Archivo de la etiqueta: Isak

España se apunta al boicot del Mundial de Catar y pierde en Suecia

Marca

Parece que España se apunta al boicot del Mundial de Catar 2022, porque la derrota, 2-1, ante Suecia complica la clasificación directa. Solo pasa el primero del grupo y los mejores segundos entran en una endiablada repesca. Que para variar perjudicará a clubes y futbolistas por el exceso de carga de partidos. Hoy por hoy Suecia lidera con nueve puntos en tres partidos, mientras La Roja suma siete en cuatro encuentros.

El arranque del partido fue trepidante. A los tres minutos el debutante Carlos Soler inauguró el marcador. 0-1. Al minuto un error de Soler propiciaba el empate de Isak.

España aparentemente dominaba el partido. Al menos parecía que íbamos a por el partido. Mas era engañoso porque la defensa daba muestras de debilidad (acentuada en la segunda mitad, origen del 2-1 y de dos ocasiones claras que pudieron provocar un marcador más abultado). El problema es que su 4-4-2 les daba superioridad númerica en el medio campo, por nuestro 4-3-3. Y si a esto unimos que Busquets no estuvo fino ya tenemos el lío montado. El 2-1 del minuto 56 fue fruto de un error colectivo, desde nuestro mediocentro hasta los dos centrales (Eric García y Laporte estuvieron superados todo el partido), y que permitieron a Claesson rematar a placer el pase de Kulusevski. ¡Y Albiol en el banquillo y Mario Hermoso en su casa!

Finalizado el partido Luis Enrique se quejaba de haber perdido todos los duelos. Esto tiene mucho que ver con la superioridad númerica del centro del campo. Y añadiría que fuimos blanditos. Solo seis faltas en los 90 minutos de juego. Sumen el vicio de siempre: mucho tocar y poco rematar.

Es preocupante que Adama Traoré, en la segunda mitad, fuese nuestra única esperanza. Salió en el 63 por Gerard Moreno, condenado a jugar por una banda. Lo incomprensible es que quitaron a Morata en el 74. Nos quedamos sin rematadores para aprovechar las internadas y pases de Traoré o Jordi Alba o quien fuese. Esto está en el debe de Luis Enrique (como la convocatoria o la alineación).

Desde 1993 no perdíamos un partido de clasificación. ¡Todo sea por el boicot al Mundial de Catar!

3 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

La selección de suplentes pincha en su debut

AFP AS

La selección de suplentes pinchó en su debut de esta Eurocopa 2020. Empató a cero con una Suecia debilitada por las bajas de sus estrellas Ibrahimovic y Kulsevski (positivo al igual que Svanberg, que también causó baja hace unos días).

El problema de la portería en La Roja no es obra de Luis Enrique. El seleccionador lidia con lo que tiene y elige acorde a su cualificado criterio. Improvisar una defensa si es responsabilidad suya. Es muy atrevido debutar en esta Eurocopa con jugadores que solo han jugado juntos una vez y además uno de ellos, Marcos Llorente, fuera de su posición habitual. Añadan que uno de los dos centrales, Laporte, es suplente en su club (Manchester City). Solo ha disputado 16 partidos en la Premier esta temporada pasada. Y ningún minuto en la final de Champions que el City perdió ante el Chelsea (Azpilicueta titular del campeón de Europa es suplente con España). Aún hay más: otro suplente del City, Ferran Torres, es titular con la selección en su debut en la Eurocopa.

En los primeros cinco minutos me tranquilizó ver a Marcos Llorente adelantado. Sin estorbarse con Ferran Torres. Aunque el peligro llegó por la banda contraria, con un par de incursiones de Jordi Alba.

España salió con ganas. Y Suecia se descaró replegándose.

Presionamos arriba, con Morata liderando y dando ejemplo. Cuando teníamos la posesión los dos centrales zurdos formaban nuestra última línea. Por delante de ellos Rodri escoltado por los dos laterales. Koke y Pedri de interiores. El rojiblanco de director de operaciones y el azulgrana a su libre albedrío.

Al cuarto de hora un cabezazo de Dani Olmo, a pase de Koke, pudo subir al marcador. Lo impidió el meta sueco. Olsen se lució con una mano abajo ante el cabezazo a bocajarro del delantero español.

A medida que nuestra presión era cada vez más asfixiante, Rodri adelantaba su posición.

Mediada la primera mitad Suecia llegaba por primera vez a nuestra área. Fue de un saque de banda largo. El remate, tras el rechace defensivo, se fue bastante desviado. En la jugada siguiente la tuvo Koke, tras una buena combinación con Alba. Su remate raso al palo contrario se fue rozando el poste.

Camacho, en la tele, resaltaba la labor de Morata. Servidor añadiría las de Jordi Alba y de Koke, quien a los 28 volvió a tener una muy buena ocasión. Irrumpió solo en el área y reventó la pelota a pase de Alba. Se le fue alta. En esos momentos me acordaba de otra excentricidad de Luis Enrique, cuando vetó a Jordi Alba en la selección. Afortunadamente rectificó. Ayer fue el capitán.

Morata solo ante Olsen falló una oportunidad de oro al filo del 38. No pudimos aprovechar su fallo defensivo. Dos minutos después el error en defensa fue nuestro. El dubitativo Unai Simón se quedó a media salida. Isak pudo inaugurar el marcador. Llorente, bajo palos, y el poste impidieron el gol. Estas son las cosas de nuestro portero que me descomponen. Su falta de seguridad en las salidas va camino de ser legendaria.

Olsen volvió a lucirse en el 44 a disparo de Dani Olmo.

0-0 al descanso.

Una buena primera parte de España en la que ni Pedri ni Ferran Torres me convencieron. Dar entrada a Azpilicueta y subir a Marcos Llorente donde Ferran me parecía una buena solución. Fabián por Pedri era otra alternativa. Aunque sospechaba que saldría Thiago, otro suplente.

No hubo cambios.

La Roja salió con otro ritmo, más pausado. Hasta el 49 no llegó nuestra primera finalización: un buen remate de Morata desde fuera del área.

Este aire, como cansino, convenía a los suecos. Se sacrificaba la chispa y la velocidad por la posesión, aburrida.

A la hora de juego la chispa y la velocidad la pusieron ellos en una contra. Fallaron una clara ocasión. Berg se atragantó con el balón.

Luis Enrique preparaba dos cambios, dos suplentes: Sarabia y Thiago. Entraron en el 65 por Morata y Rodri (Rodrigo en la camiseta). ¿Sarabia es mejor que Gerard Moreno, el máximo goleador nacional de nuestra Liga? ¿Qué pintaba Ferran Torres en el campo? Su segunda parte era claramente inferior a la primera (que ya despertó mis dudas).

Suecia realizaba su doble cambio en el 68. Quitaban a sus dos delanteros (Isak y Berg).

Un buen balón de Koke a Llorente, con pase atrás desde la línea de fondo, propició un buen disparo de Olmo en el 72. Una pena que un defensor rechazase el remate. Acto seguido entraron Oyarzabal y Gerard Moreno por Ferran y Olmo. El realista y Sarabia se colocaron en las bandas. Ellos también hicieron un cambio, por lesión de Lustig.

Marcos Llorente ya vivía arriba en la banda derecha. Se había convertido en un falso lateral derecho. En la otra banda Jordi Alba, incansable, buscaba el centro que definiese el encuentro.

A medida que avanzaba el reloj Suecia cada vez perdía más tiempo. Se jugaba al ritmo que marcaban ellos.

Oyarzabal dio un pase de gol en el 81. No encontró rematador.

Un doble cambio sueco en el 83 paraba el juego de nuevo.

Fabián entraba por Koke en el 86. ¿Pedri se quedaba en el campo? Vale que el Koke de la segunda mitad no fue el de la primera. ¿Pero qué hizo Pedri en todo el partido? Por otra parte, para mi gusto Fabián entró tarde, muy tarde.

Olsen en el 90 volvió a salvar a su selección. Con el pie despejó el cabezazo abajo de Gerard Moreno.

El partido se alargó seis minutos.

Un balón en profundidad de Pedri a Alba propició un pase de gol en el 93. La pelota dio en Sarabia, solo en la frontal del área pequeña. No se podía tener más mala suerte. La suerte se busca, como en la primera mitad. Que no en la plomiza segunda parte.

Depender de jugadores suplentes en sus clubes e inventar posiciones para Marcos Llorente, uno de los jugadores estrella del campeón de Liga, es para hacérselo mirar. Pero es lo que hay y con lo que tenemos que arar. No hay marcha atrás.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El atrevimiento de Zidane no obtuvo fruto

Juan Manuel Serrano GETTY AS

El atrevimiento de Zidane no obtuvo ningún fruto, porque el equipo no tuvo pólvora. El 0-0 final deja un sabor agridulce sobre todo tras la primera parte.

El mister blanco se atrevió a prescindir de Casemiro y dio entrada a Odegaard. Dispuso un 4-3-2-1 con Mendy de lateral izquierdo, el doble pivote de Kroos y Modric con Benzema como referente de la punta de ataque. Vinicius y Rodrygo ocuparon las bandas.

Vini, como la gaseosa, fue perdiendo chispa a medida que avanzaban los minutos, sobre todo en la segunda mitad. Sus primeros 30 minutos fueron buenos, pero como siempre desafinaba en el último toque. Rodrygo, por su parte, pasó desapercibido. El único peligro que llegó por su banda fue cuando Vinicius se cambió de costado. Fue sustituido en la segunda parte por Marvin, campeón de la Youth League, quien debutó con el primer equipo. Fue un triple cambio (Marvin, Casemiro y Fede Valverde) en el que fueron reemplazados Modric y Odegaard, además de Rodrygo. Tambén debutó otro campeón de la Youth League, Arribas. Entró por Vinicius poco antes del descuento.

La Real Sociedad salió viva en los primeros 45 minutos. Por la falta de remate del Real Madrid. Y eso que estuvieron a punto de marcar, finalizando la primera mitad, pero Courtois salvó el cara a cara con Isak (la foto que encabeza este post). Era algo que se veía venir: dominas, dominas, no marcas y te pueden amargar en una contra. El dominio del Madrid fue estéril. Como el título de aquella obra de ShakespeareMucho ruido y pocas nueces” (“Much Ado About Nothing“).

El único que intentó chutar fue Benzema. Falló un gol, en un mal saque del meta local que recogió Vinicius; se resbaló en un disparo y realizó el único remate desde fuera del área en esta mitad. Solo Carvajal en el 56, y luego Benzema de nuevo, intentaron buscar el gol de tiros lejanos. Un claro error. Uno espera esto de jugadores como Modric, Odegaard o Kroos. Aparte de los remates de Benzema y el de Carvajal solo hubo un remate de Kroos tras un saque suyo de esquina en corto y uno de Sergio Ramos que impactó en un defensa. Poco bagaje ofensivo.

La Real salió con otros brios en la segunda mitad. Y estuvo a punto de poner el 1-0 en el marcador. El Madrid espabiló, pero el equipo no tenía ya la frescura de la primera parte. El partido empezó a parecerse a uno de esos de torneos de verano. Las fuerzas flaqueaban. Se sucedían los errores individuales. Kroos encadenó una racha de un par de pases malos.

A Zidane en la rueda de prensa no se le vio contento. No me extraña. Arrancar la Liga 2020/21 empatando no es un buen comienzo. Y no puede ser que Mendy y Varane hayan sido tus mejores jugadores, cuando has dominado el encuentro.

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

La crisis del Barça estaba en el Bernabéu

ACA74AA8-E1AA-423B-BCBF-E3D9EDEB35C8

Al regreso de Venecia me encuentro con una crisis del Barça, fruto de unas declaraciones cruzadas entre Abidal y Messi. Los medios deportivos amplifican la situación y exageran hasta límites insospechados. Que sí hay que echar a Abidal, que debe presentar su dimisión, que Messi se va del club en junio, que urge convocar elecciones, etc. Y resulta que al Real Madrid le elimina la Real Sociedad de la Copa.

El 3-4 del Bernabéu sí que es una crisis. En este caso de juego y de resultado. Y de alineación. Quedó claro que AreolaMarcelo, James y Brahim no están para ser titulares. Ni Nacho es lateral derecho.

El 0-1 al descanso era lógico. El Madrid no remataba ni aprovechaba la chispa de Vinicius, el único que aportaba algo en ataque. La Real solida en defensa salía rápida a la contra. Isak falló dos ocasiones (en la segunda mitad se resarció metiendo tres; le anularon uno). Un remate suyo, por el centro, no lo atajó Areola. El rechace le llegó a Odegaard, ante la pasividad de Militao y Sergio Ramos, y se la coló entre las piernas al meta desde la frontal del área.

La segunda mitad fue un festival de goles. De un 0-3 pasamos a un 1-4 para acabar en el 3-4 final. A Isak y a Vinicius les anularon un gol a cada uno. Dos de Isak y uno de Merino completaron el marcador realista. Marcelo, Rodrygo y Nacho anotaron los tres merengues.

Fueron unos segundos 45 minutos de lo más coperos. Cuando parecía todo perdido Zidane recurrió a la heroica y casi le sale bien. El problema estuvo en desperdiciar la primera mitad, con el once que presentó.

La felicidad azulgrana ante nuestra eliminación tan solo duró dos horas. Su KO no debe servirnos de alivio. Ambos aligeramos nuestros calendarios, pero nos dejan sabores muy amargos…

P.D.: Agradezco a mi amiga Cristina su invitación. Su llamada al mediodía alegró mi comida (Justo estaba preguntándome dónde verlo).

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol