Archivo de la etiqueta: Javier Moreno

La herencia de Gallego-Díaz 2

Hace exactamente 20 días publicaba el primer post sobre la herencia de Soledad Gallego-Díaz. Entonces me refería al descenso en calidad del medio que dirigía, El País. Al que desde hace meses denomino El BOB (Boletín Oficial de Botín). Hoy toca ver el descenso en número de lectores. Ambas caídas, calidad y lectores, están íntimamente ligadas. Pero antes de ver los números del ComScore de junio y compararlos con los de tres meses antes, una aclaración necesaria y otra obvia. La primera es que el cambio en la dirección de El BOB se produjo a mediados de junio. Javier Moreno tomo posesión de su cargo el 15 de junio. Por tanto los resultados del ComScore de junio aún son parte del legado de Gallego-Díaz. Y la segunda, la obvia, es la referida a que solo son datos digitales. Con la pandemia la circulación en papel lógicamente ha descendido notablemente, por lo que la repercusión digital adquiere mayor relevancia.

Junio 2020

El BOB cae en junio un 16,4% tras dejarse 3,8 millones de usuarios únicos. Dato pésimo, se mire como se mire.

Si anteriormente mencionaba el cambio al frente de El BOB también tengo que señalar el producido en La Vanguardia. Sucedió en marzo. Por lo que los datos de abril son imputables a la anterior dirección y estos de junio a la nueva. Es en este último mes donde confirman su liderazgo en el mercado de la prensa digital. A continuación los datos de abril, donde podrán observar que los últimos meses de Gallego-Díaz no obtuvieron el respaldo de los lectores: habían perdido el liderato que peleaban con El Mundo, para acabar cayendo a un irrelevante cuarto puesto. Que se mantiene en los últimos datos de junio. ¡En los tres últimos meses de Gallego-Díaz perdieron 6,75 de usuarios únicos!

Abril 2020

P.D.: los gráficos de ComScore son pantallazos desde PR Noticias.

Deja un comentario

Archivado bajo General, Medios

La herencia de Gallego-Díaz

DdL

Me envían un enlace del último artículo del Defensor del Lector de El País, Carlos Yárnoz: “Chapuceros“, publicado este pasado domingo. Desde el título, duro y autocrítico, ya podemos observar por donde van los tiros: la degradación del periódico que fue de referencia y que ha ido perdiendo el rumbo a pasos agigantados.

A lo que se refiere el artículo, recogiendo las opiniones de los lectores, es lo que denomino como la herencia de Soledad Gallego-Díaz. Ya escribí hace unos días que no cuestiono su valía como periodista, pero sí su labor de dirección que en mi opinión ha sido más que cuestionable. Este artículo, apropiadamente titulado “Chapuceros”, es mucho más duro que cualquier cosa que pueda escribir yo o cualquiera. Y, si me permiten, es un plus que El País tiene sobre otros medios (que carecen del más mínimo sentido de autocrítica).

Los dos primeros párrafos son demoledores:

2 parr

Yárnoz despide con un mensaje del nuevo director, que ya lo fue antes de Antonio Caño y Soledad Gallego-Díaz. Todo un aviso para navegantes…

Moreno

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, General, Medios

Los fallos del servicio de suscripción de El País

Portada El País

Ante la noticia de la no continuidad de Soledad Gallego-Díaz al frente de El País corrí a suscribirme. Me pareció una noticia excelente que mi bolsillo debía premiar. No discuto que fuese buena o muy buena periodista, que además no lo sé. Solo sé que como directora hizo bueno a su predecesor, Antonio Caño. Lo cual tiene tela.

También sé que bajo su mandato no he escrito tantas cartas de protesta (tanto al Defensor del Lector, todas atendidas y algunas publicadas en este blog, como a Cartas a la Directora, que nunca tuvieron respuesta, mientras que sus predecesores si atendían estas misivas). La merma en la calidad de los corresponsales durante su mandato ha sido tremenda: desde los de Turquía cuyas dotes adivinatorias resultaron ser pésimas (¡dos para meter la pata hasta el fondo!), hasta el de China que cambió el sexo a la científica top del país (y una de las más relevantes del planeta), pasando por el de Buenos Aires que elogiaba desde ahí a Trump (atribuyéndole los éxitos económicos de Obama).

Durante el reinado de Gallego-Díaz dejé de comprar el periodico. Solo lo hacía los fines de semana. El deterioro progresivo de Babelia, el suplemento ¿cultural? de los sábados, redujo la compra al domingo. Ahora ya ni eso dado que la revista semanal es cada vez peor desde que ella dirige el periódico y me canso de ver las mismas firmas del siglo pasado. Lo último es la herencia que ha dejado Gallego-Díaz con el penoso servicio de suscripción. Que no funciona, al menos para mi. Lo he intentado varias veces y ha sido imposible. He tenido tres chats con ellos que no han solucionado nada. Ni borrando el historial y las cookies (con la lata que esto supone al tener que volver a darse de alta en los sitios que visitas), ni con un enlace que me mandaron. El último intento fue respondiendo al reclamo que figura en su portada digital (la captura que encabeza este post). Lo de “los lectores nos guían en la mejora del modelo de suscripción digital” era tan atractivo como resultó ser falso. ¡Fake! Había una dirección de email para contactar.

Suscripciones El País

Así lo hice. Y la respuesta que recibí fue esta:

Respuesta

¡Fastuoso! Muchas gracias Soledad Gallego-Díaz por tan brillante gestión al frente de El País. Es irónico eh!!!

Y a quienes critican la vuelta de Javier Moreno, recordarles que fue él quien, en su anterior etapa, prescindió de Hermann Leopoldo Tertsch al poco de asumir la dirección. Tertsch, para quien no lo sepa, es hoy europarlamentario de Vox

3 comentarios

Archivado bajo General, Medios

Cartas al Director de El País (publicadas)

7 de octubre de 2008

Tras la publicación del post de ayer El crédito y la credibilidad (Carta al Director de El País) creo que sería justo dar a conocer las cartas que escribí y SI me publicaron. La de cal y la de arena. Aunque respondan a épocas distintas. Entonces el Director era el Sr. Ceberio y ahora es el Sr. Moreno (Alandete no esta solo, como observareis si pincháis en el vinculo). Y también tengo que recordar que en el Yo, Periodista me han publicado varias veces. Incluso hubo un caso, el de los activistas USA, que saltó desde ahí a la sección de Economía. Explico todo esto porque el malestar ni es por la no publicación de la carta ni tengo nada contra PRISA. Para que quede claro. Es simplemente denunciar el corporativismo que preside ciertas actuaciones periodísticas y como se intentan disimular las malas prácticas (en mi periódico favorito). Afortunadamente vivimos en una época en que “la ocultación” es ya prácticamente imposible.

 

Escrito el preámbulo anterior y antes de reproducir las cartas que si aparecieron en El País, quisiera recordar que soy un gran aficionado a la sección de Cartas al Director. Desde pequeño, cuando redacté la primera. Fue para mi padre y apareció, además de en el AS de entonces, en el AVUI. Era contra Joan Gaspart, que por aquel entonces era directivo culé. No recordaba el episodio y hace unos años, en el último de Gaspart como Presidente del Barça, cuando se inició su acoso y derribo, el corresponsal en Madrid del AVUI intentó contactar con mi padre (fallecido en 1994). Así que acabó dando conmigo sin querer y me reconocí como “el negro” que escribió la nota, bajo las directrices paternas. El periodista no encontró lo que buscaba, la vinculación del máximo forofo blaugrana con el Madrid –precisamente la carta denunciaba lo desagradecido que había sido Gaspart con la directiva blanca, a pesar de los favores recibidos por él y su familia- y me pasó una copia. Desafortunadamente la he traspapelado (igual está en el disco duro de algún ordenador obsoleto).

 

Y esta afición por las Cartas al Director sorprendentemente no había aparecido por el blog. Hasta que un buen día floreció gracias a Rodri, que envió una Carta al Director del Mundano. Y fue entonces cuando empecé a recopilar escritos y enlaces y me di cuenta que no tenía lo de AVUI.

 

Las dos cartas publicadas por El País son de 2005 y ambas tienen como eje central mi descontento con el PP y el Ayuntamiento de Madrid. Mi marcaje a Alberto Ruiz Gallardón viene de antes. Desde sus tiempos al frente de la Comunidad de Madrid y el agujero económico que dejó ahí, parecido al de ahora en la ciudad. Eso por no mencionar lo de “la vecina del quinto”.

 

La primera, del 21 de mayo, fue “Las Perlas de Pedro Calvo”:

 

El concejal de Seguridad y Servicios a la Comunidad, Pedro Calvo Poch, fue multado a finales de agosto de 2004 por circular sin carné de conducir. Y para más INRI, lo tenía caducado.

 

En una entrevista concedida a EL PAÍS (16 de mayo) se despachó unas cuantas frases antológicas:

 

“Aquel día recibí la llamada del Windsor sobre las once y media de la noche. Enseguida dije que me mandaran un coche para ir al lugar de los hechos”.

 

“Exprimir al máximo la legislación actual para convertir a los policías municipales en agentes de seguridad”. Tics autoritarios que nos recuerdan desdichadamente otros tiempos y modos.

 

¿Seguirá exprimiéndonos?

 

La segunda ¡cinco días después!, del 26 de mayo, era “Otro vendrá…”:

 

Nunca pensé que echaría de menos al anterior alcalde de Madrid, el señor Álvarez del Manzano. Pensamiento que me produce escalofríos. Pensamiento que me ronda cada día, laborable o festivo. Vivir en Madrid se ha convertido en una pesadilla para el ciudadano, por obra y gracia de Ruiz-Gallardón. Cada una de sus ocurrencias supone un fastidio insufrible. Sea la tala y poda indiscriminada de árboles. Sea la organización este año de las peores fiestas de San Isidro que se recuerden. Sean los atascos que originó con el (merecido) homenaje a Carlos Sainz, habiendo como hay el Circuito del Jarama. Sean los atascos que provocan, cada mañana ¡en hora punta!, los vehículos de limpieza. Sean las innumerables obras o las zanjas que se abren cada dos por tres. Sea lo que sea. Un caos. Se mire por donde se mire. Cada día es más difícil ser madrileño. Y mucho me temo que esto no es nada con lo que se nos avecina si nos conceden los Juegos.

 

Es fácil imaginar como saqué pecho con dos cartas en menos de una semana…

4 comentarios

Archivado bajo Cartas al Director, Madrid, Medios, Política