Archivo de la etiqueta: Guardado

Betis 2 Real Madrid 1: ya es Navidad en la casa blanca

RAN SANTIAGO GETTY AS

El Real Madrid regaló la primera mitad al Betis. Y a pesar de ello se llegó 1-1 al descanso. El Madrid, ayer de azul, salió perezoso, sin chispa. El primer remate, fuera, fue en el 15. De Vinicius tras una buena internada. Hasta un cabezazo fuera de Sergio Ramos, a pase de Marcelo, poco antes del 1-0, no volvimos a buscar la portería. Ellos se crecieron ante nuestra pasividad. Y en el 27 tuvieron su primera gran ocasión: una buena jugada que terminó en una impresionante volea de Fekir desde fuera del área. Courtois respondió con una memorable parada. A partir de ese momento el partido fue del Betis. Su otra gran ocasión fue un cabezazo de Bartra en boca de gol, después de unos despejes sin contundencia. El último de los cuales fue para atrás, a la cabeza del central bético. La despejó en vez de empujarla a la red. Es decir, las dos mejores ocasiones fueron del Betis. En el 40 mientras ellos reclamaban penalti de Sergio Ramos la pelota llegó a Sidnei. Su zapatazo se coló por la escuadra. 1-0. ¡Y cuando menos nos lo esperábamos empatamos! Una internada de Vinicius en el último minuto del descuento, que llevaba un tiempo desparecido en ataque, culmina en un centro al área. El sorprendente Marcelo estaba de falso nueve. Y Sidnei le mete un viaje. Debió de confundirle con el balón. El penalti lo transformó Benzema, para hacer el 1-1, en el primer remate madridista entre los tres palos.

Quedaba por ver como afectaría al Betis este mazazo de última hora. Tal y como salieron del vestuario no parecían tocados. Siguieron a lo suyo. Y nosotros igual que en la primera mitad. Sin garra ni contundencia. Perdiendo demasiados balones en la entrega. Sobre el 53 Zidane mandó calentar a Fede Valverde y Mariano. Y un minuto después Joaquín pudo hacer el 2-1. Un pase en profundidad de Fekir habilitaba al veterano extremo. Se planta ante Courtois y le regatea. Pero sale escorado y la da como puede. No alcanza a llegar a la portería. Modric despejaba el balón. Para colmo de males Marcelo se retiraba tocado en el 59. Entraba Mendy. Se desperdiciaba un cambio.

Al Madrid le seguia costando pasar la divisoria del centro del campo. Muestra clara de nuestro desacierto.

En el espacio de un par de minutos hubo dos cambios: Tello por Joaquín y en el 68 entraba Mariano por ¡Kroos! Esto dejaba a Vinicius y Lucas Vázquez muy abiertos por las bandas. Ahora cuando Benzema retrasase su posición teníamos una referencia en la punta del ataque, con Mariano.

Al filo del 70 Mendy disparó al larguero. El partido pareció cambiar desde ese momento. Modric se agigantó. La presión de Vinicius provocó una amarilla de Guardado. Esa falta originó una posesión larga que embotelló al Betis. Hasta que una contra de Fekir estuvo a punto de suponer el 2-1. Acto seguido una carrera de Vinicius pudo haber sido el 1-2, obra de Mariano. Su intento de taconazo se fue fuera. Mientras Valverde calentaba y calentaba. El cambio finalmente sucedió en el 78. Entró por Modric. Tampoco lo entendí. El croata se había echado el equipo a la espalda. Debilitábamos nuestro medio campo, que ya había dado suficiente pruebas de su fragilidad. Dejábamos a Casemiro solo ante el peligro.

A punto de cumplirse el 82 un error grave de Benzema, en la salida de balón, provocaba un mano a mano de Tello ante Courtois. No falló el exazulgrana. 2-1. El Madrid adelantaba la Navidad en esta Liga.

Se recurría a la épica: Sergio Ramos al ataque. El problema es que estorbaba más de lo que aportaba.

Los cinco minutos de descuento mostraron lo mejor del Betis, sobre todo Fekir, y lo peor del Madrid. Y eso que Benzema pudo empatar en la última jugada del encuentro.

Con partidos así no se gana la Liga ni nada. Hemos perdido ante el tercer equipo que más goles encaja. ¡Penoso!

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Solari acertó con los tres centrales en la primera mitad

javier gandul asCuando conocí la alineación que iba a sacar Solari pensé “¡muy bien!” y qué ya era hora. Siempre recordaré cuando, en una pésima Liga, Del Bosque se hizo cargo del equipo y solidificó el equipo con tres centrales (y una línea defensiva de cinco) y ganamos la Copa de Europa.

Con los laterales que tenemos, que son puñales en ataque, jugar con tres centrales nos da superioridad numérica en el aspecto defensivo: tanto en defensa como en el medio campo. Y se aprovechan sus virtudes atacantes, ayudando de paso a los centrocampistas.

Otro aspecto positivo fue ver a Marcelo de suplente. No está para ser titular, aunque este sistema claramente le beneficia (y es el único por el que su presencia en el once es justificable).

También destacar la presencia de Fede Valverde junto a Casemiro. Esto protegía a Modric, quien además de marcar el 0-1, cuajó una buena primera parte. Lo de los tres centrales y dos carrileros también beneficiaba al croata. Le dejaba más suelto y no le exigía tanto.

Hace unos días comentaba la alegría que me producía ver a Modric rematando desde fuera del área (aunque no hubiese marcado). Hoy ha logrado un golazo, con la zurda, desde la frontal del área grande.

Solari había acertado de pleno, Al menos durante la primera parte. Tan solo hubo dos aspectos negativos en esa primera mitad: el marcador, 0-1, era corto sobre todo cuando podíamos haber sentenciado con un 0-2, tras un excelente pase al primer toque de Vinicius que dejó a Valverde solo por el centro (quizás después de correr medio campo le pudieron el cansancio y los nervios al llegar al mano a mano con el meta rival, o erró al intentar un taconazo para habilitar a Benzema); el segundo tema de preocupación eran las amarillas a Casemiro, Modric y Sergio Ramos. Demasiadas para afrontar con garantías la segunda mitad. Y algo de eso -las tarjetas- debió de tener su peso en la reanudación.

En el tiempo de descuento Benzema se lesionó (fractura del meñique de una mano). El Madrid jugó un minuto en 10 y  tras el descanso salió Cristo por el francés. El delantero había sido uno de los más destacados del equipo, junto a Modric. Su baja también se notó.

El Betis arrancó mejor los segundos 45 min. y con más ganas. Canales siguió siendo su mejor jugador pero ya no estaba solo. Guardado, Lo Celso y el incombustible Joaquín hicieron acto de presencia. Quique Setién había adelantado las lineas béticas. Los primeros 20 minutos daban la impresión que el empate iba a llegar. Y llegó en el 66 por medio de Canales. El VAR intervino y confirmó el gol. Creo que el linier acertó levantando el banderín y los del VAR se equivocaron (ya no trazan líneas porque lo hacían mal y ya saben aquello de muerto el perro se acabó la rabia).

Antes del gol del empate Valverde había visto la amarilla. Parecía que el fallo en el mano a mano le había sacado del partido. Solari lo sacó en el 81 y entró Brahim. Antes Ceballos había sustituido a Reguilón en el 73. A la porra el sistema inicial de Solari. Nacho pasaba a la izquierda. El exbético acabó siendo providencial.

El Madrid de la segunda mitad ofreció la lamentable versión que está ofreciendo esta temporada: no cierra los partidos y deja al rival que remonte. Simplemente no comparecimos. Tan solo algunos chispazos de Vinicius.

Y cuando menos te lo esperas, Joaquín pierde un balón en el centro del campo ante Casemiro. Le persigue y comete una falta en zona peligrosa en la frontal del área. Ceballos pidió el balón. Lanzó la falta y marcó el 1-2 en el 88.

Hubo cuatro eternos minutos de prolongación. Finalmente terminó el Betis 1 Real Madrid 2. Tres puntos que parecieron seguros en la primera mitad y que peligraron en la segunda. Tres puntos que nos permiten alcanzar al Sevilla (tercero en la clasificación). Tres puntos que cierran una mala primera vuelta: 10 partidos ganados, 3 empatados y 6 perdidos. 28 goles a favor por 24 en contra.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol