Archivo de la etiqueta: José Nortes

Miguel Ríos no para

Miguel Ríos no para. Cantar da sentido a su vida y a las nuestras. Y esta semana ve la luz una nueva colaboración. Ahora es con el exPereza Rubén Pozo. «Abel y Caín» es el título de la canción, adelanto del nuevo álbum de Rubén Pozo, «Vampiro«, que se publicará mañana 13 de marzo.

Leo en Efe Eme la explicación de Rubén Pozo sobre como se fraguó este dueto: «La letra parte del lema hippie de «Todos juntos como hermanos», pero al siguiente verso cae el hachazo». A continuación explica que estaba grabando el tema en los estudios Black Betty con José Nortes (a quien vemos en el video), cuando apareció Miguel Ríos. Y una cosa llevo a otra. La única condición que puso Don Miguel fue la de ser Caín.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Dos noches inolvidables con Miguel Ríos celebrando los 40 años del «Rock & Ríos»

Ricardo Rubio Europa PressMiguel Ríos y sus aliados volvieron a hacerlo. Lo de Miguel, a sus espléndidos 77 años camino de los 78, entra dentro de lo sobrenatural. ¡Qué fuerza, qué derroche de energía! ¡Y la voz! Pleno de facultades cada vez canta mejor. Anoche repitió su excelente actuación del día anterior. Dos noches seguidas dándolo todo, empujado por su público, los aliados de la noche. Además de los otros aliados, los excelentes músicos que forman la banda de esta celebración de los 40 años del «Rock & Ríos» más los artistas invitados.

Los asistentes de ambas noches estuvimos entregados desde los primeros acordes. Los de ayer fuimos los mecenas, como nos definió Miguel desde el escenario. Porque agotamos las entradas del WiZink rápidamente, propiciando una segunda fecha (la del viernes). No se trata de establecer un concurso de fidelidad o de quiénes son más fans, mas los hechos son los hechos.

Comentaba después del concierto con Javier Vargas y Osvi Grecco (a quien hacía tanto tiempo que no veía que le deseé un feliz siglo), la excelente cosecha de guitarristas eléctricos del país. En el país de la guitarra ni más ni menos. Y lo acontecido con la española, clásica o flamenca sucede también con la eléctrica. Repasé de memoria una breve lista que incluía a los que han pasado por las bandas de Miguel Ríos, incluidos los de estos 40 años del «Rock & Ríos» que además de los fijos contaron con la presencia de dos fieras como el mencionado Vargas y Jorge Salán (excepcionales ambos las dos noches), Los Canarios, los de la música progresiva catalana, los tres de Loquillo (con mis queridos Igor Paskual y Josu García) o el gran Ray Gómez. Salvador Domínguez, el gran ausente (reemplazado por Salán), es otro nombre que además de sus proyectos ha militado en bandas de Miguel y en Canarios (aparte de Los Pekenikes). Antonio García de Diego miembro de la banda original del «Rock & Ríos» también estuvo en Canarios. Precisamente respecto a Antonio descubrí hace poco sus problemas con los dedos, algo tremendo para un guitarrista. Cuando me acerqué con Miguel a lo de Paco Gento me enteré del problema. El hijo mayor de la leyenda blanca le comentó a Miguel que lo de Antonio estaba camino de solucionarse. Anoche Antonio me contó el calvario que pasó. Afortunadamente superado. Todos los guitarras con los que hablé tras el concierto citaban a John Parsons. Y también alabamos la labor de José Nortes, apoyo fundamental de Miguel Ríos, cuya labor a la guitarra a veces se olvida. Al igual que Parsons siempre está ahí.

La gran diferencia entre ambos conciertos estuvo sobre el escenario y en parte fue técnica. Ayer músicos e invitados se escucharon mejor, algo que afecta especialmente a quienes cantan. Pero como me dijo Vargas cuando «pisas el escenario tienes que darlo todo incluso en las peores circunstancias. No valen las excusas». Esto Don Miguel lo sabe a la perfección y su entrega superó las dificultades del viernes. La otra gran diferencia fue que ayer estaban más rodados. Se notó mucho en algunos de los invitados que repitieron como Anni B Sweet o Rosendo. Ella no tiró del comodín del sonido y enarboló la bandera de la sinceridad: «No me había visto nunca frente a tanta gente. Estaba nerviosa y me olvidé del principio de la letra. Me quedé en blanco. Hoy ha sido distinto, los nervios quedaron superados». Rosendo por su parte volvió de su retiro de la música para participar en la fiesta de Miguel Ríos. El «Maneras de vivir» y su presencia entusiasmaron al respetable. Fue uno de los momentos cumbres de los conciertos. En el primero estuvo menos suelto que en el segundo. El primero fue «como un buen ensayo general» según me dijo Carlos Narea, a quien me encontré el sábado a primera hora de la tarde debajo de mi casa (venía a recoger a su hijo Pablo, uno de los dos bateristas, que está viviendo en el portal de al lado). Y recordamos que hace 40 años sucedió lo mismo. Los problemas del primer día quedaron superados el segundo. No puede haber más fidelidad cuatro décadas después.

Otras diferencias fueron en los invitados. Por ejemplo, Carlos Tarque estuvo el viernes pero no pudo ayer. La gran Rebeca Jiménez no pudo el primer día (tenía un bolo en Barcelona) y anoche nos cautivó, como siempre, en «Reina de la noche«. Eva Amaral también estuvo mejor el 12. Y se notó sobre el escenario cuando ella y Miguel se arrancaron a bailar durante «El río«, superadas las dificultades del 11. Se la notaba más suelta y disfrutando con el momento. Pasó lo mismo con Alejo Stivel, mejor ayer. En cambio su compañero Ariel Rot anoche tuvo problemas al principio porque no le sonaba la guitarra en el «Sábado a la noche» de Moris. Fueron apenas unos segundos.

Johnny Cifuentes de Burning también estuvo más cómodo ayer en su «Mueve tus caderas«. Lo mismo puede decirse de los Vetusta Morla, Pucho y Guille Galván, que lo bordaron en «Extraños en el Escaparate«. Y de los Topo en su emocionante «Mis amigos dónde estarán«. En cambio a mi parecer Mikel Izal estuvo mejor el viernes. Quien estuvo espléndida los dos día fue Lucía Ruibal.

La hija de Javier Ruibal, presente también los dos días, me impresionó. Suele suceder que cuando descubres algo por primera vez quedas deslumbrado por el impacto recibido. Lo difícil es que esas sensaciones iniciales se repitan una segunda vez. Pues con Lucía Ruibal me sucedió. Y así se lo dije, entregado a su arte. La fina estampa de la bailaora, su presencia, sus taconeados, sus movimientos de brazos y el juego final con el mantón volvieron a tocarme en lo más hondo.

Víctor Manuel, quien derrocha sabiduría y veteranía a raudales, estuvo enorme en los dos recitales. Su letra del «El blues del autobús» es todo un clásico de nuestra música popular.

Ovidi Tormo, cantante de los valencianos Los Zigarros, solo estuvo el sábado. Al igual que Javier Bardem.

Nuestro laureado actor voló desde Los Ángeles para el evento. Aterrizó el mismo sábado para arrancar el concierto con «Bienvenidos«. Un reto al que se sumó Lua, la hija de Miguel Ríos. La salida al escenario de Bardem actuando como el Miguel de hace 40 años fue recibida con una estruendosa ovación. La primera de las muchas que hubo a lo largo de la noche. Vicente Paniagua, mi aliado anoche, tomó esta instantánea desde nuestras localidades. Recoge el primer momento en que cantaron juntos.

Paniagua

Cantar con Miguel Ríos es un reto para cualquier cantante. Porque el maestro granadino es el mejor. Así que imaginen lo que debió de pasar Bardem, sobre todo en un himno como «Bienvenidos«. Salió airoso del trance en la opinión mayoritaria del respetable. La alegría de verle superó sus limitaciones. La foto de Juan Barbosa publicada en El País es el documento gráfico profesional del momento.

Juan Barbosa El País

Asumo que se habrán percatado que toda esta ristra de elogios tienen un artífice, que no es otro que Miguel Ríos. Grande entre los grandes, su esfuerzo, sus ganas, han sido esenciales para poner en marcha esta fiesta del rock español, celebrando los 40 años del «Rock & Ríos«. Igual que hace cuatro décadas con los conciertos originales. Indudablemente hay un equipo detrás, a los que el propio Miguel agradeció, pero es él quien lidera la operación. Su público, nosotros, se lo hemos agradecido llevándolo en volandas dos noches seguidas. Agradeciéndole con pasíon la suya, la que despliega en todos sus emprendimientos. Hemos estado con él de principio a fin al igual que él con nosotros. Abriendo caminos.

Habrán podido comprobar que no he seguido el orden del repertorio interpretado. Me he dejado llevar por las emociones y los recuerdos. Esta parte emocional es el denominador común de ambos conciertos, tanto por parte de músicos como de público. Por esto mismo he dejado para el final el «Himno a la alegría«, cuyo mensaje es tan necesario desde hace siglos. En los dos conciertos encendimos el WiZink durante esta canción. Y representa una metáfora perfecta del paso del tiempo. Hace 40 años eran mecheros y ahora son móviles los que iluminan nuestras emociones.

P.D.: la foto del encabezado, de Ricardo Rubio de Europa Press, es del concierto del viernes 11 de marzo.

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

Especial de Cuadernos Efe Eme dedicado a Miguel Ríos

Cuadernos

El cuarto especial de Cuadernos Efe Eme está dedicado a Miguel Ríos. Es un monográfico de 224 páginas repasando toda su trayectoria.

En este 2022 el gran Miguel Ríos estará de conmemoraciones: celebra los 60 años de sus primeras grabaciones y los 40 del histórico «Rock & Ríos» (con un concierto el 12 de marzo en el WiZink). Además de todo esto se está rodando un «Imprescindibles» para la 2.

El Cuadernos Efe Eme, aparte de una extensa conversación con Miguel Ríos, contiene entrevistas con Carlos Narea y José Nortes, sus dos productores más destacados, así como cronología y reseñas de toda su discografía. Escriben Diego A. Manrique, Luis Lapuente, Juan Puchades, Arancha Moreno, Julio Valdeón, Eduardo Tébar, César Campoy, Tito Lesende, César Prieto, Javier M. Alcaraz y José Miguel Valle. Se intercalan fotos de ayer y hoy (muchas son de Domingo J. Casas).

Se puede conseguir con descuento hasta el 18 de enero en la tienda de Efe Eme


Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Miguel Ríos celebra los 40 años del «Rock & Ríos»

40 Rock & Ríos

Como bien dijo Miguel Ríos, en la rueda de prensa que anunciaba la vuelta del «Rock & Ríos» 40 años después, se trata «de una celebración y no de una recreación». La rueda de prensa, presentada por El Gran Wyoming, reunió a algunos de los supervivientes de aquel hito que supuso la gira del «Rock & Ríos» de 1982 y el disco en directo que se grabó en la segunda actuación de Madrid y que fue el más vendido de ese año (cerca del medio millón de copias). Wyoming comentó en su alocución que «Rock & Ríos» metió al rock español en la Champions. No puedo estar más de acuerdo.

Rueda de prensa

En la foto de la rueda de prensa de esta mañana, sacada de la web de Rock FM, se ve a algunos de los participantes con El Gran Wyoming. La idea es juntar de nuevo a los músicos que hicieron posible esa inolvidable gira. José Nortes sustituye a uno de los desaparecidos.

Las entradas para la celebración del 12 de marzo de 2022 en el WiZink Center se pondrán a la venta a partir de mañana en las webs del recinto, del propio artista y en lugares habituales como El Corte Inglés. Yo que ustedes no me lo perdería y me daría prisa.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Miguel Ríos reedita «Un largo tiempo» con seis temas adicionales

MR bonus

Miguel Ríos reedita su excepcional «Un largo tiempo» con seis temas adicionales. El CD se pone a la venta hoy. Se mantiene la portada original, creada por Borja Buenafuente, y se añade el texto «Edición EXTRA 6 bonus tracks» para diferenciarlo del original (actualmente agotado).

Los seis temas son dos nuevas grabaciones y cuatro registradas en directo durante la actual gira de Miguel Ríos con The Black Betty Trio.

Las dos nuevas, aparecieron como singles, son «Hola Ríos, Hello«, escrita por Miguel junto a Luis Prado (teclista de la banda) y es una actualización del «Bye Bye Ríos» que sirvió de despedida en su día. Hoy, puesta al día, es la idónea para marcar su vuelta al mundo de la música. La otra nueva es «Moriré antes que las flores» con letra de Eva Losada Casanova (también es el título de su último libro) y música de José Nortes.

Los cuatro directos son la versión del «Maruzzella» de Renato Carosone, «No estás sola«, «La luna de Alabama» y «Rocanrol bumerang«.

Los seguidores de Miguel Ríos estamos de enhorabuena, sobre todo los que hemos podido asistir a alguna de las actuaciones de esta gira que le ha devuelto a los escenarios. Y quienes aún no se habían decidido a hacerse con el magnífico «Un largo tiempo» ¡ya no tienen excusas!

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Noche enorme de Miguel Ríos en Madrid

MT y TBBT

Anoche estuvimos gozando de la enorme actuación de Miguel Ríos y The Black Betty Trio en el Botánico de Madrid. Casi dos horas y cuarto de concierto que nos dejaron boquiabiertos y entusiasmados. Un recital de «rock acústico en español», como bien definió el maestro desde el escenario. Y en el que presentó las canciones de su excelente nuevo álbum «Un largo tiempo» («El blues de la tercera edad«, «La estirpe de Caín» y «Memphis-Granada» crecen con cada escucha) y repasó las más conocidas de su extenso repertorio de éxitos. El buen rollo fue la nota predominante de la noche. Como bien se aprecia en la foto de La Mundana.

Buen rollo tanto en el escenario como en el público que llenó el recinto (con las limitaciones de aforo por la pandemia). Al igual que en el showcase de la Galileo me impresionaron los arreglos en temas marchosos, sobre todo en el «Bienvenidos«, donde el violín de Manu Clavijo mantenía la tensión rockera. En aquella ocasión del 7 de junio, onomástica de Don Miguel, quizás el empeño resultase más fácil al tratarse de un evento en petit comité. Lo del Botánico era otra cosa y temía que la ausencia de batería se notase. Estaba equivocado. No solo no se notó es que ni siquiera se echó en falta. Ni en el citado «Bienvenidos» ni en «Los viejos rockeros nunca mueren» y tampoco en «Rocanrol bumerang«. Todo un mérito de los arreglos, que suplieron a la perfección la ausencia redimensionando las canciones. En este aspecto un arreglo jazzero a uno de los temas fue sencillamente magistral. Y además sirvió para que todos los músicos se luciesen con sus respectivos solos.

Finalizado el concierto pude conocer a Jose Nortes y felicitarle por su labor. Como también hice con mi admirado Luis Prado (se volvió a salir con un tema propio, «Estoy gordo«, que sirvió de interludio) y me presenté a Gaby Pérez, imprescindible en su labor de multiinstrumentista, y a Manu Clavijo (con quien tenía pendiente concertar una cita para un libro que está escribiendo).

Al maestro Ríos cuando le comenté que le encontré en un estado espléndido de forma, cantando como nunca -con fuerza, garra y sentimiento- me dijo que «Me estoy cuidando como nunca lo he hecho. Solo vivo para esta gira». Y se percibe, porque está hecho un chaval, derrochando entusiasmo, con la madurez y experiencia que dan sus años de carrera y carretera. 

La apoteosis final llegó con dos hits clásicos, «Santa Lucía» y el «Himno a la alegría«, con todo el público cantando ambas canciones. Nuevamente, vuelvo al tema de los arreglos. Hay que tener bemoles para hacer el «Himno a la alegría» en formato acústico reducido y salir airoso. Los tuvieron y salieron a hombros del recinto. La sonrisa y las caritas de felicidad de todos los asistentes al abandonar el Botánico eran la mejor prueba.

P.D.: me van a tener que disculpar la mala calidad de mis dos fotos.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Miguel Ríos pletórico en la Galileo

77

Un Miguel Ríos pletórico desgranó las canciones de su nuevo álbum «Un largo tiempo» desde el escenario de la sala Galileo, con motivo de su 77 cumpleaños. Onomástica que celebró haciendo lo que más le gusta, cantar. Y vaya si cantó. Está en plena forma.

Por la mañana presentó a los medios su nuevo trabajo e interpretó tres temas. Entre ellos uno nuevo, «Hola Ríos, Hello«, que es una revisión del «Bye Bye Ríos«. Como si fuese la respuesta a su canción de despedida y que ahora se convierte en el himno de su regreso. Precisamente con esta novedad arrancó su sesión en la noche de ayer. El ingenio de la letra hizo las delicias de los afortunados que tuvimos el honor de asistir a este recital en formato acústico. A Miguel le acompañaban los ya clásicos The Black Betty Trio, que eran cuatro. El maestro Ríos lanzó una afortunada comparación: «Como los tres mosqueteros, que también eran cuatro». Para escuchar la canción pinchen en este enlace de Rock FM, que incluye la letra y la filmación del directo para los medios.

A partir de ese brillante y sorpresivo arranque todo fue un torrente de emociones. Un enorme Miguel Ríos dominaba el escenario, sentado en un taburete y a veces de pie. Siempre ha transmitido lo que antaño se llamaban buenas vibraciones y ahora es buen rollo o buena vibra.

Que me aflorasen las lágrimas con algunas de sus canciones inmortales tiene su lógica. La edad, la mía, y la nostalgia son factores determinantes a la hora de escuchar «El río«, «Santa Lucía» o «Bienvenidos«. De esta última destacar la fuerza del arreglo en su versión acústica, donde el violín (Manu Clavijo) me llamó poderosamente la atención. Lo que ya es más raro es que los temas del nuevo disco «Un largo tiempo» también me pusieron los pelos de punta. Venía a confirmar mi primera impresión sobre la extraordinaria calidad de esta grabación. En su día comenté que estábamos ante uno de los grandes álbumes de Miguel Ríos. Y en algún momento establecí una comparación entre «Un largo tiempo» y el último de Springsteen. El Jefe y el Boss. Pues bien, nuestro Jefe a sus 77 años recién cumplidos aún tiene cosas que decir. El Boss no, desafortunadamente. Uno, el nuestro, se ha rebelado contra la(s) desgracia(s) que nos ha tocado sufrir y el otro se ha secado. ¡La talla creativa de Miguel Ríos y su compromiso no conoce límites! Y nunca podremos agradecérselo lo suficiente.

Tras el concierto Miguel y los músicos bajaron del escenario. Fue el momento de encuentros y conocimientos (como Edu Galán). Pude saludar a Carmen Peire, Manuel Notario, a Lua la hija de Miguel (quien sacó la tarta de cumple al escenario), Luis Prado (el Señor Mostaza, cuya labor al piano es tan importante en The Black Betty Trio), Carlos Rioyo. Me quedé con ganas de conocer a Manu Clavijo, a Jose Nortes, indispensable colaborador en esta etapa de Miguel Ríos, y a Gaby Pérez el multiinstrumentista (varios tipos de guitarras, banjo, etc.), quien nos mostró su tatuaje de Robert Johnson. Al entrar a la sala coincidimos con el gran Antonio García de Diego. Nos deseamos feliz siglo, porque no nos veíamos desde el siglo pasado. Y ya dentro confirmé que quien en la calle me había parecido ser Víctor Manuel efectivamente lo era. También hacía tiempo que no nos veíamos.

Por supuesto, Los Mundano nos hicimos la foto de rigor con el gran Miguel Ríos. ¡Todos enmascarados!

Los Mundano y Miguel Ríos 070621

P.D.: la foto de la tarta es de Ángel Díaz Briñas (Diario de Ávila) y la de los tres de unos amables jóvenes que se ofrecieron a disparar la foto, vistas nuestras dificultades para hacernos el selfie.

P.D. bis: el corazón me dio un vuelco cuando Miguel me mencionó al presentar el «Que salgan los clowns«.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El nuevo álbum de Miguel Ríos: «Un largo tiempo»

Un largo tiempo

Ya se ha editado el esperado nuevo álbum de Miguel Ríos, «Un largo tiempo«. Conocíamos tres canciones que salieron como avances y que barruntaban que estábamos ante una de sus grandes obras. Las primeras escuchas de este «Un largo tiempo» confirmaron mis expectativas. ¡Un discazo!

Lo primero que tengo que resaltar es que Miguel Ríos canta como nunca. Obvio que con la experiencia que dan los años ha ganado en interpretación y profundidad, pero la energía y poderío de su voz es la de un chaval. Parece que Eddie Vedder, de Pearl Jam, piensa lo mismo. Miguel ha adaptado a nuestro idioma el «Comes Then Goes» del grupo de Seattle. Javier Bardem le hizo llegar la versión a Vedder y este inicialmente pensó que la excelente lectura de su canción correspondía a un chaval veinteañero. Quedó muy sorprendido al saber que el granadino cumplirá 77 años (la primera semana de junio). Decir de un cantante excepcional como Miguel Ríos que canta como nunca en esta grabación es algo más que un elogio. Es la constatación de un fenómeno sin prácticamente precedentes.

«Un largo tiempo» es un disco de cantante. Un cantante que se ha abierto en canal para compartir sus sentimientos con algunas de las mejores letras de su carrera. Me refiero a las escritas por él. Podríamos decir que es un álbum introspectivo, que refleja desde su visión sobre lo que nos ha tocado y toca vivir (como en «El blues de la tercera edad» o «La estirpe de Caín«) hasta pinceladas autobiográficas. Respecto a esto último destacar «Memphis-Granada«, «Esplendor en la hierba» (con un magistral arreglo de cuerda) y «Cruce de caminos«, que parte de la leyenda del bluesman Robert Johnson y cuyo título homenajea su «Crossroads«.

«Un largo tiempo» ha sido producido por Jose Nortes, compositor de las músicas que tan brillantemente han arropado los textos de Miguel Ríos. Nortes es componente del The Black Betty Trio, donde encontramos a Edu Ortega y al Señor MostazaLuis Prado. El nombre del grupo es de un viejo blues de Leadbelly.

Creo que con estas referencias (Robert Johnson, Leadbelly) pueden hacerse idea de algunas de las fuentes en las que ha bebido Miguel Ríos para esta grabación.

«Un largo tiempo» es un álbum altamente recomendable. No sé si será su último o no (con Miguel nunca se sabe). De serlo, no podría haber mejor despedida para una trayectoria tan larga como exitosa.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Miguel Ríos presenta «La estirpe de Caín»

Miguel Ríos tiene una nueva canción, «La estirpe de Caín«, el segundo anticipo del que será su nuevo álbum. Escuchando ésta y la anterior, «El blues de la tercera edad«, las expectativas son elevadas para la anunciada colección de nuevos temas. (Me soplan que habrá una versión de una de Frank Sinatra).

Comentaba ayer respecto al anodino nuevo álbum de Springsteen que se había quedado sin cosas que decir. ¡Con la que está cayendo! Y más en su país. El Boss es solo cinco años más joven que Don Miguel. Por tanto ambos pertenecen a la misma generación.

Nuestro rocanrolero patrio sí tiene cosas que contar. Como demuestra con sus dos últimas canciones, «El blues de la tercera edad» y «La estirpe de Caín«. Las comparaciones son odiosas, pero me vinieron ayer a la cabeza intentando escuchar lo del estadounidense.

Miguel Ríos ha vuelto a contar con The Black Betty Trio, con los que estaba preparando el álbum cuando, como todos, fueron atropellados por la pandemia. El guitarrista del trio, José Nortes, repite como productor y compositor de la música. Ríos se encarga de la letra de «La estirpe de Caín«. Un tema de rabiosa actualidad. Y nos toca la fibra sensible, con su aire folky (por los sonidos de las guitarras acústicas y del violín). Las imágenes del video acompañan perfectamente a la canción. Arranca con las que fueron el símbolo de Alerta Roja, la movilización de los trabajadores del sector cultural (espectáculos y eventos musicales).

¡Gracias Miguel!

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Miguel Ríos presenta «El blues de la tercera edad»

Miguel Ríos presenta «El blues de la tercera edad» junto al The Black Betty Trio. El trio, que responde al nombre de un clásico del blues de Leadbelly, lo forman José Nortes (guitarra y coros), quien además produjo y compuso la musica, Edu Ortega (violines y mandolina) y el Señor Mostaza Luis Prado (piano). Txetxu Altube también ayudó en los coros.

La letra, de Miguel Ríos, se centra en una veterana luchadora «de nuestra generación», cuya belleza es «su dignidad» y combate la «soledad de la tercera edad» con nuevos sueños.

El ambiente de blues logrado es total. El violín es un acierto sonoro y junto a las filigranas del piano nos transporta ¿a un club de Nueva Orleans? O a un garito de cualquier población…

Con lo sensible que estoy últimamente este «El blues de la tercera edad» me ha humedecido los ojos en las tres escuchas que le he dado. También es la primera canción inédita que nos presenta Miguel Ríos en 12 años. Se dice pronto, pero es mucho tiempo para un artistazo tan activo e inquieto como el granadino. Una leyenda viva de nuestra música y que sigue con ganas de dar guerra a sus 76 años recién cumplidos.

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones