Archivo de la etiqueta: Hermann Tertsch

Boyero impresentable

Boyero

El impresentable de Carlos Boyero sigue fiel a su línea y añade una faceta más. La de racista. No se puede explicar de otra forma y así se consideró en su día a quienes se negaron a aceptar el cambio de nombre del boxeador. ¡Fue en 1964 cuando el campeón del mundo del peso pesado decidió dejar de llamarse Cassius Clay y oficialmente pàsó a ser Muhammad Ali! La decisión la tomó con 22 años y acababa de conquistar el título derrotando a Sonny Liston. Han pasado 58 años y Boyero no se ha enterado aún. O no se ha dado por enterado. ¿Niega el derecho de Ali a llamarse como quiera, renunciando al nombre y apellido que en su día definió como su «nombre de esclavo»? ¿Al insistir en lo de Cassius Clay implica que sigue siendo un esclavo? Hace tiempo que el estilo de provocación de Boyero traspasó todos los límites. Pregunten a Almodóvar.

¿Dónde están los correctores de El País? ¿El Libro de estilo no cuenta? La deriva del periódico es notoria desde hace años. ¿Al publicar esta pieza se solidarizan con la postura de Boyero y lo que emana de su texto?

Lo realmente patético es Boyero y la empresa que le acoge y difunde sus desaciertos. La misma que cobijó durante años a Hermann Tertsch. Boyero parece querer seguir el mismo camino.

3 comentarios

Archivado bajo Boxeo, Cine, Medios, Política

Los fallos del servicio de suscripción de El País

Portada El País

Ante la noticia de la no continuidad de Soledad Gallego-Díaz al frente de El País corrí a suscribirme. Me pareció una noticia excelente que mi bolsillo debía premiar. No discuto que fuese buena o muy buena periodista, que además no lo sé. Solo sé que como directora hizo bueno a su predecesor, Antonio Caño. Lo cual tiene tela.

También sé que bajo su mandato no he escrito tantas cartas de protesta (tanto al Defensor del Lector, todas atendidas y algunas publicadas en este blog, como a Cartas a la Directora, que nunca tuvieron respuesta, mientras que sus predecesores si atendían estas misivas). La merma en la calidad de los corresponsales durante su mandato ha sido tremenda: desde los de Turquía cuyas dotes adivinatorias resultaron ser pésimas (¡dos para meter la pata hasta el fondo!), hasta el de China que cambió el sexo a la científica top del país (y una de las más relevantes del planeta), pasando por el de Buenos Aires que elogiaba desde ahí a Trump (atribuyéndole los éxitos económicos de Obama).

Durante el reinado de Gallego-Díaz dejé de comprar el periodico. Solo lo hacía los fines de semana. El deterioro progresivo de Babelia, el suplemento ¿cultural? de los sábados, redujo la compra al domingo. Ahora ya ni eso dado que la revista semanal es cada vez peor desde que ella dirige el periódico y me canso de ver las mismas firmas del siglo pasado. Lo último es la herencia que ha dejado Gallego-Díaz con el penoso servicio de suscripción. Que no funciona, al menos para mi. Lo he intentado varias veces y ha sido imposible. He tenido tres chats con ellos que no han solucionado nada. Ni borrando el historial y las cookies (con la lata que esto supone al tener que volver a darse de alta en los sitios que visitas), ni con un enlace que me mandaron. El último intento fue respondiendo al reclamo que figura en su portada digital (la captura que encabeza este post). Lo de «los lectores nos guían en la mejora del modelo de suscripción digital» era tan atractivo como resultó ser falso. ¡Fake! Había una dirección de email para contactar.

Suscripciones El País

Así lo hice. Y la respuesta que recibí fue esta:

Respuesta

¡Fastuoso! Muchas gracias Soledad Gallego-Díaz por tan brillante gestión al frente de El País. Es irónico eh!!!

Y a quienes critican la vuelta de Javier Moreno, recordarles que fue él quien, en su anterior etapa, prescindió de Hermann Leopoldo Tertsch al poco de asumir la dirección. Tertsch, para quien no lo sepa, es hoy europarlamentario de Vox

3 comentarios

Archivado bajo General, Medios

Hermann Tertsch del Valle-Lersundi

16 de diciembre de 2009

No tenía pensado escribir sobre el affaire Tertsch, pero el amigo Fétido me ha provocado a hacerlo con su Interruptus. Que es la viñeta que reproduzco, con su autorización. Si el gran Sir Fet vuelve de su autoimpuesto silencio será que el asunto es de trascendencia.

Les imagino conocedores de los detalles. Incluyendo los daños colaterales que afectan a mi colega El Gran Wyoming, que se ha visto atacado ni más ni menos que por Doña Esperanza Aguirre, Presidenta de la Comunidad de Madrid. No sé porque pero encuentro un tufillo parecido al caso del Dr. Montes y me preocupa mucho. En mi opinión hay un paralelismo en las acusaciones –sin pruebas- vertidas desde el gobierno madrileño hacia dos profesionales. En el caso del medico –el que ejerce, porque EGW también lo es pero no practica- al depender su posición de la Sanidad pública fue “ejecutado”. Le arruinaron la vida. Y eso que finalmente los tribunales le dieron la razón. Pero el daño moral ya estaba hecho. En lo referente al Wyoming denunció, en rueda de prensa, el ataque que sufrió de la Fugitiva de Bombay.

No salgo de mi asombro ante las reacciones y opiniones de los medios amigos del Sr. Tertsch (y contrarios a Wyoming). De entrada relacionaron ambos hechos, vinculando la paliza con unos videos manipulados (detesto ese tipo de humor, pero debo estar en minoría porque abundan) y responsabilizando al Sr. Monzón. ¿No saben o no quieren saber la relación profesional que tiene con El Intermedio? Es el presentador del programa. No es el director. Tampoco el guionista. Ni el realizador de los montajes de videos. ¿No leen los títulos de crédito? Desde luego para qué molestarse. Lo que cuenta es ponerle a caldo, sin miramientos. Lo que yo menciono son meros detalles, sin más importancia. No vaya a ser que la realidad les estropee el objetivo: echarle mierda a Wyoming. Posteriormente fueron moderando su tono ante las evidencias del informe policial: una vulgar pelea de bar, de madrugada. Llegó solo al bar sobre las tres de la madrugada. Y el altercado se produjo con un presunto empresario de la noche, quien iba acompañado de dos mujeres.

¿Y el golpeado qué ha dicho? Pasó del «eran profesionales» a “Pueden ser moros, antifascistas o gente normal del cine o de la SGAE«. Afortunadamente desvinculó al Enorme Wyoming de los hechos. Con la boca pequeña, porque mantiene un contencioso con él por el tema de los videos. ¿Tampoco sabe que sólo es el presentador del programa?

Le deseo una pronta recuperación de todo corazón. Su Diario De La Noche en Telemadrid no es lo mismo sin su presencia. Les dejo con algunos de sus mejores momentos.

18 comentarios

Archivado bajo Medios, Política