Archivo de la etiqueta: Fania

En los 70 la salsa de Fania dominaba la escena latina

En la década de los 70 los artistas y músicos puertorriqueños de Nueva York, agrupados alrededor de la discográfica Fania (creada en 1964 por el abogado neoyorkino Jerry Masucci y el músico dominicano Johnny Pacheco, quien acuñó la etiqueta “salsa”), crearon el concepto musical de la salsa. Cubrieron el hueco que dejaba la música tropical cubana (a causa del embargo de EEUU a Cuba). Esa década supuso el auge y afianzamiento de Fania y de la salsa. Dominaron la escena latina, la urbana (aunque ese concepto de urbano aún no se había popularizado, mas existía).

En España los primeros discos de Fania me llegaron a través de Discophon (1956-1994). Se habían hecho con los derechos de distribución y se lanzaron a promover Fania. De alguna forma pretendían cubrir el hueco dejado por CBS. Fueron los últimos distribuidores del gigante estadounidense en España. CBS abrió su filial española en 1970, con Tomás Muñoz al frente.

De esos primeros lanzamientos de Fania recuerdo especialmente dos. El de Fania All StarsLatin-Soul-Rock“, con grabaciones en directo. Un título muy acertado para la fusión que los músicos de Fania estaban llevando a cabo.

Si se fijan en la parte inferior de la carátula aparecen destacados varios músicos: Manu Dibango, de quien interpretaban su eterno “Soul Makossa” (que posteriormente plagiaría Michael Jackson); Jorge “Malo” Santana, hermano del excepcional Carlos, quien se lucía en el solo de guitarra de la maravillosa “El ratón” de Cheo Feliciano (y de paso descubrimos que Don Carlos tenía un hermano músico muy bueno, que formaría parte de Malo la banda de rock latino que fusionaba con el jazz); los ex Mahavishnu Orchestra Billy Cobham, a la batería) y Jan Hammer, al organo Hammond (el panameño Cobham antes de la Mahavisnu había formado parte de la banda de Miles Davis y el checo Hammer luego metió un pelotazo con la sintonía de la serie de TV “Miami Vice“). Aparte del afro-soul de Dibango la otra aportación soul fue una versión de un tema de Edwin Starr.

El otro LP era de Willie ColónLo mato (si no compra este LP)“. Era la octava grabación de dos grandes: Willie Colón y Héctor Lavoe, el cantante (o el cantante de los cantantes). Fue el cuarto disco de oro. A partir de esta grabación los problemas de Lavoe con las drogas lo distanciaron de la banda de Colón. Aunque siguieron colaborando juntos y Colón produjo los primeros discos en solitario de Lavoe. Eventualmente Colón le sustituyó en su grupo por Rubén Blades. Este trombonista, Colón, tenía muy buen ojo para elegir y descubrir cantantes…Y es uno de los grandes nombres de la salsa. Su talento creativo fue indispensable en la creación del edificio de Fania.

Para mi este disco supuso descubrir a dos grandes: Willie Colón y Héctor Lavoe.

En “Lo mato (si no compra este LP)” encontramos clásicos como “Todo tiene su final“, “Calle Luna, Calle Sol“, Guajira ven o “El día de suerte“. Esta última es una composición conjunta de Colón y Lavoe mientras “Guajira ven” es un tema popular (las otras dos son de Willie Colón). En el medley del video encontraran alguna. Les recomiendo encarecidamente que lo vean. Merece mucho la pena.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Residente y Rubén Blades: el poder del Caribe hispano

En el espacio de 48 horas he podido gozar de dos conciertos espléndidos de música latina: el sábado pasado Residente dentro del marco del festival Río Babel y anoche Rubén Blades (como parte del ciclo de conciertos Noches del botánico).

Un puertorriqueño y un panameño que representan el poder del Caribe hispano y que comparten la misma utopia: una latinoamericana unida. “Una sola casa” como canta Blades en “Plástico

Precisamente de sus inicios me reencontré ayer con la referida “Plástico“, perteneciente a su segundo y crucial álbum “Siembra” (1978), con Willie Colon, donde grabaron “Pedro Navaja“.

Esta filmación fue rodada por Franz Neuenschwander. Y en ella se puede apreciar la súper orquesta que acompañaba al maestro Blades. En la más pura tradición de Fania teníamos a 16 músicos sobre el escenario, para hacer las delicias de quienes llenamos el recinto del Botánico de la Complutense. Y si han visto la filmación habrán observado que menciona a Los Toreros Muertos como también hizo lo propio con La Orquestra Platería en el inmortal “Pedro Navaja“, hacia el final de las tres horas con las que nos deleitó. Nos contó la historia y la evolución del tema y agradeció la contribución de la Platería. Empezó cantando “Mack The Knife” de Bobby Darin antes de la suya, que inició con acordes del “Thriller” de Michael Jackson.

Al principio del concierto Coque Malla (quien había hecho un álbum con temas de Blades) y Jorge Dexler le acompañaron en un tema. Domingo J. Casas inmortalizó el momento en esta foto:

Coque Blades Drexler

La presencia venezolana fue la más nutrida del continente americano. Conocidos son sus enfrentamientos con Maduro. Jesús Ruiz Mantilla recogía perfectamente la situación en la edición digital de El País.

Si Residente desde su aparición con Calle 13 es la mejor conexión con los ritmos urbanos más jóvenes, Rubén Blades supuso la renovación de la salsa desde sus primeros discos allá a finales de los setenta. Salsa intelectual la llamaron. Su carrera es un claro ejemplo de fusión y mestizaje: panameño, firmado por Fania Records de Nueva York, sello especializado en salsa, música cubana bautizada así por los boricuas. Dos estrellas de la música latina y caribeña, del pasado más reciente y del más rabiosa presente, en el año que “Despacito“, es el mayor pelotazo en lo que va de siglo. Y ninguno de los tres es cubano…

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música