Archivo de la etiqueta: Harvest

50 años del “After The Gold Rush” de Neil Young

Hoy se cumplen 50 años de la edición del “After The Gold Rush” de Neil Young. Era su tercer álbum en solitario y en mi opinión el mejor de su carrera. Es mi favorito y el único suyo que aún sigo escuchando. Luego vendría “Harvest“, que lo catapultó al estrellato mundial absoluto, con ese “Heart Of Gold“, n.º 1 en Estados Unidos y Top 10 en los principales mercados.

Generalmente cuando se habla del country-rock (hoy conocido como Americana) siempre surgen dos nombres pioneros: Gram Parsons y The Byrds. Y solemos olvidar el tercer pilar: “After The Gold Rush” de Neil Young.

El ambiente campero del LP rezumaba desde los primeros compases de la maravillosa “Tell Me Why“, que abría la cara A. Y continuaba con tres joyas más: “After The Gold Rush“, “Only Love Can Break Your Heart” y “Southern Man“. Esta última sirvió para que Lynyrd Skynyrd  respondiesen a Neil Young con otra obra maestra, “Sweet Home Alabama“. La cara A, al igual que la B, cerraba con un pequeño divertimento.

La cara B arrancaba con la versión de un clásico de Don Gibson (un grande del country, conocido como The Sad Poet). El resto de los temas estaban al nivel de los de la cara A, sobre todo “Don’t Let It Bring You Down” y “When You Dance I Can Really Love“.

Una característica de este LP, y de la nueva época discográfica, era el foco puesto en los álbumes. El primer sencillo no se editó hasta un mes después del LP. Y solo hubo uno mas, en marzo del 71. Se trataba de resaltar la obra conjunta.

1970 fue el año de la explosión de Crosby, Stills, Nash & Young en Estados Unidos. Su disco “Dèjá Vu” se había editado en marzo de ese año. Era la primera colaboración con Neil Young tras el LP de debut de Crosby, Stills & Nash del año anterior. El éxito del álbum les convirtió en el grupo más taquillero del país. Esa gira del 70 fue recogida en el excelente doble “4 Way Street“, editado en 1971. En ese 1970, además del “Dèjá Vu” de CSN&Y y el “After The Gold Rush” de Neil Young, tuvimos el primer LP en solitario de Stephen Stills, en noviembre, con el hitLove The One You’re With“. Y en el 71 llegaron los debuts en solitario de Graham Nash y David Crosby.

En los años que viví en Nueva York descubrí, hablando con compañeros y colegas, que la edición de “After The Gold Rush” coincidió con el comienzo del curso universitario. Esto quería decir que los adolescentes que crecieron con la revolución de los Beatles y Bob Dylan y/o luego con la del rock, la contracultura y los hippies, estaban predispuestos a los nuevos sonidos del conglomerado CSN&Y. “After The Gold Rush” nació de pie entre los jóvenes universitarios y se convirtió en una obra que formó parte del dormitorio de todas las residencias universitarias y colegios mayores. Las incipientes radios universitarias también tuvieron mucho que ver. Se convirtió en un disco generacional.

Les dejo con esta versión en directo con Paul McCartney de “Only Love Can Break Your Heart“, la canción que Young compuso a raíz de la separación de Nash y Joni Mitchell.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Neil Young no para

NY Tuscaloosa

Neil Young no para. Ahora, como parte de su “Neil Young Archives“, edita “Tuscaloosa“, una grabación en directo de 1973 y que es el cuarto volumen de la serie. El nombre del álbum corresponde al de la localidad de Alabama donde se registró el concierto.

La gira de 1973 fue la que hizo alrededor del lanzamiento de su LP “Harvest“. Ya tuvimos en su día un testimonio sonoro de la misma, el álbum “Time Fades Away“, el primer directo editado por el maestro canadiense. En esa época, tanto en el disco en estudio como en los directos, estuvo acompañado por los Stray Gators, con el gran Jack Nitzsche al piano. En “Tuscaloosa” está el batería original de la formación (sustituido durante la gira).

Las 11 grandes canciones que recoge “Tuscaloosa” (no es el recital completo) nos retrotraen a la época de mayor éxito de Neil Young. Un álbum perfecto para bucear en nuestra memoria y también para que los jóvenes de hoy se acercan a uno de los nombres clave de la música popular. Eran unos tiempos revueltos, de drogas y sobredosis, marchas pacifistas en contra de la guerra del Vietnam, contestaciones estudiantiles y muy buena música, cuando ésta tenia un valor emocional y social más allá de los acordes. Música que era un pegamento para los jóvenes en todo el mundo occidental.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Un siglo de canciones 101: “Old Man” (por Charly Hernández)

2 de mayo de 2011

Corría el año 1971 y Neil Young fue invitado a Nashville por Johnny Cash para tocar en su programa de televisión, allí coincidió con James Taylor y Linda Ronstadt. El joven Neil acababa de romper con Crosby, Stills & Nash y venía de editar “After The Gold Rush”, pero ya tenía una base sólida sobre la que asentar el cuarto trabajo firmado bajo su nombre, “Harvest”. Mítico disco que fue grabado entre Enero de 1971 hasta su publicación el 25 de Febrero de 1972 con el sello Reprise Records.

El 6 de Febrero de aquel mismo año y durante su estancia en la eterna ciudad del country, Elliot Mazer productor de Lightnin’ Hopkins o de Area Code 615, entre otros muchos, lo invitó para que visitara Quadrafonic Sound Studio, los cuales acababa de inaugurar recientemente. Neil Young se mostró totalmente encantado con el espíritu y labor que se respiraba en aquel emplazamiento, por lo que la semilla de “Harvest” ya estaba empezando a germinar. Pero todavía no florecía, pues Young se encontraba sin una banda de acompañamiento por encontrarse en una situación delicada con Crazy Horse debido a las drogas. De hecho, Danny Whitten, guitarra de Crazy Horse, se encargaría en principio de grabar las guitarras en “Harvest”, pero su adicción a la heroína había mermado su capacidad artística y personal, por lo que Neil Young lo descartó para la grabación del long-play. Días más tarde, Whitten moría por una sobredosis de Valium y alcohol. Young llegó a sentirse culpable del fallecimiento de su compañero por haberle despedido de la banda. Durante el tiempo en el que el guitarrista permaneció enganchado a las drogas, Neil escribió “The Needle And The Damage Done“, que finalmente fue grabada en directo el 30 de Enero de 1971 en el Royce Hall de la UCLA, para incluirla posteriormente en “Harvest”.

La tarea de reunir una nueva banda no resultó demasiado complicada, pues el bueno de Elliot Mazer movió hilos para formar un nuevo grupo. The Stray Gators serían los músicos que acompañaron al artista de Ontario incluso después de “Harvest”, y durante las giras de 1972 y 1973, que terminaron formando parte de “Time Fades Away”, el primer artefacto en vivo de Young. El grupo estaba formada por Ben Keith a la guitarra y pedal steel (fallecido el 26 de Julio del 2010), Kenny Buttrey a la batería, Tim Drummond con el contrabajo, y por último John Harris, solo que este aportaría su buen hacer con el piano en el tema que daría nombre al plástico. Jack Nitzsche se encargaría de algunos arreglos, como en el caso de los dos únicos cortes grabados con la Orquesta Sinfónica de Londres; “A Man Needs A Maid” y “There’s A World“, además de su aportación como músico y pianista en las canciones más eléctricas del track list, las cuales se registraron en el Broken Arrow Studio nº2 de California, el rancho del propio Neil Young y el que encadenaría la historia de la letra de “Old Man“. Pero este vaivén de pianistas se cerraría con otro músico de sesión, Andy McMahon, quien realmente se sienta a los teclados en la canción que hoy protagoniza este texto. La misma noche en la que se formó la banda, se grabaron las bases de “Harvest“, “Heart Of Gold” y “Old Man“.

Quienes también se dejaron caer en la grabación fueron David Crosby, Stephen Stills y Graham Nash, pese a la ruptura. Quizá la calma y el ambiente sosegado que otorga el entorno rural dejaba transpirar los problemas para hacerlos más livianos. Sus contribuciones solo se encuentran en “Are You Ready For The Country“, “Alabama” y en “Words (between the lines of age)“. Aunque en honor a la verdad, dichos coros fueron grabados por otro lado en Nueva York.

El mismo día de la grabación del programa con Cash, Young invitó a James Taylor y a Linda Ronstadt al estudio, allí grabaron los coros de dicha composición. Incluso Taylor se encargaría del banjo, instrumento que dota de todo encanto a la canción. Un “accidente” que puede recordar al mítico Hammond de Al Kooper en Like A Rolling Stone. ¿Pudo haber colaborado el mismísimo Johnny Cash en aquel tema? Quien sabe…

La letra de “Old Man” trata de comparar la vida de un joven con la de un anciano, pero dejando entrever un nexo común entre las dos vidas, aunque existiera un abismo generacional. En este caso, la historia encierra el suceso que vivió el propio Neil Young cuando adquirió el rancho Broken Arrow por trescientos cincuenta mil dólares en 1970. El propio Young lo cuenta así:

«Aproximadamente en el momento en el que trabajaba en “Harvest” y me encontraba girando, -si, ya sé, me había convertido por primera vez en un hippie rico- me había comprado un rancho en el que todavía vivo. En el  vivía una pareja; un señor mayor llamado Louis Avala y su esposa Clara. Recuerdo que tenían un viejo jeep azul en el que Louis me dio una vuelta. Me montó y me llevó al punto más alto del lugar, allí estaba el lago del que se alimentaban todos los pastos, y me dijo: “Dime, ¿cómo tiene un joven como tú, tiene suficiente dinero como para comprar un lugar como este?” Y yo le contesté: “Bien, Louis, porque soy muy afortunado”. Y él respondió: “Esto es lo más descabellado que he oído jamás”. Así que escribí la canción para aquel hombre.»

Se grabó en muy pocas tomas y en directo. Comienza con una introducción acústica, rozando el rasgueo suave y áspero a la vez. Paulatinamente y tras la primera estrofa, suena el banjo, y seguidamente, el pedal steel otorgando a la canción un progreso que puede hacerse similar al vuelo de un avión. Fue el segundo single extraído de “Harvest”. El vinilo contenía en su cara A “Old Man“, y en la B “The Needle And The Damage Done“. Aunque no alcanzó ni por asomo el éxito comercial de “Heart Of Gold“, un reconocible himno de este disco y quizás de toda la carrera discográfica de Neil Young.

Nada como contemplar la carpeta de “Harvest” y reparar en la foto de su contraportada. Ahí se encuentran Neil Young y The Stray Gators tocando dentro de un granero. Todos dirigen la atenta mirada al canadiense, que se entabla en una “conversación” con una Gretsch White Falcon. Sentados sobre fajos de paja… la tradición country/folk en su máxima expresión llevada al extremo más estético.

«Old man look at my life, I’m a lot like you were. Old man look at my life, I’m a lot like you were. »

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

7 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones