Archivo de la etiqueta: Jefferson Airplane

Anni B Sweet en La hora musa

 

Esta semana Anni B Sweet presentó tres de sus nuevas canciones, de su último álbum “Universo por estrenar” (Subterfuge, mayo 2019), en el programa de la 2La hora musa“. Hubo una cuarta que fue toda una sorpresa: una excelente versión del “White Rabbit” de la Jefferson Airplane. Toda una declaración de intenciones, eligiendo un himno de la psicodelia de mediados de los 60, para posicionarse estéticamente de cara a esta nueva producción. De la banda que la acompañó me impresionó Julia Martín-Maestro, la batería (miembro de Rufus T. Firefly, la banda de Aranjuez).

Universo por estrenar” es la primera grabación de Anni B Sweet en español. De entrada, dejar de cantar en inglés ya representó una gran noticia. Aunque la influencia y ascendencia anglo en la música de la malagueña sigue patente. Y fue James Bagshaw, líder de los británicos Temples, quien se encargó de la producción (y además girará con ellos por Europa). La grabación se efectuó entre Londres y Granada. Lo cortés no quita lo valiente.

Anni B Sweet actuó esta semana en Madrid. Mañana estará en Ámsterdam, pasado en Bruselas y el 20 en París, el 24 en Milán y luego Praga, Berlín, Hamburgo, Copenhague y Colonia para volver a Madrid, el 18 de diciembre en el WiZink.

Universo por estrenar

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios, Recomendaciones

Psicodelia en la cultura visual de la era beat (1962-1972)

Psicodelia CdBAAyer por fin conseguí ver la exposición Psicodelia en la cultura visual de la era beat (1962-1972) en el Círculo de Bellas Artes. Lo había intentado dos veces antes y no pude. La última vez fue el lunes, aprovechando la presentación del libro de Esteban HernándezEl tiempo pervertido“. Pero los lunes las exposiciones del Círculo están cerradas.

La nueva intentona fue a raíz de la presentación del libro “La llama” de Leonard Cohen, traducido por Alberto Manzano, en Blanquerna. Al igual que el lunes llegué al Círculo una hora antes de la presentación. Y esta vez sí pude disfrutar.

La exposición me impactó. Vi los discos de mi infancia, adolescencia y juventud. Los tuve casi todos. Y descubrí con alegría que Los Bravos y Los Brincos habían llegado a Checoslovaquia. Porque la muestra esta comisariada por Zdenek Primus, historiador checo de Arte.

Brincos Bravos

De Bravos nos encontramos el LP “Black Is Black” al lado del “Contrabando” de Brincos (portada de Iván Zulueta). De Brincos hay dos más, el segundo LP y el “Mundo, demonio y carne“.

Tener a un historiador de arte significa que la base de Psicodelia en la cultura visual de la era beat (1962-1972) es el maravilloso grafismo que se desarrolló tanto en portadas como carteles de conciertos (especialmente acertados -y crearon escuela- los desarrollados en San Francisco anunciando las actuaciones en el Avalon, Winterland o Fillmore). Es muy interesante observar la evolución de los primeros pósters de los conciertos del Avalon a los más elaborados del Fillmore.

Primeros carteles

Otro aspecto a destacar de los carteles es ver la programación que anunciaban: como las nuevas bandas de la bahía de San Francisco alternaban en los escenarios con las leyendas del blues y del rhythm & blues como Big Mama Thornton, Bo Diddley, James Cotton, etc. Y también con las nuevas bandas de blues (blanco) que se estaban formando (Butterfield Blues Band, Blues Project, Janis Joplin con Big Brother & The Holding Company, etc.).

También hay clásicos como el póster de Zappa en el retrete, que adornó mi habitación para horror de mi madre. Respiró aliviada cuando lo quite. Y se preocupó mucho más cuando lo reemplacé por uno de Bowie (el de “Hunky Dory“).

Zappa

Psicodelia en la cultura visual de la era beat (1962-1972) está en la Sala Picasso del Círculo de Bellas Artes hasta el 20 de enero de 2019. Altamente recomendable. Y les dejo con un texto del programa:

“Como dijo Paul Kantner, de Jefferson Airplane, la música rock significó para toda una generación una nueva forma de comunicación, que transformó la mentalidad de los jóvenes y su forma de percibir la vida. A través de elementos procedentes del mundo de la música y de la escena alternativa, esta muestra intenta evocar el espíritu que impulsó a gran parte de una generación que, a través de su aspecto, preferencias musicales y, en cierta medida, actitud política, denunciaba y rechazaba las convenciones imperantes y que encontró en la música una vía de escape.”

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Cultura, Música, Recomendaciones

Marty Balin (1942-2018)

VolunteersHoy me he despertado con la triste noticia del fallecimiento de Marty Balin, fundador y cantante de la Jefferson Airplane (él, Grace Slick y Paul Kanter eran las voces principales de la banda de San Francisco). Lo primero que recordé fue “Volunteers“, la canción que daba titulo al quinto álbum del grupo y el último que grabo con ellos (años después se reuniría de nuevo con Slick y Kanter en la Jefferson Starship).

Recuerdo vivamente el día que mis tíos de Nueva York me trajeron el álbum Volunteers. Las navidades de 1969. Tenía 13 años, a un par de meses de cumplir 14. Jefferson Airplane eran uno de mis grupos favoritos desde Surrealistic Pillow (su segundo LP y el primero que conocí) y estaba enamorado de Grace Slick.

La letra de “Volunteers” era de Balin, y como todo el disco un reflejo del turbulento 1969 además de un alegato contra la guerra de Vietnam. También esbozaba cierta desazón (“One generation got oldOne generation got soulThis generation got no destination to hold”). La letra completa está al final del post. La música la compuso Paul Kanter.

Hoy buscando la secuencia de la actuación en Woodstock, donde la interpretaron, me ha sorprendido su duración. No llega a los tres minutos. Y he mirado a ver si el minutaje de la película es la misma del álbum. Coinciden.

Marty Balin fue protagonista de un triste episodio muy a su pesar en el festival de Altamont, reflejo de la violencia de ese año 69 cuando la utopia happy saltó por los aires. Así quedaba descrito en mi “Bikinis, Fútbol y Rock & Roll“:

MB 1MB 2

Les dejo con la letra de la canción:
Look what’s happening out in the streets
Got a revolution (got to revolution)
Hey, I’m dancing down the streets
Got a revolution (got to revolution)
Oh, ain’t it amazing all the people I meet?
Got a revolution (got to revolution)
One generation got old
One generation got soul
This generation got no destination to hold
Pick up the cry
Hey, now it’s time for you and me
Got a revolution (got to revolution)
Hey, come on now we’re marching to the sea
Got a revolution (got to revolution)
Who will take it from you, we will and who are we?
Well, we are volunteers of America (volunteers of America)
Volunteers of America (volunteers of America)
I’ve got a revolution
Got a revolution
Look what’s happening out in the streets
Got a revolution (got to revolution)
Hey, I’m dancing down the streets
Got a revolution (got to revolution)
Oh, ain’t it amazing all the people I meet?
Got a revolution, oh-oh
We are volunteers of America
Yeah, we are volunteers of America
We are volunteers of America (volunteers of America)
Volunteers of America (volunteers of America)

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Un siglo de canciones 123: “Somebody To Love” (por Elena Gabriel)

El verano del amor: 1967. Seguimos en la Costa Oeste. La bahía de San Francisco bulle de creatividad. Y suena una canción que define esos tiempos de descubrimiento y revolución: “Somebody To Love” se convertiría en uno de los himnos de los sesenta.

Cuando Darby Slick montó un grupo de rock en la primavera de los 60, pocos podían imaginar que se estaba gestando la marca de unos tiempos. Junto a su hermano Jerry a la batería, su cuñada Grace -esposa de Jerry- y Jean Pierson compartiendo la voz principal, David Miner a la guitarra y Bard Dupont al bajo, montó The Great Society y debutaron  un 15 de Octubre de 1965.

Como tantos otros, muy influenciados por los Beatles. Nadie se estaba quieto en esos días.

Darby Slick, guitarra y compositor, también escribió varios temas; entre ellos, los dos únicos que llegaron a grabar: “Somebody To Love” y su cara B “Free Advice”, editados por Autumn Records.

El single salió en febrero de 1966. No tuvo ningún éxito fuera del estrecho circuito de la bahía de San Francisco.

Grace Slick recuerda a Sylvester Stewart (Sly Stone) produciendo el single. “Era increíble. Tocaba todos los instrumentos, iba de uno a otro, cantaba y producía. Pero dejó la producción cuando se hartó de grabar “Free Advice”: hicieron falta hasta 50 tomas. Luego montó su grupo Sly & the Family Stone”.

The Great Society tocaron durante año y medio junto con otros grupos como Jefferson Airplane (a quienes taloneaban), Big Brother and the Holding Company o Charletans.

Sí, la Costa Oeste era un hervidero…

Jefferson Airplane despega…

Eran el grupo más importante de la zona. Según recuerda Grace Slick, “Tenían fama de ser muy creídos. Los otros grupos de la costa, como Big Brother o Great Society ni siquiera tenían camerino propio. Pero cuando llegaban  Jefferson Airplane, todo eran reverencias”. No obstante, siempre se declaró fan absoluta de la banda.

Jefferson Airplane ya habían  sacado un LP. Pero lo mejor faltaba por llegar…

En 1966, Signe Anderson, cantante de Jefferson Airplane, deja el grupo. “Dijeron que Signe había dejado el grupo porque se quedó embarazada y tenía que cuidar de su bebé. En realidad hubo otras presiones”, recuerda Grace Slick. Coincidió con el divorcio de Grace y Jerry. Y con la gran oferta: que Grace fuera la cantante de Jefferson Airplane.

“Yo también era modelo en esos tiempos. Fui modelo dos o tres años. Pero no me gustaba. Me agobiaba posar”.

No se lo pensó dos veces: se incorporó a lo que iba a ser una banda de culto junto a Paul Kantner, Marty Balin, Jorma Kaukoneen, Jack Casady y Spencer Dryden.

Se llevó dos canciones: una, escrita por ella, “White Rabbit”. La otra, “Somebody To Love”.

La canción que había pasado inadvertida un par de años antes iba a convertirse en el símbolo de la contracultura de Haight-Ashbury, en uno de los pilares del pop de los 60… En un hito de la psicodelia rockera.

Mientras tanto, Darby Slick seguía metido en sus sonidos hindúes y escribiendo música. The Great Society se disolvió y Slick se fue a la India. Regresó para tocar con la banda Hair, escribió su autobiografía (“Don’t You Want Somebody To Love”) en 1991 y pasó a la historia como el autor de una gran canción. Años más tarde su discográfica editó un par de LPs con actuaciones en vivo de The Great Society.

 

Cuando la verdad resulta ser mentira…

El 31 de octubre, JA entraron en el estudio de RCA en Hollywood. Salieron el 22 de noviembre con un flamante segundo LP, “Surrealistic Pillow”. Dos de los temas serían los grandes éxitos del grupo: “Somebody To Love” y “White Rabbit”.

Somebody To Love” se grabó el 3 de noviembre y la lanzaron el 1 de abril de 1967. “She Has Funny Cars” era su cara B. Llegó al número 5 de las listas en mayo de 1967 y se convirtió en figura de proa del grupo. La revista Rolling Stone la clasificó en el número 274 de las grandes canciones de la historia del Rock.

Era una versión diferente de la original. Menos pausada, menos rítmica, gana fuerza con la entonación de Grace Slick. Esto ya era rock&roll furioso. Una sorpresa en medio del estilo básicamente psicodélico de la banda. La potente voz de la nueva cantante y su seguridad en sí misma confieren un sello único.

Grace Slick afirma: “yo he dicho siempre que en realidad no cantaba sino que hablaba… pero no es tanto el estilo sino la forma de mi nariz, así sale mi voz… de hecho, yo no canto. Grito”

La canción se abre a capela: “Cuando la verdad resulta ser mentira…” Sube el tono y modula los versos; golpea con la voz, afirma, habla y grita el estribillo.

La letra: sencilla y sin complicaciones. Una canción de amor.

Suena desesperante, es un chillido de angustia a la vez que una auto-afirmación. “¿No quieres a alguien a quien amar? ¿No necesitas a alguien a quien amar? Más vale que encuentres a alguien a quien amar…”

Puro sonido Frisco; guitarras sesenteras, ritmo volátil y más afirmaciones: “Cuando las flores del jardín están muertas y tu mente está llena de marihuana…”

Siempre un guiño a la cultura de las drogas, un distintivo de la banda y de los tiempos.

Paul Kantner dijo al respecto: “Queríamos elevar la consciencia de la gente. Hacer que se diviertan. Cuando empezamos no teníamos idea de lo que hacíamos. Pero el mensaje era pasarlo bien. Todos. Nosotros y el público.”

“…creedme, es un nuevo amanecer. Buenos días, gente!

Así saludaba Grace Slick a los asistentes al Festival de Woodstock, en 1969. Eran el primer grupo que tocaba nada más salir el sol. Ya estaban consolidados. Presentó a la banda como “los chicos de siempre” y llegado el momento, entonó una asombrosa versión de “Somebody To Love”. Junto con Marty Balin le daban un aire diferente, más “vivo”, más vocal y modificando la letra, alargando la canción. Haciendo hincapié en el texto.

Sí, era un nuevo amanecer.

Dos años antes, también en el Festival de Monterrey, hicieron una de las versiones más poderosas del tema.

Hubo muchas versiones de “Somebody To Love”. Tal vez la más destacable sea la de los Ramones, que consiguieron una calidad y un sonido muy particulares, nada envidiable al original.

Somebody To Love

When the truth is found to be lies / and all the joy within you dies / don’t you want somebody to love / don’t you need somebody to love / wouldn’t you love somebody to love / you better find somebody to love / When the garden flowers baby are dead / yes and your mind [, your mind] is [so] full of RED / don’t you want somebody to love / don’t you need somebody to love / wouldn’t you love somebody to love / you better find somebody to love your eyes, / I say your eyes may look like his [yeah] / but in your head baby I’m afraid you don’t know where it is / don’t you want somebody to love / don’t you need somebody to love / wouldn’t you love somebody to love / you better find somebody to love / tears are running [ahhh, they’re all] running down your breast / and your friends baby they treat you like a guest. / Don’t you want somebody to love / don’t you need somebody to love / wouldn’t you love somebody to love /you better find somebody to love

Alguien A Quien Amar

Cuando la verdad resulta ser mentiras

y toda la alegría dentro de ti muere

¿no quieres a alguien a quien amar?

¿no necesitas a alguien a quien amar?

¿No te encantaría tener a alguien a quien amar?

Más vale que encuentres a alguien a quien amar.

Cuando las flores del jardín están muertas

y tu cabeza está llena de marihuana

¿no quieres a alguien a quien amar?

¿no necesitas a alguien a quien amar?

¿No te encantaría tener a alguien a quien amar?

Más vale que encuentres a alguien a quien amar.

Tus ojos, puede que tus ojos parezcan los suyos

pero me temo que en tu cabeza estás perdido

¿no quieres a alguien a quien amar?

¿no necesitas a alguien a quien amar?

¿No te encantaría tener a alguien a quien amar?

Más vale que encuentres a alguien a quien amar.

Las lágrimas corren por tu pecho

y tus amigos te tratan como si fueras una visita

¿no quieres a alguien a quien amar?

¿no necesitas a alguien a quien amar?

¿No te encantaría tener a alguien a quien amar?

Más vale que encuentres a alguien a quien amar.

Entradas anteriores:

Un siglo de canciones (todos los posts)

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones