Archivo de la etiqueta: Huesca

Real Madrid 2 Getafe 0

EFE Marca

Por segundo partido consecutivo Zidane no pudo completar la convocatoria. A Huesca se llevó 17 jugadores y ayer contó con 19. En ambos encuentros contó con integrantes del Castilla, más ayer (5) que el pasado sábado. A las bajas de Kroos (por tarjetas) y Odriozola (lesión) se sumaba la de Militao (lesión), tras cumplir su partido de sanción. ¡Todo un panorama!

En los medios se especulaba con la titularidad de Isco. Tenía mis dudas al respecto (un jugador tocado o lesionado sin jugar siempre levanta sospechas sobre su rendimiento a la hora de la verdad). En el banquillo solo dos jugadores de campo del primer equipo: el malagueño y Mariano. Sobre el campo el once se formó con Mendy en el lateral derecho y Marcelo en el izquierdo. Nacho y Varane de centrales. El canterano Marvin entró por primera vez en el equipo titular. Como escribí en la crónica del anterior partido de Liga, da la impresión que está para suplir a Lucas Vázquez. En Huesca, cuando salió, le entregaron toda la banda derecha. Asumía, por tanto, que jugaría por la derecha y Marco Asensio reforzaría la media por la izquierda. Benzema y Vinicius completaban el equipo, con Courtois en la portería.

Este Real Madrid-Getafe corresponde al partido aplazado de la primera jornada. Con el rosario de bajas no parece que este fuese el mejor momento para enfrentarse al equipo que más faltas comete. Y de trasfondo el empate del lunes del Atlético de Madrid en casa ante el Celta de Vigo.

La disposición inicial de Zidane fue con tres marcadores centrales con Marvin y Marcelo de carrileros. Este esquema enfrentaba al canterano con Cucurella. Asensio flotaba entre la media y la delantera.

A los cuatro minutos le hicieron la primera falta a Vinicius. La sacó Modric y la tuvo Casemiro. Fue la primera ocasión. Tres minutos después Vinicius forzaba el primer saque de esquina.

El Getafe no se arrugaba. Mendy, en el nueve, nos ponía el corazón en la boca con un control y filigrana dentro de nuestra área. Salió airoso y repitió poco después (esta vez sin adornarse).

La presión azulona, tres arriba, nos complicaba la salida de balón. Asensio se ofrecía para oxigenar.

El primer remate de Benzema fue de cabeza. Al larguero. Cabeceo el saque de esquina de Asensio en el 13. Era la segunda ocasión blanca.

A medida que pasaban los minutos Marvin se fue soltando. Los compañeros empezaron a buscarle. Primero Asensio, luego Modric y Benzema. Los rivales tomaron nota y le pisaron un par de veces (el primer pisotón fue de amarilla y solo pitaron falta). Este momentáneo protagonismo de Marvin era en detrimento de Vinicius. Y de Marcelo, muy suelto con la espalda bien cubierta por Mendy.

David Soria le sacó un buen remate a Modric, según entraba por la frontal del área. Estábamos en los 10 minutos finales del primer tiempo.

Sin tiempo de descuento se llegó al descanso con 0-0 en el marcador.

El drenaje de Valdebebas soportaba bien el aguacero. Arreció durante el intermedio. Resultaba chocante ver a Bordalás en manga corta, siguiendo el partido desde un palco acristalado en la grada (estaba sancionado). Los jugadores se empaparon nada más salir del vestuario. Los mismos 22 que arrancaron el partido.

Al filo del 48 un excelente pase de Asensio a Benzema hace que David Soria vuelva a lucirse. Su mano abajo despeja el remate del francés.

En los inicios de esta segunda mitad el Getafe pareció haber recuperado el brío con el que empezó el encuentro. Porque en la segunda mitad de la primera parte prácticamente renunciaron a buscar la portería de Courtois.

Los primeros cambios llegaron en el 54: un triple cambio de los azulones (incluyendo nuestro Kubo) y Arribas, del Castilla, por Marvin (tocado). De primeras dio la impresión que iba a entrar por Vinicius. El brasileño se fue a la derecha y el canterano se puso en la izquierda. Estas posiciones me preocuparon. A la primera Cucurella se encontró muy solo con Vinicius bastante alejado del jugador azulón. Un minuto después Cucurella volvió a avanzar a su aire. Con Marvin no había sucedido. En cambio, a la hora de juego un pase de Vinicius lo cabeceó Benzema a la red. 1-0. Cucurella se había relajado con Vini.

Cinco minutos después Mendy robaba y combinaba con Arribas. El canterano lanzaba a Marcelo. El pase de Marcelo, en posición de extremo izquierdo, lo remataba Mendy. 2-0. Al poco Zidane mandaba calentar a Isco.

El Getafe agotaba sus cambios en el 72 retirando a Cucurella y Cabaco. A Cucurella le castigó el 1-0 y una jugada posterior en la que Vinicius le robó la pelota en ataque y se lanzó campo arriba. Cucurella no persiguió al brasileño y firmó su sentencia de muerte.

Isco entró en el 75 por Marco Asensio. Buen partido del mallorquín. Las primeras intervenciones del malagueño fueron un lastre. Perdió tres balones seguidos.

Vinicius tras los primeros sustos se colocó de lateral derecho. Apenas se atrevía a subir. Hasta el minuto 83. Fue una larga posesión blanca de casi dos minutos .que arrancó él.

A Marcelo se le veía muy tocado. En el 85 se retiró cojeando. Hizo un buen partido. Entró otro del Castilla, Chust. Debutaba en primera división (en el Madrid se había estrenado en la derrota de Copa ante el Alcoyano). Mendy pasaba al carril izquierdo y Chust ocupaba la posición del francés, de marcador central junto a Nacho y Varane.

En el 90 le perdonaban la segunda amarilla a Chakla por falta a Vinicius (se iba disparado a portería).

El Getafe cerraba el encuentro sin haber rematado entre los tres palos. El 2-0 acorta en tres puntos la ventaja que nos saca el Atleti. Ahora son cinco, pero ellos tienen dos partidos menos. Nosotros ya hemos recuperado el que teníamos pendiente, este contra el Getafe. Ahora nos toca esperar el parte de lesionados… Mientras, confiemos que estos brotes verdes de Huesca y de ayer se confirmen y la recuperación sea un hecho.

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Un Real Madrid diezmado gana en Huesca

Marca

Un Real Madrid diezmado por las lesiones se enfrentaba al renacido Huesca, tras su cambio de entrenador (Pacheta con sus tres centrales en defensa ha revitalizado a los de El Alcozar). A las conocidas bajas de Carvajal y Hazard, esta mañana el club comunicaba la operación de menisco de Sergio Ramos. Los tres citados son los más perjudicados en este rosario de bajas, a las que hay que sumar unas cuantas más en este ecuador de la temporada. Como estará el asunto que Zidane apenas desplazó 17 jugadores a Huesca, tirando del Castilla. El once estaba condicionado por el infortunio y nuevamente fue previsible. La única buena noticia fue la vuelta de Nacho, superado el Covid-19. Quedaba por ver como le afectaría a su estado de forma.

No habían pasado ni cuatro minutos cuando tres errores nuestros propiciaron las primeras aproximaciones rivales a nuestra área. La primera fue un mal pase en defensa de Odriozola (cedió el balón al rival). La tercera también fue del lateral. En medio, Vinicius perdió la pelota en ataque originando la contra del Huesca. Estas tres acciones puntuales, en las que por parte local tuvieron a Rafa Mir de protagonista, no desmerecen la actitud de salida de los blancos. Se les veía motivados. Con ganas de solventar el encuentro desde el inicio. Aunque sin remate. La primera ocasión fue al filo de los 10 minutos, en una buena jugada de Vinicius por el centro del área. Su internada fue bien respondida por el meta, Álvaro Fernández. Muy atento salió rápido atajando el autopase del brasileño tras su recorte. Tres minutos después Vinicius se fue por su banda, no acertó en el pase, se hizo Kroos con el balón y Marco Asensio acabó rematando alto, después de un buen control. Su disparo se fue arriba porque tropezó en un defensa.

Empezó a llover desde el arranque del partido. Los jugadores ya estaban completamente empapados superado el cuarto de hora.  Llovía a mares. El campo cada vez estaba más rápido. ¿Cuánto tardaría en embarrarse? Mientras, Mendy y Vinicius aprovechaban su velocidad por la banda izquierda. Incluso Nacho se incorporaba al ataque por ese costado. Asensio estaba solo en la derecha. Odriozola, nuevamente, no estaba a la altura de las circunstancias. 

En el 24 un excelente pase al hueco de Kroos lo remata Vinicius con una vaselina ante la salida del meta local. Se le fue fuera por poco. Y le señalaron fuera de juego, anulando la acción. Poco después Rafa Mir volvía a crearnos dificultades. En un sombrero de Vinicius al carioca se le quedó corto el campo. Acto seguido, en la primera subida de Odriozola, Asensio no pudo rematar una ocasión clara porque resbaló. 

La presencia de Asensio por todas partes empezaba a ser constante. Igual que la de Kroos. 

En el 32 Kroos veía la amarilla. Se pierde el próximo partido, el martes contra el Getafe (corresponde al aplazado de la primera jornada). Un minuto después Benzema efectuaba su primer remate. Álvaro Fernández respondía con acierto al buen chut desde fuera del área. Al poco volvía a rematar y el cuerpo de un defensor mandaba el cuero a córner. 

Una entrada sin sentido y a destiempo de Maffeo sobre Nacho era la primera amarilla para los locales. 

El 0-0 al descanso auguraba una emocionante segunda parte, con la incógnita del estado del campo de juego. Y sabiendo que Zidane no haría cambios… por la escasez de efectivos, además de su poca predisposición a realizarlos.

Saltaron al campo los mismos 22. Ya no llovía. Y en menos de un minuto Mikel Rico con la parte trasera del interior, casi de tacón, mandaba la pelota al larguero. Y en el 47 Javi Galán anotaba un golazo desde el borde del área. Estaba desmarcado. 1-0. Dos minutos después Rafa Mir estrellaba un gran remate al travesaño. El Huesca se salía. Nosotros no habíamos entrado. Y nuestra defensa, como me escribía Humberto Ríos, era una verbena. Otra vez. 

Zidane mandaba a calentar a Marvin y a ¡Marcelo!

Y de repente todo cambió: Benzema lanza una falta, da en el larguero y en la bajada en vertical de la pelota Varane cabecea a la red. Se impuso en el salto a dos defensas y al portero (obstaculizado por sus dos compañeros). 1-1 en el 54. El tanto nos dio alas. Volvimos a la presión alta y a recuperar pronto el balón. En una de estas, sobre el 58, Asensio en una excelente jugada individual (robo, carrera y remate) pudo marcar. 

Al Huesca ya le costaba pasar de la divisoria de ambos campos. Pacheta hizo el primer cambio en el 61: Escriche por Okazaki. Al minuto Courtois salvaba un gol seguro a cabezazo impecable de Rafa Mir. A partir de este instante el Madrid vigiló más su espalda.

Mientras Marcelo se disponía a salir, Mariano se incorporaba al calentamiento junto a Marvin. En el 67 entró por Odriozola (se fue tocado). Y Álvaro Fernández le sacó una pierna milagrosa a Benzema, cuando ya cantábamos el 1-2. Al rato Marcelo pudo marcar. Su disparo se fue rozando el palo.

En el 71 Marco Asensio botó una falta y casi nos meten el 2-1 en la contra. Pacheta se la jugaba dando entrada a un delantero, Ontiveros, por Doumbia, medio centro. 

Un jugadón de Vinicius por la banda lo cabecea mal Asensio, el rebote le llega a Benzema, quien fusila al muñeco. Su remate impacta en el pecho del meta. Corría el minuto 76. A continuación entraban Mariano y Marvin por Vinicius y Mendy. Un cambio ofensivo, que contrarrestaba al de Pacheta. Acertó. Lo recalco: Zidane acertó. Retrasó a Case, para ayudar a los centrales, y a Asensio, para reforzar la línea media. A Marvin le dejó toda la banda, como si fuese Lucas Vázquez.

A falta de 10 minutos Álvaro Fernández volvía a negarle el gol a Benzema. Palmeaba a córner el disparo del francés, desde el borde interior del área grande. 

Varane, nuestro héroe de la tarde, hacía el 1-2 en el 83. Su segundo gol del día. Lanzaba una falta Kroos. Cabeceaba abajo Casemiro. Salvaba, de nuevo, Álvaro Fernández. El rechace lo remachaba el central francés. 

Los locales efectuaban un doble cambio para los últimos minutos. 

Benzema bajaba a ayudar en defensa. Símbolo del compromiso de todos.

Se añadieron tres minutos. Podía suceder cualquier cosa. Un exceso de individualismo de Mariano en el último minuto nos pudo costar caro. Mas recuperamos pronto, impidiendo la contra y manteniendo la posesión. Terminamos con un saque de esquina a nuestro favor, que originó otro que ya no se lanzó.

En los cuatro enfrentamientos del Huesca con el Madrid ha perdido los cuatro. En el de hoy, sus dos mejores jugadores fueron Álvaro Fernández, el portero, y Rafa Mir, delantero. El Madrid, supo remontar. Y también capear el temporal con los malos inicios en ambas mitades (los tres errores puntuales del principio y la fulgurante salida local tras el intermedio). Dominó las dos partes y en la segunda remató bastante más que en la primera (donde estuvimos escasos en esta faceta). 

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde. Y es parte de nuestro ADN. Hay que seguir aspirando a esta misión imposible que parece ser esta Liga 202/21.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Real Madrid 4 Huesca 1

Zidane introdujo cuatro cambios frente al Huesca: dos en defensa (Militao y Marcelo por Varane y Mendy), Modric por Kroos y Hazard de titular (por Vinicius). ¿De cara al partido contra el Inter de Champions del próximo martes? Veremos.

Confieso que me preocupó ver a Marcelo de titular. También a Hazard, por lo correoso del rival. Me parecía demasiado riesgo. Mas el mister sabe bastante más que un servidor. Además de conocer su plantilla como nadie.

El Huesca se presentaba con varios excanteranos del Madrid. Cuatro en la alineación titular. Esto me daba mala espina.

A priori la banda derecha era el punto fuerte del Real Madrid, con Lucas Vázquez, asentado en el lateral derecho, y Marco Asensio, en su tercera titularidad consecutiva. Y la izquierda era nuestro flanco débil, con Marcelo y Hazard. Auguraba trabajo extra para los centrocampistas en el orden defensivo (Fede Valverde, Casemiro y Modric).

El Madrid sacó de centro y a los 16 segundos perdimos la pelota. Esta fue la tendencia de los primeros 15 minutos. Si éramos eficaces en la presión y recuperación del balón también lo éramos en perderla. Fallábamos todos los últimos pases antes de llegar al área contraria. Los dos primeros remates fueron del Huesca, en los minutos siete y ocho. En el primero, por la banda de Marcelo, Rafa Mir se plantó ante Courtois. Iba muy escorado, intentó sorprender al meta, pero se le fue al lateral de la red. En este primer cuarto de hora lo único que logramos fue botar dos saques de esquina y un mal control de Hazard en el área que acabó buscando la portería (se fue alta).

En el 19 le anularon un gol a Rafa Mir por fuera de juego. Por la banda de Marcelo, de nuevo. El brasileño se había quedado renqueando en el ataque previo. Era la segunda vez que mostraba molestias físicas (o hacía teatro). La primera fue a los cinco minutos y Sergio Ramos solventó una situación que pudo crear muchos problemas.

En el 24 Andrés Fernández salvaba un cabezazo de Ramos, a pase de Marcelo. Era la primera vez que el Madrid lo intentaba (la anterior de Hazard no cuenta y además se fue fuera).

A medida que avanzaban los minutos ya no presionábamos tanto y el Huesca empezaba a mandar. En el 27 pudo marcar Sergio Gómez, con Marcelo de testigo. La pasividad de nuestro lateral izquierdo empezaba a ser insultante.

A partir de la media hora volvió la presión alta, impulsada por Valverde. Las posesiones del Madrid eran más largas pero sin buscar portería. Seguíamos fallando en el último pase. Solo intentamos un remate. De Hazard desde fuera del área. Mosquera desvió el remate.

En el 39 Hazard marcó un golazo. Un zurdazo desde la frontal de la media luna. Su control de espaldas y posterior giro, desembarazándose de su marcador, más el golpeo fueron tremendos. Era su primer tanto en poco más de un año (desde el 5 de octubre del 2019 frente al Granada).

Cuando parecía que nos íbamos al descanso con el 1-0 un pase de Lucas Vázquez, de banda a banda, lo para Benzema con el pecho. Se adelanta el balón y remata desde el lateral del área pequeña. Su disparo cruzado, al palo contrario, suponía el 2-0. Mucho castigo para el Huesca y demasiado premio para el Madrid. Tres remates, dos goles.

Los cambios al descanso parecían cantados. Unos para dar descanso de cara al martes. Y los otros por ir abajo en el marcador. Zidane prefirió esperar (Mendy estuvo calentando en el intermedio y lo siguió haciendo) y el técnico visitante realizó un doble cambio.

En los primeros instantes de esta segunda parte vimos a los blancos reservando fuerzas. Cedimos terreno y ellos fueron creciendo. Los cambios también influyeron.

En el 51 y medio se retiraba Lucas Vázquez y entraba el previsto Mendy.

Una contra, en el 53, iniciada por Asensio y conducida por Benzema y Hazard, fue inicialmente frenada cuando el galo buscó a Asensio. La pelota volvió a Benzema, prácticamente desde la linea de fondo, que vio a Fede Valverde al otro lado. El uruguayo no dudó y de un excelente tiro cruzado, tras un buen control, hizo el 3-0. Dos minutos después el Huesca volvió a hacer un doble cambio.

Tal como estaban las cosas el cuerpo me pedía a Rodrygo y Vinicius por Asensio y Hazard. Rozando la hora de juego entraron los dos que solicitaba e Isco. Se iban los mencionados y Valverde.

En el 62 Benzema pudo hacer el 4-0. Vinicius se hizo con un balón en nuestro campo. Su arrancada finalizó cuando pisó el área contraria y se la pasó a Benzema. Un excelente pase. El francés remató mal y se le fue por encima del larguero. Podría haber sido el gol de la paz definitiva, tras la polémica provocada por una grabación a Benzema, en el descanso del enfrentamiento contra el Borussia.

El Huesca aparentaba estar muy tocado por el 3-0 en contra. El Madrid, con el triple cambio, se fue para arriba. Los tres que entraron querían aprovechar sus minutos.

Zidane agotó su quinto cambio en el 68. Entro Kroos por Casemiro. Y acto seguido un pase de Modric con el exterior, marca de la casa, habilitó a Rodrygo. Pudo ser el 4-0. El buen tiro del brasileño fue desbaratado por Andrés Fernández.

En el 73 el Huesca obtuvo su premio. Ferreiro, libre de marca, anotaba tras un excelente pase de Rafa Mir desde la derecha. Marcelo se había quedado descolgado… y dejó vendido a Ramos. Para cuando bajó la pelota ya estaba besando la red.

El gol cambió el estado de ánimo de los oscences. Mendy despertó a los suyos con una internada por la derecha. Todo fuerza e ímpetu.

En el 83 ellos agotaron sus cambios, con el quinto. Mientras el Madrid parecía sestear de nuevo.

Entrábamos en los cinco minutos finales (+ el descuento) con 3-1 en el marcador. Y en el 89 llegó el 4-1. Un pase desde la izquierda de Marcelo la pica abajo de cabeza Rodrygo. Benzema cabecea el bote y anota su segundo gol del partido.

En los tres minutos de alargue el Huesca botó un córner. Y en la correspondiente contra Rodrygo optó por chutar en vez de buscar el pase a Benzema.

El 4-1 trae dos buenas noticias: los tres puntos y los cuatro goles.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Apuestas y amaños de partidos

Las apuestas deportivas y el amaño de partidos y competiciones viene de antaño. Y es de sobra conocido, tanto en sus facetas legales (quinielas, casas de apuestas, etc.) como en las clandestinas. En ambos casos las mafias pululan alrededor y enturbian todo el proceso. De ahí al amaño de resultados solo hay un paso.

Hace no tanto se descubrió lo que ocurría en el tenis. Principalmente en torneos de segunda fila. Ayer se destapó la llamada Operación Oikos, en el que hay 21 personas involucradas de momento, y que afecta a partidos de Primera, Segunda, Segunda B y Tercera división. Lógicamente la mayoría son jugadores o exjugadores. Me ha sorprendido ver en la lista de detenidos al presidente del Huesca y al ¡médico del club!

He tardado en publicar esta entrada porque estaba esperando a conocer más detalles en el espacio televisivo «El chiringuito de jugones«, presentado y dirigido por Josep Pedrerol. El espacio, aparte de contar con una casa de apuestas entre sus patrocinadores, tiene a José Antonio Martín Petón entre sus tertulianos. Petón, además de consejero del club, es el presidente del principal accionista de la Sociedad Deportiva Huesca, la Fundación Alcoraz. Ha sido citado como testigo, según informó El Confidencial.

Es la primera vez que en España se destapa una red dedicada al amaño de partidos de fútbol para apuestas. Se han conocido casos aislados pero nunca nada de este relieve.

Mis amigos saben bien que considero el mundo de las apuestas como el verdadero cáncer del deporte. Mucho más que el doping. Hay deportes y competiciones completamente manchados por esta lacra. Siempre pongo de referencia una joya cinematográfica: «Eight Men Out«, del director John Sayles. Estrenada en 1988 y protagonizada por John Cusack y Charlie Seen entre otros, la película recrea el tongo de las finales de beisbol de 1919. La disputaban los White Sox de Chicago, los grandes favoritos y una leyenda de ese deporte, contra los Reds de Cincinatti. Vendieron la serie final. Y el hit «Say It Ain’t So, Joe» de Murray Head, anterior al film y posteriormente grabada por Roger Daltrey y otros (incluyendo a Tahures Zurdos), hace referencia a este suceso (Joe era el bateador Shoeless Joe Jackson).

8menout

A estas horas el espacio televisivo ha dedicado su primera hora y media de emisión a la continuidad de Valverde, a la salida de Sergio Ramos y al eterno fichaje de Neymar. De Petón y la trama de partidos amañados no ha habido mención alguna. Eso sí, hemos tenido un spot de casa de apuestas…

Deja un comentario

Archivado bajo Beisbol, Deportes, Fútbol, Tenis

Derrota en Valencia

Javier Gandul AS

Zidane afrontaba en Mestalla su primer partido fuera desde que volvió al banquillo blanco. El Real Madrid (con Solari) acumulaba cinco victorias consecutivas fuera de casa. Zizou alineó a Lucas Vázquez, Benzema y Marco Asensio en la delantera. Los centrocampistas fueron los tres clásicos (Kroos, Casemiro y Modric). En defensa mantuvo a Marcelo, no se sabe bien por qué (en los dos encuentro anteriores estuvo flojo, bueno ante  el Huesca directamente mal). Y Keylor Navas volvía a la portería.

El duelo Odriozola-Gayá prometía ser apasionante. Dos laterales largos, que coincidían en la misma banda. Sus incursiones en ataque dan profundidad a sus respectivos equipos. En la segunda mitad el duelo fue el de Odriozola con Guedes (hasta que el portugués fue sustituido en el 72 por Cheryshev).

La lucha por el control del partido fue la tónica de la primera mitad. Los centrocampistas robaban, pero en las aproximaciones a las áreas perdían la posesión. El primer remate a puerta llegó de las botas de Kroos, mediada la primera mitad.

Asensio y Benzema empezaron con chispa. Y acabaron diluyéndose como la gaseosa. Modric apenas intervenía y esto siempre lastra el juego del Madrid. Por otra parte tanto Casemiro como Kroos estuvieron por debajo de su nivel.

El primer remate a puerta del Valencia fue gol, en el 34. Mientras los aficionados locales protestaban por un (imaginario) penalti, el VAR repasaba la jugada (¿para esto está el VAR, para juzgar acciones inexistentes?). Finalmente se desestimó la pena máxima, fruto de una alucinación colectiva. La bronca en el estadio traspasaba los limites de los altavoces de mi tele. Y hete aquí que se bota el córner en vez del lanzamiento del penalti. Navas despeja con los puños. La pelota llega a Guedes, alejado del área y escorado a la derecha de nuestra defensa. Hace una pared con Carlos Soler y entra como medio metro en el área. ¡Solo! Tan desmarcado estaba que le dio tiempo a controlar y chutar.

El gol espoleó a los locales. Fueron un aluvión. Durante unos 10 minutos estuvimos al borde del 2-0. Hasta que apareció Modric y empezó a templar. En una buena jugada de ataque, iniciada por el croata por la derecha, Marcelo la pifió: en vez de rematar o tocar rápido, se entretuvo. La perdió y la contra del Valencia fue fulgurante. Por su banda. El brasileño no llegó a la defensa hasta que el esférico fue despejado a córner. Fue la última jugada de la primera mitad.

La segunda parte comenzó con el Madrid mandando. Mucho control, mucha posesión, pero poco peligro y ningún remate. Dominio estéril. Los locales a la contra ponían en pie a su afición. En el 52 Navas salvaba un mano a mano ante Carlos Soler (¡qué buena pinta tiene este jugador!).

En el 62 Zidane efectuó un doble cambio: entraron Isco y Bale (estuvo tan inoperante como últimamente) por Lucas Vázquez y Kroos. La mejor noticia para el futuro inmediato del Madrid sucedió en el 75: amarilla para Marcelo que acarrea suspensión de cara al partido del próximo sábado.

Mariano entró por Lucas V. en el 77.

El 2-0 llegó en el 82 vía dos ex: un canterano, Parejo, botó un saque de esquina. Un central, Garay, que estuvo en el Madrid, fichado del Racing de Santander, se impuso en el salto a Casemiro y cabeceó el segundo gol.

Dato: los dos tantos encajados se originaron en jugadas a balón parado.

El 2-1 final llegó en la última jugada del partido. También de córner. Esta vez fue Benzema quien cabeceó a la red. (En el ataque anterior un penalti señalado a favor del Madrid fue anulado por fuera de juego, en la revisión del VAR).

El drama en Valencia llega tras el empate del Barça y pensando en el duelo frente al Atlético de Madrid del sábado por la noche. Malgastamos balas para luchar por el subcampeonato. No se puede regalar tanto!!! Ni en defensa ni en ataque.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El horario restó público al Bernabéu

El horario restó público al Bernabéu. La mala temporada del Real Madrid no ayudó. El rival, el Huesca, colista de la Liga, tampoco presentaba alicientes. Ni siquiera la alineación que presentó Zidane llamaba la curiosidad de abonados, socios y simpatizantes. Se sabía de antemano que iba a haber novedades. Los 49.269 que acudieron eran poco más que la mitad del aforo.

No me gustó la presencia de Luca Zidane en la portería. Entiendo que el tercer portero tiene que tener alguna oportunidad. Y esta parecía la mejor ocasión. Pero el mensaje del entrenador a los jugadores es que el partido va a estar chupado. Nada más alejado de la realidad. Los encuentros hay que jugarlos, pelearlos y ganarlos. Y por otra parte está el tema de las rotaciones. Entiendo que roten los jugadores de campo (Benzema nunca lo hace), pero ¿Keylor Navas? ¿Qué rotación precisa Keylor? Si apenas ha jugado esta temporada.

Los delanteros del Huesca Chimy Ávila y Cucho Hernández (19 años) supusieron una pesadilla, mientras estuvieron en el campo, para la floja defensa blanca. De hecho fueron los artífices del 0-1. Una cantada de Nacho –ya comenté que no está siendo el Nacho que conocemos- provocó una perdida de balón, que creyó ganado ante Ávila. El argentino le robó la cartera y encuentró a Hernández desmarcado en el área, en las inmediaciones del punto de penalti. Era el minuto 2. La primera en la frente.

Benzema salvó los muebles. Intervino en el gol del empate (Isco) en el 24 y en el 2-1 (Ceballos) en el 61. Cuando Etxeita puso el 2-2, en el 73, su equipo, el Huesca, y Zidane se empeñaron en que los colistas se llevaran los tres puntos. Y en el 89 surgió de nuevo Benzema, anotando un golazo que se coló por la escuadra. El 3-2.

Isco y Ceballos maquillaron un mal partido con sus goles. No apoyaron a Marcos Llorente, su compañero de media. Al contrario, desordenaron todo, confundiendo a sus propios compañeros. Las posiciones de los tres mejoraron en la segunda mitad. En el primer gol hay que destacar la llegada de Isco: empujó la pelota prácticamente sobre la raya de gol. La jugada la inició Benzema, robando el balón, con un pase a Brahim que se convirtió en una pared. El remate de Benzema es rechazado por el meta visitante y la pelota le llega a Brahim. El hoy titular hoy da su segunda pase gol en la misma jugada y esta vez sí es gol, de Isco, el del empate. En el 2-1 un buen centro con el exterior del ayer inoperante Bale (una vez más) es cabeceado por Benzema hacia Ceballos. El andaluz, como antes Isco, llega bien y a media altura, también casi sobre la linea de gol, empuja el esférico a la red. Luego ya vino el cabezazo picado de Etxeita, 2-2, en otro despiste defensivo, y finalmente el 3-2.

Decía en el párrafo anterior que Zidane se empeñó en perder el encuentro. No digo que lo hizo apostó. solo que sus errores ayudaron al rival. El Madrid estaba partido por el centro del campo. Los rivales llevaban el peso del juego. Nosotros estábamos mal coordinados y por tanto mal colocados. La presencia de Fede Valverde (salió por Isco en el 74) ayudó a equilibrar (pero no mucho, por lo que vino después). Meter a Mariano por Marcos Llorente, en el 78, además de una medida desesperada es infantil. Un 4-2-4 es dar ventaja al contrario, al debilitar el centro del campo. Y más teniendo en cuenta que ellos estaban dominando. Y creando peligro. Pero, por algo son los últimos. Y eso que nos metieron dos goles.

Tres puntos en otro mal partido, en la segunda entrada más floja de la temporada, que solo tuvo la incertidumbre del resultado.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Sorteo de octavos de Champions

Champions octavosSe acaba de celebrar el sorteo para los octavos de final de la Champions League. Nuestros tres representantes han tenido suerte dispar. El mejor parado ha sido el Barça. Y al Atleti le ha tocado bailar con la más fea, la Juve de Cristiano Ronaldo.

Al Real Madrid le ha tocado el Ajax. A fecha de hoy cualquier rival es complicado para el Madrid. Y teniendo en cuenta nuestros tres últimos partidos es para echarse a temblar nos toque quien nos toque (pidiendo la hora en Huesca frente al colista y ante el Rayo en Liga y un 0-3 contra el CSKA, colista del grupo de Champions).

No sabemos como estará el equipo en febrero en Amsterdam y ya en marzo en Madrid. Recordemos que los del Ajax son una de las bases de la selección holandesa que se clasificó en la Liga de Naciones por encima de Francia y Alemania (las dos últimas Campeonas del Mundo). Actualmente van segundos en su campeonato. Son un equipo joven que corre mucho. Lo cual no son buenas noticias. Pero igual esa juventud les puede pasar factura. Veremos.

En la imagen del AS se puede ver el resto del sorteo donde llama la atención ese Liverpool-Bayern, que bien podría haber sido una final de Champions.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Penoso Real Madrid

Ángel Martínez Real MadridUn penoso Real Madrid ganó 1-0 a un flojo Rayo Vallecano. Que estuvo a punto de empatar al final del encuentro, en el descuento. Courtois salvó un remate de chilena de Alegría y el correspondiente rechace que Velázquez estrelló en el cuerpo del belga. El balón salió despedido hacia dentro pero Carvajal salvó en la misma linea de gol.

El primer remate del Madrid fue gol. Tuvieron que pasar 12 minutos. La jugada la inició Benzema: cambió la dirección del juego de banda a banda. La pelota le llegó a Lucas Vázquez en la banda derecha (el gallego estuvo colosal en la primera mitad: dominó todas las zonas del campo y cuando se quedó sin gasolina el equipo cayó ostensiblemente). Avanzó y le filtró el pase al francés, quien siguió la jugada, controló y marcó.

Con el marcador a favor el Rayo se achicó y el Madrid ofreció sus mejores momentos. Un buen cuarto de hora con Kroos, Modric y Marcos Llorente dominando el centro de campo más la movilidad de Lucas Vázquez y Benzema.

A Sergio Ramos le anularon (bien) un gol de cabeza por fuera de juego, en falta botada por Kroos. El alemán estrelló un trallazo en el poste. Y poco más.

El desaguisado blanco tiene nombres y apellidos: Marco Asensio y Solari. El jugador falló tres goles. En la segunda ocasión, a puerta vacía, el balón le encontró a él. No atacó la pelota. Estaba a otra cosa. Las otras dos fueron dos mano a mano. Con haber marcado una de las tres ese 2-0 ya suponía otro partido. Y los rivales no hubiesen entrado en el mismo, probablemente habría caído otro gol de nuestro lado y seguro que nos habríamos evitado los sustos de ultima hora. Es inconcebible que el Madrid acabe pidiendo la hora en sus dos últimos partidos de Liga (en Huesca ante el colista y ayer en casa).

Con respecto a Solari dio la impresión que no entendió el partido ni conocía al Rayo. Y la mejor prueba fue el cambio de Marco Asensio por Ceballos. El cambio del mallorquín estaba cantado. ¡Pero por Ceballos! Si Ceballos va a jugar donde Isco ¿no será mejor el original? Además Isco es más futbolista que Ceballos. Ceballos trotó, no ligó jugadas, no se atrevió a rematar y cuando tuvo que demostrar calidad técnica individual no supo controlar el esférico (desaprovechando una buena ocasión).

En una tarde de sábado y con buen horario la entrada fue floja. ¿Te enteras Florentino? Eres el máximo responsable del desaguisado deportivo de esta temporada y de la creciente desafección de los aficionados con su equipo. El Florentinato está de capa caída.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Huescan los comentarios

ANDER GILLENEA AFP ASEl Real Madrid se impuso 0-1 en Huesca. Un golazo de Bale en el minuto siete. Y Huescan más comentarios y profundidades varias. Porque el partido no tuvo historia.

Una buena combinación por la derecha entre Marcos Llorente, Lucas Vázquez y Odriozola la culmina el lateral vasco con un certero pase largo a la banda contraria. Bale entrando al área empalma una volea con el interior de su zurda. La banda derecha con Lucas V. y Odriozola fue decisiva para el Madrid en esa primera mitad. Los locales, equipo colista de la Liga, solo dispusieron de ocasiones contadas en estos primeros 45 minutos. Una, al filo del cuarto de hora, un gran disparo de Avila, desde las inmediaciones del área, muy bien atajado por Courtois. Tuvieron otras dos interceptadas por Llorente, muy atento al corte.

El gol asentó al Madrid. Pero al descanso se llegó solo con 0-1. Cuando dominas y te vas al vestuario con una ventaja mínima tienes muchos motivos para preocuparte. Como así fue. Tanto Courtois como Llorente se multiplicaron en la segunda parte. Las acciones aisladas de la primera mitad fueron más abundantes en la reanudación. Incluso finalizando el encuentro Carvajal sacó de cabeza un balón que entraba. Solari consciente de las dificultades del medio campo blanco fue introduciendo novedades. El primero en salir fue el trotón Ceballos (en el 57) sustituido por el uruguayo Fede Valverde (tiene hechuras de gran jugador, esperemos que no se malogre). Luego Isco y Marco Asensio entraron por Modric (65′) y Bale (77′).

Pero el Huesca seguía mordiendo, achuchaba y su publico coreaba «sí se puede». Mientras tanto Asensio organizaba una contra del Huesca: un incomprensible pase atrás, de banda a banda y desde el campo rival al propio, casi nos cuesta un gol. ¿En qué estaba pensando el mallorquín? O quizás hay que preguntarse ¿en qué piensa?

Esa banda derecha que formaron Odriozola y Lucas Vázquez en la primera parte desapareció en la segunda. Ferreiro se creció, adelantó su posición y encaró a Odriozola. Eso impidió las subidas constantes del defensa como en la primera mitad.

El Madrid acabó pidiendo la hora. Lo positivo: los tres puntos y mantener la puerta a cero.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Eibar 3 Florentinato 0

ASLa primera alineación de Solari tras el parón de selecciones, y ser confirmado en el banquillo del Real Madrid, nos daba algunas pistas y confirmaba ciertas certezas: Courtois, Odriozola, Varane, Ramos, Marcelo, Kroos, Modric, Ceballos, Asensio, Bale y Benzema. Yendo de atrás hacia adelante en el once:

  • Confiar, lo que se dice confiar, Solari confía poco en Javi Sánchez porque sigue forzando a Ramos (después del partido ante Croacia volvió a tener molestias y abandonó la concentración de la selección) y a priori me da la impresión que hace lo mismo con Varane (quien reapareció con Francia, pero que ha demostrado ampliamente su fragilidad). Se corre un riesgo porque te puedes estar jugando un cambio forzado. Veremos. (Escribo esto una hora antes del inicio del partido).
  • Marcelo es titular indiscutible y a la mínima duda sobre el estado físico de Reguilón, cuyo desempeño ha sido brillante, ha vuelto a la titularidad. Comparen la situación de Reguilón con las de Varane o Ramos.
  • Con Carvajal no ocurrió lo mismo que con Marcelo. Se quedó en el banquillo.
  • A Isco le han comido la tostada, tanto Ceballos como Asensio. No figura en el once titular. Es la quinta vez consecutiva que sucede. Otra muestra más de que no está en el tono físico adecuado (y que nuevamente deja en evidencia a Luis Enrique). Se puede argumentar que la ausencia de Casemiro está mejor cubierta con Ceballos. Sí. También con Fede Valverde o Marcos Llorente. Dos especialistas en la posición de medio centro (el ex bético no lo es). ¿Y lo de Asensio? También deja fuera a Isco y a Lucas Vázquez, quien lo estaba haciendo muy bien. ¿Es simple rotación en el caso de Lucas o es dar confianza y minutos al alicaído Asensio?
  • La superstición funciona en el fútbol. Entre jugadores y técnicos (que no dejan de ser exjugadores). Y si eres argentino ya ni les cuento. ¿Le pesó a Solari que Asensio le haya marcado cuatro goles al Eibar? Seguro que sí.

El primer cuarto de hora fue frenético. Ambos equipos buscaban la portería rival. Al filo del minuto tres Kike estrelló un balón en el palo ante la pasividad de Marcelo y Ramos. El palo tampoco se movió y repelió la buena intención del delantero local. Dos minutos después un tremendo trallazo de Bale fue gol. Bien anulado por fuera de juego. Posteriormente Benzema, tras una buena internada de Asensio por la izquierda, se sacó un lujo de la chistera y, aunque ladeado, se plantó delante del meta local. Picó la pelota pero José Ángel la sacó en la raya de gol. Kike dispuso de otra oportunidad en un buen cabezazo que se fue fuera. Y llegando al min. 16 nos hicieron el 1-0 con suspense. Hubo que esperar al VAR para confirmar el tanto de Escalante. Bale no ayudó a Odriozola en su banda (enorme problema durante toda esta primera mitad), Cucurella metió un gran pase que dejó solo a Kike frente a Courtois. El belga desbarató el primer remate pero no pudo atajar el rechace que fue a Escalante. ¿Los centrales blancos dónde estaban? La jugada se inició en una contra desde el área local: un saque de esquina en corto. El último madridista en tocar el esférico fue Ceballos, intentando el remate. Y quien forcejeó en el rechace fue Ceballos… él cumplió. ¿Y los demás?

En el 34 un buen lanzamiento de falta de Bale desde la derecha provocó que Riesgo, el meta local, se luciese. El partido seguía siendo un ida y vuelta constante. Modric daba signos de recuperación de su juego habitual. Estos brotes verdes eran la mejor noticia para un Madrid que tenia que remontar el marcador adverso. Y que no acababa de encontrar su sitio por la presión del Eibar. Lo cual llevaba a otra pregunta: ¿aguantará el Eibar este ritmo en la segunda mitad? Al descanso se llegó con 1-0.

La falta de solidaridad defensiva de Bale no tuvo castigo. Ni siquiera por la parte más débil: la de Asensio (dando entrada a Lucas Vázquez por la derecha y pasando a Bale a la izquierda, que hubiera supuesto un drama para Marcelo). El galés salió en la segunda parte.

A los seis minutos de la reanudación, en el 51, un mal pase atrás de Kroos se lo come Odriozola (y se rompía tras perder el balón ante Cucurella). El canterano azulgrana, cedido al Eibar, daba su segundo pase de gol. A Sergi Enrich (su primer gol esta temporada). Carvajal sustituía a Odriozola. Cinco minutos después Cucurella, de nuevo, metía otra asistencia. Esta vez Kike sí encontró la red. El delantero estaba libre de marca. ¡En el centro del área pequeña! Era el 3-0. Y el fracaso de Varane y Ramos era más que evidente.

Con el 1-0 Víctor Lenore me escribía con bastante mala baba (es culé): «Ahora Solari con el contrato firmado empieza a perderlo todo». Con el 3-0 recordaba sus palabras… Mientras en la tele señalaban que llevábamos encajados 19 goles en 13 partidos, 16 fuera de casa (los segundos más goleados a domicilio solo superados por el Huesca).

En el 62 una mano prodigiosa de Courtois salvaba el 4-0. Que pudo llegar en la jugada siguiente. Y Solari retiraba a Modric, en vez de a Kroos (francamente mal hasta ese momento). Entraba Isco!!! ¡Con 3-0 en contra! ¿Para sobar la pelota y perder tiempo?

El Eibar seguía imponiendo el mismo ritmo de la primera mitad. Los goles eran su mejor estimulante. Lo contrario que le sucedía al Madrid. Todas las segundas jugadas y rechaces eran de los locales. Eso demuestra ganas y compromiso en un equipo y todo lo contrario en el otro, el mío.

Benzema era, fue, el único en dar la talla en la delantera. Y en el computo general del partido junto a Courtois (y eso que encajó tres tantos). Él solo llevó más peligro que todo el equipo junto. Porque Bale se quedó en las dos buenas acciones de la primera mitad. Asensio un par de detalles y nada más.

El Florentinato en el 73 jugaba su ultima baza, la gran esperanza blanca: Vinicius ocupaba la plaza de Asensio. El sub 20 brasileño, que nos ha costado 45 millones de euros que ahora parece que han sido 61.000.000€, no demostró nada (hasta el 89 no intentó el remate, flojo y fuera). Tres minutos después de este cambio Courtois hacía otro paradón.

El 4-0 estaba más cerca que un gol merengue. Además no sabíamos jugar contra el fuera de juego en el que caíamos constantemente. La linea adelantada de los de Mendilibar fue su mejor baza defensiva.

Los tres minutos de añadido fueron una agonía suplementaria. Los armeros jugaron con el reloj. Bale la mandó a las nubes, en su única aproximación a la portería rival en esta segunda parte. Este 3-0 es la primera vez que el Eibar derrota al Real Madrid.

Visto el nuevo desastre del Florentinato sugiero a nuestro Ser Superior que nos vuelva a subir el abono, en el inminente mercado de invierno, para acometer el fichaje de un voladizo o un segundo techo para complementar el fichaje del primero, el retráctil. Mucho mejor acometer reformas del estadio que de la plantilla. ¡No hay color, dónde va a parar!

3 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol