Archivo de la etiqueta: Gran Bretaña

50 años de “Cosmo’s Factory”

CCR

Tal día como hoy hace 50 años se editaba “Cosmo’s Factory” de la Creedence Clearwater Revival. Seis meses después lanzaban otro álbum “Pendulum“. 1970 fue un año muy fértil para el pop-rock. Por ejemplo, Grateful Dead lanzaban “Workingman’s Dead” y “American Beauty“, en mi opinión sus dos mejores LPs. Hay más ejemplos pero me ciño a estas dos bandas emblemáticas del área de la bahía de San Francisco (el otro grupo insignia Jefferson Airplane, tras su obra maestra “Volunteers” de 1969, editaron en 1970 tan solo un recopilatorio “The Worst Of Jefferson Airplane“).

El primer álbum de la CCR es de 1968. ¡En 1969 sacaron tres y dos en 1970! Algo impensable en nuestros días y más concretamente a partir de mediados de los 70.

El nombre del álbum hace referencia al local de ensayo de la banda en Berkeley, la ciudad natal de los hermanos Fogerty. Se trataba de un almacén. El batería Doug “Cosmo” Clifford (montado en la bici en la portada del LP) lo bautizó como “la fábrica”, por que John Fogerty les obligaba a ensayar todos los días y era especialmente exigente con su forma de tocar los tambores.

Cosmo’s Factory” fue n.º 1 en los principales mercados discográficos (EEUU, UK, Australia, Canadá, Francia) y n.º 2 en muchos otros países (como Italia y Holanda). Fue todo un éxito planetario.

Siendo adolescente bebía los vientos por la Creedence. Ya iba solo los domingos al Rastro. Y me sorprendía que la opinión mayoritaria, entre los aficionados habituales que nos congregamos alrededor de los puestos de discos, fuese la de que eran unos horteras. La razón principal era porque tenían éxito comercial (sus singles eran cañonazos que sonaban en las radios). Mi opinión no era tenida en cuenta porque en 1969 tenía 13 años. Uno más en 1970. Esos días aprendí que la calidad y la popularidad no estaban reñidas. Al contrario. Era mucho mejor que lo bueno triunfase. Como se supone que deberíamos haber aprendido del éxito de Beatles, Brincos, etc. Esta enseñanza que ha marcado mi rumbo profesional y personal data de esos años de la adolescencia, en los que por otra parte mis gustos eran bastante radicales y limitados al rock. La madurez amplió mis miras.

Travelin’ Band” fue el primer sencillo de los dos que anticiparon el “Cosmo’s Factory“. Se sacó en enero del 70.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Los medios golpistas atacan ahora con Cambridge

sdr-2020-card

Algunos medios golpistas atacan hoy con Cambridge, la universidad. Y falsean la realidad, porque una cosa es la universidad y otra es su editorial. Aunque sea cierto que Cambridge University Press, la editorial más antigua del mundo, pertenece a la Universidad de Cambridge. Pero Deusto Publicaciones también pertenecía a la Universidad de Deusto o Ediciones Complutense es de la Universidad Complutense. En el caso de Cambridge University Press sus especialidades son los libros de aprendizaje de inglés, libros de texto y desde 1986 ventas de Biblias. El reporte que mencionan los medios golpistas es el que hace referencia al desarrollo sostenible, sus objetivos (SDG en sus siglas en inglés) y lógicamente el impacto del Covid-19.

Este Sustainable Development Report 2020 lo edita Cambridge University Press, pero es una iniciativa de Naciones Unidas con el apoyo de la fundación de Bertelsmann (Bertelsmann Stiftung). El logo del centro es el de la iniciativa de la ONU.

Sin título 2 copia

Algo que llama la atención es la advertencia que encontramos al principio del informe: se aclara que no es respaldado por Naciones Unidas ni por ninguna de sus agencias o programas. Este detalle, importante, es obviado por los medios golpistas. No interesa, como en el caso de la Asociación de Contables Australianos, que resultó ser un único contable que se había inventado dicha asociación. Estamos ante la repetición de la jugada, aunque esta vez nos pilla más cerca. También llama la atención otra advertencia, que es doble: los miembros del Consejo de Desarrollo Sostenible de la ONU que han participado en la elaboración del informe lo han hecho a titulo personal y no todos tienen porque estar de acuerdo con el contenido del mismo. Vaya, vaya,…

Sin título copia

En estos tiempos de pandemia he aprendido, entre otros asuntos, dos cosas importantes:

  1. Desconfiar de los estudios que calculan sobre un millón de habitantes. Da igual que sean favorables o desfavorables. No se puede calcular así cuando se incluyen países con poblaciones de menos de un millón de personas o que sobrepasan ligeramente el millón. Lo suyo es calcular por cada cien mil habitantes. En este caso contabilizan fallecidos por millón de muertos.
  2. No se pueden hacer comparativas entre países del Covid-19 de forma tan general. Hay distintos ritmos de contagio y propagación.

Este Sustainable Development Report 2020 comete ambos errores. Además de uno adicional: los datos recogidos del coronavirus son hasta el 12 de mayo. Estamos a 15 de julio. Entiendo que el proceso de edición tiene estos peajes. Pero a la velocidad de la pandemia los datos quedan obsoletos rápidamente. En el siguiente pantallazo, debajo de España (última de esta peculiar clasificación) se puede ver lo que digo.

Covid Index copia

Otro asunto que han obviado los medios golpistas son las recomendaciones y observaciones del informe referidas a la salud pública. Una es muy curiosa: le dan un varapalo al Global Health Security Index (Índice global de seguridad de la salud). La razón es bien sencilla: Estados Unidos y Gran Bretaña encabezaban la clasificación de 2019 (EEUU era n.º 1). Esta pandemia ha dejado en evidencia a este índice. Como a tantos otros estudios e informes. Me quedo con una observación de este Sustainable Development Report 2020. La que hace referencia al refuerzo de la Sanidad pública (otro aspecto que obvian los medios que solo han reflejado lo que conviene a sus agendas). Y también señalan como negativos los recortes sufridos por los sistemas públicos de salud en los últimos años, los de la crisis. Recortes que han dejado en evidencia al sistema público.

Global Health Index copia

En resumidas cuentas: no se puede ni debe sacar de contexto la información. Obviando además la realidad completa del informe. O la parcial, referida al impacto del Covid-19 en el desarrollo sostenible y que tan solo es la primera parte del informe (cuyo objetivo es analizar el desarrollo sostenible, sus avances y retrocesos además de recomendaciones al respecto).

 

Deja un comentario

Archivado bajo Medios, Política

Apertura de fronteras

RTVE

Con el verano llega la apertura de fronteras (salvo con Portugal que se retrasa al 1 de julio). Y dentro de la nueva anormalidad, tras el fin del estado de alarma, también se autoriza el movimiento interior. Lo primero de todo me van a permitir que defina a la actual situación como nueva anormalidad. Porque venimos de una anormalidad como ha sido el confinamiento. Y las precauciones que seguimos teniendo que tomar (mascarillas, distanciamiento social, aforos reducidos, etc.) siguen siendo anormales. O si lo prefieren, atípicas. Les digo más: para mi gusto hubiese alargado el estado de alarma dos semanas más para que ciertas CCAA, como la Comunidad de Madrid, hubiesen implantado la Fase 3 que ahora se la han saltado. Supongo que esto resulta utópico, dado el actual ambiente político y el mercadeo ante cualquier medida gubernamental. Tan solo espero que no afrontemos un retroceso.

También confieso que estoy asustado por lo que percibo a mi alrededor. Por el barrio en el que vivo observo el ir y venir constante de gente y la ocupación de terrazas. Solo les digo que he vuelto a autoconfinarme. Desde hace dos viernes no piso la calle. Y eso que el fin de semana pasado en Madrid aún estábamos en Fase 2. Como he repetido varias veces puedo permitirme el lujo de confinarme voluntariamente. Y soy plenamente consciente del privilegio que supone.

A mi prevención se une otro temor: esta apertura de fronteras. Porque igual que entiendo que a la gente de Madrid se nos mire mal en el resto de España, a mi me pasa lo mismo respecto a franceses, italianos, alemanes, belgas, suecos y sobre todo los británicos. Lo siento, no puedo evitarlo. Asumo que tanto gobierno central como las Comunidades Autónomas con costa habrán tomado las medidas oportunas. Pero no creo que me vayan a ver en la playa este verano… Espero que el tiempo vaya disipando mis paranoias. Propias de mi edad, la cual, por cierto, me hace pertenecer a un grupo de riesgo.

1 comentario

Archivado bajo General, Política

Consigue tu diploma: ideal para cuñaos, exentrenadores, exseleccionadores y periodistas

Diploma

Para conseguir este diploma, ideal para cuñaos ilustrados, exentrenadores y exseleccionadores de fútbol,  y periodistas,  es indispensable leer este post. Lo vi el otro día en el Facebook de Ignacio Fontes (firma como Lluis de la Encina), experto en comics y exdirector de Interviú. El texto lo escribió Agustín Estrada-Peña, profesor de Parasitología y deZoonosis, medicina preventiva y política sanitaria, además de Catedrático del Departamento de Patología Animal de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Zaragoza. Su escrito nos proporciona pistas y consejos para triunfar en sociedad como cuñado especializado en coronavirus, sin necesidad de decir estupideces sin ton ni son, ni recurrir a lugares comunes, que dada la velocidad del Covid-19, quedan obsoletos a las pocas horas. Esta clase única comienza con la siguiente lectura. Dice el profesor y catedrático:

Pretendo escribir unas líneas a vosotros, los que hasta hace un mes erais expertos entrenadores de fútbol, a la par que avezados especialistas en mecánica de coches, y en las últimas semanas sois expertos en pandemias. A vosotros, quienes no tenéis ni idea de qué es R0 pero lo manejáis con soltura mientras la familia cena. A vosotros, que no sabéis distinguir entre letalidad y mortalidad, pero no os importa, porque lo verdaderamente serio es mostrar la indignación de la ciudadanía.

¿Por qué el gobierno ha actuado tarde?

Por la economía. Si se cierra un país a todo tipo de actividad económica porque hay cuatro personas que tosen mucho, y nada más, la caverna mediática hubiera condenado a los responsables con el estigma de “quieren destruir el país”. Se esperó hasta que se comprobó que, realmente, la cosa iba en serio y que había que tomar medidas. Hubo en momento en que los datos pintaron realmente feos, y ahí (tarde) se comenzó a actuar. Se actuó tarde por dos razones. La primera porque es un nuevo virus. Aunque seáis expertos en pandemias, no tenéis ni idea de qué son los segmentos S, M, y L de un virus y cómo se recombinan. No os lo voy a explicar aquí, pero debéis de saber que aparecen virus nuevos de los que no tenemos ni idea de cómo funcionan. Es como si estáis en el bosque y no sabes si estáis viendo enfrente de vosotros un mirlo o un feroz oso. No sabéis cómo se comporta. Mejor esperar a ver qué hace. Y eso hicimos.

La segunda es porque los chinos mintieron. Desde el principio. Esto sí que os lo voy a explicar porque es adecuado para los especialistas en pandemias. Desde aquella epidemia de SARS en China, existe un sistema de vigilancia temprana y de alerta rápida en el país. Cada vez que se detecta un caso de neumonía “extraña” se debe comunicar a Pekín (perdón, Beijing). Pero eso acarrea ceses fulminantes y esas cosas de los chinos, y los responsables de sanidad de Wuhan decidieron que estaban mejor callados. Hubo un día que se les fue la cosa de las manos.

Os diré que el primer caso declarado es de finales de noviembre de 2019, por lo que el virus, con lo que sabemos hoy, podía estar circulando ya entre agosto y septiembre. La comunidad científica admite hoy que todas las cifras de infectados y fallecidos son falsas. Se ha calculado comprobando el tiempo que han funcionado las incineradoras de Wuhan en los últimos meses. Es decir, estábamos ciegos ante lo que nos venía.

¿Por qué hicimos mal el cierre de fronteras?

Porque es un virus diferente y no sabíamos que estaba ya “dentro”. Como sois especialistas en pandemias (reconvertidos de entrenadores de fútbol) podéis consultar nextstrain.org/ncov y comprobar que la introducción del virus se produjo en Europa en algún momento de Navidad, procedente de Shanghai, con dudas acerca de si fue en Reino Unido o en Islandia. Sí, Islandia, la gente también viaja allá.

Navidad. Vosotros estabas discutiendo con el cuñado mientras ese virus entraba y luego os daría mucho juego de conversación con la familia. Pensadlo otra vez: Navidad. Aquí empezamos a preocuparnos en marzo, cuando el virus se había amplificado y nos dimos cuenta.

¿Por qué no hemos hecho pruebas rápidas?

Antes que nada, todos estáis manejando las siglas PCR como si fueran algo normal en vuestras vidas. Debéis de saber que en condiciones óptimas una PCR suele llevar unas 4 horas de tiempo y costar unos 40-50€. El hecho de que se estén realizando unas 20.000 diarias en España (a día de ayer, 5 de abril) os dará una idea del esfuerzo. Si además os cuento que un termociclador (permitidme que introduzca una palabra nueva a los expertos en pandemias, pero es el cacharro que se usa para hacer una PCR, no sirve la sartén de vuestra casa) cuesta unos 10.000€, os daréis cuenta del esfuerzo.

Todos estáis hablando de las “pruebas rápidas” (me niego a llamarlas “tests”, yo escribo en castellano) pero aún pensáis que se trata de una especie de magia que apunta a un individuo y aparece una luz roja. Pues no. Hay dos tipos. Una intenta detectar los antígenos del virus. En otras palabras, el método intenta encontrar si hay proteínas del virus en una persona. Pero el Centro Nacional de Microbiología comprobó que la sensibilidad era de un 30%. Es como si en un control de alcoholemia de la Guardia Civil se escapa el 70% de los borrachos. ¿Verdad que no sirve para nada? Por eso se devolvieron. Pero, claro, el Ministro es un torpe. Después se ha venido trabajando con pruebas que permiten conocer si una persona ha desarrollado inmunidad al virus. ¿Para qué? Ahora sabemos que antes de que una persona desarrolle inmunidad, puede llevar 5-7 días transmitiendo el virus. Estas pruebas nos dirán quienes han estado en contacto con el virus. Estas pruebas rápidas nos darán datos acerca de la infección intra-domiciliaria. Poco más.

¿Por qué es distinto este virus, por qué no hay respiradores?

Sabemos hoy que el virus se multiplica en la garganta a niveles simplemente brutales. En aproximadamente un 30% de las personas (pero también hay diferencias genéticas) el virus puede pasar al pulmón. No sabemos por qué, pero las células que se encargan de nuestras defensas, al ver la inmensa carga vírica, sueltan toda la artillería. Un gin-tonic está bien, pero ocho son demasiados. Aquí pasa lo mismo. Los enfermos graves lo están porque su sistema inmune se ha pasado de la raya.

Oh, los respiradores. Vale, os lo explico. Seat, Ford, Volkswagen fabrican coches al ritmo que saben que se van a vender. Lo mismo con los respiradores y las mascarillas. La fábrica produce sus artilugios al ritmo que se van a vender, y no invertir más dinero en cosas que no tienen salida. Yo no puedo ir a Seat y decirles “mañana quiero 30.000 coches”. No se pueden hacer. Pues es lo mismo. Pero, claro, el ministro de Sanidad es un torpe porque así lo han decidido los ex-entrenadores de fútbol.

¿Y qué hay de los modelos?

Mi frase favorita es la de un premio Nobel de Economía, quien dijo “si torturas suficientemente a los datos, puede que terminen confesando”. Quienes hayan leído los informes del Imperial College (lo que proporciona un grado supremo de Experto en Pandemias) habrán constatado que en España “debería haber” entre 2 y 20 millones de infectados. Vamos a volver a leerlo. Es como si vas a la frutería y preguntas por el precio de los tomates. Y te contestan que están entre 2€ y 20€ el kilo. Eso ha hecho el Imperial College. Quien crea ciegamente en eso acaba de obtener el diploma de pajero mental supremo. Repito, no tenemos ni idea acerca de cómo funciona este bicho, y nuestras estimaciones son eso, estimaciones algo laxas.

¿Qué va a pasar?

No lo sé. Si lo supiera ya sería entrenador de fútbol. Pero pienso que la humanidad va a tener una pandemia que se extenderá por todo el planeta, que todos nos acabaremos infectando y que quizás (o no) tengamos inmunidad o se convierta en una vacuna que haya que incluir todos los años en el calendario vacunal. Aquí tengo dos cuestiones. La primera, que nadie piense que una vacuna se hace en un mes. Cuando empiecen a morir voluntarios en las pruebas vacunales, también criticaréis la vacuna y lo demostrareis con otra cacerolada. La segunda, pensad en África y en América. Allí no hay una sanidad como en Europa. Vamos a tener olas de infección secundaria y terciaria por un largo tiempo. Es lo que tienen las pandemias. Pero eso ya lo sabíais, expertos en pandemias.

Espero que, con estas explicaciones simple, aptas para ex-entrenadores de fútbol, os lo penséis dos veces antes de la siguiente cacerolada. Un comentario final: el Capitán “a posteriori” es un personaje que ya existe en South Park. La mayoría de vosotros sois capitanes “a posteriori”, y no ayudáis. Quizás vuestros hijos queden impresionados, nada más.
***
P.D.: En el enlace, todos los cuadros, estadísticas y parafernalias necesarios para el kit Sea un Cuñao Ilustrao sobre la Pandemia y Triunfe en el Deslunado de su Casa y RR.SS.

9 comentarios

Archivado bajo General, Recomendaciones

A Sánchez la Cultura se la suda

somosmúsica

Mientras escribo estas líneas Pedro Sánchez se está batiendo el cobre en el Congreso de los Diputados. El presidente del gobierno y la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, están desmontando de forma contundente las incoherencias y deslealtades del PP y Vox. Con datos y hechos. Esto no es óbice para que siga adelante con lo apuntado desde el titular:  a Sánchez la Cultura se la suda.

El primer indicio, perdón, la primera confirmación la tuvimos con el nombramiento de Máxim Huerta como ministro de Cultura. Un florero. A Huerta se le conocía por su presencia televisiva. Y sus lectores por sus libros. Pero: ¿tenía alguna experiencia como gestor cultural? No lo pudimos averiguar. Fue cesado/dimitido, al poco tiempo de jurar el cargo, por unos problemas fiscales que tuvo. Era una prueba más: al responsable de la cartera de Cultura no le hicieron el chequeo debido. Pasó el casting sin prueba alguna. Sánchez tenía mejores opciones ante sí que la de Huerta. Pero eligió al jarrón decorativo.

El reemplazo de Huerta fue un gestor cultural indiscutible, José Guirao, quien ya debió de haber formado parte del primer proceso de selección. Y nos hubiésemos ahorrado el bochorno de Huerta (quien ni siquiera dispuso del tiempo necesario para demostrar su valía o limitaciones). En el año y medio que Guirao estuvo al frente del ministerio cogió el toro por los cuernos en el asunto de la fusión del Teatro de La Zarzuela y el Teatro Real. Desmontó esa absurda union (fomentada por el último gobierno de Rajoy). En cambio, no hizo lo mismo con el tema de SGAE. Ahí le pilló el toro. Dicen que otra sombra fue la negociación respecto a la colección Thyssen. Mi impresión, siendo fan, es que su gestión no fue la que se esperaba.

Me sorprendió la no continuidad de Guirao en la formación del gobierno de coalición. ¿Se le exigía más a Guirao que a los demás, a quienes continuaron en el gobierno? La sorpresa dio paso a la indignación cuando se nombró a José Manuel Rodríguez Uribes. Desconocido absoluto en el sector cultural. Sus méritos: ser amigo de Pedro Sánchez y compartir afición por el Estudiantes. Si no fue el último ministro nombrado, fue de los tres últimos. Clara señal que Cultura no es prioridad de Sánchez. En definitiva: a Sánchez la Cultura se la suda.

Rodríguez Uribes también ha sido el último ministro en aparecer en esta crisis del coronavirus. Demostró una falta total de empatía con el mundo de la Cultura y se presentó con las manos desnudas. La carencia de medidas fue notoria: lo anunció el mismo en su comparecencia. Todo los sectores culturales se han indignado. Como recordaba Nacho Ruiz en el Huffington Post “la cultura es un 3.2 del PIB y el 3.7 del empleo total. Somos unas 700.000 personas que llevamos un mes volcando libros en redes, dando conferencias virtuales, cantando en directo con nuestras guitarras, regalando nuestro trabajo y enseñando las obras de nuestras galerías, escribiendo en redes poesías o textos de arte.”.

SGAE ha dispuesto de un fondo de 15 millones de euros para editores y autores necesitados (no todos son millonarios, más bien es al revés porque la mayoría están en situación precaria o casi). Paula Corroto en El Confidencial señala que “hasta 39 asociaciones -entre las que se encuentra la Unión de Actores, la Asociación de Promotores Musicales y la Academia de Artes Escénicas, además de los sindicatos UGT y CCOO– han plasmado en un documento 52 medidas extraordinarias para afrontar las consecuencias de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 en el sector de las artes escénicas y la música.”. El promotor Juan Santaner resumía en su Facebook las medidas de apoyo culturales en los países europeos de nuestro entorno, según recogía un artículo de El Mundo (“1.600 euros mensuales para los autónomos de la cultura alemanes“). Son países que ya ayudan a creadores y trabajadores del ámbito cultural. Les dejo con un pantallazo.

Medidas en Europa

.

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios, Política

El #PedroSánchezvirus se extiende por el planeta

Medical disposable respirator mask with disinfectant spray as basic equipment against transmission of fours

El #PedroSánchezvirus se extiende por el planeta. Veamos:

  • En España hemos tenido el problema de los tests defectuosos comprados (y devueltos) por el gobierno central. La culpa, o la responsabilidad última, obviamente es de Pedro Sánchez, presidente del gobierno.
  • La Comunidad de Madrid ha perdido dos aviones de material sanitario: el gobierno de Madrid, presidido por Isabel Díaz Ayuso, también compró en China. La presidenta culpa de todos sus males a Pedro Sánchez. ¿Olvida intencionadamente o desconoce que la Sanidad está transferida a las CCAA? Y eso incluye las residencias de mayores. ¿Sánchez tiene la culpa por no recordárselo o por no enseñárselo?
  • Alemania, la primera economía europea, pierde 6 millones de mascarillas en un aeropuerto de Kenia. La culpa, ya lo habrán adivinado, es de Pedro Sánchez.
  • Países Bajos anunció que su pedido de 600.000 mascarillas chinas llegó. Pero al distribuirlas entre el personal sanitario, estos denunciaron que no cumplían los niveles de calidad requeridos. Por supuesto, la culpa es de Pedro Sánchez.
  • En Gran Bretaña los médicos amenazan con abandonar el NHS (su sistema público de salud) ante la falta de equipos de protección. Nuevamente, la culpa es de Pedro Sánchez.
  • La primera potencia del mundo occidental, Estados Unidos, también sufre de carencias de equipamiento clínico. Especialmente de respiradores y de mascarillas en los hospitales del 91,5% de las ciudades. El #PedroSánchezvirus ha cruzado el Atlántico.

La torpeza y maldad de Pedro Sánchez no conoce fronteras. Las pruebas son palpables.

Deja un comentario

Archivado bajo General, Política

Carta al Defensor del Lector del The Guardian

OMS datos lockdown

The Guardian tiene a un tal Giles Tremlett de corresponsal en España. Se une a otro especimen, tan poco fiable como él. Me refiero al del The New York Times, quien mientras estuvo basado en Barcelona anduvo propagando las tesis del procés y los independentistas. Ahora se ha trasladado a Madrid. Ambos hacen buena pareja.

El artículo de Tremlett sobre el coronavirus y España no solo falta a la verdad, también comete errores de bulto (como el del lugar donde se jugó el Atalanta-Valencia de Champions: fue en Milán, la ciudad más grande de Italia, y no en Bergamo como afirma) e implica que la celebración del Liverpool-Atlético de Madrid es responsabilidad del ¡gobierno español!

El artículo forma parte de la típica actitud británica de mirarnos por encima del hombro y poner cara de oler mal (dicen que olemos a ajo). Como si Gran Bretaña fuese un ejemplo a seguir en esto del coronavirus. En el encabezado tienen unos datos reveladores al respecto.

Reproduzco a continuación la carta y les señalo que las siglas WHO son las de la OMS. Pido disculpas porque está en inglés (algo rudimentario por la falta de uso). Y soy consciente que la carta no servirá de nada, al contrario de lo que pasa con las que mando a El País. Otra diferencia más a nuestro favor. En este caso es El País quien le da cien vueltas al sobrevalorado The Guardian.

The GuardianThe Guardian 2

 

 

1 comentario

Archivado bajo General, Medios

Datos sobre el coronavirus 2

Datos 2603

Ha pasado una semana desde el primer post sobre los datos del coronavirus. Ahora le toca el turno a la actualización. He añadido a la tabla a Francia, Gran Bretaña, Estados Unidos y Alemania. Sobre esta última habrán podido leer en medios algunas razones sobre su baja tasa de fallecidos. Quisiera añadir a lo escrito que además tiene mucho que ver con su forma de contabilizar. Ellos solo apuntan quienes hayan muerto por el virus. En España si te mueres de un infarto y descubren que tenias el COVID-19 pasas a engrosar las filas de los fallecidos del coronavirus.

Los datos los he recopilado de El Confidencial, El País, CNN, The New York Times y la Johns Hopkins University. A la velocidad que va todo probablemente queden desfasados para cuando los lean. No pasa nada, su cometido es darnos una idea de como evoluciona el asunto.

Para finalizar les dejo con la tabla de la semana pasada, para que puedan comparar con la de hoy.

Datos 1903

Deja un comentario

Archivado bajo General, Medios

The Guardian compara las medidas europeas contra el coronavirus

En un comentario de Javier Astudillo en Facebook nos daba a conocer un revelador artículo de The Guardian. El rotativo británico realizaba una comparativa entre las medidas del gobierno de Boris Johnson y las de algunos países europeos y China. Tiene fecha de ayer, 23 de marzo.

Lo que ellos llaman lockdown es el equivalente a nuestro estado de alarma (implementado el día 15 de marzo tras las primeras medidas de cierre de escuelas, universidades, bares, etc., de principios de semana). A la fecha de implementación le añaden el número de fallecidos y de casos de contagiados hasta ese momento.

En la tabla he eliminado a China, porque los datos eran confusos entonces y su cierre solo fue parcial (en el foco de la epidemia). De cualquier forma, a quien le interese lo tiene en el enlace.

The Guardian

Los datos hablan por si solos. Saquen sus propias conclusiones.

Otro dato que me llamó poderosamente la atención fue el de Suiza. Estaba leyendo el más que interesante artículo de Esteban Hernández en El Confidencial de anoche y vi este Top 10. Para este caso en concreto no es relevante que los datos sean del 22 de marzo.

El Confidencial

Suiza tiene 8,5 millones de habitantes. Su número de casos activos (7.016) me parece muy alto.

El concepto de casos activos es muy acertado. Porque no incluye ni a los recuperados ni a los fallecidos. Y refleja exactamente a las personas que necesitan cuidados.

1 comentario

Archivado bajo General, Medios, Política

Jefes de Estado y coronavirus: Monarquía vs. República

Jarretera

En toda crisis de calado, como esta del coronavirus (que probablemente no lo será en el número de fallecimientos en comparación con la gripe normal), muchas cosas quedan al descubierto y muchos quedamos retratados. Por ejemplo: los cavernícolas españoles y sus órganos de expresión (no hace falta mencionar la larga lista de medios). Se llevaban indignados las manos a la cabeza porque Pedro Sánchez no comparecía. Tenía que ser cuando ellos decidieran que debía hacerlo. No tenían suficiente con el ministro de Sanidad o con Fernando Simón (director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias). Este último se ha convertido en la diana de sus dardos. Pero esto es otra historia. Como la de los que se indignan por todo y no hacen ninguna diferencia entre asuntos (y al final sucede como en el cuento de ¡Viene el lobo!): no distinguen entre la recepción a Guaidó (acorde a lo solicitado por él) o las maletas (se llaman valijas diplomáticas y no se preguntan sobre las de otros países) de una expedición del gobierno venezolana (¿pretenden que viajen sin equipaje?); o el contrato de catering de cinco aviones Falcon (confunden intencionadamente los años de duración del contrato como si fuese uno solo en vez de varios y hacen lo mismo con el número de aviones); también pusieron el grito en el cielo por la suspensión del Mobile porque según ellos no había motivos para ello, para poco después acusar a Sánchez poco menos de haber importado el virus (Eduardo Inda es un claro ejemplo de esto); y así hasta el infinito y más allá. Pues bien, volviendo al meollo del asunto, digo yo o más bien asumo que estos cavernícolas son monárquicos. Igual hay republicanos entre sus filas. No lo descarto, pero serán minoría. Han echado de menos al presidente del gobierno y no a su monarca. Raro, raro.

¿Por qué los cavernicolas monarquicos españoles no han reclamado la presencia del rey? La respuesta es fácil y les retrata: porque sus reclamaciones e indignaciones, sin ton ni son, son fruto de haber perdido las elecciones generales. Su labor de oposición y crítica al gobierno se confunde al parecerse a las rabietas de un niño consentido y caprichoso. Solo que cuentan con poderosos altavoces y medios económicos.

Nuestro rey, Felipe VI, ha anunciado su comparecencia para esta noche del 18 de marzo. No sabemos si nuestro jefe del estado hablará de la crisis del coronavirus o de lo de su padre. ¿O de ambas cosas?

De la otra monarquía que conozco o sigo, la británica, la reina Isabel II no ha hecho ninguna discurso (de hecho creo que el último fue el de Navidad). Sabemos que por el coronavirus ha suspendido un par de viajes y ha cancelado sus garden parties. Lo cual lleva al siguiente punto: las actitudes de los jefes de estado. Reyes y Presidentes.

De las republicas presidencialistas que sigo más o menos, Francia y Estados Unidos, he visto y escuchado a sus jefes de estado. A Macron y Trump. No juzgo ni la cantidad ni la calidad de sus intervenciones. Me limito a señalar que comparecen. No se puede decir lo mismo hasta hoy de Felipe VI ni de Isabel II. Tampoco hay mucho más que decir. La evidencia es abrumadora.

Deja un comentario

Archivado bajo Medios, Política