Archivo de la etiqueta: Keylor Navas

El problema del Madrid no está en la portería

Courtois

Si se confirma el fichaje de Courtois bienvenido sea. Pero el problema del Real Madrid no está en la portería. Keylor Navas es una garantía (al menos lo ha sido hasta ahora). El belga vendría a reforzar una posición muy bien cubierta. En el Madrid siempre hemos tenido excelentes parejas de porteros. Así que la situación que se plantea no será novedosa.

El problema real del Madrid es resolver el deficit de los 40 goles que deja la marcha de Cristiano Ronaldo. No está nada claro que Benzema sea el goleador que necesitamos. ¿Romperá Bale a meter goles? Tendría que doblar su mejor marca. Y para eso no puede perderse tantos partidos. ¿Es Vinicius la solución? Puede, pero a largo plazo. Fue Bota de Oro en los sudamericanos sub 15 y sub 17 que conquistó su selección. Mis amigos y familiares de Brasil me hablan muy bien de él. Mas siempre elogian a todos los jugadores brasileños. Habrá que ver cómo se desenvuelve en el fútbol profesional europeo y sobre todo en el Real Madrid (proviene del Flamengo, que podría ser  nuestro equivalente brasileño).

Robert Lewandowski parecería la única solución viable. A un mes de cumplir 30 años y pese a su mal Mundial es el único 9 del panorama actual con galones. Su media goleadora de esta temporada pasada en el Bayern ha sido de 0,85 goles por partido habiendo anotado 48 tantos. La temporada anterior fueron 47 y antes hizo 51 y 49. Su edad recuerda a la de Ruud Van Nistelrooy cuando aterrizó en el Madrid.

Hazard, como ya he dejado claro en entradas anteriores, no es un goleador. Antonio Perea me recordaba el otro día que solo ha marcado ocho tantos esta pasada temporada. Y eso no justifica bajo ningún concepto la barbaridad que están pidiendo por él.

Seguimos a la espera de noticias que justifiquen la subida del 10% de los abonos (el excelente fichaje de Odriozola no es suficiente y tampoco resuelve las carencias de cara a la portería rival).

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Los coleccionistas de títulos

13

Esta plantilla del Real Madrid colecciona títulos. Jugadores como Casemiro (26 años) y Varane (25 años) ya llevan 4 Champions, las mismas del Madrid en estas últimas cinco temporadas, tres de ellas consecutivas. Cristiano Ronaldo lleva cinco, una militando en el Manchester United (perdió otra final) y las otras cuatro con el Madrid. Y desde luego Zidane es el coleccionista de títulos por excelencia. En dos temporadas y media lleva tres Champions. Una proporción difícil de superar. Además ha ganado todas las finales que ha disputado desde el banquillo blanco.

No me gusta pronosticar: soy supersticioso. Mi hijo en cambio aventuró un 3-0 para el Atleti y un 3-1 para el Madrid. Acertó en ambos casos. Al principio de la primera parte estaba preocupado. Le tranquilicé diciendo que el Liverpool solo son los primeros 20/30 minutos y que luego se apaciguan. Hay que saber torearles. Pero el medio campo del Madrid estaba teniendo problemas y tardaron en coger al toro por los cuernos. También le comenté que una final no se gana en la primera mitad de la primera parte. Más bien en el último tercio de la contienda. Como así sucedió.

En la previa especulaba sobe la alineación y el sistema. Zidane se decantó por el 4-4-2 y repitió el once de Cardiff. En una decisión genial cambió a Isco por Bale en el 60, con 1-1 en el marcador (y la BBC se juntaba en el campo). Y a partir de aquí entramos en el apartado de aciertos y errores que mencionaba en la víspera.

Benzema acertó, como ante el Bayern, en el 1-0 por estar donde debía. Y de paso dejó en evidencia a Karius. ¡Cómo no te vamos a querer Karius! Te tragaste el primer y el tercer gol (un pepinazo de Bale). Los errores del portero del Liverpool eran previsibles (es el jugador más flojo de su equipo y sus defensas tampoco destacan). Y ahora comparen con la brillante actuación de Keylor Navas. En esa primera media hora fue el baluarte que mantuvo la portería a cero. Por alto y por bajo. Saliendo y bajo palos. Los defensas y los centrocampistas también bloquearon varios remates.

Además de Keylor hay que destacar los aciertos de Bale: dos goles. El del 2-1 fue una súper chilena a lo Cristiano Ronaldo el día de la Juventus. El 3-1 lo anotó con la inestimable colaboración del atribulado Karius.

El Madrid dominó una hora de la hora y media de partido. Ambos equipos sufrieron bajas por lesiones: Salah y Carvajal. Es indudable que a ellos les vino peor su baja que a nosotros la nuestra. La profundidad de los banquillos es una baza a favor del Madrid. Nacho, relevo de Carvajal, es toda una garantía. Bale salió a la hora de juego. Y Marco Asensio jugó los últimos minutos del encuentro.

El poderio del futbol madrileño es evidente: de las cuatro finales ganadas en las cinco ultimas temporadas las más complicadas fueron ante el Atlético de Madrid. A la Juve le metimos cuatro y al Liverpool tres.

Ahora nos espera la próxima temporada. Que arranca con otra fiesta del futbol de Madrid: la Supercopa europea frente al Atleti, el castizo día de la Virgen de la Paloma. Y luego la Liga, el Mundial de Clubes, la Copa del Rey, la Champions cuya final se juega en el Wanda Metropolitano (qué bonito sería ganar la decimocuarta ahí).

Ganar el mismo año los títulos europeos de baloncesto (la décima copa) y fútbol (la decimotercera) nos produce gran felicidad a todos los madridistas. Pero no se puede hablar de broche de oro porque aún queda la ACB (que también podemos ganar).

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Muy buen Clásico y mal árbitro (2-2)

El País Josep Lago AFP

Si Hernández Hernández es el mejor árbitro de la Liga apañados vamos (así fue considerado la temporada pasada). Ayer se le escapó el partido de las manos en los cinco minutos finales de la primera parte: los jugadores le complicaron el partido con entradas y acciones que no vinieron a cuento. Como es de suponer Luis Suárez fue protagonista de varios fregados. En uno de ellos vio la amarilla junto a Sergio Ramos. Messi se tomó la justicia por su manoen la siguiente jugada y le hizo una entrada alevosa a Ramos (¿solidaridad con su amigo uruguayo?). Solo vio la amarilla. Acto seguido hubo una jugada decisiva, al filo del descanso: Hernández Hernández le enseñó la roja a Sergi Roberto por un manotazo a la cara de Marcelo. Esta decisión marcó su arbitraje durante la segunda mitad (lo dejo para más adelante).

Un enorme despiste defensivo (otro) de Marcelo dejó una autopista sin peaje por su banda (no bajó ni se apresuró a hacerlo). Todos los equipos buscan su costado para sus contraataques. Y Messi marcó el primero de sus dos goles, en una veloz y eficaz contra conducida por Sergi Roberto, quien lanzó un excelente pase al argentino. Creo que inmediatamente todos los madridistas pensamos en Salah y la final del día 26 contra el Liverpool. El Real Madrid se repuso y se hizo con el partido. Y al poco Cristiano Ronaldo empató. Y salió lesionado del lance con Piqué. El portugués metió la pierna, encontró el balón y anotó. El defensa no llegó a la pelota y sí a la pierna del delantero blanco. Parece que sufre un leve esguince en el tobillo. No salió en la segunda mitad. Asensio ocupó su lugar (todo pases hacia atrás salvo el que le dio a Bale en su tanto). Aún así, mermado, CR7 tuvo dos ocasiones claras, bien desbaratadas por Ter Stegen. Keylor Navas hizo lo propio con Messi en un par de oportunidades, una en cada mitad..

El Madrid sin Cristiano es como si jugase en 10. Lo cual igualaba las fuerzas, porque los que realmente estaban en 10 eran los culés por la expulsión de Sergi Roberto. Y eso, como escribía al principio, condicionó al árbitro. El 2-1 viene precedido de una falta de Suárez sobre Varane. Se llevó el balón por la banda izquierda y asistió a Messi. Como sería que el uruguayo, finalizado el encuentro, reconoció la falta. Empató Bale, en otro golazo (tipo Messi). Pero sigamos con el árbitro: en el 75 hay un claro penalti de Jordi Alba sobre Marcelo. Hasta los culés de la tele vieron clarísima la pena máxima (está claro en la foto). Estas dos jugadas, el gol del 2-1 y el penalti no señalado, pueden ser consecuencia de la expulsión de Sergi Roberto y un gol anulado a Suárez (creo que mal anulado por fuera de juego de Rakitic). El trencilla entró en la absurda regla no escrita de las compensaciones. Claro síntoma de un mal árbitro. Los jueces de línea tampoco le ayudaron: se equivocaron en un fuera de juego mal señalado a CR7 cuando enfilaba en solitario hacia la meta rival y en el gol anulado al Barça.

En resumidas cuentas, la primera mitad (11 contra 11) fue del Madrid y la segunda, con el Barça en 10, y sin Cristiano, dominaron los azulgranas. Con este 2-2 siguen invictos en la Liga que ya ganaron matemáticamente.

Pienso que este último Clásico ha sido muy buen partido. El cuarto de la temporada. El Real Madrid ganó los dos primeros, que nos valieron la Súpercopa; el Barça se impuso en Liga en el Bernabéu y anoche empatamos.

 

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol, General

Ardores, Benzema y Keylor Navas

Marca

Desde luego no fue una noche para dejar de fumar. Incluso un amigo que lo había dejado volvió a las andadas (tenía unos cigarrillos escondidos por si acaso). Y yo tuve que tomarme una pastilla para los ardores. Afloraron desde el minuto tres, cuando el Bayern hizo el 0-1. Un Marcelo descolocado, observando la jugada desde la distancia, y un calamitoso despeje de Sergio Ramos facilitaron el gol de Kimmich. Sí, el mismo que hizo el 1-0 en Múnich.

Benzema en una noche gloriosa, la mejor de esta temporada, empató y nada más iniciarse la segunda mitad hizo el 2-1, en otra cagada defensiva. En esta ocasión fueron ellos los desacertados. Un pase atrás, el balón se le cuela entre las piernas al portero y Benzema atento se hace con la bola y anota a puerta vacía. En el 1-1 había rematado de cabeza, libre de marca, en un pase perfecto de Marcelo. Se repetía lo de Múnich: el brasileño arreglaba su desaguisado del gol encajado.

El 2-2 de James vino de otro despiste defensivo. Esta semifinal se ha distinguido y decidido por los errores más que por los aciertos. Cristiano Ronaldo pudo hacer el 3-1 pero mandó el balón donde Sergio Ramos, en el celebre penalti frente al mismo rival. La cara del portugués indicaba claramente lo consciente que era del fallo. Y de lo que podía suponer (afortunadamente no fue así).

Si Benzema fue uno de los héroes, por sus dos goles y su trabajo ayudando al medio campo, el otro es sin duda Keylor Navas. Decisivo en todas sus intervenciones. Algunas eran imparables. Y saliendo, despejando de puños, dos facetas en las que no destacaba especialmente. Desde ayer es San Navas.

Modric y Lucas Vázquez también destacaron. El trabajo del croata fue a destajo. Porque fue el único centrocampista del Real Madrid a la altura de las circunstancias. Estuvo solo ante el peligro, tanto en defensa como en ataque. Sus compañeros de línea naufragaron y no supieron contener las acometidas bávaras. Por su parte, el gallego empezó de lateral para anular a Ribery. Así terminó en Alemania. Y el excelente extremo francés no fue el mejor de su equipo como en Múnich, hasta que Lucas se encargó de él.

El Bayern achuchó, tuvo la eliminatoria a su favor, pero sus propios errores además de Benzema y Keylor Navas les acabó por tumbar.

¡Ahora a Kiev! La tercera final consecutiva. La cuarta de las cinco últimas. Son datos para la historia!!!

P.D.: el Real Madrid llega a la final sin haber ganado en casa en cuartos (derrota) y semis (empate).

P.D. bis: Marcelo cometió ¿penalti? en la primera parte (manos). No tengo claro si fue dentro o fuera del área. Pero fueron manos. En mi opinión hubo un penalti a Benzema. ¿Compensación? La segunda mitad se alargó en cinco minutos pero se jugaron seis. A pesar de los nervios que esto me produjo (y más ardores) me pareció correcta la decisión.

P.D. tris: un 10 para Zidane. Acertó con la alineación y los cambios.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol, General

Los jardínes de los banquillos

Andreas Geburt AP (El País)

Las víboras de la prensa deportiva de Madrid siempre han ninguneado los éxitos de Heynckes y Zidane. El comentario habitual para los dos era que tienen una flor en el culo. Pues en el Bayern 1 Real Madrid 2 de anoche ambos plantaron un jardín en sus traseros.

Las flores empezaron a florecer cuando el error de alineación del alemán se subsanó con la lesión de Robben. Salió Thiago en su lugar. Debía haber sido titular desde el principio. Subsanado el error inicial James ocupó su hábitat natural en el campo. (En mi modesta opinión Thiago tendría que haber sido del once en detrimento del colombiano). En el banquillo madridista los brotes también fueron tempranos: un catastrófico Dani Carvajal, parecía empeñado en competir con Marcelo, originaba las mejores ocasiones para los locales desde el primer minuto (despistes defensivos, malos despejes, perdidas de balón). Pero el 0-0 permanecía en el marcador.

El Madrid se sobrepuso a la avalancha bávara originada por Carvajal. Y se fue haciendo con el control del partido. Cuando mejor estaban los de Zizou Marcelo volvió por sus fueros: todos los rivales buscan su banda (recuerden que ayer profetizaba sobre las defensas y las bandas: como era previsible acerté de pleno). Con el lateral brasileño fuera de sitio el excelente lateral derecho Kimmich subió la banda como Pedro por su casa. Nadie cubrió la espalda de Marcelo. Sergio Ramos intentó frenarle en vano. Y Keylor Navas se tragó el remate del alemán: se lanzó al lado contrario de por donde entró la pelota (igual de no haberse movido la habría parado o rechazado). 1-0.

La suerte volvió a cambiar de barrio. Al poco se lesionó Boateng. El Bayern agotaba dos cambios en la primera mitad. Mientras, ellos seguían presionando y metiendo balones al área blanca (ayer de negro, odioso uniforme que dificulta la visión a los telespectadores que enfilamos ya edades avanzadas). La inseguridad de Keylor era evidente. Contagió a sus compañeros que empezaron a despejar balones en el área pequeña, la del portero, para evitar que le llegase la pelota (esta tendencia tuvo continuidad en la segunda mitad). Poco antes de llegar al descanso, cuando más achuchaba el Bayern, llegó el gol de empate. Marcelo remató desde las inmediaciones del área un balón caído del cielo, en una jugada confusa, que se coló por el palo largo. Se repetía lo del primer gol: cuando mejor estaba un equipo encajaba un tanto.

Tras el descanso Zizou introdujo un cambio clave: entró Marco Asensio por Isco. El malagueño no la había tocado en la primera mitad. No ligó juego y no fue el enganche necesario entre los centrocampistas y Cristiano Ronaldo. Tampoco taponó su banda, la izquierda. Con Lucas Vázquez, Marco Asensio y CR7 ya tenía en el campo a mi tridente favorito de este 2018.

Un error de Rafinha en la circulación, en el centro del campo, propició una contra de Lucas y Marco que acabó con un golazo del mallorquín. 1-2.

El Bayern no se dio por vencido. Ribery tuvo una segunda parte espectacular. Solo le faltó el gol o la asistencia. La diosa Fortuna volvía a hacer acto de presencia. Y Keylor también. En la mejor jugada del francés el meta salvó un gol cantado. El resto de sus intervenciones no aportaron seguridad: rechazó mal un par de balones, se le volvió a escapar una en un remate al muñeco (quizás por un bote traicionero, pero que no calculó bien). Ribery acabó rompiendo a Carvajal. Y a Zidane se le iluminaron las  luces nocturnas del jardín: entró Benzema (el WhatsApp echaba humo desde que salió a calentar) por Carvajal y Lucas Vázquez pasó al lateral derecho. Una decisión valiente que arrojó pistas sobre otros atributos del técnico, delante del vergel. ¿Tenía otras opciones? Sí. Más complicadas y propias de esa enfermedad denominada “ataque de entrenador”. Así que optó por el riesgo de lo sencillo, que suele ser casi siempre lo más atrevido. Y de paso igual nos ahorramos tener que fichar a un lateral derecho para la próxima temporada (para la otra banda por favor que venga Marcos Alonso con urgencia). Lucas frenó las acometidas del incombustible Ribery.

A Cristiano le anularon un gol: bien anulado porque se apoyó con el brazo para llevarse el cuero. Protestó, supongo que frustrado porque había sido su único remate en todo el partido y ese 1-3 era goloso muy goloso.

Si cuando ganamos 0-3 en Turín me atreví a cuestionar si habíamos sentenciado la eliminatoria (porque conozco a mis defensas y los artificiales estados de euforia que inexorablemente conducen a ganar los partidos sin bajarse del autobús), imagino que comprenderán que no eche las campanas al vuelo. El 1-2 es muy buen resultado mas el Bayern es mejor que la Juventus. Y este Madrid, el que ganó en Múnich, no crean que me convenció. Veo muchas lagunas. Las que llevo comentando (la defensa) y ahora añado la portería, la baja forma de Casemiro, el estado físico de Modric, la parsimonia de Kroos. Claro, hay aspectos positivos. Y los rivales también fallan y los forzamos a cometer errores. Otra habilidad, más bien una virtud del jardín de Zinedine Zidane.

 

 

 

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Cristiano salva los muebles

AS Javier Candul

El gol de tacón de Cristiano Ronaldo, en el 86, salvó los muebles en el Bernabéu. Suponía el empate frente al Athletic de Bilbao, que acabó siendo el resultado final. Pero permitió soñar con la victoria. El Madrid arreció la ofensiva sobre el marco de Kepa. En vano.

Si Cristiano fue el mejor jugador blanco (un gol, un tremendo cabezazo al larguero, dos ocasiones bien desbaratadas por el meta, primero, y un defensa, después), es difícil destacar a alguno de los vascos. Candidatos son el mencionado Kepa (en su haber un paradón a una extraordinaria internada de Marco Asensio: fue la mejor jugada de un buen partido, por parte de ambos), Iñaki Williams (autor del gol), la defensa rojiblanca, sus medios. CR7 fue un peligro constante para los bilbaínos. Más en la primera mitad que en la segunda, mientras que el entramado defensivo de los visitantes fue perfecto. La mayoría de los remates locales eran interceptados, los medios cerraban los huecos y lanzaban al equipo en rápidos contraataques. Con 0-1 tuvieron el segundo gol en una doble ocasión: primero salvó Carvajal con Keylor Navas batido y el remate de Raúl García tras el rechace, a portería vacía, se estrelló en el larguero.

El Athletic encontró petróleo con el 0-1 pero no supo refinarlo ni distribuirlo. Buscaron la banda de Marcelo (un desastre en la segunda parte tanto en defensa como desaparecido en ataque). Un error de Modric (flojo ayer) al dejar a Córdoba avanzar y pasar con toda comodidad a Williams, quien se coló entre los centrales (estaban a otra cosa). No quiero ponerme pesado con el tema de la defensa y la organización defensiva del equipo. No funciona. Y llevo tiempo diciéndolo.

Esta temporada han volado 17 puntos del Bernabéu y el empate de anoche certifica matemáticamente que ya no seremos campeones de Liga.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Drama en el Bernabéu y cava sin descorchar en Barcelona

CR7

En un partido dramático en el que la Juventus se puso 0-3, igualando el marcador de la ida, el penalti marcado por Cristiano Ronaldo en el último minuto, logrando el 1-3, certificó el pase del Real Madrid a semifinales de Champions.

El drama en el Bernabéu se inició desde el comienzo cuando Mandzukic cabeceó el primero de sus dos goles. En ambos impuso su altura sobre Carvajal. El 0-3 fue un fallo terrible de Keylor Navas, a quien se le resbaló el balón de las manos y Matuidi aprovechó el regalo. Corría el minuto 60 y un gol más de los italianos eliminaba a los blancos. En Barcelona empezaron a vislumbrar poder dar salida al cava que no descorcharon la noche anterior.

El 0-2 al descanso provocó que Zidane modificase su planteamiento inicial. Ejecutó un doble cambio: entraron Lucas Vázquez y Marco Asensio por Bale y Casemiro. Funcionó. Pero la Juve demostró su eficacia una vez más. Tres goles de cinco ocasiones es mucho acierto. Nosotros un palo, un tanto anulado y el penalti transformado. Además de varias ocasiones desbaratadas por nuestra falta de acierto o la buena colocación de los defensas rivales.

La pájara del Madrid, que no es la primera de la temporada como avisaba en el post de la previa, pudo haber sido fatal. Menos mal que el mejor jugador del mundo, no solo transforma penaltis también tira del carro, anima y motiva a los suyos, baja a ayudar en defensa. En definitiva, dio la cara durante los 90 minutos!!!

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol