Archivo de la etiqueta: Garzón

Wikileaks, la Fiscalía española y Garzón

2 de diciembre de 2010

Leer en El País las filtraciones desveladas por Wikileaks resulta escalofriante. Sobre todo en lo referido a nuestra Fiscalía. Otros asuntos ya nos los imaginábamos y los suponíamos. Aunque verlos así, por escrito, produce una sensación de frio que te recorre toda la espalda.

No voy a entrar en la moralidad del cómo se obtuvieron los documentos. Los hechos que nos afectan son infinitamente más inmorales (Couso, vuelos secretos de la CIA, torturas). También voy a dar por veraces los cables que se van publicando día a día. Porque además hasta la fecha ninguno de los cargos españoles involucrados los ha desmentido tajantemente. Y los ministros Blanco y Jiménez, o el ex Moratinos, han dado largas por respuesta. No saben, no contestan. Muy sospechoso… Otros implicados, hasta donde yo sé, no han sido pillados por cámaras y micrófonos (López Aguilar, De La Vega, Bermejo, etc.).

Otra cosa bien distinta es dar por buenas al cien por cien las versiones de los embajadores estadounidenses. Supongo que habrá una dosis de protagonismo, e interpretarán la realidad para darse más importancia, parecer más influyentes y poderosos de lo que en realidad son. Pero incluso rebajando, la veracidad de lo relatado, el producto resultante sigue siendo escalofriante.

La portada de El País de ayer titulaba: “Los ministros españoles trabajan para que no prosperen las órdenes de detención“. Y el subtitulo era: “EE.UU. contaba con el Gobierno y los fiscales para cerrar el ‘caso Couso’. Un cable de la Embajada de Estados Unidos afirma que Conde-Pumpido dijo a Aguirre -el embajador- que hacía lo que podía para el archivo de la causa por la muerte en Bagdad del cámara de Telecinco. Moratinos asegura -a Aguirre que la vicepresidenta De la Vega se ha implicado en el asunto.

Para llegar a una idea o teoría que tengo hay que dar un salto atrás: a los tiempos de Eduardo Fungairiño como fiscal-jefe de la Audiencia Nacional, con el PP en el gobierno. Los norteamericanos le consideraban un gran interlocutor. Y los abogados de Pinochet también tuvieron siempre acceso de privilegio al caso que instruía Baltasar Garzón contra el dictador chileno. Y conviene no olvidar el penoso y grosero incidente del entonces líder de la oposición, José Luis Rodríguez Zapatero, quedándose sentado ante el paso de la bandera USA. Luego, ya instalado en La Moncloa, retiró rápidamente las tropas de Irak (medida que contó con un amplio apoyo popular). Y después llegó -según leemos- el servilismo, en una insólita carrera para congraciarse con el matón yanqui. Se ha doblado el espinazo hasta límites insospechados, que estos días conocemos y vislumbramos. La Audiencia Nacional y la Fiscalía en manos de Cándido Conde-Pumpido y Javier Zaragoza (el sustituto de Fungariño) han seguido la línea de sus antecesores:

  • Concretamente, el diario cita la utilización de fiscales y altos cargos españoles, entre ellos Conde-Pumpido y Zaragoza, para interferir en las investigaciones abiertas por el ”caso Couso, los vuelos de la CIA o las torturas en Guantánamo.
  • En abril del 2009, el fiscal Zaragoza llamó por teléfono a la embajada para contar que él haría “todo lo posible para que el caso de Guantánamo no cayera en manos de Garzón, sino en las del juez Ismael Moreno“.
  • El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, transmitió al embajador Aguirre que él quería archivar el ”caso Couso”.

Estas maniobras tenían tres objetivos: impedir las investigaciones sobre la muerte de Couso (afortunadamente el Supremo revocó a la Audiencia Nacional), los vuelos secretos de la CIA con el transporte/secuestro de prisioneros (descubierto por el Diario de Mallorca) y el “caso Guantánamo“. Y como habrán podido observar el nombre de Baltasar Garzón planea…

Garzón defiende la independencia del Poder Judicial tras las filtraciones de Wikileaks. Y dice que “no porque se quiera presionar se consigue esa presión“. Esta posición de “niño bueno” del juez estrella me ha sorprendido. No quiere pescar en aguas revueltas. Y desde luego su prudencia es loable. Pero contrasta con su pasado (y con la realidad de varios de los hechos en la Audiencia) . A no ser que barrunte algo, esté investigando y sean elementos claves en su defensa en las tres causas que tienen abiertas contra él. Y aquí ha llegado el momento de exponer mi teoría.

¿Alguien se podría extrañar si la operación de acoso y derribo contra Garzón hubiese sido diseñada desde la Embajada de EE.UU. en Madrid? Con la complicidad de quienes le querían apartar de los casos. Solo así se podría entender como personas de la progresista Jueces por la Democracia (Velasco y Robles) y próximos a la vicepresidenta (Fernández de la Vega) se alinearon en su contra. Pero tengo más en mi peculiar teoría de la conspiración anti Garzón: ¿lo de los cursos de Nueva York no sería una trampa? El cebo perfecto. Y con el banquero (hoy parece que ex) del gobierno metido por medio.

Desde luego los socialistas no salen bien parados de esta. Y como reflexionaba anoche Iñaki Gabilondo: “¿Qué hacemos con nuestra inocencia?

10 comentarios

Archivado bajo CDI, Medios, Política

Garzón no es Sócrates

23 de abril de 2010

Si yo me hubiera dedicado a la política. ¡oh atenienses!, hubiera perecido hace mucho tiempo y no hubiese hecho ningún bien ni a vosotros ni a mí mismo.

Cuatro características corresponden al juez: Escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.

El orgullo engendra al tirano. El orgullo, cuando inútilmente ha llegado a acumular imprudencias y excesos, remontándose sobre el más alto pináculo, se precipita en un abismo de males, del que no hay posibilidad de salir.

Yo sólo sé que no sé nada.

7 comentarios

Archivado bajo Política

La paradoja de la Audiencia Nacional sobre Velasco y Garzón

4 de septiembre de 2009

Como comentábamos ayer la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional iba a estudiar el “caso Velasco”. Su Presidente, Ángel Juanes, nos ha dejado perplejos: ha explicado que tanto la decisión de Eloy Velasco de imponer la fianza a la etarra por un delito de tenencia de explosivos, como la de Baltasar Garzón de ordenar su ingreso en prisión son “resoluciones jurisdiccionales motivadas que responden a criterios legales de los jueces“. Menuda paradoja.

O sea, que, con la ley en la mano, se puede decidir una cosa y su contraria. El juez Velasco, que dejó en libertad bajo fianza a la etarra Maite Aranalde -que, como es natural, salió de estampida- actuó de forma jurídicamente irreprochable. Y el juez Garzón, que ordenó la localización inmediata de la etarra para hacerla encarcelar, también tomó una decisión correcta. Eso nos ha dicho hoy la Audiencia Nacional. Ambas resoluciones, radicalmente contrarias, son correctas, son legales, ¿cómo es posible? Pues muy sencillo. Depende de que se haga una lectura literal de la ley o se eleve la mirada. No hace falta leerse “el espíritu de las leyes de Montesquieu” para entender que la norma, por precisa que ésta sea, ha de pasearse un rato por el cerebro y el corazón de los jueces antes de convertirse en sentencia.

Si los seres humanos no fueran necesarios para impartir justicia, si la justicia brotara automáticamente de la aplicación a machamartillo de lo escrito, nos podríamos ahorrar un montón de millones de euros. Licenciábamos a todos los jueces y encargábamos el asunto a unos cuantos ordenadores. Pero, hay algo más. La idolatría de la letra es un escondite perfecto. Ni hay que cansarse mucho ni se asumen responsabilidades. Perfectamente postmoderno.

El hospital que no atiende a quien llega agonizante a cinco metros de su puerta, porque sólo desde la puerta sería de su incumbencia, es el ejemplo perfecto de esta actitud.

La literalidad como límite. Francisco Camps es otro ejemplo. Si su comportamiento vergonzante en su relación con la trama corrupta no está prohibido literalmente en el código penal, él canta victoria y los suyos le aclaman como un héroe. Lo decía recientemente el profesor Francisco Rico.

Hemos declarado inútiles el código del decoro, de la dignidad y de la hombría de bien. Sólo la letra tiene concreción.

El juez Velasco, que dejó libre a la etarra porque la letra de la ley se lo permitía, se cargó otro valor antiguamente respetable: el sentido común.

La transcripción de la reflexión de Iñaki Gabilondo está tomada de Radiocable

Entrada relacionada:

¿Promoverá el juez Eloy Velasco una nueva huelga de jueces?

7 comentarios

Archivado bajo Medios, Política

¿Promoverá el juez Eloy Velasco una nueva huelga de jueces?

3 de septiembre de 2009

justicia

La Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional, presidida por Ángel Juanes, estudiará si procede adoptar alguna decisión tras la huida de la etarra Maite Aranalde, que tras ser extraditada por Francia la semana pasada quedó en libertad bajo (exigua) fianza por orden del juez Eloy Velasco, quien sustituía a Baltasar Garzón, dándose posteriormente a la fuga. El diario Público informaba que se determinará si procede adoptar alguna decisión o simplemente se darán por enterados. ¿Y el CGPJ no tiene nada que decir ante esta fuga anunciada? El que si se ha pronunciado –con reproches a Velasco– ha sido Garzón, quien a su regreso el lunes tuvo que emitir una orden de busca y captura. Ya en el auto de prisión, Garzón advertía que existía riesgo de fuga y señalaba que el argumento utilizado por Velasco para imponerle la fianza -que iba a ser previsiblemente absuelta en la causa por la que Francia concedió su entrega, ya que un etarra acusado de los mismos hechos había sido exculpado- “no puede determinar la certeza o presunción de que la procesada vaya a correr la misma suerte“.

También la Fiscalía tomó medidas el viernes pasado, pero su escrito estuvo dando vueltas por el juzgado, durante 72 horas, sin que Velasco ni ningún otro juez se diesen por enterados.

Este esperpento judicial desafortunadamente no es un hecho aislado. Ya conocemos las consecuencias de la desorganización de los propios jueces en el caso de Mari Luz, por ejemplo, con una orden de detención que no se lleva a firmar o se firma con más de un año de retraso, y el culpable en la calle. ¿Cómo se castigó este grave caso de dejación de funciones entre los jueces? Con apenas una multa de 1.500 euros. Para un juez, Rafael Tirado, que era reincidente (ya había sido sancionado por negligencia) y al que se le retiró el carnet de conducir por conducir borracho y atropellar a un motorista. Les dejo la Cronología del escándalo judicial del asunto en cuestión.

Saco a relucir lo del juez Tirado porque su caso estuvo en el corazón de la primera huelga de jueces que ha sufrido este país –otra bofetada al Estado de Derecho- y no podemos olvidar aquel email que mandó a sus compañeros, desvelado por Antena 3, cuyo texto decía:

“¡A la huelga! Todos, sin miedo, sin odio, sin rencor, vamos a decirle al ciudadano la verdad. Sigo insistiendo, no estamos solos y ahora les toca a ellos. Mis hijos han dicho: ¡Papá, adelante!, y su padre no va a dar ni un paso atrás”.

¿Si Velasco es sancionado –como sería deseable- seguirá el camino de Tirado? ¿Promoverá el juez Eloy Velasco una nueva huelga de jueces? ¿De haber sanción será tan ridícula como la de Tirado?

No es preciso remontarse muy atrás en el tiempo para hallar más affaires de disfunciones judiciales (o de jueces encarcelados, apartados de la carrera, autores de sentencias machistas o de “vía libre” para poderosos delincuentes). Hace bien poco en el Supremo de Valencia hemos asistido al espectáculo ofrecido por su Presidente: ni se inhibió ni nadie impidió que formase parte del Tribunal que tenía que dictaminar sobre Camps, quien es algo más que un amigo (según declaraciones de los propios interesados).

¿Y la desprotección que sufren los testigos? Abandonados a su suerte es la mejor definición para su situación.

¿Y qué decir del Constitucional? Sólo cabe preguntarse, a lo Perales: ¿a qué dedican su tiempo? Porque desde luego para lo del Estatut de Catalunya se están tomando su tiempo. ¿Tanta es su carga de trabajo para decidir sobre la constitucionalidad de no más de media docena de artículos? Y mientras tanto llega el varapalo del Comité de Derechos Humanos de la ONU. En un gran reportaje de Joseba Elola en El País nos cuenta como nuestro TC avalaba prácticas racistas de la Policía. La ONU le daba la razón a Rosalind Williams (una española nacida en Nueva Orleans) con un dictamen que le saca los colores al Tribunal Constitucional. El mensaje que llega desde Ginebra para el Estado español es bien claro: la policía no puede tratar de modo distinto a alguien por el color de su piel; la raza no debe ser usada como indicio de posible situación ilegal en los controles de identidad. Se trata de un dictamen no vinculante, sí, pero el Estado español deberá dar una respuesta en su condición de firmante del Pacto de Derechos Civiles y Políticos.

Estos jueces se permiten el lujo de ir a la huelga, en tiempos de crisis económica y paro galopante. En una empresa no pasarían de los tres meses de prueba. ¿Y nosotros, los ciudadanos de a pie, qué podemos hacer? Sugiere Andrés Villena: “Y de ahí a la calle. A armarla. Ahora sí que no tenemos nada que perder.

10 comentarios

Archivado bajo Medios, Política

La corruPPción

18 de febrero de 2009

dfw0934

La corruPPción no es de hoy, pero no vamos a hablar de Fabra, Matanzo, Matas y demás. Con centrarse en los últimos acontecimientos –los destapados por el juez Garzón y El País– tenemos bastante. Son los referidos a la trama de Correa y los espionajes en la CAM.

 

Acteón en su blog apuntaba con nombres y apellidos los posibles candidatos a ser la garganta profunda del juez. Todos son probables y tienen sus motivos. Es más, no me extrañaría nada que hubiese más de un deep throat.

 

Ambos casos se entrecruzan y aparecen salpicados los mismos Políticos Populares, especialmente en las Comunidades de Madrid y Valencia. Lo que lleva a Enric Sopena a preguntar, en referencia a Aznar: ¿El hombre de los principios y las convicciones exigirá a Rajoy, Aguirre y Camps responsabilidades políticas?

 

El caso de Benjamín Martín Vasco es sintomático. Primero la noticia de su presunta amenaza a “todo el clan” de “reventar el tinglado multimillonario”. La desmintió afirmando No tengo conocimiento alguno de que se haya cometido alguna irregularidad urbanística durante el gobierno del PP”. Luego el cobro -también presuntamente- de más de dos millones de euros a cambio de silenciar la trama de Boadilla. Después vino su nombramiento como ¡Presidente de la Comisión de Investigación de la Asamblea de Madrid por el asunto de las escuchas! y la denuncia que sufrió chantaje por su amistad con Correa. La cadena SER aseguró el pasado lunes que Martín Vasco estaba siendo investigado y que una de las detenidas por orden de Garzón, Isabel Jordán, sostiene en una grabación que al diputado madrileño le pagaron para que callara sobre operaciones urbanísticas irregulares en el municipio de Arganda del Rey (el de Rock en Rio ¡que casualidad tan casual!). Pero Martín Vasco no ha sido imputado por el juez Garzón. Todavía, me permito añadir. Recordemos que está aforado y escaparía por tanto de las atribuciones de Baltasar Garzón. Al igual que sucede con López Viejo y otros más (el PP está intentando poner un círculo de hierro alrededor de González para librarle de la quema).

 

López Viejo dejó un ‘agujero’ de cinco millones en facturas pendientes de pago. Y el Consejero de Hacienda de la CAM, el Sr. Beteta ¿tiene algo que decir al respecto?

 antonio_beteta-por-alvaro-garcia

La foto de Beteta de El País es de Álvaro García.

 

López Viejo, que hasta hace unos días era Consejero de Deportes, es un viejo conocido de los madrileños, de cuando era responsable de “limpieza” del ayuntamiento (el alcalde era Álvarez del Manzano). Será que he visto muchas películas y que mi paso por Nueva York (cinco años) me ha influido, pero de siempre recuerdo las connotaciones mafiosas de esos servicios. Su gestión ya fue polémica (para la anécdota queda cuando cerró una calle al tráfico por “acto oficial”: la fiesta de despedida de soltero de Agag, el yerno de Aznar). Fue apartado discretamente pero esa Santa que es “la fugitiva de Bombay” Doña Esperanza Aguirre, le recuperó para la causa. Con los resultados que vamos conociendo poco a poco.

 

La Presidente de la Comunidad de Madrid accedió al poder tras “el tamayazo”. Hubo que repetir las elecciones. Ganó por mayoría absoluta. Y volvió a hacerlo en las siguientes. Su gestión ha estado marcada por los conflictos: en Sanidad (con los consejeros Lamela y Güemes el yerno de Fabra, la privatización de servicios públicos, la atípica forma de contabilizar las listas de espera, inauguraciones de hospitales que aun no funcionaban, el no caso del caso Montes, etc.); desacato a Leyes gubernamentales y a su aplicación (Educación para la Ciudadanía, Antitabaco, Dependencia,…); en Educación; en concesión de subvenciones (que le pregunten a Pilar Manjón); en adjudicaciones de licencias de televisión a los muy afines (revocadas en los tribunales, como algunas de sus decisiones anteriormente mencionadas); en planes de privatizaciones (como el Canal ¡presidido por el Sr. González! ese mismo que pagó un viaje de 8.000 euros en metálico “porque me venia bien”; y nadie le ha preguntado si era en billetes de 500); en la descarada manipulación de Telemadrid (incluyendo reportajes falsos como el del aeropuerto de Barajas). Y tantas otras. No quiero hacer un post interminable así que me limitaré a adaptar el refranero: quien con corruptos se acuesta corrompido se levanta.

 

Por lo oído esta mañana en el Parlamento Rajoy no se da por enterado (creo que le conviene porque va apartando rivales y librándose de Aznar) y su pretensión de desviar la atención es burda, como cuando le dice al Presidente del Gobierno “Si no firma el cese de Bermejo se convierte en el propio Bermejo”. Nacho Escolar rápido como pocos le contestaba rápidamente desde su blog:

 

Si Rajoy no firma el cese de Fabra, se convierte en el propio Fabra

Si Rajoy no firma el cese de López Viejo, se convierte en el propio López Viejo

Si Rajoy no firma el cese de Granados, se convierte en el propio Granados

Si Rajoy no firma el cese de Ignacio González, se convierte en el propio Ignacio González

 

Yo hubiese seguido: Si Rajoy no firma el cese de Esperanza Aguirre, se convierte en la propia Aguirre.

  espc3adacomopuedas

Imagen vista en Celtibético

Entradas relacionadas:

 

Todos contra todos o como Garzón nos estropeó la exclusiva

 

Madrid, la suma de todos 2 (sobre todo de algunos)

 

Madrid, la suma de todos (sobre todo de algunos)

 

Yo no espío, tú espías, él espía

 

9 comentarios

Archivado bajo Madrid, Medios, Política

Todos contra todos o como Garzón nos estropeó la exclusiva

12 de febrero de 2009

rajoy-cena11

Es la foto del día en la portada de los periódicos: están todos. O casi. Porque en este sainete pepero son todos contra todos. Y algunos no salen en la foto pero manejan los hilos desde las sombras. El rotulo con el slogan “Soluciones” me llama mucho la atención. Porque es eso lo que le pedimos al partido de la derecha. No que le echen la culpa al empedrado. Que es exactamente lo que llevan haciendo desde que Mariano Rajoy perdió sus primeras elecciones. Entonces aplazaron el proceso de renovación, necesario en la vida de cualquier partido que pierde unas generales y más si lo hace desde el poder (como fue el caso). Se ampararon en “la teoría de la conspiración”. Vinieron otras generales y otra derrota. Pero Rajoy a lo suyo como Don Tancredo. Mis oraciones fueron atendidas…Y se desató la lucha por el poder. Pero como conspiradores natos que son la culpa siempre es del árbitro. En este caso simbolizado por el gobierno y el PSOE. Se cree el conspirador que todos son de su condición.

 

La Brillantísima Cospedal marcó el camino a seguir. En línea con la apuntada en su día por el alcalde de Alhaurín. Y tuvo su puesta de largo ayer, en la primera aparición pública del glorioso líder respecto al estallido de las corruptelas Populares en Madrid, Galicia y Valencia. La Cacería contra Garzón había comenzado desde la portada de El Mundo. El problema es que por la tarde descubrimos en la SER que la cacería de Garzón y Bermejo la organizó un líder del PP de Jaén. Quien fue entrevistado en la citada cadena.

 

Nacho Escolar en su La ultima cena en referencia a la foto del día, que tanto me recuerda a cuando Ramón Calderón apareció en rueda de prensa, flanqueado por su Junta Directiva, negando lo que todos sabíamos- se pregunta quien será el Judas. Personalmente opino que hay varios. Porque los frentes de batalla se reparten entre varias categorías y organizaciones, como en el boxeo. Según mi modesto entender, por que leo, escucho y me cuentan, se están disputando los siguientes títulos en distintos cuadriláteros:

 

Pesos Pesados: Aznar vs. Rajoy

Semipesados: Aguirre vs. Gallardón

Peso Medio: Granados vs. González

 

En estos dos últimos rings tenemos como trasfondo la lucha por Caja Madrid (así como la sucesión de Rajoy, siempre presente, y que también afecta a otros, salgan o no en la foto).

 

Me da la impresión que Don Mariano está ganando a los puntos. Aunque pueda perder el combate al final de los quince asaltos. Porque en el día que celebramos el bicentenario de Darwin (y los 150 años de su teoría del origen de las especies) el ser humano no ha evolucionado tanto en lo que se refiere a sus ambiciones políticas. Y faltan más dossiers por aparecer (Torrelodones, pelotazos urbanísticos en Alicante, Castellón y Valencia, el omnipresente Fabra, etc.).

 

Y en eso llegó Garzón y mandó parar: Garzón encarcela a los tres cabecillas de la trama de corrupción. El mismo juez, héroe de la derecha hace años y su villano hoy en día. Yo también “odio” ahora a Garzón: tengo entendido que adelantó la operación contra Correa y su trama ante el riesgo de fuga del capo. Tenía previsto un viaje de negocios a Senegal. Y fíjate por donde, que en las próximas semanas El Mundano estrena corresponsalía en el país africano. No creo que a nuestro Christophe le fuese difícil localizar al Sr. Correa, un apuesto español blanco, en Dakar. La exclusiva de El Mundano hubiese dado la vuelta al mundo. Y todo se ha ido al garete por culpa de Don Baltasar Garzón…

 

Os dejo con las Cinco claves sobre la corrupción en el PP de Ignacio Escolar:

1- En la lista de imputados que ha hecho pública Garzón hay una ausencia clamorosa: falta el ex consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid, Alberto López Viejo, a pesar de que existen bastantes evidencias que apuntan hacia él. Sin embargo, ni la Fiscalía ni Garzón han decidido imputarle ningún delito, por el momento. ¿La explicación? López Viejo, como diputado regional, es aforado. Si Garzón le imputa un delito, tendría que renunciar a la investigación y pasar el caso inmediatamente al Tribunal Superior de Justicia de Madrid o al Tribunal Supremo, dos juzgados que no cuentan ni con los medios ni con la experiencia de la Audiencia Nacional para llevar un caso así. El método habitual en estos casos -no es la primera vez que sucede- pasa por imputar a los aforados en el último momento, cuando la investigación ya está prácticamente completa. Y a este caso le queda aún mucho recorrido.

2- La ausencia de López Viejo es la más la más evidente, pero podría no ser la única. Es posible que otros nombres, que más adelante aparezcan en el caso, aún no salgan a la luz por su condición de aforados. Ése podría ser el caso de Francisco Granados –ayer ElConfidencial.com publicó que estaba siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción, pero después la Fiscalía lo desmintió–. O también el del presidente de la comisión de investigación sobre los espías, el diputado del PP Benjamín Martín Vasco, que también aparece en las cintas de los pinchazos telefónicos de la Fiscalía. ¡Con razón cambian tanto de móvil en la Puerta del Sol!

3- Pero lo de Francisco Granados llama tanto la atención que la Fiscalía va a tener que poner mucho ingenio para evitar imputarle pronto. Un ex directivo de la constructora DICO denuncia que pagó sobornos a Granados, publica El Confidencial.

4- La cacería contra Garzón, mientras tanto, sigue la letra de toda la vida: unos ponen la música, otros ponen los coros. “Querían cazar otra cosa”, dice Manuel Fraga. “Quieren aniquilar al adversario”, apunta Juan José Güemes, que también exige la dimisión de ambos, del juez y del ministro. Que no sea por no pedir.

5- Y mientras el tango suena, va Ana Botella y desafina. “Me parece muy bien el apoyo interno, pero me gustaría que sea a toda la etapa del partido, incluída la del presidente Aznar”, le ha espetado esta mañana la teniente de alcalde de Madrid a Mariano Rajoy. Tiene gracia el deseo, pues desmonta el cortafuegos levantado por el propio Rajoy, que aseguró en una surrealista rueda de prensa, hace unos días, que dejó de darles negocio a los amigos de Alejandro Agag en cuanto se enteró de que iban por los pueblos de la sierra, (como Curro Jiménez y el estudiante), pidiendo comisiones en el nombre del PP.

“Por supuesto Ana que va a ser así y si en algún momento no es así te pido que me lo digas inmediatamente”, respondió Mariano. Por supuesto.

17 comentarios

Archivado bajo Madrid, Medios, Política

Garzón admite querella contra militares marroquíes acusados de genocidio

18 de diciembre de 2007

sahara.jpg

El juez Baltasar Garzón ha admitido a trámite la querella contra 13 militares marroquíes por delitos de genocidio en el Sáhara Occidental. En la foto, de Público, algunas de las personas que se han concentrado hoy en el exterior de la Audiencia Nacional.

EFE– Madrid:

El juez Baltasar Garzón ha admitido a trámite la querella contra 13 militares marroquíes por delitos de genocidio en el Sáhara, que presentaron los hijos de cuatro desaparecidos, para quienes es “un día histórico” en el que se abre “una esperanza” para conocer el paradero de sus familiares. En nombre de los querellantes, Hurria Ahmet ha expresado su confianza en la Justicia española y ha manifestado estar “muy contenta y emocionada” porque, según ha dicho a los periodistas a las puertas de la Audiencia Nacional, el juez Garzón se ha mostrado “muy interesado” en este asunto.

 

El responsable del Juzgado Central de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional se declaró competente el pasado 30 de octubre para investigar a trece altos cargos marroquíes por delitos de genocidio y torturas en el Sáhara en relación con la desaparición de cientos de saharauis. 

Los principales altos cargos marroquíes a los que Garzón acordó investigar son Housni Ben Sliman, superior que ordenó y dirigió presuntamente la campaña de detenciones y posteriores desapariciones en Smara en 1976 y Abdelhafid Ben Hachem, presunto responsable de los secuestrados en 1987 en El Aaiún y supervisor de los interrogatorios bajo tortura. 

A Ben Hachem también se le acusa de haber secuestrado el 20 de noviembre de 1987 a Djimi El Ghalia a la que dio “orden de torturarla”. 

También destacan Said Ouassou, supuesto responsable directo de todas las detenciones de ciudadanos saharauis en El Aaiún entre 1976 y 1978, Abdelhak Lemdaour, presunto responsable y dirigente de una gran campaña de detenciones; Moustafa Hamdaoui, dirigente del cuartel de la gendarmería en Tan Tan en 1981 y Dris Sbai, quien presuntamente dirigía las operaciones de secuestros y torturas. 

El resto son Ben Hima, Ayachi, Brahim Ben Sami, Hariz El Arbi, quien formó parte de la brigada criminal en El Aaiún; Abdelaziz Allabouch y Sanhaji Hamid, todos ellos relacionados con la detención y torturas a El Ghalia. 

La querella contra estos militares la presentaron el 14 de diciembre de 2006 asociaciones de apoyo al pueblo saharaui y pro derechos humanos, que cifraron en 542 el número de saharauis desaparecidos desde 1975. 

De acuerdo con la denuncia, a partir de ese año, cuando España se retiró del Sáhara, Marruecos ocupó el territorio “mediante una cruenta guerra y masacre contra el pueblo saharaui que duró 16 años” y detalla como el Ejército marroquí llevó a cabo “el secuestro, encarcelamiento y desaparición” de cientos de saharauis, la mayoría con nacionalidad española, entre 1975 y 1980.

ENTRADA RELACIONADA:

El Sáhara, una descolonización incomoda 

 

7 comentarios

Archivado bajo Política