Archivo de la etiqueta: Gay Mercader

Primer concierto de Rolling Stones en España: Barcelona 1976

Barna-Rolling-junio 76

Me manda José Manuel Rodríguez Rodri esta foto del 11 de junio de 1976, tomada en un restaurante de Barcelona donde Hispavox nos invitó a comer -a los medios madrileños- antes de la actuación de los Rolling Stones. Después de la comida nos dimos una vuelta por la ciudad antes de acudir a la plaza de toros Monumental (en principio el debut de los RS estaba previsto en la de Las Arenas, pero Gay Mercader cambió a última hora a pesar de tener las entradas ya impresas).

Rodri recuerda con fervor a Billy Preston (estuvo de organista del grupo). Por mi parte mi memoria se remonta a que fue el regalo de cumpleaños que le di a La Mundana quien cumplió la mayoría de edad, el día 12, coincidiendo con la salida de los Rolling Stones al escenario (una media hora larga pasada la medianoche). En aquellos días la mayoría estaba en los 21 (y yo tenia 20 años y cuatro meses menos un par de días).

Fue un día histórico por muchos motivos. Se vislumbraba una nueva España, tras la muerte del dictador, y este concierto, el primero de los Rolling Stones en nuestro país, refrendaba nuestros anhelos y expectativas de cambio. Aunque los grises, la policía franquista, no dejó de hacer acto de presencia: desde el exterior del coso taurino lanzaron botes de humo al interior de la plaza. No se produjo una desgracia porque no hubo lleno y cayeron en una zona despejada.

En la foto de izquierda a derecha: La Mundana, Gonzalo Garrido (de perfil), Miguel Blasco Adam de Hispavox (exlíder del Adam Group y que desarrolló una exitosa carrera de ejecutivo discográfico en México), Rodri y Jose María Requena. De espaldas y también de izquierda a derecha: un servidor, no reconocemos al que se está peinando (Rodri piensa que puede ser Rafa Abitbol), Carlos Finally y José Luis Álvarez.

 

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

La primera actuación de Bruce Springsteen en España

La gran Patricia Godes es la comisaria de la exposición Live Music Experience, que refleja cuatro décadas, 40 años de música en vivo en nuestro país.

Live Music Experience propone un recorrido por los entresijos de los escenarios, a través del cual, el visitante se convierte en el verdadero protagonista y estrella del concierto.

Los más de 1.200 metros cuadrados de la sala de exhibiciones de AlhóndigaBilbao se convierten en el backstage desde el que se puede acceder a su vez a cuatro espacios temáticos: La década de los 70, los 80, los 90, los 00, y un quinto centrado en el panorama local.

La muestra parte de la memorabilia del promotor musical Gay Mercader. Sobre su colección de guitarras, entradas y otros objetos dignos de la vitrina del melómano más fetichista, se configura el resto de la muestra.

Patricia me contactó para que escribiese una nota para el catalogo. Tenía que ser sobre alguno de los conciertos organizados por Gay & Co., y obviamente uno al que hubiese asistido. Me propuso el primero de los Rolling Stones en la (plaza de toros) Monumental de Barcelona. Estaba de viaje y cuando la contesté esa misma noche ya estaba adjudicado. Me mandó una lista de sugerencias y observé que faltaba la primera actuación de Bruce Springsteen en España. Me apropié del tema (también me interesé por el primero de Frank Zappa y sus Mothers of Invention en Badalona). A continuación pueden leer mi aportación para el catalogo de la exposición que se inaugura hoy.

La primera actuación de Bruce Springsteen en España

Tuve la fortuna de haber asistido al mítico concierto de Bruce Springsteen & the E Street Band en el Hammersmith Odeon de Londres. Era la primera vez que actuaban en Europa. El Boss venía a presentar su tercer LP Born To Run. Corría el año de 1975. Un par de días antes de la muerte del dictador (Franco). Me había invitado la CBS, su discográfica (por aquel entonces trabajaba en medios de comunicación). Así que años más tarde, incorporado a las filas de CBS como responsable de su producto internacional en España, parecía lógico que echase el resto para intentar su venida a nuestro país.

Ante el descomunal The River y la posibilidad de una gira europea de apoyo, me puse manos a la obra. Con dos objetivos claros: convencer a la cia. para que apoyasen mi plan (precisaba musculo financiero), y encontrar un promotor que se arriesgase en la aventura. En realidad era una cadena: una cosa llevaba a la otra, pero era indispensable que estuviesen coordinadas.

Pensar en Gay Mercader era obvio. Le avalaba su prestigio, ganado a base de su buen hacer, y un gran equipo que respaldaba su liderazgo. Y nos conocíamos de hacía años. Ganada la confianza de la discográfica tenía que convencer a Gay para que moviese sus hilos. Mientras yo hacía lo propio con las más altas instancias de mis empleadores.

No fue fácil. El siempre espinoso asunto económico fue el menor de los problemas (cubriríamos las perdidas). La complicación residía en la fecha y el encaje del itinerario (en aquella época España todavía no estaba plenamente encajada en el mapa de las giras europeas). Y las posibles alternativas siempre giraban alrededor del temido parón de las vacaciones de Semana Santa.

Finalmente las posibilidades se centraron en la ciudad de Barcelona el martes 21 de Abril de 1981 (justo después del Lunes de Pascua, festivo en la Ciudad Condal, y por tanto una fecha difícil). Si la memoria no me falla se cambió el local inicial a uno mayor: el Palacio Municipal de Deportes de Montjuich.

En el aeropuerto al presentarme le recordé a Springsteen lo de Londres (después de la actuación del Hammersmith le había entrevistado; yo tenía tan solo 19 años). Decía que se acordaba. Me pareció que estaba siendo educado. Nos fuimos al hotel y una vez ahí le organizamos una excursión por la Barcelona de Gaudí. También vinieron Landau, Marsh, Carr y algunos más que no recuerdo.

John Landau fue el motor de la carrera de Bruce Springsteen. Primero desde las páginas del Rolling Stone y después como productor y manager (que sigue siendo). Suya es la frase “He visto el futuro del Rock & Roll y se llama Bruce Springsteen”. Dave Marsh era crítico del Rolling Stone y su esposa Barbara Carr, mano derecha de Landau, llevaba el booking de las giras.

Acabo de sentir lo mismo que cuando vi por primera vez a Elvis en el Ed Sullivan Show” comentó el Boss ante la Sagrada Familia. Entendí perfectamente lo que quería decir. Y más viniendo de un rockero de los auténticos… El Parque Güell fue otro cuelgue… El concierto del 21 de abril también fue memorable. Como casi tres décadas después recordaba Marsh en su libro cuando dice que el mejor concierto que ha visto en su vida fue ese de Barcelona. Y además recuerda el recibimiento de la gente que les esperaba de madrugada en el hotel, después de llegar de una pequeña fiesta que les habíamos preparado.

Desde los primeros acordes de “Factory”, la canción que abrió el show, el delirio se apoderó de quienes casi llenábamos el recinto deportivo. Siguió con “Prove It All Night”… hasta las 26 que completaron el set list. Alternó temas de Born To Run (3), Darkness On The Edge Of Town (6), y The River (11) con una de cada uno de sus dos primero discos (“Rosalita” fue el cierre antes de los 3 bises, iniciados con “Born To Run” más dos covers) y varias versiones (2 de John Fogerty, una de la Creedence; el popurrí de Detroit; y una de Woody GuthrieThis Land Is Our Land”).

Aquella actuación de Abril del 81 fue sin ningún género de dudas el inicio de un largo romance de Bruce Springsteen con Barcelona.

Entradas relacionadas:

Bruce Springsteen como excusa

Con 19 años entrevisté a Bruce Springsteen

9 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

Apuntes dominicales

28 de junio de 2009

mjav

El portátil está de vuelta en casa y parece que funciona mejor: no se calienta tanto aunque va un pelín más lento. Recuperé algunas fotos que he subido a Facebook esta mañana, como la que encabeza este post. Son tanto personales (amigos y familia) como con artistas y futbolistas. Poca cosa, especialmente la de los artistas (quién podía imaginarse entonces lo de los blogs). Me quedan algunas por subir. Pero también he perdido unas cuantas. Algunas irremplazables (con Jagger en Londres cuando su “Primitive Cool”) y la de Michael Jackson cuando le entregamos la capa (de hecho si no recuerdo mal la llevaba puesta en la foto). Esta espero encontrarla, o bien a través del fotógrafo –Domingo J. Casas– o vía algunos de los que formaban parte del festejo.

Lo cual me lleva a lo importante que es estar en el sitio justo en el momento adecuado (como cantaba hace décadas mi admirado Dr. John). Porque los que hemos trabajado con Jacko tenemos una perspectiva, por circunstancias profesionales, de la que carecen el resto de los mortales. Y en este aspecto los de la discográfica (Epic/CBS) y los promotores de conciertos, como Gay Mercader tenemos una ventaja clara. Gay publicó una tribuna en El País y fue entrevistado telefónicamente en el programa de Las Mañanas de Cuatro de Concha García Campoy.

Gracias a los buenos oficios de Antonio San José y Julio Ruiz me invitaron a la tertulia política de Concha García Campoy en Cuatro y me entrevistaron en 24 Horas de RNE. La base de las intervenciones y algunas anécdotas y episodios los podéis encontrar en estos dos posts, que los más fieles ya conocéis:

La noche que Michael Jackson rompió todos los esquemas

Michael Jackson (1958-2009)

 CGC

Foto de Antonio San José

Tan sólo un inciso respecto al programa de Las mañanas de Cuatro: García Campoy es la mejor. Fue un honor participar en el espacio que habitualmente ocupa su tertulia política. En mi opinión es la mejor que hay en televisión. Es su estilo y liderazgo lo que marca el tono y el ritmo. Y además es rápida, muy rápida. Era el último programa de la temporada. Y en uno de los interludios nos contaba como habían cambiado todo el esquema previsto, porque desde la dirección del canal les habían dado más tiempo para dedicarlo al genio y figura de Jackson. Y montaron un maratón sobre la marcha. Comenté que Farrah Fawcett había tenido mala suerte hasta en el día de morirse. Estaba eclipsada por el Rey del Pop. CGC habló inmediatamente por el interfono con su realizador y le preguntó si todavía tenía las imágenes de FF, las que tenían preparadas para el programa si éste hubiese seguido su curso habitual. Y tras la pausa de la publicidad arrancaron con el ángel de Charlie…

Mi contacto personal con el fallecido MJ se remonta a 1979, cuando traje a España a los Jacksons para promocionar “Blame It On The Boogie“. En los textos enlazados anteriormente hay detalles concretos y generales, que serán ampliados en mi sección en Efe EmeLa Música de El Mundano”. Empezando este próximo sábado. Y ambos posts han sido subidos a la Web de Efe Eme, que tienen una excelente cobertura con textos de Luis Lapuente, Andrés Calamaro y los videos.

Hoy publicaba Diego A. Manrique otra pieza –interesante como todo lo que escribe- sobre Jacko que aportaba un dato que me extrañaba. Citaba a un tal Tim White y una extraña historia sobre la incultura gastronómica de Michael y su falta de educación cívica. Como me extrañaba lo que citaba le llamé para averiguar. Resulta que Mr. White era Timothy White, antiguo editor del Billboard. El caso es que lo que relata me suena falso:

1.- El que Jackson se asombrase de la carta de un restaurante francés en Nueva York no me sorprende en absoluto. A mi también me pasaba y me sigue pasando tanto en NY como en París. Me resulta un comentario de lo más clasista por parte del Sr. White.

2.- Mr. White, haciendo honor a su apellido, demuestra caer en el cliché de los racistas que van de cultos e intelectuales: “pobrecitos no tienen formación y ni siquiera saben usar el cuchillo y el tenedor, les vamos a ayudar”. Lo he oído frecuentemente entre los miembros de las bienpensantes poderosas clases sociales blancas de EE.UU. Había una caricatura al respecto –durante una cena- en “Borat“, esa delirante película. Y precisamente en ese año de 1979 compartí mesa y mantel con él en Madrid y ¡sabia usar los utensilios alimentarios! Como no podía ser de otra manera (luego nos extrañamos de las resistencias de muchos creadores hacía los medios).

Para finalizar estos breves apuntes un detalle de la foto para fijarse en los dedos de su mano.

mjav2

11 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Medios, Recomendaciones

Springsteen como excusa

27 de noviembre de 2007

abs.jpg

No soy de coleccionar autógrafos. Sólo tengo tres: Alfredo Di Stefano, Bob Dylan y Bruce Springsteen. En realidad solamente dos porque el de Don Alfredo está en el cuarto de El Mundanito. A él si le gustan. Sobre todo los de los futbolistas del Madrid y de Brasil. Su Mundana madre esta al frente del departamento de caza de autógrafos. 

El de Springsteen es de 1975. Dos días antes de la muerte del dictador. Después del mítico concierto del Hammersmith Odeon de Londres. Era su primer concierto en Europa. Venia con su tercer álbum “Born to Run” bajo el brazo.  

El fallecido Aurelio González, por entonces Director de Internacional de CBS, había organizado el viaje a Londres para verle. Era parte de la estrategia europea de la CBS para darlo a conocer en su salsa: En directo. Y acertaron. ¡Vaya que si acertaron!

Nosotros también acertamos. Bastante sudados, conmocionados y aturdidos por lo que acabábamos de vivir deambulábamos por el vestíbulo del Hammersmith. Yo estaba empeñado en conocerle y entrevistarle. Algo que ya sabíamos que no podría suceder. Me daba igual. Aurelio lógicamente se sumo a la causa. Diego A. Manrique estaba a la expectativa. Y de repente le vi. Era The Boss bajando por una de las escaleras laterales. Hacia ahí que fui. Al abordaje. Aurelio y Diego no tardaron ni un segundo en acercarse. The Boss se sentó en las escaleras y le rodeamos.

En aquel momento no sabía que BS era así. Más bien me dio la impresión que estaba aturdido por lo que acababa de descargar y por el chorreo de elogios con el que le inundábamos. Era el mejor concierto que había visto en mi vida. Hoy sigue siendo uno de los memorables. Que quizás con el paso del tiempo lleve más en el corazón que en la cabeza.  

Ya de regreso en Madrid me llamó Aurelio para contarme la magnifica impresión causada. Estaba especialmente orgulloso por que su gente habíamos sido los únicos en hablar con Springsteen. Lo cual era muy bueno para su medallero. La verdad es que en su día no me creí mucho lo de Aurelio. Aunque era amiguete me daba la impresión que era más un rollo de disquero. Y antes en 1975 al igual que ahora en 2007 los malos de la película siguen siendo los mismos: las compañías, que por otra parte cada vez quedan menos. 

Barcelona, Abril de 1981. Yo por entonces hacía de Aurelio, que en aquel momento dirigía el mejor departamento de A&R local del mercado… Con la inestimable ayuda de Gay Mercader, promotor del concierto, se habían movido todos los hilos para que BS tocase en España. Era la gira de “The River y “Hungry Heart” ya era un éxito.  En el aeropuerto al presentarme le recordé lo de Londres. Decía que se acordaba. Me pareció que estaba siendo educado. En aquel momento seguía sin saber que él era así. Lo descubriría mas tarde a lo largo de su estancia en Barcelona. 

Del aeropuerto nos fuimos al hotel y una vez ahí le organizamos una excursión por la Barcelona de Gaudí. También vinieron Landau, Marsh, Carr y algunos más que no recuerdo. ¿Y estos quienes son? John Landau fue el motor de la carrera de Springsteen. Primero desde las páginas del Rolling Stone y después como productor y manager (que sigue siendo). Suya es la frase “He visto el futuro del Rock & Roll y se llama Bruce Springsteen”. Dave Marsh era del Rolling Stone y su esposa Barbara Carr, mano derecha de Landau, llevaba el booking.  

Acabo de sentir lo mismo que cuando vi por primera vez a Elvis en el Ed Sullivan Show dijo BS ante La Sagrada Familia. Gay y yo nos miramos asombrados. Entendíamos perfectamente lo que quería decir. Y más viniendo de un rockero de los auténticos. En aquel momento empecé a saber que él era así… El Parque Güell fue otro cuelgue… El concierto del 21 de abril también fue memorable. Como los días que pasamos en Barcelona.

Hace unas semanas, a finales de Septiembre, leí un excelente articulo de Diego A. Manrique en El País con motivo de la aparición del libro de Dave Marsh sobre Bruce Springsteen. Diego habla de Marsh “bajo el efecto Gaudí” al referirse que confunde a los de la Cruz Roja con la policía. Pero sobre todo lo más importante, lo que me impactó, fue cuando DAM cita a Marsh diciendo que el mejor concierto que ha visto en su vida fue el de Barcelona… y además recuerda el recibimiento de la gente que les esperaba de madrugada en el hotel, después de llegar de una pequeña fiesta que les habíamos preparado. 

Estoy melancólico e insomne. He recibido una noticia excelente que me ha sacudido la memoria. Un gran amigo, Laurent Chalumeau, viene a pasar unos días a casa. Han aflorado los recuerdos. Y no podía faltar  alguno relacionado con Springsteen: la primera cita con la que luego seria la madre de sus mellizos fue en el Meadowlands Arena (New Jersey). Era la primera gira del “Born In The USA“. Le conseguí las entradas a condición de conocerla. 

Tenth Avenue Freeze-Out” desde el Hammersmith Odeon (1975)

 

18 comentarios

Archivado bajo Música