Archivo de la etiqueta: Emery

Real Madrid 2 Arsenal 2

Helios de la Rubia RM

El Real Madrid empató en Washington 2-2 frente al Arsenal (se ganó a los penaltis), en su segundo partido de la pretemporada. Y concedió los goles por errores propios. Concretamente dos de Sergio Ramos.

Zidane presentó varias novedades en el once. En mi opinión las dos más destacadas fueron las presencias de Mendy, en el lateral izquierda, y la de Jovic, junto a Benzema.

El equipo salió bien plantado. Presionando arriba. Dos robos, uno de Hazard y otro de Mendy, crearon problemas en la zaga del Arsenal. Pero fueron espejismos porque los de Emery empezaron a controlar el partido, por nuestros errores que se tradujeron en el marcador. Carvajal y Ramos perdieron el control en varias salidas de balón. De una de ellas, del capitán, nació el penalti y la expulsión de Nacho por mano. Transformó Lacazette. Minuto 10: 0-1 y con uno menos. En el 15 entraba Varane por Jovic. Nos quedábamos sin ver al nuevo fichaje y su compatibilidad con Benzema.

Otro error defensivo, de los centrales y especialmente de Sergio Ramos que perdió su posición, dejó solo a Aubameyang frente a Kelyor Navas tras un gran pase de tacón de Lacazette. El delantero superó al meta y anotó. Minuto 23 y 0-2.

En la primera media hora el Madrid solo había rematado dos veces. Uno a puerta de Benzema, con 0-0, y otro fuera de Modric, con 0-2.

En el 37 Sokratis vio la primera amarilla (por falta a Kroos). Y tres minutos después vio la segunda por una entrada sobre Modric. Se igualaban las fuerzas. El Madrid se vino arriba y buscó insistentemente el gol. Rozando el 45 un cabezazo de Benzema al poste pudo haber sido. Pero nos fuimos al descanso con 0-2.

En la segunda mitad seis cambios de salida: entraron CourtoisMarcelo, Odriozola, Isco, Bale (esta vez no pidió quedarse fuera) y Marco Asensio. Un zurdazo desde fuera del área del balear se fue al palo en el 50. Era el segundo poste del Madrid. Por lo demás seguíamos con la tónica de ver nuestros remates rechazados por los defensas del Arsenal, muy bien posicionados y tapando huecos. Y si se les superaba ya estaban los postes… Hasta que en el 55 un balón en profundidad de Marcelo, quien se deshace de dos rivales y se la pone a Isco, que entraba por la izquierda al área chica. El malagueño pasa atrás a Asensio, quien de tacón se planta frente al portero que intenta frenarle. El balón, tras el forcejeo de Asensio con el meta, llega a Bale, atento en la posición de 9, quien la enchufa a la red. 1-2. Tres minutos después Asensio combina con Marcelo. El brasileño, desde la banda, se la devuelve a Asensio que empalma con la izquierda y empata el partido.

El Madrid estaba desatado. Los goles dan alas. Pero en el 63 se lesionaba Asensio, retirado en camilla. Y Zizou realizaba un cuádruple cambio. Saltaban al campo Vinicius y tres canteranos ( De la Fuente, Seoane, Fidalgo). El brasileño salió para jugar por la derecha. La cabra tira al monte y al poco ya estaba buscando la otra banda (a veces se quedaba a medio camino). Cuando regresaba a la posición asignada ayudaba a Odriozola en defensa.

Destacar dos aspectos positivos: Marcelo y Bale. El lateral estuvo muy motivado y centrado. No era el de los últimos tiempos. Está más cerca de su mejor versión. El galés, además de su tanto, salvó uno en la misma linea de gol que hubiese sido el tercero del Arsenal.

Courtois salvó el 2-3 en un mano a mano a tres minutos del final. Los gunners se vinieron arriba. Isco y Seoane se multiplicaban. Y con el empate a dos se llegaba al final del encuentro y se pasaba a la tanda de penaltis. Bale falló el primero del Madrid. Courtois paró el segundo. Monreal la mandó al poste (el cuarto lanzamiento del Arsenal). No hizo falta que lanzásemos el quinto porque ellos mandaron el suyo a las nubes.

Aunque aún es pronto para sacar conclusiones al equipo se le ve con un buen tono físico. Lo cual es importante para jugar rápido y desbordar a los contrarios. Los jugadores parecen más comprometidos.

El próximo partido será contra el Atlético de Madrid en Nueva York.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Emery pierde su primera final europea

AFP Getty Images UEFA

Unai Emery, técnico del Arsenal, pierde su primera final europea después de haber ganado tres seguidas con el Sevilla. No cuento las dos Supercopas de Europa perdidas. Me refiero a las cuatro finales de la UEFA Europa League que ha disputado al frente del Sevilla y el Arsenal.

El 4-1 del Chelsea fue inapelable. Los cinco goles de esta final londinense llegaron en la segunda mitad. El dominio de los blues tras el descanso fue total. Su 3-0 en los primeros 20 minutos de la segunda parte decantaron la final. Tres jugadores marcaron la diferencia: el 1-0 obra de Giroud con un impecable cabezazo a media altura (me recordó al mítico de Marcelino en la final contra la URSS que supuso la primera Eurocopa de España en 1964); el 2-0 de Pedro (Mr. Finals, porque su registro en finales es impresionante) a pase de Hazard, y el 3-0 del propio Hazard (que también hizo el cuarto, de penalti; se lo hicieron a Giroud). Iwobi puso el 3-1 en el 68 e hizo albergar esperanzas a los gunners. Pero tres minutos después llegó la pena máxima y el 4-1 definitivo.

La primera media hora de juego fue del Arsenal. Anularon a Hazard, se hicieron con el medio campo, dominaban las bandas, especialmente su derecha. Azpilicueta, capitán del Chelsea, se multiplicaba para frenar y tapar la ofensiva del Arsenal. Bastó que despertase Hazard para que el Chelsea fuese imponiéndose poco a poco. Este resurgir del belga coincidía con el progresivo apagón de Özil. La debacle del exmadridista, más la calidad del que parece va a ser madridista, tuvo su culmen en los segundos 45 minutos.

El italiano Sarri, a sus 60 años, consigue su primer titulo como entrenador profesional. Y lo logra en su primera temporada fuera de Italia. ¿Seguirá al frente del Chelsea?

P.D.: Giroud, hoy en el Chelsea, triunfó en el Arsenal. El excelente portero Cech, hoy en el Arsenal procedente del Chelsea, probablemente jugó su ultimo partido antes de su retirada.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El imparable declive de Cristiano Ronaldo

Javier Gandul AS

Cristiano Ronaldo sigue en su imparable declive: ¡de los cinco goles del Real Madrid en la eliminatoria contra el PSG ha marcado tres!

El 1-2 del PSG-Real Madrid (más el 3-1 de la ida) ha dejado en evidencia a muchos: jugadores, técnicos y medios.

Neymar ha fracasado (nuevamente): con Ney perdieron 3-1 y sin él solo 1-2.

A Dani Alves hay que ponerle un busto en el Bernabéu. Que un jugador de su talla pierda ese balón ante Marco Asensio es inadmisible. Asensio se fue como una bala, hizo un jugadón, combinó con Lucás Vázquez quien se desmarcó de cine (fuera de su posición habitual) y asistió a Cristiano. El luso en otro salto prodigioso cabeceó a la red. Estos tres jugadores blancos además estrellaron balones en los palos.

Zidane ganó la batalla de la pizarra a Emery. La inclusión de Lucas Vázquez y Asensio para apoyar el medio campo, ensanchar las bandas y ayudar a Carvajal y Marcelo fue todo un acierto (al igual que el tándem formado por Casemiro -suyo fue el segundo gol- y Kovacic). Emery contraatacó poniendo a Di María y Mbappé a pie cambiado. A los 10 minutos el Fideo volvió a la izquierda, su banda natural. Y en los últimos cinco minutos de la primera parte el PSG creó sus únicas ocasiones, bien desbaratadas por Keylor Navas. Todas llegaron desde la banda de Marcelo, mal ayudado por Asensio. La segunda parte ya fue otra cosa. A Asensio se le vio más comprometido en defensa y mantuvo su nivel en ataque.

El PSG, un club-estado, es una maquina de blufs:

  • Los centrales brasileños que ha tenido (como David Luiz) y los que tiene en la actualidad.
  • Argentinos como Lavezzi (antes) y Pastore (ahora).
  • El italiano Verratti, quien nuevamente ha demostrado una total falta de cabeza y acabó siendo expulsado.
  • Y por supuesto Neymar, cuyo disparatado precio no tienen ninguna justificación futbolística y mucho menos lo que gana.

¿Y qué decir de los medios? Han matado a CR7, al Real Madrid, al Barça cuando perdió a Ney, el PSG era campeón del mundo, etc. ¡No han dado una!

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Buen partido y resultado trampa (3-1)

CR7 100 AS

Apuntaba en Conclusiones del 5-2 a la Real Sociedad sobre la presencia de Isco, apostaba/solicitaba la de Lucas Vázquez y admiraba la labor por la banda izquierda de Marco Asensio y Marcelo. Contra el PSG Isco fue titular en detrimento de Gareth Bale (salió mediada la segunda mitad por Benzema) y Lucas Vázquez y sobre todo Marco Asensio dinamitaron el partido faltando 10 minutos (cuando sustituyeron a Isco y Casemiro, no muy acertado anoche).

El Real Madrid 3 PSG 1 fue un buen partido. Pero es un resultado trampa por el gol francés (0-1 de Rabiot, en un despiste del medio campo, Modric y Casemiro concretamente). Este tanto puede ser una losa. Aunque debemos asumir que el Madrid, o más bien Cristiano Ronaldo, anotará al menos un gol en París.

CR7 empató de penalti al filo del descanso. Su gol nº 100 en Champions con el Real Madrid.

Los dos últimos cambios de Zidane (Vázquez y Asensio) fueron decisivos. Volvió a la formula empleada contra la Real y nuevamente funcionó. Cristiano (con la rodilla) y Marcelo (con la tibia) hicieron el 2-1 y el 3-1 respectivamente. Cuando peor lo estaba pasando el Madrid, desde el minuto 75, los blancos resurgieron por la banda de Marco Asensio (más Bale y Lucas Vázquez por la otra). El 1-2 parecía cercano y llegó el 2-1 rematado después por una magnifica combinación entre Marco Asensio y Marcelo (3-1).

Se ganó remontando. La victoria es una necesaria inyección de moral. Pero el 3-1 no debe llevarnos a una euforia desmedida.

P.D.: la foto del As es de Juanjo Martín (Efe).

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El futuro de Zidane

Zidane

Voy a jugar a ser periodista y tratar de adivinar el futuro, en este caso el de Zidane. Mis pronósticos se basan en los siguientes cinco supuestos:

  1. El Real Madrid elimina al PSG y logra ganar Champions y Copa.
  2. El Madrid elimina al PSG y solo gana la Champions.
  3. El Madrid elimina al PSG y solo gana la Copa.
  4. El Madrid es eliminado por el PSG y solo gana la Copa.
  5. El Madrid es eliminado por el PSG y no gana nada.

Zidane solo continuaría en el Real Madrid si se produce el primer escenario. E incluso así dudo de su continuidad. Creo que se está hartando de la situación y es consciente (más de lo que aparenta) de lo que se cuece. Como jugador ya renunció a un último año de contrato porque no se veía con fuerzas (¿conocen a alguien que haya prescindido de mil millones de pesetas?). No le veo con ánimo para acometer la reestructuración (o limpieza) de la plantilla que se precisa. Son los suyos: con ellos ganó y con ellos morirá. Solo la mano izquierda de Florentino Pérez podría revertir esta situación (y está por ver si le interesa o no hacerlo).

Así que mi adivinación sobre el futuro de Zidane es que no seguirá. ¿Y qué hará Zizou después? París vuelve a ser clave en su futuro. Porque si el PSG nos elimina, será después del partido en la capital francesa (aunque hayan sentenciado la eliminatoria en la ida del Bernabéu). Si pasa el Madrid Unai Emery estará fuera. Por tanto el banquillo parisino del PSG podría estar aguardando al hoy mister blanco. Y no creo que el PSG gane la Champions, por lo que la continuidad de Emery está en el aire.

Otra posibilidad es la selección francesa. Depende del papel de los bleu en el Mundial. Deschamps se la juega. Y la elección de Zidane tendría muy buena acogida en Francia. Nuevamente aparece París en el puzzle: sería su lugar de residencia como seleccionador.

París bien vale un Zidane…

 

5 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Valencia nos hizo la Pascua

El Valencia nos hizo la Pascua en el Bernabéu. Fue un excelente partido que terminó 0-0 por la gran actuación de ambos porteros: Casillas y Guaita. San Iker resucitó con 3 paradones, especialmente uno finalizando el encuentro, a remate de Jordi Alba. De esas que los cancheros denominan como “parada de campeonato”, porque no hay tiempo de reaccionar. El meta visitante hizo otra parecida también en los minutos finales: un remate de Benzema prácticamente a bocajarro, con Pepe tapando su visión (el portugués se abrió de piernas para no obstaculizar la trayectoria del balón). Y los palos también jugaron en ambas porterías: Cristiano Ronaldo estrelló dos remates, una a los pocos minutos de haberse iniciado la contienda, y los Costa uno cada uno (Ricardo y Tino).

Emery sorprendió con una alineación en la que Albelda se quedaba en Valencia, y Jonas, Soldado, Mathieu & Pablo Hernández en el banquillo (los tres últimos salieron en la segunda parte). Muy bien plantados, cubriendo todos los huecos, taponando a los jugadores claves del Madrid. Y llegando al área blanca con peligro y velocidad. De hecho se jugó a todo ritmo. De poder a poder. A veces la rapidez provocó errores en los pases. En este aspecto destacaron (negativamente) Marcelo y Özil. Tan voluntariosos como desacertados. El brasileño, tan incisivo habitualmente, anoche no aportó en ataque. En el medio campo Parejo y Topal se lucieron. Y obligaron a Xabi Alonso a retroceder unos metros para así poder ganar libertad de acción. Lo cual permitió en determinados momentos puntuales que tanto Albiol -otra gran actuación- como Pepe se incorporasen a la ofensiva blanca.

Ronaldo salió muy enchufado. Por la banda izquierda. Pero al cuarto de hora cambió de lado (se encontró con Jordi Alba). Ya no fue el mismo. Y también buscó el centro de la delantera. Pero no tuvo fortuna. Dos postes, algún resbalón, un pisotón -fuera del área y merecedor de tarjeta roja- y Guaita le frenaron de cara al marcador.

Mourinho buscó mayor penetración por los costados con la entrada de Di Maria (por Higuaín) en la segunda parte. Fue un revulsivo por ambos lados. Pero el peligro que creaba con sus internadas y remates tampoco tuvieron reflejo en el resultado final. También salieron Kaká y Callejón (por Khedira y Özil).

El vértigo de los sucesivos ataques de los dos equipos elevó la tensión ambiental. Todos estábamos con taquicardia. Emocionados. Y la mayoría del público asistente la tomó con el árbitro. Era el desahogo ante tantos sobresaltos. Se reclamaron varios penaltis. En el campo no aprecié ninguno. Incluso en una jugada le comenté a mi hermano que nos habían perdonado una amarilla por simulación. Al llegar a casa en la tele vi dos: uno para cada equipo (difíciles de ver en directo, especialmente el agarrón de Pepe sobre Víctor Ruiz).

En resumidas cuentas: un excelente espectáculo. Trepidante. Para los míos lo malo ha sido el 0-0, que acerca al Barcelona a cuatro puntos. Mañana reciben al Getafe en el Camp Nou y nosotros el miércoles visitamos el Calderón.

P.D.: la Pepada fue la patada que le propinó a Arbeola ¿Le confundió con Piatti? ¿O se mosqueó porque su compañero le recriminaba el “teatro”? En cualquier caso otra ida de olla.

4 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

La cuenta del viejo

Los viejos del planeta fútbol tenemos nuestras cuentas particulares. Y los profesionales también. Es un herencia de cuando las victorias valían solo dos puntos, la media inglesa (victoria en casa y empate fuera) garantizaba el título de Liga, existían los “positivos” y  “negativos” (los puntos que ganabas como visitante y los que perdías de local). Y nuestra peculiar forma de ver las cosas se traduce en medir las fuerzas de nuestros competidores ante los mismos rivales. Así nos encontramos que el Qatarona empató en San Sebastián y nosotros ganamos. + 2 a nuestro favor. Y lo mismo sucedió en el campo del Valencia. Su 2-2 frente al 2-3 logrado anoche. Supongo que ellos estarán esperando sus enfrentamientos frente a Levante y Racing -nuestros pinchazos- para equilibrar esta desfavorable diferencia de 4 puntos (3 en la clasificación real).

El Zaragoza no anda fino. Es un equipo endeble, sin garra. Algo impropio en un colectivo entrenado por Aguirre. La goleada (0-6) frente al Real Madrid al comienzo de la temporada no fue casual, vista la trayectoria posterior de ambos Ayer en el Qatar Nou más de lo mismo. Encajaron un 4-0 que no fue más por la acertada actuación de Roberto, su portero.

Y una vez más el estadio del Barça no se llenó. ¿Por qué? ¿Ya no juegan tan bien y el público se ha dado cuenta? ¿Tan poco fieles son sus seguidores? Se ven detrás del Madrid y traicionan al equipo, tan pronto…

El Barcelona no necesita ayudas arbitrales para imponerse a los maños. Pero las tuvo: dos tantos en fuera de juego. El primero el de Messi (suponía el 2-0, tras el anotado por Piqué). De primeras lo tuve claro, pero con la repetición dudé, y llegué a pensar que el argentino estaba en posición legal. Acabo de ver una foto con un buen ángulo y está en offside. En cualquier caso monumental despiste de la defensa: no se puede dejar solo al mejor jugador del mundo. En el tanto de Puyol (3-0) no hay dudas: arranca en fuera de juego y recoge el rechace para rematar también en situación antirreglamentaria. A esto se pueden alegar dos cosas:

  • Se ha puesto de moda hablar de “la segunda jugada” para referirse a una acción posterior al arranque de la jugada. Atención “la jugada”. Es la misma. Me parece que la norma solo sirve para confundir. Antes estaba más claro: si el jugador está en fuera de juego posicional y no interviene, no pasa nada. Pero si participa es fuera de juego. Como fue el caso en el tercer gol culé.
  • Cuando el bravo capitán blaugrana recoge el rechace, a su primer remate, no hay dos jugadores rivales entre él y la línea de gol. Posición ilegal por tanto. Se puede argumentar que no fue él quien logró el gol, porque fue en propia puerta (un defensor intentó despejar). Pero el árbitro aclara cualquier discrepancia al respecto: en el acta figura Puyol. Aparte de su clara intención de empujar la pelota.

El 4-0 fue obra de David Villa (ya son media docena de partidos los que inicia sentado en el banquillo de suplentes).

En un vibrante y emocionante partido el Madrid se impuso 2-3 al Valencia. Una muy buena primera parte acabó con 0-1 (Benzema, muy  activo además en este periodo). Gol que no pudimos ver en directo, porque los de la cadena de Roures repetían estúpidamente varias veces una falta intrascendente. Que Xabi Alonso sacó rápidamente y dejó al francés solo delante del portero.

Los locales salieron muy enchufados desde el principio. Los ayer rojos tardaron cinco minutos en cogerle el aire al encuentro. A medida que avanzaban los minutos pasaron a controlar el juego. Y a los 19 minutos marcaban el primero de sus tres tantos

Sorprendió Mourinho alineando a Khedira y Lass como acompañantes de Alonso. Y volvió a acertar. Porque entre los tres desarmaron a un equipo que salió a morder como era de esperar.  Y a Khedira, quien se incorporaba con soltura al área valencianista, le anularon un gol.

Emery colocó a Parejo para tapar la salida del tolosarra. Y se equivocó. Nuestro excanterano no está para estos trotes, y menos aun ante el excelente estado de forma de Xabi.

La segunda parte tuvo de todo: goles, tanto los que subieron al marcador (4) como los anulados (Soldado, acertó Teixeira como en el de Khedira)), un balón al larguero (Aduriz), cinco minutos finales de infarto (en los que se reclamó una inexistente mano de Higuaín, quien con el pecho salvó un remate que se colaba en el último aliento del encuentro). Lo peor fueron los primeros 20 minutos: tanganas, tarjetas. La verdad es que los jugadores se lo pusieron muy difícil al juez de la contienda. Quien castigó a los míos con amarillas (6 más una de la primera parte),  y perdonó la roja a un par de jugadores locales.

La escalada de agresiones, entradas duras y juego sucio la inició Albelda. ¿Quién iba a ser? Es un autentico especialista en la materia. Pero después de estos veinte lamentables minutos las aguas volvieron a su cauce. Y llegó lo mejor.

Özil sacó un córner, tras un gran contraataque, y Sergio Ramos cabeceó con toda su alma el 0-2. Picando la pelota hacia abajo y dirigiéndola al palo largo. Pareció Santillana. Corría el min. 71. Luego en el 74 un pase en profundidad de Jonás habilita a Pablo Hernández. Solo ante Casillas este desbarató la clara ocasión con su habitual acierto en los mano a mano. El problema es que el rechace le llega a Soldado. Al primer toque chuta magistralmente, colocando el balón entre una nube de jugadores (1-2). Volvíamos a tener partido. Hasta que Cristiano Ronaldo en el 78 puso el 1-3 en el marcador.  En una contra llevada por Pepe el sprint de CR7 fuerza una mala salida del guardameta Alves. Cristiano controla muy escorado hacia la banda izquierda y coloca el esférico en la red, entre el poste y un par de defensas que corrían desesperados para cubrir huecos. ¿Todo decidido? Eso parecía hasta que…

En el 82 Marcelo se sobra: deja que un balón se vaya fuera, y Pablo Hernández no está por la labor y se hace con él, evitando que salga. En la Sexta alguien con buen criterio comentó que esa relajación del brasileño provocó una reacción en cadena de la defensa. El pase del extremo lo remató Soldado sin oposición ni molestia alguna. Era su segundo de la noche. Con 2-3 el final resultó dramático. Y se añadieron 5 minutos más de tiempo añadido.

El caso es que el Madrid sigue líder con tres puntos de ventaja sobre el Barcelona, más los de mi “cuenta del viejo”…

16 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol