Archivo de la etiqueta: II República

El PP y la Iglesia siempre en contra del progreso

Chema Moya EFE Público

La aprobación ayer de la Ley de Eutanasia en el Congreso de los Diputados, con los votos en contra del PP y Vox, más la Iglesia Católica poniendo el grito en el cielo, evidencia nuevamente que la derecha de toda la vida y la Iglesia siempre están en contra del progreso. Da igual los argumentos que usen, desde los más peregrinos hasta algunos más elaborados (pero pocos). Están en contra, por sistema. A las pruebas me remito.

En 1981 el gobierno de Adolfo Suárez (UCD) aprobó una Ley de Divorcio, considerada en su día la más avanzada de Europa. Era la segunda que hubo en España. La primera es de la II República y fue derogada al terminar la Guerra Civil (1939). Es un buen punto de partida para esta exposición. Al presidente Suárez y a Fernández Ordóñez, su ministro de Justicia y responsable de la ley, les cayó la del pulpo. Incluso desde sus propias filas: los sectores democratacristianos de UCD. En aquellos días el Partido Popular era la Alianza Popular de Fraga (conocidos popularmente como los 7 magníficos, por los siete ministros franquistas que formaron la coalición de AP). Esa ley de 1981 fue actualizada por un gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) en 2005.

La siguiente medida con la que rabiaron la Iglesia y sus aliados de la derecha recalcitrante fue la ley del aborto de 1985, con sus tres supuestos. Presidia el gobierno Felipe González (PSOE). Esta Ley Orgánica de 1985 fue votada con la oposición de Alianza Popular. Como en el caso anterior el precedente data de la II República (1936) y fue derogada por el bando franquista. Años después, en 2010, el segundo gobierno de Zapatero, reformó la legislación de 1985. Se aprobó por votación de todos los grupos parlamentarios, menos el PP (el único partido que se opuso en bloque). El PP no se conformó y recurrió al Constitucional, apoyado por la Conferencia Episcopal Española, los medios afines y los grupos antiabortistas. Posteriormente con Mariano Rajoy (PP) presidiendo el gobierno, su ministro de Justicia Ruiz Gallardón quiso volver atrás. A la ley de 1985, esa misma que tanto criticaron en su día. Gallardón dimitió cuando el PP retiró su propuesta de ley del Congreso.

El matrimonio civil va a servir de pretexto para tratar otro tipo de uniones. El civil fue prohibido por el franquismo en 1939. Solo se permitió para parejas de distintas religiones a la católica y para quienes fuesen apóstatas (con lo complicado que resultaba serlo, aparte de dejarte señalado ante las autoridades). La Constitución de 1978 dio carpetazo al supuesto de la apostasía. El matrimonio civil fue regulado por ley en 1981, siendo Leopoldo Calvo-Sotelo presidente del gobierno de UCD. Su ministro de Justicia era Fernández Ordoñez. Modificaron el Código Civil para autorizarlo. Este primer paso nos lleva al siguiente: el matrimonio entre personas del mismo sexo. Es legal en España desde julio del 2005, con Zapatero de presidente del gobierno. El ministro de Justicia de entonces era López Aguilar. El PP, la Iglesia y los ultras montaron la mundial. Como se podrán imaginar y algunos recordarán. El PP nuevamente recurrió al Constitucional. Siete años después el alto tribunal rechazó el recurso del PP (ocho votos a favor de la constitucionalidad de la ley por tres en contra). La ley fue aprobada en el Congreso, con los votos en contra del PP y de Unió (los de CiU), pero rechazada en el Senado, donde el PP tenía mayoría. Volvió al Congreso donde una nueva votación levantó el veto del Senado. España se convertía en el tercer país del mundo en legalizar las uniones entre personas del mismo sexo. ¿De todo esto tampoco se acuerdan en el PP? Reciente es. 

Por favor no insistan en que todos los políticos son iguales. Este lema, impulsado por la derecha, es retrogrado. Aquí han podido ver ejemplos de partidos y políticos de centro-derecha y centro-izquierda que si marcaron diferencias. Y los de siempre, los nostálgicos del franquismo, pusieron todo tipo de trabas. No todos son iguales ni son lo mismo. 

1 comentario

Archivado bajo Política

Falangistas y filofranquistas defienden las libertades que siempre castraron

La caravana de coches del 12 de octubre, convocada por Falange y Vox, fue una manifestación contaminante por la libertad. “Caravana por la libertad” era el lema de la convocatoria. La cual nuevamente tuvo escasa participación, pero abultaba bastante por las dimensiones de los vehículos. Los medios golpistas, como siempre, ocultaron esta información.

Llegados a ciertas edades tiendes a pensar que ya has visto casi todo. Pero llegan falangistas y filofranquistas y te rompen los esquemas. Ahora resulta que se han convertido en defensores de derechos y libertades. Son los mismos que apoyaron un golpe de estado fascista, simpatizaron con la dictadura y ahora la añoran (tanto los franquistas como sus herederos). La viñeta de Manel Fontdevila es muy clarificadora.

Estas actitudes de Falange y Vox también se dan en ciertas familias dentro del PP. Por ejemplo, las vinculados a FAES (generalizando) y al sector madrileño en el poder (concretando). Tenemos un ejemplo reciente de estas actitudes con el episodio de la retirada de la placa de Largo Caballero, ministro y luego presidente del Consejo de Ministros durante la II República, secretario general de UGT, presidente del PSOE, capturado por la Gestapo en la Francia ocupada y enviado a Alemania al campo de concentración nazi de Sachsenhausen (donde hay una placa en su honor). Ahí permaneció durante casi dos años.

No entro a valorar si Largo Caballero fue bueno, malo o regular. Es evidente que sí fue importante. Y reivindico lo que en mi opinión fue su mayor logro: luchar por la implantación en España de la jornada laboral de ocho horas. Primero como líder sindical, apoyando la huelga en Barcelona de la CNT de Salvador Segui y amenazando con llevarla a cabo en todo el país. Finalmente el gobierno del Conde de Romanones en 1919 firmó el decreto que oficializaba las ocho horas diarias de trabajo. Largo Caballero siguió involucrado porque no todos los empresarios cumplieron la ley. Y finalmente Largo Caballero, como ministro de Trabajo, forzó su cumplimiento. E

Todo esto sería ya suficiente para zanjar cualquier discusión al respecto. Esta propuesta de Vox de retirar la placa fue rápidamente aprobada por el alcalde de Madrid, Martínez-Almeida, y sus socios de Ciudadanos. Sin ningún estudio o informe histórico. Queda muy claro que con esta gente no se puede razonar.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

El 14 de abril en la historia del (Real) Madrid FC

La proclamación de la II República tuvo un peso importante en la historia del Madrid, que hasta ese momento se denominaba Real Madrid (por concesión de Alfonso XIII). Para no ser tildado de partidista no me citaré (con lo que me gusta y de paso aprovecharía para mencionar mi libro Bikinis, Fútbol y Rock & Roll). Reproduciré fragmentos de una entrada de Rebelión al respecto:

Real Madrid

“Fruto de esta concesión fue la introducción de dicho título –Real– en el nombre, pasando de Madrid FC a Real Madrid FC; y respecto al escudo, se introdujo la corona real en su parte superior.

Cambios republicanos en el escudo del Real Madrid CF

Con la llegada de la II República en 1931 se instó a todos los clubs y sociedades deportivas a eliminar cualquier referencia monárquica, tanto en sus nombres como en su simbología. Las consecuencias más evidentes de ello fueron:

– Desaparición del título de “Real” en los nombres de todos aquellos clubs que lo tuviesen. Así, equipos como el Real Madrid FC pasó a ser Madrid FC, el Real Betis Balompié a Betis Balompié, el Real Murcia FC a Murcia FC, el Real Zaragoza FC a Zaragoza FC, etc. Algunos incluso cambiaron el nombre, como la Real Sociedad FC, que pasó a denominarse Donostia FC.

– Desaparición de las “coronas reales” de los escudos de todos aquellos clubs que la tuviesen, que venían a ser, básicamente, los mismos que tenían el título de “Real”. El escudo del Real Madrid CF, ahora Madrid FC, perdía así la corona y quedaba igual que el que tenía con anterioridad a serle concedido el título de “Real” en 1920, aunque con una novedad: una franja morada atravesada diagonalmente de izquierda a derecha.

Madrid FC

El Real Madrid CF, un club de tradición republicana

A colación de la temática de este artículo es destacar la identificación del Real Madrid CF con un sentimiento de izquierdas durante los años de la II República y durante buena parte del periodo de guerra, llegando a ser un símbolo no sólo en el ámbito nacional, sino también en el internacional. Este marcado carácter progresista deriva desde la propia fundación del Club en 1902, pues se gesta en el corazón de la ILE (Institución Libre de Enseñanza), un proyecto de renovación pedagógica desde el laicismo y que determinó el programa educativo de la II República.

Esta tradición progresista se constató con la llegada de Rafael Sánchez-Guerra a la presidencia del Club el 31 de mayo de 1935. Sánchez-Guerra era un destacado político republicano, concejal del Ayuntamiento de Madrid por la “Conjunción Republicano-Socialista” y miembro activo de la “Agrupación al Servicio de la República”. Incluso parece que fue él quien enarboló la bandera republicana desde el balcón del Ministerio de la Gobernación el 14 de abril de 1931. Su principal objetivo como máximo mandatario madridista era la construcción de un estadio, pero la sublevación militar del 18 de julio de 1936 y el inicio de la guerra provocaron la paralizaron de todas las competiciones deportivas y, por ende, de su proyecto.

El Madrid FC es incautado por el Frente Popular

Apenas un par de semanas después de la sublevación militar sucedería uno de los hechos más relevantes de la historia institucional del Club: el 4 de agosto de 1936 el Madrid FC es incautado por el recién constituido Frente Popular a petición de sus socios. Se hacía cargo de la presidencia de la Junta Directiva Juan José Vallejo por el Comité de la Federación Deportiva Obrera, manteniéndose Hérnández Coronado como secretario general.

El diario El Liberal lo reflejaba así en su edición del 11 de agosto de 1936: “El Frente Popular regirá los destinos del Madrid FC y anuncia que el club ha acordado la celebración de un partido internacional con la Selección Soviética para recaudar fondos con destinos a la suscripción abierta a favor de las víctimas de las familias caídas en la lucha contra los faciosos”. En otro apartado decía: “El Madrid FC ha abierto una suscripción a favor de las víctimas del fascismo. Este club ha encabezado dicha suscripción con cinco mil pesetas que han entregado directamente al presidente del Consejo de Ministros, Sr. Giral. Todos los empleados y obreros del mismo han contribuido a dicha suscripción con un día de haber, importando en total 286,30 pesetas. Dentro de unos días les imitarán los jugadores, dejando un día de haber en su sueldo”.

Y el diario Informaciones decía al respecto: “Un club democrático como el Madrid, con un plantel de socios netamente republicanos de izquierda, no podía temer nada. La Deportiva Obrera, que tiene un gran concepto de los principios deportivos, encontró justos los razonamientos de algunos socios, y juntos concibieron un plan que ha sido puesto en práctica y aprobado sin excepción alguna, por todos los sectores deportivos de Madrid. Reunidos socios del Madrid y directivos de la Federación Obrera acordaron designar un Comité directivo que sustituya a la actual Junta directiva. El citado Comité, nombrado ya, está integrado por dos directivos pertenecientes a la Federación Deportiva Obrera. Uno de ellos es Juan José Vallejo”.

Durante 1937 Vallejo es relevado en la presidencia por el coronel comunista Antonio Ortega, considerado como uno de los héroes populares en la lucha contra el fascismo.

Durante estos años el Club se limita a jugar partidos amistosos y benéficos. En un partido homenaje a la 21ª Brigada Mixta Republicana aparecen los jugadores madridistas formando puño en alto. Con la victoria de los insurgentes, Ortega es detenido y asesinado en julio de 1939, nombrándose presidente a Adolfo Meléndez.”

Por mi parte tan solo añadir que fue Sánchez-Guerra quien introdujo la formula “un socio, un voto”. Y respecto al coronel Antonio Ortega: tuvo que dejar la dirección general de Seguridad (en el gobierno de Negrín) al estar involucrado en la detención y desaparición de Andreu Nin, el líder del POUM. Ortega fue fusilado al acabar la guerra.

Schz Guera

P.D.: Las imágenes son también de Rebelión.

3 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol, General, Política