Archivo de la etiqueta: Eibar

Florentino milenario (Real Madrid 2 Eibar 0)

Marca

Florentino Pérez cumplía frente al Eibar mil partidos como presidente del Real Madrid (en sus dos etapas). Y Zidane nos sorprendía con Marcelo de titular junto a Mendy. Siempre he pensado que Marcelo podía ser uno de los grandes beneficiados de un sistema con tres marcadores. Aunque no tenía claro si Mendy sería hoy el tercero de esa línea u ocuparía su posición habitual de lateral, con Marcelo incorporado al medio campo. O incluso de extremo zurdo, teniendo en cuenta que arriba solo estarían Benzema y Marco Asensio. Militao era de la partida, dando descanso a Varane. Era cuestión de paciencia y esperar un poco para despejar las dudas. 

Otra novedad de la alineación fue la vuelta de Isco a la titularidad. El mister reservaba al recuperado Kroos (y también a Vinicius). El peso de la eliminatoria frente al Liverpool estaba muy claro. Me preocupaba que estos cuartos de final de Champions, y el Clásico por en medio, pudiesen restar concentración de cara a este partido liguero. Un encuentro tan importante como todos los de este final de campeonato y más teniendo en cuenta el Sevilla-Atlético de Madrid de mañana.

Mientras Florentino se convertía en milenario nuestro querido Nacho jugaba su partido 150 con el primer equipo en Liga. Estaba a una tarjeta de la suspensión (que cumpliría frente al Barça). No la vio.

Mendilibar contaba con su flamante internacional Bryan Gil, cedido por el Sevilla. Pedro León ocupaba la otra banda y Kike García el centro de la delantera visitante.

De salida se confirmó la línea de tres con Lucas Vázquez y Marcelo de carrileros.

El primer tiro fue de Diop. Courtois salvó con seguridad. Acto seguido Benzema no pudo superar en un mano a mano al meta rival, Dimitrovic. En el saque de esquina Benzema cabeceó fuera por poco. Apenas llevábamos tres minutos de juego. Un minuto y medio después le anulaban un gol de cabeza a Benzema por fuera de juego. El pase fue de Marcelo.

A los nueve minutos Casemiro reclamó penalti. El pase de nuevo fue de Marcelo.

En estos primeros 10 minutos me llamó la atención ver a Modric por detrás de Casemiro. A medida que avanzaba el partido vimos que en realidad formaban un doble pivote.

El Madrid había salido enchufado, despejando mi temor al respecto. El Eibar mostraba su mejor cara e intentaba aprovechar la velocidad y habilidad de sus extremos.

Marco Asensio estrelló una falta en el larguero (min. 21). Fue una infracción de Bryan Gil sobre Lucas Vázquez, por la que vio la amarilla.

Mediada la primera parte, tras el balón al travesaño, bajó el ritmo de juego de ambos equipos. Los blancos seguían dominando pero ellos ya no se atrevían tanto. Se cerraron más y eso dificultaba las maniobras locales. Al filo de la media hora el Madrid cedió el control para buscar unas contras que no acababan de llegar. Hasta que en el 36 una internada de Lucas Vázquez, quien pasa atrás a la frontal del área donde está Isco. Se la da a Marco Asensio, un metro delante del punto de penalti, quien de tacón marca. Pero se anula por fuera de juego de Asensio. Segundo gol anulado de la tarde (ambos bien anulados). Tres minutos después Asensio volvía a anotar. A la tercera fue la vencida, porque esta vez sí subió al marcador. 1-0. Casemiro interceptó un balón en el círculo central y lanzó al balear. Su primer control, un autopase largo, fue decisivo (medio gol). Le plantó frente al meta, a quien superó con su disparo desde la frontal del área. Era su tercer partido consecutivo marcando (Atalanta, Celta y hoy).

El 1-0 al descanso eran tan justo como corto, dadas las oportunidades. Me refiero, aparte del gol, a las dos de Benzema, el penalti reclamado, la falta al larguero y los dos tantos anulados. Buen bagaje ofensivo para 45 minutos. Todo esto sin mencionar que a Bryan Gil le perdonaron la segunda amarilla (por un pisotón a Case).

Bryan Gil no salió en la segunda mitad. Fue reemplazado por Inui.

En el 51 el portero le sacó un remate desde fuera del área a Asensio, que se colaba por la escuadra.

A la hora de juego entraron Kroos y Rodrygo por Modric y Marco Asensio. Llovía a mares. Mendilibar también hizo un cambio (Sergi Enrich por Alex García). Al minuto el Eibar tuvo el empate: una mala cesión de Lucas Vázquez en la que Courtois estuvo rápido. El viento casi nos juega una mala pasada.

El Eibar empezó a dar la sensación de adaptarse mejor a las adversas condiciones meteorológicas, mientras a Lucas Vázquez se le veía cojear. El dominio armero se traducía en saques de esquina, que nos encerraban en nuestra área.

Al filo del 68, cuando empezaba a granizar, entraron Arribas y Vinicius por Isco y Marcelo. Isco había pasado desapercibido, salvo un par de detalles en la primera mitad, y Marcelo fue de más a menos.

Con la granizada que estaba cayendo a Vinicius no se le ocurrió otra cosa que controlar un balón de tacón. Se le fue fuera.

En el 70 nos anularon el tercer gol (de Casemiro) por fuera de juego de Arribas. Entre Arribas y Case el gol lo pudo haber marcado Lucas Vázquez. Se entretuvo al no atreverse a disparar. Dos minutos y medio después Vinicius en una internada por la izquierda se la puso en la cabeza a Benzema. 2-0. El brasileño lo hizo todo bien, incluyendo la templanza del centro. El galo cabeceó picando abajo Zidane mandó calentar a Mariano.

Sobre el 75 lo peor de la tormenta parecía haber pasado.

Rodrygo pudo hacer el 3-0 en el 78 pero la dio mal.

Mariano entró poco antes del 80 por Benzema.

En el 81 un balón largo de Kroos a Rodrygo posibilitó una ocasión de Vinicius. La dio mal. Le pasó lo que a Rodrygo anteriormente.

Lucas Vázquez reclamó en el 83. ¿Penalti o córner? Fue saque de puerta.

Arribas filtró un pase buscando a Mariano (min. 85). Se le fue largo. Y dos minutos después la tuvo el Eibar. Courtois despejó de puños abajo, semi arrodillado. Fue la mejor ocasión creada por los visitantes. Por no decir la única (la otra fue obra del viento).

El partido se prolongó tres minutos más. El primer minuto se jugó en nuestra mitad del campo. En el segundo Vini corrió mal y no pudo centrar a Rodrygo que llegaba solo. El partido murió con un ataque del Eibar y una amarilla a Pozo.

Se salvó el expediente de los tres puntos en una buena primera parte y una segunda en la que se impuso el oficio y el talento individual. Ahora se avecina nuestra semana de pasión: Liverpool (el martes), Barça y la vuelta en Liverpool.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Fede Valverde y Kroos se rompen

Valverde Kroos

Malas noticias para el Real Madrid: Fede Valverde y Kroos se rompen. Cuando todo parecía ir bien y se había recuperado a todos los lesionados, menos a Hazard, surge este doble contratiempo.

El alemán volvió de la concentración con su selección por un problema en los abductores. El uruguayo arrastraba problemas musculares desde el partido en Vigo. Ambos son baja segura para el partido de Liga frente al Eibar tras el parón. Y son duda para la idea de Champions contra el Liverpool y el Clásico. Los dos centrocampistas serán baja mínimo dos semanas.

Nos las prometíamos tan felices…

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Real Madrid sigue en racha

En el rico refranero español encontramos uno que dice El que tiene boca se equivoca. Y me viene al pelo por mi errónea apreciación de ayer. Me equivoqué en mi pronostico de los cuatro centrocampistas. Zidane mantuvo al trio de oro y Fede Valverde tuvo que esperar su turno en el banquillo. Por mi parte, reconozco el error y no pasa nada. Porque no soy leguleyo (abogado, fiscal, juez, etc.), periodista, político ni taxista. Profesiones que tienen en común la pretensión de saber de todo, no admitir errores ni críticas a su labor.

Arriba Lucas Vázquez y Rodrygo acompañaron a Benzema. La prensa deportiva madrileña apostaba por Marco Asensio. Pero Zidane, ante la baja de Vinicius (parece que por una gastroenteritis) y no querer forzar a Hazard, optó por Rodrygo por la izquierda. El belga ni viajó.

No es por insistir en lo mío, pero a priori me preocupaba la inferioridad numérica que afrontaríamos en el medio campo ante los de Mendilibar. Una vez más la labor de Lucas Vázquez sería fundamental para equilibrar las fuerzas. Como así fue desde el arranque del partido. El Real Madrid no conseguía llegar al área contraria y Lucas Vázquez se desfondaba bajando para ayudar a Carvajal. Hasta que llegó el minuto cinco…

Un balón de Modric a Rodrygo lo resuelve el brasileño con un pase picado en profundidad. Benzema controla con la derecha en el área y ante la salida del portero remata con la izquierda. 0-1 en el minuto cinco. A partir de ahí comenzó el recital de Modric.

En el 12 una buena combinación por la derecha entre Benzema y Lucas Vázquez, con perdida y recuperación incluida, el francés repite aquella jugada contra el Atleti en Champions. Regatea cerca de la linea de fondo, solo que esta vez no busca el remate y pasa atrás a Modric. El croata entraba en el área y su derechazo con el interior se cuela como una exhalación, doblando las manos del meta. 0-2.

Tres minutos después Modric, de extremo diestro, le pone la pelota en la cabeza a Benzema. Gol seguro. Incomprensiblemente Benzema, desmarcado, cruza el balón demasiado y se va fuera.

Modric, de nuevo, estaba en todas partes. En el 18 le vimos de central sacando un balón de nuestra área. En los goles le vimos por los dos costados: por la izquierda en el primero (de 10) y en la derecha en el segundo (de 8).

Mediada la primera parte Modric se tomó un respiro. El Eibar lo aprovechó para merodear las inmediaciones de Courtois. Aunque en una contra iniciada con pase de Rodrygo a Benzema, quien buscó a Modric, terminó con un pase forzado de Kroos a Rodrygo, quien estuvo a punto de hacer el 0-3. Dimitrovic metió bien la mano y despejó la situación. Dos minutos después, en el 27, el Eibar marcó. 2-1. Un golazo de Kike García desde fuera del área. Su remate desde la izquierda del ataque local se coló por la escuadra contraria. Teníamos partido.

En el 35 un pase largo excelente de Kroos lo controla y remata a gol Benzema. Se anula por fuera de juego, tan milimétrico que usando la imagen errónea sí lo es, como así hicieron los del VAR, pero usando la correcta no es fuera de juego. Un par de minutos después Lucas Vázquez no llegaba a rematar el tercero, a un pase quizás demasiado fuerte de Mendy.

El partido estaba frenetico. Ambos equipos creían en sus fuerzas. El Eibar achuchaba y emergía la figura de Kike García, bien acompañado de Inui y Bryan Gil. En el Madrid Kroos había tomado el protagonismo de Modric, mientras Benzema y Rodrygo traian en jaque a la defensa local.  En el minuto de descuento, en otro pase magistral de Benzema, a Lucas Vázquez le sacaban una pelota que entraba en la misma línea de gol.

Se alcanzaba el descanso con el 1-2 en el marcador, tras una muy buena primera mitad. El resultado me parecía corto para el Madrid.

La segunda parte se inició sin cambios. Y con un Madrid que se asemejaba al que vimos a partir del minuto cinco hasta el 23. Con una diferencia: Casemiro se soltaba y subía. En una de estas Rodrygo tuvo el tercero. Y en 56 un error infantil de Sergio Ramos casi ocasiona el empate a dos. Zidane mandaba inmediatamente a calentar a Fede Valverde y a Marco Asensio.

El primer cuarto de hora de estos segundos 45 minutos se pasaron volando. En el 61 la tuvo el Madrid en una contra con carrera larga de Carvajal, que no supo finalizar su incursión con un buen pase. Acto seguido fueron los locales quienes pudieron empatar, mas Mendy in extremis despejó a córner cuando Bryan estaba a punto de plantarse frente a Courtois. En el 67 Dimitrovic salvaba otra ocasión de Rodrygo (el pase de Kroos al brasileño fue para enmarcar).

El 1-2 a medida que avanzaba el partido me parecía corto para las ocasiones blancas. Y peligroso de cara al desenlace final. Tanto es así que Muto pudo empatar en el 71. Afortunadamente la dio con el hombro y no con la cabeza y se le fue alta. Inmediatamente se produjeron los primeros cambios en ambos equipos: Pedro León entró por un diluido Inui en esta segunda mitad y Fede Valverde y Marco Asensio sustituyeron a un exhausto Modric y a Rodrygo. Minutos después vimos al croata en la grada con una bolsa de hielo en la zona de los abductores. ¡El miércoles jugamos de nuevo! Esa imagen preocupa.

Entrábamos en los diez minutos finales (más el descuento) donde el físico iba a decidir. En el 81 se revisó un brazo de Ramos. Mendilibar aprovechó y realizó un doble cambio. El Madrid llevaba un rato encerrado en su área, despejando en largo un par de balones comprometidos. Daba la impresión que el empuje azulgrana se imponía al juego blanco. Aunque el esfuerzo pasaba factura a ambos equipos.

En el 89 era Sergio Ramos quien evitaba una clara ocasión de empate. Y en el segundo minuto del descuento Lucas Vázquez ponía el 1-3, redondeando otra gran actuación. Su combinación con Benzema fue de quitarse el sombrero. Era su segundo pase de gol del galo (además de su tanto y el anulado). ¡Gran noche, otra vez, de Benzema!

El 1-3 ponía justicia en el marcador (un 2-4 hubiese sido lo suyo).

El Madrid sigue en racha!!!

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

¿Qué Madrid veremos hoy ante el Eibar?

¿Qué Real Madrid veremos hoy en Ipurúa ante el Eibar? No me refiero a si tendremos la versión buena o la mala. Voy por el dibujo del equipo: ¿4-3-3 o 4-4-2? Menciono estos dos por simplificar, porque el 4-2-3-1 o el 4-1-4-1 son variantes que pueden surgir de los dos mencionados durante el transcurso del partido. A lo que me refiero es que no tengo tan claro que Zidane no vaya a hacer cambios en este sentido. Ahora tiene disponibles tanto a Fede Valverde, quien ya ha reaparecido y ha tenido minutos, como a Odegaard, más los tres indiscutibles. Por eso me da en la nariz que pueda jugar con cuatro centrocampistas: Casemiro, Fede Valverde, Kroos y Modric. Guardando a Odegaard para los cambios. Otra alternativa como la de Casemiro, Valverde y Odegaard parece poco probable.

No veo que una vez recuperado Casemiro, tras su sanción, se vaya a quedar fuera del once o que Zidane rote a Modric o Kroos. Puedo estar equivocado (porque no asisto a los entrenamientos), pero mi apuesta es por un centro del campo de cuatro.

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Real Madrid 3 Valencia 0

La alineación de Zidane me hizo preguntarme: ¿y quién mete gol? Porque Hazard y Benzema, nuestros dos delanteros del once de anoche, no son killers del área. Tampoco se distinguen por su mordiente. Así que deduje que buscaríamos los disparos lejanos (como así fue en el primer cuarto de hora), el regate de Hazard (que no vimos en la primera mitad), una jugada individual (como una incursión de Carvajal) o un cabezazo en jugada a balón parado (en los primeros 45 minutos solo hubo un cabeceo demasiado centrado de Casemiro).

Parecía claro que la idea era tocar y tocar, buscando el hueco para colarse. En la primera parte solo se coló Hazard y remató, forzado por la marca de un rival, a las manos del meta. Y luego la mencionada internada de Carvajal. Los remates fuera del área llegaron de las botas de Modric, Kroos y Casemiro.

El Real Madrid salió dominador. Presionaba bien arriba. El Valencia no cruzaba la divisoria del campo. Tardó cinco minutos en hacerlo. Y tras la oportunidad de Hazard montó su primer contrataque. Rodrigo estrelló la pelota en el palo. Esta jugada mostró varias carencias del engranaje defensivo del Madrid: despistes, mala colocación de los centrales y blandos en la marca y el despeje. En la siguiente contra estos defectos se acrecentaron. Y Rodrigo marcó. El árbitro anuló el gol a instancias del VAR. Había dos jugadores del Valencia en fuera de juego y ninguno era Rodrigo. Uno de ellos no parecía interferir pero consideraron que Maxi Gómez sí (incluso pudo haber tocado el esférico). Corría el minuto 20. A partir de ahí el Madrid se volvió más prudente. Cuidó mejor sus espaldas. El ritmo blanco se hizo más cansino. La falta de pólvora que me temía al ver la alineación se confirmaba en estos primeros 45 minutos.

La segunda mitad arrancó sin cambios. El Madrid le metió más ritmo al partido. También una mayor atención sobre Parejo, a quien acabaron anulando (de hecho le cambiaron mediada esta segunda parte). El Valencia sin Parejo funcionando es menos Valencia.

En el 60 Benzema lograba su gol 242, empatando con Puskas como el quinto máximo goleador de la historia del club. Gameiro la pifia en el primer balón que toca (acababa de salir en un doble cambio ordenado por Celades): da un pase atrás que llega a Hazard. El belga se lanza hacía porteria. Se apoya en Modric. El croata se la devuelve. Según entra en el área ve el hueco y se la pone a Benzema. El francés, desde las inmediaciones del punto de penalti, hace el 1-0.

La segunda gran noticia de la noche fue la reaparición de Marco Asensio. Entró en el 73. Dejaba atrás 10 meses de baja. La pandemia ha propiciado que esta no haya sido una temporada en blanco para él. Se incorporó en un córner a favor. La pelota mal rematada por Sergio Ramos llegaba a la otra banda. Mendy se hacía con ella. Se interna y se la pone a Asensio. Con el interior, de volea a media altura, Asensio lograba el 2-0. Era la primera que tocaba. El reaparecido también intervino en el 3-0. Desde la banda derecha (en la que remplazó a Fede Valverde) le pone un balón a Benzema. El galo al primer toque, con la derecha, supera al defensor pasándole la pelota por encima, en una especie de medio sombrero. La recoge con la zurda y de volea la mete por la escuadra. ¡Monumental! Y superaba a Puskas.

Si contra el Eibar la segunda parte fue mala ante el Valencia fue todo lo contrario. Contra el Eibar nos fuimos al descanso 3-0. Ayer 0-0 y los tres goles cayeron en la reanudación. Mientras el Valencia acabó en nueve (una lesión, con los cambios agotados, y una roja directa) y fisicamente tocado, el Madrid acabó pletórico. El (amplio) marcador ayuda mucho. Te hace volar…

Este próximo fin de semana puede ser decisivo: el Barça viaja a Sevilla y nosotros a San Sebastián.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Real Madrid 3 Eibar 1

Marca

El primer once de Zidane me sorprendió en algunas cosas y despejó una duda (el ascendente de Marcelo sobre Mendy, confirmando que el mister ha recuperado al brasileño para la causa). Entre las sorpresas la ausencia de Fede Valverde y la presencia de Rodrygo. Un servidor no contaba con Marco Asensio (como así fue). Son demasiados meses inactivo y hay cinco cambios para ir dandole cancha poco a poco. Sobre Bale tenía mis sospechas sobre la campaña mediática a su favor. Exagerada a todas luces. Su suplencia confirma lo que pensaba y es una muesca más en el descrédito general del periodismo.

Sacó el Real Madrid de centro. Para atrás. Al medio minuto el balón llegó cedido a Courtois. Un minuto después volvió al meta blanco. El Madrid no pasaba de la divisoria del medio campo. Hasta que lo hizo, pasado el minuto tres. Un caracoleo de Benzema por la izquierda del área rival provocó un rebote. Kroos atento, desde el vértice del área, la centró con el interior de su pie derecho a la escuadra del palo contrario. 1-0. El Madrid no volvió a rematar a puerta hasta el 2-0 a la media hora de juego. En el intervalo parecía que el Eibar era el local y nosotros los visitantes, agazapados, esperando la contra. Y eso fue el segundo gol. Sergio Ramos se adelanta interceptando un pase del ataque armero. Lanza a Benzema. El galo avanza por la izquierda. Ve a Hazard a la derecha (se había cambiado de banda con Rodrygo). El belga avanza, pisa el área, encara al meta y no remata. Ve lanzado a Ramos por el centro y se la cede. El capitán la empuja a la red, pletórico de fuerza, en una jugada que arrancó en sus botas e ímpetu. En la imagen de Marca se aprecia la carrera de Ramos. El tercer remate a puerta fue de Hazard y fue el prolegómeno del 3-0. Una nueva combinación de Benzema con Hazard, que en el 36 seguía por el costado derecho. Esta vez el belga, nuevamente ante Dmitrovic, opta por disparar. El meta despeja como puede. El rechace le llega a Marcelo. El brasileño controla como puede, entra en el área por la esquina izquierda y suelta un cañonazo imparable. Era el cuarto remate del Madrid y el tercer gol (en esta jugada del 3-0 hubo dos remates).

Tras el descanso entraba Mendy por Carvajal.

Al minuto de juego de la segunda mitad Casemiro vio la amarilla. Y Zidane mandaba calentar a Militao, Bale y Vinicius. Mientras el Eibar disponía de su primera ocasión.

La sensación de un Madrid lento como en la primera mitad, salvo en las jugadas de los tres goles, desaparecía a medida que pasaban los minutos. Se jugaba al primer toque. Aunque provocase algunas perdidas. El Eibar parecía entero a pesar del resultado. En el 56 Courtois salvaba un gran disparo de Expósito. A continuación Mendilibar realizaba un triple cambio. Y el recién incorporado Sergio Enrich cabeceaba a la madera, en el saque de esquina tras la mencionada acción de Courtois. En el 59 una sucesión de rebotes, tras otro córner, originaba el tanto visitante, con Courtois atónito. Se lo apuntaban a Bigas.

Zidane daba entrada a Militao, Bale y Vinicius por Ramos, Rodrygo y Hazard.

El 3-1 le dio alas al Eibar. El Madrid se mostraba atolondrado. Dominaban ellos. Modric y Kroos estaban missing. En el 72 Casemiro se jugaba la segunda amarilla. La pausa de hidratación (min. 75) llegó en las inmediaciones de nuestra área. Valverde calentaba en la banda. Su presencia se me antojaba imprescindible. Tardó en entrar: en el 83 por Modric. Era el quinto y último cambio.

La entrada de Valverde produjo el efecto previsible: oxigenó al equipo. Pero el EIbar seguía erre que erre. Dieron cuatro minutos de descuento que fueron cinco.

El 3-1 es engañoso. No es de recibo que el Madrid en casa solo realice seis tiros a puerta. Aunque haya marcado tres goles. De esos seis remates cuatro fueron en la primera mitad. Así que imaginen la segunda mitad. Salvo unos minutos jugando al primer toque, el Eibar marcó el ritmo en los segundos 45 minutos. Y nosotros dimos demasiada sensación de indolencia. Esperemos que vayamos a más, porque el siguiente partido es el próximo jueves frente al Valencia. ¿Tendrán su oportunidad Isco y Asensio?

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

¡Paren el fútbol!

Europa Press

¡Paren el fútbol! El fútbol es de los jugadores y los aficionados. Los partidos a puerta cerrada son un fraude. Adulteran las competiciones. ¿No han oído hablar del factor cancha? ¿De la ventaja que da jugar en casa, con el apoyo y empuje de tu público? Competir sin tu afición beneficia al equipo visitante. No hay discusión. Un ejemplo: el Valencia no tenía opciones de eliminar al Atalanta, en Champions, tras la goleada en la ida. Su única opción pasaba por la presión de sus simpatizantes.

Recuerden que jugar a puerta cerrada siempre ha sido un castigo. Se sancionaba al equipo, que iba a ejercer de local, por desmanes cometidos (de sus hinchas, la razón principal, o por motivos de seguridad, su carencia más bien). El coronavirus no es responsabilidad de ningún equipo local. Es una desgracia sobrevenida que no debe perjudicar o beneficiar a nadie en ninguna competición.

El Eibar-Real Sociedad (Liga) de ayer se jugó a puerta cerrada. Hoy será el PSG-Borussia (Champions). ¿Por qué? No sería mejor aplazar estos encuentros y buscar otras fechas. Como se pretende hacer con la final de Copa.

La Federación Española de Fútbol ya ha tomado la decisión de suspender sus competiciones. La Liga de Fútbol Profesional (rige la competiciones de Primera y Segunda División) no se ha pronunciado al respecto. Ambos organismos tienen previsto reunirse mañana. ¿Mañana? Si el viernes hay un Real Madrid-Eibar en el Bernabéu. ¿No podían haberlo hecho hoy. ¿Van a obligar al Eibar a viajar y al Madrid a preparar el partido, para luego aplazarlo? ¿Tan ocupados están hoy los dirigentes futbolísticos para no tratar el tema? ¿Qué cosas tan importantes tienen que hacer, para no resolver hoy este asunto en una reunión presencial o por videoconferencia? ¿Y qué sucede con quienes ya han adquirido entradas o pagado abonos? ¿Los perjuicios económicos para los clubes? Inútiles!!! Por otra parte, suspender dos semanas de Liga no es grave.

Añadan a este panorama a la UEFA. Otros que tal bailan. La Roma no puede viajar a Sevilla para su partido de mañana. El Getafe se niega a viajar a Milán para jugar mañana, con toda la razón del mundo. La solución de jugar a puerta cerrada (como en el mencionado PSG-Borussia) no es tal: son los gobiernos, en este caso el español, quien impide llegar a España vuelos procedentes de Italia. Por eso la Roma no puede viajar. ¿Y los del Getafe? ¿Van a Italia y no les dejan volver?

El Barça ya ha estimado que jugar a puerta cerrada contra el Nápoles les va a costar seis millones de euros. ¿Quién les compensa? ¿El Madrid podrá volar a Manchester la semana que viene? No descarten que los ingleses cierren las fronteras a vuelos procedentes de España…

Entre Tebas y la UEFA pueden cargarse el fútbol. Algo que hasta ahora no había conseguido ningún gobierno…

Deja un comentario

Archivado bajo Fútbol

Chaparrón del Madrid en Eibar (0-4)

Real Madrid

El Real Madrid salió enchufadísimo. ¿Pesaba el 3-0 que nos endosó el Eibar la temporada pasada? El caso es que el equipo parece otro. En la primera mitad se confirmaban las buenas sensaciones de los últimos encuentros (nadie se acordaba de la derrota de Mallorca).

Zidane presentó varios cambios respecto al presumible once titular, que tan buenos resultados le ha dado últimamente. La baja obligada del lesionado Marcelo estuvo cubierta por Mendy, tan prodigioso en su despliegue físico como desacertado en el pase final en ataque. En el medio campo Modric relevó a Kroos, en línea con lo apuntado en este blog (con las indiscutibles titularidades de Valverde y Casemiro la otra plaza está entre el alemán y el croata). Y arriba en lo que a priori me resultó sorprendente Rodrygo fue suplente y jugó Lucas Vázquez. Teniendo en cuenta las crudas condiciones meteorológicas, el tamaño del campo y las características del rival, seguro que Zizou acertó (en la primera parte quedó claro que sí).

El 0-3 al descanso reflejaba la abrumadora superioridad blanca. Los goles llegaron entre el minuto 17 y el 29. Si Benzema fue el mejor de esta primera parte (dos goles, un palo y una ocasión fallada), no perdamos de vista la primera media hora de Hazard. Vimos su mejor versión. Se pareció al jugador que se supone que es. Encarando, regateando, descargando, un peligro constante.

El 0-1 llegó tras una brillante jugada de Benzema. Su pase atras, viendo la entrada de Valverde al área provocó un intento de remate y otro de Modric. Finalmente la pelota llegó al francés, situado en un costado entre las dos áreas. Con precisión de jugador de billar Benzema anotó el 0-1. Dos minutos después una internada de Hazard es frenada por Blasis con una zancadilla en el área grande (sería la constante del partido: se iba o le derribaban). Sergio Ramos transformó el penalti. El tercero también llegó por una pena máxima. Hazard le cruzó un balón a Lucas Vázquez. Lucas se fue de Cote, su marcador, quien le derribó.  Esta vez fue Benzema quien lo lanzó.

En los primeros 45 minutos vimos a un Madrid ordenado, solidario, presionando, metiendo la pierna concentrado, jugando rápido (al primer o segundo toque pasado el circulo central), taponando los (escasos) remates del Eibar. A los 20 Escalante en un excelente disparo desde muy lejos fue el único chut que superó todas las trabas merengues. Se fue fuera por poco. Hasta los tres minutos de descuento no volvieron a inquietar la meta de Courtois. Fueron Escalante, de nuevo, y Enrich, de cabeza, quienes nos crearon dificultades.

La segunda mitad arrancó con signo distinto. El Eibar achuchó durante los primeros 10 minutos. Hasta que dos arrancadas primero de Hazard (por la derecha) y luego de Benzema, pusieron de nuevo las cosas en su sitio. Estos dos toques de atención alertaron a los locales. Y en eso llegó otro golazo, en el 60. Modric ve a Valverde y el uruguayo, desde fuera del área, la rompe muy en la onda Kroos. 0-4. Era su primer gol en Primera y rompía las esperanzas de los armeros.

En el 70 se retiraban Valverde y Hazard. Entraban Isco y Vinicius. Ambos disponían de tiempo suficiente para reivindicarse.

Cinco minutos después Courtois batía el récord de imbatibilidad de Keylor Navas. Otro varapalo para los medios antimadridistas.

Brahim también tuvo sus minutos. Entró en el 80 por Lucas Vázquez (el Eibar simultáneamente efectuó un doble cambio).

Muy buen partido del Madrid, especialmente en la primera mitad donde dejaron el encuentro visto para sentencia. Además de los tres puntos destacar dos aspectos: hemos recuperado la pegada (goleadas en casa al Leganés y Galatasaray y al Eibar en Ipurua) y de nuevo no hemos encajado ningún gol (cinco partidos seguidos).

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Madrid pierde el liderato en Mallorca

MIQUEL A. BORRAS AS

La derrota del Real Madrid por 1-0 en Mallorca le hace perder el liderato de la Liga. Era el tercer triunfo de los bermellones en esta Liga, la de su regreso a la Primera División. El Madrid perdía su imbatibilidad en el campeonato en esta novena jornada. El Barça con su victoria 0-3 en Eibar es el nuevo líder.

Zidane presentó un once con seis bajas (la de Carvajal por decisión técnica, Hazard por su reciente paternidad y las otras cuatro por lesiones). Lo que no cambió fue la apatía con la que el equipo salió a jugar. Lo contrario que el rival. Ellos salieron enchufados y a los siete minutos lograban el gol, por mediación de Lago Junior. Otra desconexión de nuestro engranaje defensivo. Y unos minutos después, antes de llegar al cuarto de hora de juego, les anularon otro tanto por fuera de juego.

Los primeros 20 minutos del Madrid fueron desastrosos. La decisión de Zizou de dejar a Fede Valverde en el banquillo y rodear a Casemiro con Isco y James fue de lo más desacertada. Ni el malagueño ni el colombiano son volantes. Isco no hizo nada y James lo intentó con balones largos. En uno de ellos, en el 26 cuando ya habíamos tomado las riendas del encuentro, Benzema remató a bote pronto al larguero. Fue la mejor ocasión blanca de todo el partido.

El equipo salió con otra actitud tras el descanso. Pero para nada. Porque no crearon ocasiones (llevaron más peligro en la primera parte). Mucho conducir la pelota, pero sin crear ocasiones ni terminar las jugadas. Un dominio infructuoso. Jovic se fue en el 65 (entró Rodrygo en un doble cambio en el que Valverde sustituyó a Isco). No la tocó. De hecho no hizo ningun remate. Costó 60 millones. De sus dos compañeros de delantera podemos decir que Benzema se movió, intentó aportar y estrelló un disparo en el larguero. Vinicius en su tónica: rápido, se va en el uno contra uno, pero falla en el último pase y de cara al gol (tuvo dos ocasiones en la primera mitad, especialmente una, en las que falló estrepitosamente). Brahim le reemplazó en el 80. Y le hicieron penalti en el 85: un flagrante y prolongado agarrón de Salva Sevilla en el área pequeña. ¿No lo vieron el árbitro, el juez de línea ni el VAR? Alucinante. El Madrid reclamó otro: uno a Casemiro pero la jugada estaba (mal) anulada por fuera de juego (que no era).

Odriozola vio la segunda amarilla en el 74. Inexplicable su acción temeraria, que dejó al equipo en inferioridad numérica. Con tiempo por delante. No tuvo su día (el gol vino por su banda).

El martes nos jugamos media clasificación de Champions en Estambul. ¿Qué versión del Madrid veremos?

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Lopetegui vuelve a naufragar en el Camp Nou

Marca

Lopetegui volvió a naufragar ante el Barça en el Camp Nou. Hace un año, entrenando al Real Madrid, cayó 5-1. Anoche al frente del Sevilla perdió 4-0. La primera derrota, ante un Barça sin Messi, le costó el puesto. Veremos que sucede este año con su continuidad en el banquillo sevillista.

El Sevilla, que llegó a liderar la Liga, ha perdido tres de sus últimos cuatro partidos. Solo ganó a la Real Sociedad (3-2), después de perder 3-2 en Eibar y haber caído 0-1 ante el Madrid. Los andaluces llevan 10 goles a favor y 11 en contra.

No vi el Barça-Sevilla. Preveía la goleada azulgrana y me interesaba más el Inter-Juventus. Ganó la Juve 1-2. Higuaín anotó el gol del triunfo. Cristiano Ronaldo estrelló un balón en el poste y le anularon un gol por fuera de juego de Dybala. Pero a lo que iba, vi un resumen amplio del Barça-Sevilla. Y me quedé con la misma sensación del 5-1 de la temporada pasada. Un partido en el que los equipos que salieron goleados pudieron haber hecho más. Esos partidos de «y si…». El «y si hubiéramos logrado el empate a dos» del año pasado o el «y si hubiéramos marcado primero con las ocasiones que tuvimos» de ayer. El caso es que el Barça puso los goles (los partidos los ganan quienes meten más goles no quien soba más la pelota).

Lopetegui no acaba de acertar dirigiendo a clubes (Castilla, Rayo, Oporto, Real Madrid). Su periplo en el Sevilla es aún una incognita. Lo que sí sabemos es que es un buen seleccionador. No es lo mismo el trabajo del día a día de un club, compitiendo cada semana, que entrenamientos y partidos de Pascuas a Ramos.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol