quien pasa atrás a la frontal del área donde está Isco. Se la da a Marco Asensio, un metro delante del punto de penalti, quien de tacón marca. Pero se anula por fuera de juego de Asensio. Segundo gol anulado de la tarde (ambos bien anulados). Tres minutos después Asensio volvía a anotar. A la tercera fue la vencida, porque esta vez sí subió al marcador. 1-0. Casemiro interceptó un balón en el círculo central y lanzó al balear. Su primer control, un autopase largo, fue decisivo (medio gol). Le plantó frente al meta, a quien superó con su disparo desde la frontal del área. Era su tercer partido consecutivo marcando (Atalanta, Celta y hoy).

El 1-0 al descanso eran tan justo como corto, dadas las oportunidades. Me refiero, aparte del gol, a las dos de Benzema, el penalti reclamado, la falta al larguero y los dos tantos anulados. Buen bagaje ofensivo para 45 minutos. Todo esto sin mencionar que a Bryan Gil le perdonaron la segunda amarilla (por un pisotón a Case).

Bryan Gil no salió en la segunda mitad. Fue reemplazado por Inui.

En el 51 el portero le sacó un remate desde fuera del área a Asensio, que se colaba por la escuadra.

A la hora de juego entraron Kroos y Rodrygo por Modric y Marco Asensio. Llovía a mares. Mendilibar también hizo un cambio (Sergi Enrich por Alex García). Al minuto el Eibar tuvo el empate: una mala cesión de Lucas Vázquez en la que Courtois estuvo rápido. El viento casi nos juega una mala pasada.

El Eibar empezó a dar la sensación de adaptarse mejor a las adversas condiciones meteorológicas, mientras a Lucas Vázquez se le veía cojear. El dominio armero se traducía en saques de esquina, que nos encerraban en nuestra área.

Al filo del 68, cuando empezaba a granizar, entraron Arribas y Vinicius por Isco y Marcelo. Isco había pasado desapercibido, salvo un par de detalles en la primera mitad, y Marcelo fue de más a menos.

Con la granizada que estaba cayendo a Vinicius no se le ocurrió otra cosa que controlar un balón de tacón. Se le fue fuera.

En el 70 nos anularon el tercer gol (de Casemiro) por fuera de juego de Arribas. Entre Arribas y Case el gol lo pudo haber marcado Lucas Vázquez. Se entretuvo al no atreverse a disparar. Dos minutos y medio después Vinicius en una internada por la izquierda se la puso en la cabeza a Benzema. 2-0. El brasileño lo hizo todo bien, incluyendo la templanza del centro. El galo cabeceó picando abajo Zidane mandó calentar a Mariano.

Sobre el 75 lo peor de la tormenta parecía haber pasado.

Rodrygo pudo hacer el 3-0 en el 78 pero la dio mal.

Mariano entró poco antes del 80 por Benzema.

En el 81 un balón largo de Kroos a Rodrygo posibilitó una ocasión de Vinicius. La dio mal. Le pasó lo que a Rodrygo anteriormente.

Lucas Vázquez reclamó en el 83. ¿Penalti o córner? Fue saque de puerta.

Arribas filtró un pase buscando a Mariano (min. 85). Se le fue largo. Y dos minutos después la tuvo el Eibar. Courtois despejó de puños abajo, semi arrodillado. Fue la mejor ocasión creada por los visitantes. Por no decir la única (la otra fue obra del viento).

El partido se prolongó tres minutos más. El primer minuto se jugó en nuestra mitad del campo. En el segundo Vini corrió mal y no pudo centrar a Rodrygo que llegaba solo. El partido murió con un ataque del Eibar y una amarilla a Pozo.

Se salvó el expediente de los tres puntos en una buena primera parte y una segunda en la que se impuso el oficio y el talento individual. Ahora se avecina nuestra semana de pasión: Liverpool (el martes), Barça y la vuelta en Liverpool.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Real Madrid sigue en racha

En el rico refranero español encontramos uno que dice El que tiene boca se equivoca. Y me viene al pelo por mi errónea apreciación de ayer. Me equivoqué en mi pronostico de los cuatro centrocampistas. Zidane mantuvo al trio de oro y Fede Valverde tuvo que esperar su turno en el banquillo. Por mi parte, reconozco el error y no pasa nada. Porque no soy leguleyo (abogado, fiscal, juez, etc.), periodista, político ni taxista. Profesiones que tienen en común la pretensión de saber de todo, no admitir errores ni críticas a su labor.

Arriba Lucas Vázquez y Rodrygo acompañaron a Benzema. La prensa deportiva madrileña apostaba por Marco Asensio. Pero Zidane, ante la baja de Vinicius (parece que por una gastroenteritis) y no querer forzar a Hazard, optó por Rodrygo por la izquierda. El belga ni viajó.

No es por insistir en lo mío, pero a priori me preocupaba la inferioridad numérica que afrontaríamos en el medio campo ante los de Mendilibar. Una vez más la labor de Lucas Vázquez sería fundamental para equilibrar las fuerzas. Como así fue desde el arranque del partido. El Real Madrid no conseguía llegar al área contraria y Lucas Vázquez se desfondaba bajando para ayudar a Carvajal. Hasta que llegó el minuto cinco…

Un balón de Modric a Rodrygo lo resuelve el brasileño con un pase picado en profundidad. Benzema controla con la derecha en el área y ante la salida del portero remata con la izquierda. 0-1 en el minuto cinco. A partir de ahí comenzó el recital de Modric.

En el 12 una buena combinación por la derecha entre Benzema y Lucas Vázquez, con perdida y recuperación incluida, el francés repite aquella jugada contra el Atleti en Champions. Regatea cerca de la linea de fondo, solo que esta vez no busca el remate y pasa atrás a Modric. El croata entraba en el área y su derechazo con el interior se cuela como una exhalación, doblando las manos del meta. 0-2.

Tres minutos después Modric, de extremo diestro, le pone la pelota en la cabeza a Benzema. Gol seguro. Incomprensiblemente Benzema, desmarcado, cruza el balón demasiado y se va fuera.

Modric, de nuevo, estaba en todas partes. En el 18 le vimos de central sacando un balón de nuestra área. En los goles le vimos por los dos costados: por la izquierda en el primero (de 10) y en la derecha en el segundo (de 8).

Mediada la primera parte Modric se tomó un respiro. El Eibar lo aprovechó para merodear las inmediaciones de Courtois. Aunque en una contra iniciada con pase de Rodrygo a Benzema, quien buscó a Modric, terminó con un pase forzado de Kroos a Rodrygo, quien estuvo a punto de hacer el 0-3. Dimitrovic metió bien la mano y despejó la situación. Dos minutos después, en el 27, el Eibar marcó. 2-1. Un golazo de Kike García desde fuera del área. Su remate desde la izquierda del ataque local se coló por la escuadra contraria. Teníamos partido.

En el 35 un pase largo excelente de Kroos lo controla y remata a gol Benzema. Se anula por fuera de juego, tan milimétrico que usando la imagen errónea sí lo es, como así hicieron los del VAR, pero usando la correcta no es fuera de juego. Un par de minutos después Lucas Vázquez no llegaba a rematar el tercero, a un pase quizás demasiado fuerte de Mendy.

El partido estaba frenetico. Ambos equipos creían en sus fuerzas. El Eibar achuchaba y emergía la figura de Kike García, bien acompañado de Inui y Bryan Gil. En el Madrid Kroos había tomado el protagonismo de Modric, mientras Benzema y Rodrygo traian en jaque a la defensa local.  En el minuto de descuento, en otro pase magistral de Benzema, a Lucas Vázquez le sacaban una pelota que entraba en la misma línea de gol.

Se alcanzaba el descanso con el 1-2 en el marcador, tras una muy buena primera mitad. El resultado me parecía corto para el Madrid.

La segunda parte se inició sin cambios. Y con un Madrid que se asemejaba al que vimos a partir del minuto cinco hasta el 23. Con una diferencia: Casemiro se soltaba y subía. En una de estas Rodrygo tuvo el tercero. Y en 56 un error infantil de Sergio Ramos casi ocasiona el empate a dos. Zidane mandaba inmediatamente a calentar a Fede Valverde y a Marco Asensio.

El primer cuarto de hora de estos segundos 45 minutos se pasaron volando. En el 61 la tuvo el Madrid en una contra con carrera larga de Carvajal, que no supo finalizar su incursión con un buen pase. Acto seguido fueron los locales quienes pudieron empatar, mas Mendy in extremis despejó a córner cuando Bryan estaba a punto de plantarse frente a Courtois. En el 67 Dimitrovic salvaba otra ocasión de Rodrygo (el pase de Kroos al brasileño fue para enmarcar).

El 1-2 a medida que avanzaba el partido me parecía corto para las ocasiones blancas. Y peligroso de cara al desenlace final. Tanto es así que Muto pudo empatar en el 71. Afortunadamente la dio con el hombro y no con la cabeza y se le fue alta. Inmediatamente se produjeron los primeros cambios en ambos equipos: Pedro León entró por un diluido Inui en esta segunda mitad y Fede Valverde y Marco Asensio sustituyeron a un exhausto Modric y a Rodrygo. Minutos después vimos al croata en la grada con una bolsa de hielo en la zona de los abductores. ¡El miércoles jugamos de nuevo! Esa imagen preocupa.

Entrábamos en los diez minutos finales (más el descuento) donde el físico iba a decidir. En el 81 se revisó un brazo de Ramos. Mendilibar aprovechó y realizó un doble cambio. El Madrid llevaba un rato encerrado en su área, despejando en largo un par de balones comprometidos. Daba la impresión que el empuje azulgrana se imponía al juego blanco. Aunque el esfuerzo pasaba factura a ambos equipos.

En el 89 era Sergio Ramos quien evitaba una clara ocasión de empate. Y en el segundo minuto del descuento Lucas Vázquez ponía el 1-3, redondeando otra gran actuación. Su combinación con Benzema fue de quitarse el sombrero. Era su segundo pase de gol del galo (además de su tanto y el anulado). ¡Gran noche, otra vez, de Benzema!

El 1-3 ponía justicia en el marcador (un 2-4 hubiese sido lo suyo).

El Madrid sigue en racha!!!

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol