Archivo de la etiqueta: Dmitrovic

Real Madrid 3 Eibar 1

Marca

El primer once de Zidane me sorprendió en algunas cosas y despejó una duda (el ascendente de Marcelo sobre Mendy, confirmando que el mister ha recuperado al brasileño para la causa). Entre las sorpresas la ausencia de Fede Valverde y la presencia de Rodrygo. Un servidor no contaba con Marco Asensio (como así fue). Son demasiados meses inactivo y hay cinco cambios para ir dandole cancha poco a poco. Sobre Bale tenía mis sospechas sobre la campaña mediática a su favor. Exagerada a todas luces. Su suplencia confirma lo que pensaba y es una muesca más en el descrédito general del periodismo.

Sacó el Real Madrid de centro. Para atrás. Al medio minuto el balón llegó cedido a Courtois. Un minuto después volvió al meta blanco. El Madrid no pasaba de la divisoria del medio campo. Hasta que lo hizo, pasado el minuto tres. Un caracoleo de Benzema por la izquierda del área rival provocó un rebote. Kroos atento, desde el vértice del área, la centró con el interior de su pie derecho a la escuadra del palo contrario. 1-0. El Madrid no volvió a rematar a puerta hasta el 2-0 a la media hora de juego. En el intervalo parecía que el Eibar era el local y nosotros los visitantes, agazapados, esperando la contra. Y eso fue el segundo gol. Sergio Ramos se adelanta interceptando un pase del ataque armero. Lanza a Benzema. El galo avanza por la izquierda. Ve a Hazard a la derecha (se había cambiado de banda con Rodrygo). El belga avanza, pisa el área, encara al meta y no remata. Ve lanzado a Ramos por el centro y se la cede. El capitán la empuja a la red, pletórico de fuerza, en una jugada que arrancó en sus botas e ímpetu. En la imagen de Marca se aprecia la carrera de Ramos. El tercer remate a puerta fue de Hazard y fue el prolegómeno del 3-0. Una nueva combinación de Benzema con Hazard, que en el 36 seguía por el costado derecho. Esta vez el belga, nuevamente ante Dmitrovic, opta por disparar. El meta despeja como puede. El rechace le llega a Marcelo. El brasileño controla como puede, entra en el área por la esquina izquierda y suelta un cañonazo imparable. Era el cuarto remate del Madrid y el tercer gol (en esta jugada del 3-0 hubo dos remates).

Tras el descanso entraba Mendy por Carvajal.

Al minuto de juego de la segunda mitad Casemiro vio la amarilla. Y Zidane mandaba calentar a Militao, Bale y Vinicius. Mientras el Eibar disponía de su primera ocasión.

La sensación de un Madrid lento como en la primera mitad, salvo en las jugadas de los tres goles, desaparecía a medida que pasaban los minutos. Se jugaba al primer toque. Aunque provocase algunas perdidas. El Eibar parecía entero a pesar del resultado. En el 56 Courtois salvaba un gran disparo de Expósito. A continuación Mendilibar realizaba un triple cambio. Y el recién incorporado Sergio Enrich cabeceaba a la madera, en el saque de esquina tras la mencionada acción de Courtois. En el 59 una sucesión de rebotes, tras otro córner, originaba el tanto visitante, con Courtois atónito. Se lo apuntaban a Bigas.

Zidane daba entrada a Militao, Bale y Vinicius por Ramos, Rodrygo y Hazard.

El 3-1 le dio alas al Eibar. El Madrid se mostraba atolondrado. Dominaban ellos. Modric y Kroos estaban missing. En el 72 Casemiro se jugaba la segunda amarilla. La pausa de hidratación (min. 75) llegó en las inmediaciones de nuestra área. Valverde calentaba en la banda. Su presencia se me antojaba imprescindible. Tardó en entrar: en el 83 por Modric. Era el quinto y último cambio.

La entrada de Valverde produjo el efecto previsible: oxigenó al equipo. Pero el EIbar seguía erre que erre. Dieron cuatro minutos de descuento que fueron cinco.

El 3-1 es engañoso. No es de recibo que el Madrid en casa solo realice seis tiros a puerta. Aunque haya marcado tres goles. De esos seis remates cuatro fueron en la primera mitad. Así que imaginen la segunda mitad. Salvo unos minutos jugando al primer toque, el Eibar marcó el ritmo en los segundos 45 minutos. Y nosotros dimos demasiada sensación de indolencia. Esperemos que vayamos a más, porque el siguiente partido es el próximo jueves frente al Valencia. ¿Tendrán su oportunidad Isco y Asensio?

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Benzema salva les meubles

GABRIEL BOUYS AFP AS

Benzema salvó los muebles en el Real Madrid 2 Eibar 1. Su actuación fue completisima: marcó dos tantos que subieron al marcador, otros dos fueron anulados por fuera de juego, estrelló un balón en el poste y falló dos goles cantados (un mano a mano con el portero rival y otro a puerta vacía). Pero ya habrá tiempo y espacio para comentar su decisiva aportación en el partido de ayer, así que vayamos por el principio.

De entrada dudé de acudir al partido. El horario y el mal tiempo me echaban para atrás.   Un Juventus-Milan a las 18:00 y el Bayern-Borussia de las 18:30 eran reclamos (poco consistentes) para quedarme y poder verlos desde el principio. Finalmente decidí ir, algo que no hicieron miles de madridistas. El Bernabéu ofrecía un aspecto desolador (las imágenes son del fondo norte). Nunca había visto tan poca gente. Solo el día del Real Madrid-Napoles a puerta cerrada. Sí, aquel partido de Copa de Europa de La quinta del Buitre en el que el sobrevalorado Maradona acabó defendiendo a Chendo

El Eibar nos dio un repaso en la primera mitad. El 0-1 al descanso era fiel reflejo del buen planteamiento de los visitantes y de la bochornosa actuación de los locales. Ellos presionaban arriba con tres jugadores. Estaban mejor colocados en el campo. Llegaban antes a todos los balones. Las segundas jugadas, rebotes, etc. eran siempre de ellos. Nosotros no corríamos ni buscábamos el desmarque. Solo Benzema y los laterales (Odriozola y Reguilón) buscaban jugar y combinar con velocidad y profundidad. Mientras Varane, Isco y Bale competían por ver quien era el peor del partido. Curiosamente eran uno por linea.

Las dos únicas veces que el Real Madrid se aproximó al área rival, en esta primera mitad, fueron en fuera de juego. La primera, Bale falló ante el meta Dmitrovic, y la segunda, fue el primer gol anulado a Benzema.

Durante estos primeros 45 minutos, y en el descanso, comentaba que esto nunca sucedería con Cristiano Ronaldo en el campo. Siempre tenía a dos jugadores pendientes de él y un tercero haciendo la cobertura de sus dos compañeros. Y de paso se hinchaba a meter goles. Hagan la suma: tres con CR7 más el portero suman cuatro de 11. ¿De verdad nos van presionar tres a nuestros defensas? Eso ya son siete rivales. ¿Se van a quedar solo cuatro para vigilar a nuestros restantes nueve jugadores restantes? He descontado a Cristiano y al portero…

El gol de los de Mendibilar tardó en llegar pero llegó. Cardona, que entro en el once del Eibar por lesión de Pedro León momentos antes del inicio, sorprendió a la defensa blanca. Corría el minuto 38 y el 0-1 tuvo tres testigos de excepción: los centrocampistas del Madrid (Fede Valverde, Isco y Modric). Observadores privilegiados de una jugada en la que no la olieron. Los mismo puede decirse de los defensas.

En el descanso hubo Zinadina aunque Zidane lo negó en la rueda de prensa posterior al encuentro. Pero Reguilón confirmó que sí la hubo: “Zidane nos ha dicho cuatro cosas al descanso“. El caso es que el equipo afrontó la segunda mitad con otra actitud. Además de adelantar las lineas, estar más juntos y ¡correr! se apreciaron otros cambios: Bale pasó a la izquierda y Marco Asensio a la derecha mientras que Isco a veces pasaba a la media punta cuando Asensio ayudaba a cubrir las subidas de Odriozola. Ya se jugaba a otra velocidad y con las filas prietas.

A Benzema le volvieron a anular otro gol por fuera de juego pero en el 58 empataba de un certero cabezazo. Un córner corto propició un excelente pase de Asensio que el francés anotó.

Zidane hizo un doble cambio en el 75: Lucas Vázquez y Kroos entraron por Modric y un abucheado Bale (Brahim entró antes del descuento por Isco). El alemán, quien también está en el punto de mira, impuso su juego, el que raras veces hemos visto esta temporada. Templó y mandó. En corto y en largo. Sus cambios de dirección de banda a banda y los pases en diagonal acabaron de hundir al Eibar. Como me comentaba Humberto Ríos les estaba pasando factura la presión del primer tiempo.

En el 80 Kroos le ponía la pelota en la cabeza a Benzema. La picó hacia abajo como mandan los cánones. Era el 2-1 definitivo. Pero aún hubo más de Benzema: pudo haber marcado su tercer gol. Tuvo hasta tres oportunidades en los 10 minutos finales. Una fue al palo y la otro nos trajo de vuelta al peor Benzema: falló solo ante el portero y a puerta vacía (la mandó alta cuando solo tenia que empujarla).

Benzema lleva ya 26 goles esta temporada, 17 en Liga. Y son ya siete dobletes este curso. Su récord en el Madrid son 32 tantos en la 2011/12.

Salimos satisfechos con los tres puntos y la reacción del segundo tiempo. Vimos salir el sol tras el chaparrón de la primera mitad.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol