Archivo de la etiqueta: El Intermedio

TDT Party, PP y Wyoming

No sé ustedes pero tengo bastante claro que los medios partidistas no funcionan. El cierre de Público (otra muesca en el deZastre socialista, por lo que cabe volver a repetir aquello de “¡Gracias Zapatero!“), o el agujero en las cuentas de Intereconomía, son tan solo dos ejemplos de lo que pienso. Y por supuesto tengo en cuenta la crisis que afecta a las empresas mediáticas. Las mismas que aparecen tan preocupadas por contarnos a los demás como tenemos que hacer o dejar de hacer en nuestros sectores, mientras el suyo se hunde irremediablemente.

El caso es que en El Intermedio desvelaron -o más bien volvieron a confirmar- las conexiones entre las consignas del PP y el grupo que preside el Sr. Ariza (canal de TV, el diario La Gaceta, emisoras de radio). Con su gracia y chispa habitual.

Lo del TDT Party es un acierto del equipo en el que El Gran Wyoming pone su imagen y talento al servicio de tan excelentes guionistas.

P.D.: soy plenamente consciente que laSexta es otro ejemplo de “concesiones” gubernamentales…

14 comentarios

Archivado bajo Medios, Política

Ana Botella necesita coches oficiales y un séquito para arreglarse las mechas

9 de marzo de 2011

Ayer fue el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y no me pareció oportuno comentar esta noticia: Ana Botella necesita coches oficiales y un séquito para arreglarse las mechas. Referirme a la “mujer mujer” en fecha tan señalada me resultaba ofensivo.

Gonzo el reportero de El Intermedio de La Sexta descubrió el pastel. Y por seguir en las casas de Roures podíamos leer en Público:

El séquito de Botella para ir a la peluquería

El Ayuntamiento de Madrid no aclara el uso de un coche oficial.

La concejala de Medio Ambiente y teniente de alcalde de Madrid, Ana Botella, fue este martes protagonista de una nueva polémica. Después de algunas meteduras de pata sonadas, la dirigente conservadora protagonizó un vídeo de El Intermedio de La Sexta en el que se la ve llegando a la peluquería. Hasta ahí, nada especial si no fuera porque lo hizo acompañada de toda una comitiva de guardaespaldas y un gran despliegue de vehículos.

Botella se bajó de un Citröen C5 y los escoltas la rodearon de inmediato. Así, parapetada, eludió las preguntas del reportero televisivo que le preguntaba, entre otras cosas, por el límite de los 110 kilómetros por hora y por la contaminación. En el programa pusieron en evidencia, además, la “demagogia” de la edil por decir que había visto a la ministra del ramo, Rosa Aguilar, en un Audi “grande de los que contaminan bien, bien, bien”.

Desde el Ayuntamiento de Madrid aseguraron ayer que el coche del que había descendido no era el oficial. Explicaron que no pertenece a su flota porque los que ellos utilizan son del modelo Toyota Prius. Precisamente en uno de esos modelos viajaban, tras ella, dos funcionarios públicos. Desde el consistorio, donde se presume continuamente de transparencia, no supieron aclarar si este coche formaba parte del destacamento municipal. Lo que sí indicaban fuentes municipales es que la persona que llevaba a la número dos de Alberto Ruiz-Gallardón no podía ser su chófer habitual porque los conductores del ayuntamiento tienen prohibido guiar otro vehículo que no sea el suyo.

Protección

En cuanto al grupo de hombres que iban con ella, eran miembros del Cuerpo Nacional de Policía, que exceden en número a la escolta que acompaña a otros concejales. El motivo es que la edil disfruta del dispositivo de seguridad destinado a la familia de un ex presidente del Gobierno. El Ministerio del Interior rechazó ayer precisar la cifra exacta de los policías que la acompañan por motivos de seguridad.

De todos modos, ayer desde dentro del PP algunos dirigentes criticaban a Botella por desplazarse de este modo para cuestiones particulares y le reprochaban que aún se sienta como en la Moncloa. Los que la rodean afirman que lo hace por evitar cualquier incidente. En su partido también decían que, en vez de controlar a su séquito, lo mejor sería averiguar si el C5 en el que se desplazaba era un modelo con motor diesel.

Por mi parte puedo añadir que durante meses coincidía con ella cada mañana. La parada de la ruta escolar de mi hijo estaba a la puerta de su recién estrenada concejalía. Entonces era la de Asuntos Sociales. Corría el año 2003 y Alberto Ruiz-Gallardón acababa de ser elegido alcalde.

Al poco de tomar posesión del cargo se ausentó una semana para acompañar a su esposo, el Presidente Aznar, a la inauguración del 58º periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas. ¿Es normal que alguien se vaya una semana de permiso a las pocas semanas de incorporarse a un nuevo empleo? Y ojo, que además por medio estuvieron las vacaciones estivales… Se lo recriminé a su vuelta de Nueva York.

También lo hice respecto a las horas a las que se incorporaba a su puesto. El autobús recogía al Mundanito sobre las nueve de la mañana. Compraba la prensa y me tomaba unos cafés al lado de la Concejalía. Nunca llegó antes de las diez de la mañana. Y se lo hacía notar…

Estas grotescas situaciones terminaron cuando decidió que el centro de Madrid estaba mal comunicado, y se gastó una fortuna para cambiar la ubicación de sus dependencias. Se mudó al barrio de Salamanca -desde luego pilla más cerca del Embassy– acondicionando un edificio para ajustarlo a sus caprichos. Porque esta señora confundía los asuntos sociales con los mundanos. Y luego las manzanas con las peras, la contaminación con el paro…

18 comentarios

Archivado bajo Madrid, Medios, Política

Hermann Tertsch del Valle-Lersundi

16 de diciembre de 2009

No tenía pensado escribir sobre el affaire Tertsch, pero el amigo Fétido me ha provocado a hacerlo con su Interruptus. Que es la viñeta que reproduzco, con su autorización. Si el gran Sir Fet vuelve de su autoimpuesto silencio será que el asunto es de trascendencia.

Les imagino conocedores de los detalles. Incluyendo los daños colaterales que afectan a mi colega El Gran Wyoming, que se ha visto atacado ni más ni menos que por Doña Esperanza Aguirre, Presidenta de la Comunidad de Madrid. No sé porque pero encuentro un tufillo parecido al caso del Dr. Montes y me preocupa mucho. En mi opinión hay un paralelismo en las acusaciones –sin pruebas- vertidas desde el gobierno madrileño hacia dos profesionales. En el caso del medico –el que ejerce, porque EGW también lo es pero no practica- al depender su posición de la Sanidad pública fue “ejecutado”. Le arruinaron la vida. Y eso que finalmente los tribunales le dieron la razón. Pero el daño moral ya estaba hecho. En lo referente al Wyoming denunció, en rueda de prensa, el ataque que sufrió de la Fugitiva de Bombay.

No salgo de mi asombro ante las reacciones y opiniones de los medios amigos del Sr. Tertsch (y contrarios a Wyoming). De entrada relacionaron ambos hechos, vinculando la paliza con unos videos manipulados (detesto ese tipo de humor, pero debo estar en minoría porque abundan) y responsabilizando al Sr. Monzón. ¿No saben o no quieren saber la relación profesional que tiene con El Intermedio? Es el presentador del programa. No es el director. Tampoco el guionista. Ni el realizador de los montajes de videos. ¿No leen los títulos de crédito? Desde luego para qué molestarse. Lo que cuenta es ponerle a caldo, sin miramientos. Lo que yo menciono son meros detalles, sin más importancia. No vaya a ser que la realidad les estropee el objetivo: echarle mierda a Wyoming. Posteriormente fueron moderando su tono ante las evidencias del informe policial: una vulgar pelea de bar, de madrugada. Llegó solo al bar sobre las tres de la madrugada. Y el altercado se produjo con un presunto empresario de la noche, quien iba acompañado de dos mujeres.

¿Y el golpeado qué ha dicho? Pasó del “eran profesionales” a “Pueden ser moros, antifascistas o gente normal del cine o de la SGAE“. Afortunadamente desvinculó al Enorme Wyoming de los hechos. Con la boca pequeña, porque mantiene un contencioso con él por el tema de los videos. ¿Tampoco sabe que sólo es el presentador del programa?

Le deseo una pronta recuperación de todo corazón. Su Diario De La Noche en Telemadrid no es lo mismo sin su presencia. Les dejo con algunos de sus mejores momentos.

18 comentarios

Archivado bajo Medios, Política

La que está liando El Gran Wyoming

5 de febrero de 2009

20090203elpepuage_3

En Internet no se habla de otra cosa” titulaba Escolar en un post. Y no es para menos porque le han metido un gol por toda la escuadra a los de Intereconomía. Quienes una vez más han demostrado su falta de profesionalidad. En este caso por no contrastar la “presunta” exclusiva (que no consiguieron por sus propios medios sino que les fue enviada de forma “anónima” por el propio programa del Wyoming). Llueve sobre mojado. Son los mismos que insultan a todo el mundo pero se echan las manos a la cabeza como les toquen un pelo. Y lo de llamar “puta” a Beatriz Montañez se ha vuelto en su contra. Os refresco la memoria de algún incidente del pasado: Intereconomía es la misma organización que mandó a unos presuntos periodistas para proteger a Fabra. ¿Periodistas o guardaespaldas?

Os imagino conocedores de la polémica creada, así que no incidiré en ello (al final de este post incluiré dos yotube donde podréis seguir la historia entera).

 

Confieso que en todo lo referido a Wyoming soy parcial (por razones personales). Ahora bien no me esperaba el tremendo apoyo en la Red a El Gran Wyoming y a Beatriz Montañez. Pero la sorpresa mayúscula me la llevé cuando Urbaneja, el Presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, condenó la actuación del programa de la Sexta. EGW rápidamente contestó recordándole los vergonzosos episodios de la prensa y “la teoría de la conspiración”… También me sorprendió que Ricardo Royo, que acaba de ser cesado en al ayuntamiento de Rivas, firmase Wyoming se desliza peligrosamente hacia la telebasura. No estando para nada de acuerdo con él, lo traigo aquí porque me parece una opinión a tener en cuenta.

 

El protagonista de la polémica responderá hoy jueves a las 11:00 ante los lectores de Público. Puedes dejar tus preguntas en la Web del periódico.

 

Y ahora los videos prometidos. El primero cubre todos los antecedentes e incluye escenas del programa de Intereconomía despachándose a gusto.

 

Y para finalizar el segundo, donde se desvela toda la historia.

21 comentarios

Archivado bajo Humor, Medios, Recomendaciones