Archivo de la etiqueta: Erika Ender

Erika Ender, la letrista de “Despacito”

Erika Bender

En El Mundano ya se analizó musicalmente “Despacito“, el bombazo del año (y de lo que va de siglo). Pero no se profundizó en su letra. Que me entusiasma. Y cada vez que la alabo un cierto tipo de cantautores se echan las manos a la cabeza. Sinceramente me parece un hallazgo. Y me encanta que a mis amigas también les guste mucho.

He descubierto recientemente que la letra es de la panameña Erika Ender (Luis Fonsi también colaboró). La verdad es que nunca me preocupé en averiguar de quien eran las estrofas. Pero un reciente artículo del New York Times me descubrió la realidad. Y lo entendí todo.

Hace un par de días Erika Ender habló en Nueva York durante la séptima edicion del foro Social Good Summit, que marca el inicio de la Asamblea General de las Naciones Unidas. En esta cumbre se dirigió a líderes y activistas globales: su Fundación Puertas Abiertas, fundada en 2009, ayuda a miles de niños víctimas de explotación laboral en su país. La fundación ofrece servicios sociales y programas educativos. Durante 2017 ha lanzado un talent show que ofrece becas a adolescentes por sus cualidades musicales y actividades comunitarias en sus barrios.

Music is such a powerful tool and we have to be responsible in everything we do” es la frase que destaco de su discurso (“La música es una herramienta tan poderosa que tenemos que asumir responsabilidades en todo lo que hagamos”). Y respecto a la letra de “Despacito” dice que se aleja de la agresividad con la que se hace referencia a las mujeres en muchas canciones urbanas.

Despacito
Quiero respirar tu cuello despacito
Deja que te diga cosas al oido
Para que te acuerdes si no estás conmigo

Despacito
Quiero desnudarte a besos despacito
Firmo en las paredes de tu laberinto
Y hacer de tu cuerpo todo un manuscrito

Quiero ver bailar tu pelo
Quiero ser tu ritmo
Que le enseñes a mi boca
Tus lugares favoritos (Favorito, favorito baby)

Déjame sobrepasar tus zonas de peligro
Hasta provocar tus gritos
Y que olvides tu apellido

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Política