Archivo de la etiqueta: Janis Joplin

Psicodelia en la cultura visual de la era beat (1962-1972)

Psicodelia CdBAAyer por fin conseguí ver la exposición Psicodelia en la cultura visual de la era beat (1962-1972) en el Círculo de Bellas Artes. Lo había intentado dos veces antes y no pude. La última vez fue el lunes, aprovechando la presentación del libro de Esteban HernándezEl tiempo pervertido“. Pero los lunes las exposiciones del Círculo están cerradas.

La nueva intentona fue a raíz de la presentación del libro “La llama” de Leonard Cohen, traducido por Alberto Manzano, en Blanquerna. Al igual que el lunes llegué al Círculo una hora antes de la presentación. Y esta vez sí pude disfrutar.

La exposición me impactó. Vi los discos de mi infancia, adolescencia y juventud. Los tuve casi todos. Y descubrí con alegría que Los Bravos y Los Brincos habían llegado a Checoslovaquia. Porque la muestra esta comisariada por Zdenek Primus, historiador checo de Arte.

Brincos Bravos

De Bravos nos encontramos el LP “Black Is Black” al lado del “Contrabando” de Brincos (portada de Iván Zulueta). De Brincos hay dos más, el segundo LP y el “Mundo, demonio y carne“.

Tener a un historiador de arte significa que la base de Psicodelia en la cultura visual de la era beat (1962-1972) es el maravilloso grafismo que se desarrolló tanto en portadas como carteles de conciertos (especialmente acertados -y crearon escuela- los desarrollados en San Francisco anunciando las actuaciones en el Avalon, Winterland o Fillmore). Es muy interesante observar la evolución de los primeros pósters de los conciertos del Avalon a los más elaborados del Fillmore.

Primeros carteles

Otro aspecto a destacar de los carteles es ver la programación que anunciaban: como las nuevas bandas de la bahía de San Francisco alternaban en los escenarios con las leyendas del blues y del rhythm & blues como Big Mama Thornton, Bo Diddley, James Cotton, etc. Y también con las nuevas bandas de blues (blanco) que se estaban formando (Butterfield Blues Band, Blues Project, Janis Joplin con Big Brother & The Holding Company, etc.).

También hay clásicos como el póster de Zappa en el retrete, que adornó mi habitación para horror de mi madre. Respiró aliviada cuando lo quite. Y se preocupó mucho más cuando lo reemplacé por uno de Bowie (el de “Hunky Dory“).

Zappa

Psicodelia en la cultura visual de la era beat (1962-1972) está en la Sala Picasso del Círculo de Bellas Artes hasta el 20 de enero de 2019. Altamente recomendable. Y les dejo con un texto del programa:

“Como dijo Paul Kantner, de Jefferson Airplane, la música rock significó para toda una generación una nueva forma de comunicación, que transformó la mentalidad de los jóvenes y su forma de percibir la vida. A través de elementos procedentes del mundo de la música y de la escena alternativa, esta muestra intenta evocar el espíritu que impulsó a gran parte de una generación que, a través de su aspecto, preferencias musicales y, en cierta medida, actitud política, denunciaba y rechazaba las convenciones imperantes y que encontró en la música una vía de escape.”

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Cultura, Música, Recomendaciones

This is Tom Jones (con CSN&Y, Janis Joplin y Joe Cocker)

Hace un par de noches descubrí a través del Rolling Stone estadounidense la existencia de un programa de TV “This is Tom Jones“. La revista en su edición digital hacía referencia a esta actuación de Crosby, Stills, Nash & Young. A la que se añadía el galés. Un “Long Time Gone” realmente memorable.

Corría el año de 1969. Era la primera temporada del show que estuvo en antena hasta febrero de 1971 (65 episodios). A los interesados (y que sepan inglés) pueden ver el estreno (7-2-69) pinchando aquí. En este debut aparecen el gran Peter Seelers, un jovencísimo e irreverente Richard Pryor, Mary Hopkin y The Moody Blues.

Ignacio Lobo en mi muro del Facebook me dio un pista increíble: Janis Joplin también estuvo en el programa.

Para hacerse una idea de lo que fue el programa incluyo este anuncio del DVD que se editó hace unos años.

Para finalizar les dejo con Joe Cocker y The Greaseband interpretando junto a TJ “Delta Lady“, la canción dedicada a Rita Coolidge que compuso Leon Russell.

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

Barry Feinstein (1931-2011)

Ha fallecido Barry Feinstein a la edad de 80 años. Conocido como el fotógrafo del Rock comenzó su carrera en el Hollywood de la década de los 50. Y por su cámara pasaron estrellas del cine, acontecimientos, políticos, músicos, etc. Aquí repasaremos algunas de sus fotos más relevantes, incluyendo aquellas que fueron portadas para los grandes iconos del Rock, y también la que no lo fue: la foto para la portada original del “Beggars Banquet” de los Rolling Stones.

7 comentarios

Archivado bajo Cine, Cultura, Música

Un siglo de canciones 111: “Piece Of My Heart” (por Elena Gabriel)

Piece Of My Heart” es uno de los temas más famosos de Janis Joplin y una de sus piezas de “marca”. La grabó en  Marzo de 1968 y apareció por primera vez en el mítico “Cheap Thrills”. No obstante, la versión original es la que grabó un año antes Erma Franklin, la hermana mayor de Aretha.

Jerry Ragovoy

Jordan Ragovoy, compositor y productor americano recientemente fallecido, fue un nombre puntero en la historia de la música del siglo XX.

Hijo de judíos húngaros, nacido en Filadelfia, empezó como compositor y productor para Chancellor Records. A lo largo de su vida y junto a Bert Berns escribió muchas canciones que fueron éxitos: “Cry Baby”, un número 1 para Garnet Mimms;  “A Wonderfull Dream”,“Stay With Me” o el “Pata Pata” de Miriam Makeba, por poner algunos ejemplos.  The Drifters, Small Faces, Butterfield Blues Band o Rolling Stones fueron algunos de los artistas que grabaron sus temas. “Time Is On My Side”, firmada con el seudónimo de Norman Meade, grabada incialmente por la orquesta de Kai Winding, trombonista de jazz, y por Irma Thomas en 1963 fue un gran éxito de los Rolling Stones en 1964.

Erma Franklin, la versión original…

En 1967, junto con Bert Berns, Ragovoy escribió una canción para la joven Erma Franklin. Se trataba de “Piece of My Heart”. Erma Franklin, cantante de Soul y de Blues,  era la hermana mayor de Aretha.  De muy joven conoció a Berry Gordy y a Billy Davis; ella iba a ser la primera artista que grabara en el incipiente nuevo sello discográfico de este team.

Pero por problemas de distribución y la oposición paterna, Erma siguió estudiando. Según sus palabras, le sentó muy mal saber que otros artistas habían grabado aquellas canciones que Gordy/Davis habían escrito para ella. Particularmente “All I Could Do Was Cry” (grabada por Etta James), ya que Gordy la escribió pensando en un desengaño amoroso real de Erma.

Curiosamente, también le tocaría comprobar como su mayor éxito, “Piece Of My Heart”, tan sólo un año más tarde quedaba rezagado en popularidad tras la versión que Janis Joplin grabó de él.

Posteriormente trabajó con la orquesta de Lloyd Price y firmó con Shout, la compañía para la que grabó “Piece Of My Heart” en 1967, llegando al Top Ten y consiguiendo una nominación para el Grammy como Mejor Artista Novel.

Pero Berns, dueño de Shout Records, moría de un infarto y la carrera de Erma declinaba. Tuvo un hit  -“Gotta Find Me A Lover (24 Hours A Day)“-, grabó 2 LPs, hizo giras pero básicamente se dedicó a los coros para su hermana y a las giras acompañándola. Murió en 2002.

Janis Joplin, menos pop…

De Janis Joplin se sabe mucho. Era de Austin, Texas, un“patito feo” que gracias a su voz desgarrada y a su entrega al cantar, fue cisne durante cuatro años. Murió joven con 27 años, otro miembro del “Club de los 27”. El alcohol y la droga permitieron que brillara poco tiempo pero dejó un legado imborrable.

Básicamente,cuatro LPs en colaboración con Big Brother and the Holding Company, The Kozmic Blues Band y The Full Tilt Boogie Band.

Concretamente un LP, “Cheap Thrills” grabado junto con Big Brother and The Holding Company en 1968, con una cara en vivo y la otra en estudio. Una portada inolvidable a cargo de RobertCrumb. Un escenario inmejorable: el verano del amor. Y Bill Graham de por medio.

Y un tema, el que nos ocupa, “Piece Of My Heart”.

Erma Franklin dice que la escuchó en la radio al poco de haberse lanzado: “Cuando oí su versión no la reconocí, los arreglos vocales eran tan distintos…

El tema llegó al número 12 de las listas de éxitos. Grabado el 20 de mayo y producido por John Simon, fue la lanzadera al éxito.  Se editó como single con “Turtle Blues” en la cara B.

La versión es ácida, descarnada, el acompañamiento de su banda roza las más altas notas,  el grito desesperado, la pasión que imprime al tema, la fuerza, el descaro y la osadía en su invitación a “venga, toma, rompe otro trozo de mi corazón…sabrás que lo habrás conseguido cuando eso te haga sentir bien”…hacen de esta canción probablemente su tema estrella.

Piece of My Heart” tuvo más versiones: Dusty Springffield, Sammy Hagar, Faith Hill… y se usó en un famoso anuncio para los vaqueros Levis, en Inglaterra, en 1992, en la versión de Erma Franklin. La de Dusty Springfield sirvió para un anuncio de chocolate Cadburry.

La revista Rolling Stone la situó en el número 344 de las 500 Mejores Canciones de Todos los Tiempos.

Janis Joplin no vivió mucho para disfrutar de su éxito; es sabido que en octubre de 1970 moría de una sobredosis de heroína. Pero supo elegir grandes songwriters y nos ha dejado versiones  de clásicos como “Summertime” (Gershwin) o “Ball And Chain”(Big Mamma Thorrnton) entre otros.

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

Piece Of My Heart

Oh, come on, come on, come on, come on!

Didn’t I make you feel like you were the only man,

An’ didn’t I give you nearly everything that a woman possibly can ?

Honey, you know I did!

And each time I tell myself that I, well I think I’ve had enough,

But I’m gonna show you, baby, that a woman can be tough.

I want you to come on, come on, come on, come on and take it,

Take another little piece of my heart now, baby, (break a..)

Break another little bit of my heart now, darling, yeah.(have a..)

Hey! Have another little piece of my heart now, baby, yeah.

You know you got it if it makes you feel good,

Oh yes indeed.

You’re out on the streets looking good, and baby,

Deep down in your heart I guess you know that it ain’t right,

Never never never never never never never hear me when I cry at night.

Baby, I cry all the time!

And each time I tell myself that I, well I can’t stand the pain,

But when you hold me in your arms, I’ll sing it once again.

I’ll say come on, come on, come on, come on, yeah take it!

Take another little piece of my heart now, baby. (break a..)

Break another little bit of my heart now ,darling, yeah, (come on…)

Have another little piece of my hear tnow, baby, yeah.

Well, You know you got it, child, if it makes you feel good

I need you to come on, come on, come on, come on and take it,

Take another little piece of my heart now, baby. (break a…)

Break another little bit of my heart, darling, yeah. (have a)

Have another little piece of my heart now, baby,

You know you got it (waaaaahhh)

Take a…Take another little piece of my heart now, baby. (break a…)

Break another little bit of my heart, and darling, yeah yeah (have a)

Have another little piece of my heart now, baby,

You know you got it child, if it makes you feel good

Trozo de mi Corazón

Vamos, vamos, vamos…

¿Acaso no te hice sentir como si fueras el único hombre?

¿Acaso no te di prácticamente todo lo que una mujer puede?

Cariño, sabes que sí…

Y cada vez me digo que ya he tenido bastante

pero voy a demostrarte que una mujer puede ser fuerte…

Quiero que vengas, vamos, cógelo,

coge otro trocito de mi corazón, nene, rómpelo,

rompe otro trocito de mi corazón, cariño, tómalo,

toma otro trocito de mi corazón, nene…

sabes que lo tienes si te hace sentir bien.

Vas por la calle y eres muy guapo y nene,

en el fondo de tu corazón creo que sabes que eso no está bien

nunca jamás me oyes cuando lloro por las noches

¡Y lloro todo el tiempo!

Y cada vez me digo que ya no soporto el dolor

pero cuando me abrazas volveré a cantarlo otra vez…

Diré vamos, ven, cógelo,

coge otro trocito de mi corazón, nene, rómpelo,

rompe otro trocito de mi corazón, cariño, tómalo,

toma otro trocito de mi corazón, nene…

sabes que lo tienes si te hace sentir bien.

Quiero que vengas, vamos, cógelo,

coge otro trocito de mi corazón, nene, rómpelo,

rompe otro trocito de mi corazón, cariño, tómalo,

toma otro trocito de mi corazón, nene…

sabes que lo tienes si te hace sentir bien.

6 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Un siglo de canciones 70: “Summertime” (por Antonio Perea)

24 de mayo de 2010

Los hermanos Gersowitz, Israel y Jacob, nacieron en Nueva York en 1896 y 1898 respectivamente. Ya en 1918 alguna de las canciones compuestas por ambos  se escuchaba en los teatros de Broadway firmadas con los nombres que les habrían de inmortalizar en la gran historia de la música: Ira y George Gershwin. La producción de canciones de estos dos monstruos de la composición es tan formidable que tan sólo se puede comparar en cantidad y calidad con las de los más grandes del género, desde Schubert hasta Lennon y McCartney. Incluso desde una perspectiva sociológica, la importancia de George Gershwin (me uno a la corriente que atribuye el principal impulso creativo al más joven  de ambos hermanos) es crucial en la consagración del hecho cultural de las minorías negras y la del jazz como estilo musical digno de ser albergado en las grandes salas de concierto, hasta la aparición de Gershwin reducto de la cultura blanca y, me atrevería a decir junto con Alex Ross, más europeizante.  Es imposible afrontar en un solo post la tarea de desgranar una mínima parte de las canciones de los Gershwin, y animo a los mundaneros con permiso de Adrian Vogel a que entre todos las vayamos entreverando una por una en este ciclo de “Un siglo de canciones

Propiamente dicho, “Summertime” no es una canción. Pertenece a la ópera ”Porgy and Bess”, compuesta en 1933 y estrenada en Broadway en 1935, un mosaico costumbrista sobre la sociedad afroamericana de Carolina del Sur en los años veinte del pasado siglo, viva aún en la memoria de sus mayores la reciente abolición de la esclavitud. Su intriga plasma las tensiones vitales de aquellos trabajadores de la pesca, marinos y personajes portuarios, sin que falte un aliño de infidelidades amorosas y lealtades homéricas. El libreto de la ópera, incluida la letra de “Summertime”, lo escribió Du Bose Howard (1885-1940), autor también de la novela “Porgy” (1924) en la que la ópera está basada.  Compuesta en 1933, se estrenó en Nueva York en 1935.

¿Cabría definir por tanto “Summertime” más como un aria de ópera que como una canción? Pues si aceptamos que “Porgy and Bess” es una ópera, así debería ser, pero realmente la percepción de las diferencias conceptuales entre una ópera y un musical, al humilde autor de estas líneas le sobrepasan. Lo cierto es que “Summertime” aparece en la ópera tan sólo como una canción de cuna con la que se arrulla a un bebé. Su contenido es, pues, ajeno al hilo argumental, igual que se podría decir de iconos de la lírica como el “lied de Ossian” que declama Werther en la ópera de Massenet, o el recital de piano que genialmente introduce Giordano resonando en la lejanía como telón de fondo, y al mismo tiempo como acompañamiento, del dúo de Loris y Fedora en la ópera que lleva el nombre de ésta  Yo, pues, no me complico la vida y considero “Summertime” como una canción incluida en “Porgy and Bess”. 

En escena, sin embargo, “Summertime” trasciende el nivel episódico que podría llevar consigo su naturaleza de canción de cuna para consolidarse como eje musical conductor de la obra al ser interpretada repetidamente a lo largo de su desarrollo. Comienza cantándosela el joven personaje de Clara a su hija para dormirla en el primer acto y, tras cantarse alguna otra vez –no recuerdo cuántas-  la retoma  en el tercero Bess, quien, dada Clara por desaparecida, vuelve a arrullar a la hija de ésta con la misma nana que lo solía hacer su madre. Esa casi wagneriana permanencia del tema musical a lo largo de toda la ópera no puedo evitar que me evoque la similar permanencia de “Summertime” en nuestro imaginario colectivo a lo largo de dos tercios del siglo veinte y lo que llevamos del veintiuno.

Renuncio a detallar las versiones que se han hecho de “Summertime” porque podrían llenar por sí solas completamente una fonoteca muy amplia. Hay por ahí una Web que va ya por 2700 versiones recopiladas y pretende llegar a 4.000. Personalmente, hoy por hoy prefiero la interpretación original fiel a la partitura de la obra, pero declaro amar también, por tan distinta, la versión de Janis Joplin, pues fue a través de ella la primera vez que escuche la canción, con aquella introducción entre barroca y de jazz suizo, y creí entonces, ignorancia adolescente, que la canción era suya. Cedo no obstante a nuestro editor y anfitrión el honor de elegir la que más le guste para ilustrar las presentes líneas, e invito a todos a que nos dejemos llevar por la atmósfera de estos plácidos días preludio del estío, en que las plantas de algodón están crecidas, los peces saltan vivaces del agua, y vivir, en fin, se convierte de repente en algo más fácil y amable. 

Summertime

Summertime,
And the livin’ is easy
Fish are jumpin’
And the cotton is high

Your daddy’s rich
And your mamma’s good lookin’
So hush little baby
Don’t you cry

One of these mornings
You’re going to rise up singing
Then you’ll spread your wings
And you’ll take to the sky

But till that morning
There’s a’nothing can harm you
With daddy and mamma standing by

Summertime,
And the livin’ is easy
Fish are jumpin’
And the cotton is high

Your daddy’s rich
And your mamma’s good lookin’
So hush little baby
Don’t you cry

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

14 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Rugby